HomeEdición ImpresaDe clínica a empresa veterinaria, paso a paso

De clínica a empresa veterinaria, paso a paso

Mi primera veterinaria

Al momento de iniciarnos en el mercado, deberemos tener en cuenta la planificación, administración, el manejo de los recursos humanos y una mirada atenta sobre las propuestas comerciales que vamos a desarrollar.

Escribe: MV Antonio Castelletti, MBA. antonio.j.castelletti@zoetis.com

Al finalizar la Facultad y recibirse, se despierta en los veterinarios un gran interrogante en cuanto a cómo introducirse en un mercado altamente competitivo. Las oportunidades laborales son diversas: laboratorios clínicos, empresas farmacéuticas, investigación y dictado de clases, etc. Pero en otros casos (buena parte de ellos), la decisión es abrir una veterinaria.
Llegado el momento de avanzar con un local orientado a la venta de productos y servicios para el sector ganadero, existen algunas pautas a tener en cuenta.

Cambio de pensamiento
La apertura de un negocio nos demanda la necesidad de pensar en una Empresa Veterinaria y no ya en una Clínica. Deberemos tener en cuenta la planificación, administración, el manejo de recursos humanos y una mirada atenta sobre las propuestas comerciales que vamos a desarrollar.

Armado de un Plan de Negocio
Es un documento donde se describe y explica la actividad a desarrollar. En un primer momento se deberá definir la visión de la empresa. Un ejemplo: “ser la veterinaria de primera elección para el productor ganadero en cuanto a productos farmacéuticos y servicios profesionales”.
El segundo paso es declarar su misión, como por ejemplo: “buscar el máximo beneficio productivo y económico posible para nuestros clientes”.
Se deberá describir un análisis externo, teniendo en cuenta dos aspectos fundamentales: ¿Cuáles serán nuestros clientes? y ¿cuáles nuestros competidores?
Luego podremos realizar un análisis interno, donde lo importante es saber qué vamos hacer, cómo lo haremos y con quién, y qué estrategias utilizaremos.

Asesoramiento contable
Esta es una de las cuestionas relevantes al momento de poner en marcha la veterinaria, sobre todo en temas de inscripciones, impuestos, contabilidad mensual, presentaciones de balances, liquidaciones de sueldos, asesoramiento y otros, según el profesional y la conformación de su equipo.
Por lo general, el trabajo contable regular se maneja con un pago fijo mensual, acordado en base al nivel de actividad.
Será clave entender qué actividades están incluidas en la propuesta y cómo pueden variar los honorarios en el futuro.
Si bien la presentación de trámites y obligaciones impositivas son importantes, no menos relevante será sumar al asesoramiento informes con tendencias y proyecciones para tomar decisiones.

Comentarios

Valoración: