HomeEdición ImpresaSe crea el Sindicato Argentino de Veterinarios

Se crea el Sindicato Argentino de Veterinarios

Los integrantes del Sindicato se mostraron optimistas en cuanto al futuro de las acciones a realizar.

Sus responsables ya presentaron, ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, un primer estatuto para su conformación.

Los integrantes del Sindicato se mostraron optimistas en cuanto al futuro de las acciones a realizar.

Los integrantes del Sindicato se mostraron optimistas en cuanto al futuro de las acciones a realizar.

Desde hace años se percibe entre los veterinarios de distintas partes del país disconformidad sobre las condiciones laborales en las cuales se desenvuelven aquellos que trabajan, fundamentalmente, en relación de dependencia.

Los temas suelen repetirse y, a nivel general, se vinculan -por ejemplo- con la imposibilidad de discutir y acordar un salario mínimo, formal y básico con sus empleadores, así como tampoco sobre aguinaldos, ART o los alcances mínimos y máximos de las jornadas laborales.

Más allá de esto y tomando en consideración la creciente participación de las mujeres en el rubro, se percibe la necesidad de comenzar a regularizar licencias, vacaciones y hasta los perjuicios por accidentes laborales, sobre los cuales aún resta mucho camino por recorrer.

“Se ha instaurado que como siempre se trabajó de este modo, todo debe seguir igual. Pero esto no es cierto; existen derechos que no se nos están respetando. Por eso que decidimos dejar de lado las quejas y accionamos en búsqueda de una solución real”. Estas fueron las palabras esgrimidas ante esta Revista DOSmasDOS por los representantes del grupo de profesionales de Buenos Aires (Ciudad Autónoma y provincia) que presentó ante el Ministerio de Trabajo de la Nación un primer estatuto para la conformación del Sindicato Argentino de Veterinarios.

Así fue como Ignacio Arrayago, Verónica Di Crescenzo, Alejandro González, Sofía Larosa, Jesica Grandinetti, Silvina Marchese, Florencia Martin y Gisela Roncero, profundizaron en las acciones realizadas.

“Nos conformamos como grupo estable en octubre de 2013, planificando las acciones para ya el 22 de mayo realizar nuestra Asamblea constitutiva. Hemos dado el primer paso ante el Ministerio de Trabajo y ahora nos encontramos en una etapa de difusión”, comentaron.

Vale destacar que el Sindicato tendrá alcance nacional y que todos los veterinarios (empleados, no empleadores) podrán formar parte del mismo, sin distinciones según la rama en la cual se desempeñen.

Además y hasta tanto se logre la aprobación oficial, los interesados podrán adherirse a la iniciativa tanto de modo personal, como por medio de www.savet.com.ar.

“Las adhesiones no implican pago alguno; esa es una etapa posterior a la inscripción definitiva, a partir de la cual el Sindicato comenzará a deducir porcentajes del sueldo bruto de los afiliados, tal como ocurre en cualquier otro rubro”, explicaron. También destacaron que si bien la sindicalización es un derecho, puede ejercerse de manera opcional.

“Lógicamente necesitamos de la participación activa y el compromiso de los interesados”, agregaron.

Otro tema importante tiene que ver con las diferencias que existen entre un Sindicato y un Colegio o Consejo.

Frente a esto, explicaron: “Si bien las entidades profesionales tienen la posibilidad de estar en contacto con los involucrados, resguardando que se cumplan las condiciones mínimas, no tienen injerencia en las características de la relación laboral que se genera entre empleado y empleador”. Y agregaron: “Es importante también poder ejercer poder de policía en materia de competencia desleal, como así también en no depender de montos sugeridos para las prácticas profesionales sino ya contar con valores reales, establecidos de manera obligatoria”.

En relación al tema y si bien manifestaron aún no haber mantenido contacto alguno con los Colegios y Consejos, dejaron en claro que “la idea es sumar para mejorar las condiciones de los profesionales”.

Por último los veterinarios sostuvieron que el trabajo que les depara el futuro no será sencillo, pero que existen las herramientas suficientes como para no sólo jerarquizar la profesión en cuanto a lo técnico, sino también atendiendo sus condiciones laborales.

“Tenemos el ejemplo de otras profesionales que lo han logrado, contamos con un grupo consolidado, ideas y muchas ganas de focalizarnos no en los problemas, sino en la forma de resolverlos”, concluyeron los médicos veterinarios.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: