HomeEdición ImpresaSí se puede…

Sí se puede…

Ignacio Videla Dorna.
Un grupo de médicos veterinarios, especializados en grandes animales, asiste -desde junio- a una capacitación en gestión y negocios que se desarrolla en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Crece el interés por estos temas.
Escribe Patricio Jiménez

Allá por el año 2009 DOSmasDOS inició sus actividades con la convicción de que la profesión veterinaria necesitaba sumarle a sus tareas diarias herramientas de gestión y una visión de negocio más profunda que la actual.

En esos principios se basan nuestras acciones y otras que están llevando adelante empresas del sector.

Un ejemplo concreto hoy es el de Syntex, laboratorio que se encuentra organizando -en la sede porteña de la Escuela de Negocios Materia Biz- una capacitación intensiva para 50 veterinarios de todo el país.

Allí, mientras se realizaba una nueva jornada del segundo encuentro de los tres previstos en el programa del curso, nos recibieron Manuel Sbdar, fundador y director general de Materia Biz, Diego Fainburg, su director ejecutivo e Ignacio Videla Dorna, gerente de Especialidades Veterinarias de Syntex.

“Nuestra empresa está promoviendo la capacitación de sus clientes desde siempre.

Ignacio Videla Dorna.

Ignacio Videla Dorna.

Consideramos que, para poder ser eficaces en sus prácticas profesionales, ellos deben conocer técnicamente los programas que quieren aplicar, pero también -y hablando ya de esta propuesta- poder gestionarse eficazmente frente a la industria y a los productores. Deben saber de qué manera moverse”, comenta Videla Dorna y aclara: “Notamos que existen falencias en ese sentido. Los veterinarios en nuestra formación de grado no tenemos una capacitación solida en aéreas de gestión y marketing que nos permita desenvolvernos con fluidez. Es por ello que decidimos comenzar a trabajar en estos aspectos”.

Fue en ese momento que Syntex decidió contactarse con esta Escuela de Negocios, la cual está presente hoy en todo el país:

“Tienen una mirada que va más allá de la General Paz y esto no es habitual en la mayoría de las Escuelas de este tipo. Esto es clave ya que la materia prima con la que iban a tener que trabajar en esta instancia de capacitación es el profesional del interior del país. Vimos que ese conocimiento de lo que pasa en las provincias y el compromiso con esa realidad, sumado a la probada calidad académica de Materia Biz, aseguraban un resultado satisfactorio”, agregó Videla Dorna.

Manuel Sbdar.

Manuel Sbdar.

¿Pero en qué consiste, entonces, el trabajo de Materia Biz? El que toma la posta ante este interrogante es Manuel Sbdar, quien le comenta a DOSmasDOS que la idea original fue extender la difusión de conocimiento hacia la mayor cantidad de personas: “Es una vía rápida para conseguir sociedades más integradas y equitativas. Quienes integramos este proyecto venimos de las más grandes y prestigiosas escuelas de negocios de la Argentina, pero veíamos que el conocimiento que puede impactar en las mejoras de la gestión de las empresas quedaba en el pasado muy acotado en un círculo muy pequeño: era sólo para aquellos que podían pagar honorarios elevados. La capacitación no llegaba a las PYMEs, por ejemplo. Es importante tener en cuenta que en Argentina existen un millón de pequeñas y medianas empresas, que aportan cerca del 55% del producto bruto del país y generan el 80% de los puestos de trabajo”.

Ya ingresando puntualmente en la capacitación, Diego Fainburg cree que la problemática del médico veterinario y la gestión de sus negocios es común a otras actividades: “En general, los profesionales tienen conocimientos específicos en sus áreas y cuando comienzan con sus

empresas se dedican a trabajos técnicos, que desempeñan con muy buenos resultados. El tema es que cuando van creciendo, se encuentran con que tienen que hacer menos de lo que saben y más de lo que no. Ese es un patrón común en cualquier profesión”.

Diego Fainburg.

Diego Fainburg.

Es precisamente en ese momento cuando aparece un punto más crítico. Cuando los negocios crecen, ¿hay que dejar de ser el profesional y transformarse en empresario? En definitiva y sin rodeos ¿hay que dejar de ser veterinario?

Videla Dorna se encarga de responder el interrogante: “Desde el lado del mercado actual, lo que se demanda es un veterinario distinto; que cambie para no quedar excluido del negocio.

La empresa agropecuaria no es la que supimos ver a principios y hasta mediados del Siglo XX (estáticas, familiares, donde el ganadero, vivía en la Ciudad de Buenos Aires y manejaba el campo comunicándose con el capataz de vez en cuando).

Ese modelo desapareció. Hoy existe un empresario activo, personalmente comprometido y sobre todo capacitado, que no es muy diferente a un empresario industrial; maneja herramientas de gestión, se ha actualizado y, claramente, demanda otro tipo de servicio profesional.

El veterinario ha visto cómo -poco a poco- se iba quedando afuera de esa empresa. Entonces, ¿tiene que dejar de ser veterinario? Claramente, sí. Debe dejar de ser el veterinario que fue, debe dejar de ser solamente el responsable del plan sanitario en el campo, debe capitalizar su conocimiento técnico y agregarle herramientas de gestión.

Hoy debe ser el interlocutor del empresario, considerarse a sí mismo como su socio, su consultor. Claro que para muchos es difícil hacerlo debido a que no cuentan con las capacidades necesarias y es por ello que Syntex apunta a brindarles las herramientas para que se puedan instalar en ese lugar, que les corresponde”.

El curso propiamente dicho se desarrolla a lo largo de tres encuentros, uno por mes, de tres días cada uno. Son en total seis módulos de 12 horas cada uno.

El primer encuentro tuvo lugar en junio; el segundo, en julio; mientras que el último transcurrirá en agosto. Los temas que se tratan están ligados a: Negociación, Estrategia, Finanzas, Economía, Habilidades gerenciales y Operaciones: “Todos estos módulos se bajan a la práctica, planteando herramientas específicas; se expone una problemática, para luego intentar resolverla eficazmente”, cuenta Fainburg, quien -además- es profesor de Economía y Negocios.

Si bien el curso aún no terminó, Videla Dorna está muy conforme con lo que se realizó hasta el momento: “El presentismo ha sido excelente, todos están muy satisfechos por lo que han visto hasta ahora y expectantes por lo que vendrá”.

La opinión de los veterinarios

A la capacitación organizada por Syntex asisten 50 médicos veterinarios de todo el país: “Trabajamos hace muchos años en estos temas, forma parte de nuestra propuesta de valor agregado hacia el mercado. Si bien hasta ahora las acciones estuvieron orientadas a cuestiones técnicas, percibimos un incremento en la demanda de este tipo de cursos. Nos hicimos cargo de ello e invitamos a participar a quienes -por su perfil- podían estar interesados”, explicaron desde la empresa.
Aquí las opiniones también de los asistentes:

  • Gabriel Saralegui, 9 de Julio, Buenos Aires. Veterinaria Saralegui: “Desde siempre tuve la inquietud de seguir capacitándome; hice algunos cursos de Economía y un posgrado en Management, siempre orientado a la profesión… para jerarquizarla. Puntualmente, este tema me entusiasma porque, viendo estos conceptos en profundidad, puedo analizar las tareas que realizo a diario, para descubrir puntualmente si es un negocio interesante o no”.
  • Gonzalo Poodts, Salta. Especialista en reproducción:“Recibí la invitación y me pareció interesante. Creo que constituye una buena herramienta para la formación de un profesional integral. No sólo sirve para aplicarlo uno, sino que es una forma de entender al cliente.”
  • Marcelo Núñez, Venado Tuerto, Santa Fe. Tecnovet: “Era algo que estaba buscando hacer, porque la empresa en la cual trabajo creció mucho en estos 20 años: manejamos empleados, tenemos sucursales… Y veía una falencia en mi parte, por falta de conocimiento de gestión y gerenciamiento.

Llega un punto en el que uno o se queda ahí o da el salto. Todas estas herramientas son fundamentales.”

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: