HomeNoticias de ActualidadEstrategias olímpicas de trabajo en equipo

Estrategias olímpicas de trabajo en equipo

Siempre es positivo tener en cuenta los principales lineamientos que siguen los grandes líderes de equipos. Bow Bowman, entrenador de Michael Phelps, ofrece algunos consejos que resultan aplicables para mejorar el rendimiento en una empresa.

Aprovechando los Juegos de Invierno de Sochi, el Portal Inc. entrevista a Bob Bowman, entrenador de diversos nadadores -entre ellos, Michael Phelps-, que resume en cuatro consejos los aprendizajes del deporte de élite que pueden aplicarse a cualquier trabajo en equipo en el mundo empresarial.

bob-bowman

Bob Bowman y MIchael Phelps.
Fuente: www.baltimore.cbslocal.com

1. Abandonar la mentalidad de la talla única
Bowman afirma que ha tenido mucho más éxito cuando ha diseñado estrategias a medida que cuando ha aplicado el “café para todos”, porque solo las personas mediocres responden a este enfoque. Ni los que tienen un excelente desempeño, ni los que tienen uno por debajo de la media merecen un trato igual a los demás.

2. Determinar el patrón del oro
Igual que los competidores olímpicos, cada negocio “tiene un estándar de oro”, que debe decidir la dirección y transmitirla a su personal. Una vez fijado el objetivo que se quiere alcanzar, toda la empresa debe centrarse en conseguirlo, independientemente de lo que estén tratando de hacer los competidores. Según Bowman, “si has avanzado un poco más que ayer ya has ganado”.

3. Continuar desarrollando las habilidades
Aunque todo el equipo esté centrado en un objetivo común, es importante encontrar la manera de seguir trabajando las fortalezas y las debilidades de cada miembro del equipo. También mediante la observación de cada individuo se pueden depurar las mejores y las peores prácticas que están afectando directamente el resultado global, afirma el entrenador.

4. Aceptar que los desafíos serán diarios
A diferencia de los competidores olímpicos, que se lo juegan todo a una oportunidad cada cuatro años, las empresas tienen, por suerte o por desgracia, la oportunidad de acertar o errar cada año, cada mes, cada día. Por eso, es importante mantener una atención constante, aunque también hay que saber aceptar los errores. En este sentido, Bowman incide en el tópico de que se aprende mucho más de los fracasos que de los éxitos.

Fuente: www.equiposytalento.com

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: