HomeNoticias de ActualidadAcciones de productos para animales crecen al doble que el S&P 500

Acciones de productos para animales crecen al doble que el S&P 500

Las “pet stocks” son un boom con índice propio, el “Pet Passion Index”. En lo que va del año, su rendimiento ya toca el 20%. Es visto como un sector más seguro que el de la Salud

“La grandeza de una nación y su progreso moral puede ser juzgado por la forma en que sus animales son tratados”. ¿Es lícito extrapolar esta máxima de Gandhi a Wall Street y sus inversores? Porque hoy todos en la bolsa de Nueva York están seguros de que hay que cuidar mucho más a las mascotas, ya que están siendo muy rentables para los mercados financieros. De hecho, en estos momentos es un boom el segmento de acciones de empresas especializadas en productos y servicios para animales, beneficiado por un significativo rally alcista.

Los números hablan por sí solos: en lo que va del año, estas pet stocks (“acciones de mascotas”, como se las conoce en los mercados) llevan creciendo casi un 20%, más del doble que el incremento registrado por el índice S&P 500 (+9,8%). De hecho, la compañía Motif Investing creó un índice especializado, el Pet Passion Index, para impulsar las inversiones en el sector.

¿Por qué hoy existe un boom entre estas acciones? Para los analistas, la primera explicación se encuentra en el ciclo económico positivo que vive EE.UU. desde hace un tiempo. Gracias al crecimiento de la economía estadounidense y del índice de confianza de los consumidores, las familias vuelven a gastar en sus mascotas. De hecho, se estima que para todo 2017, el gasto en productos y servicios para animales alcanzará la increíble suma de ¡u$s 69.000 millones! Para comparar (si es que sirve), solo basta recordar que las reservas internacionales de la Argentina apenas rozan los u$s 50.000 millones.

Fanáticos

Además, los estadounidenses son fanáticos de las mascotas. Sólo con ver la cantidad de programas de televisión por cable que existen para ellas (empezando por la señal “Animal Planet”), uno toma real dimensión del mercado al que se apunta. Justamente, las estadísticas muestran que dos de cada tres estadounidenses poseen al menos un animal de compañía. Y según la American Pet Products Association (APPA), el gasto dedicado a las mascotas se triplicó en los últimos 20 años.

“Las personas viven más tiempo y no tienen más hijos en sus hogares. Simétricamente, los millenials [nacidos entre 1980 y 2000, N.del R.] tienen hijos cada vez más tarde y adoptan animales. En ambos casos, perros y gatos llenan un vacío y se convierten en un miembro de la familia por completo. Esta humanización lleva a comprar productos de mejor calidad y más caros”, explicó Zain Akbari, analista de la consultora internacional Morningstar.

El espectro de productos y servicios ofrecidos tiende al infinito, a tal punto que se vuelve tan sofisticado como el que requiere una persona. Hace rato que pasó el tiempo en que el mercado de mascotas abarcaba principalmente a los alimentos, que hoy solo representan un tercio del total. Ahora hay paseadores, organizadores de fiestas de cumpleaños, alojamientos de vacaciones, personal trainers… ¡hasta clínicas especializadas donde se pueden realizar tratamientos con células madre, quimioterapias, prótesis de cadera, tomografías computadas y curas para bajar de peso que incluyen cintas de correr para perros y gatos obesos!

De acuerdo con Bob Vetere, CEO de la APPA, “La gente está dispuesta a cuidar a sus animales como si fueran sus hijos. Quieren que gocen de buena salud y coman mejor para que vivan por más tiempo”. En ese sentido, la Asociación de Veterinarios de EE.UU. cuenta con 40 especialidades médicas diferentes, lo que da la pauta de lo sofisticado que se volvió el sector.

Encima los millenials, que son fanáticos de la tecnología, están dispuestos a gastar bastante dinero para comprar productos como collares conectados con GPS y que miden el tiempo de ejercicio de una mascota, cámaras 360 para hablarle al animal de manera remota desde un celular, o incluso el botón “Pawcall”, que permite a un perro llamar a sus “padres” humanos en caso de emergencia o ataque de pánico.

Un mercado muy prometedor

Por eso no sorprende esta fiebre que se apoderó de los inversores por diversificar parte de sus carteras en pet stocks. Todos son conscientes de que el futuro es muy prometedor, y de hecho el gigante de las golosinas Mars ya factura más en su división de productos y servicios para animales que en la de chocolates (las mascotas representan más de la mitad de sus ingresos anuales).

Pero no solo las multinacionales de alimentos ven el filón que hay en el sector; también los fondos de inversión, que de a poco van multiplicando las adquisiciones de compañías especializadas. En 2014, el fondo BC Partners compró la cadena de tiendas para mascotas PetSmart en más de u$s 8000 millones, y en 2015 le tocó a su competidor CVC adquirir la otra gran cadena del sector, PetCo, por unos u$s 5000 millones.

Dentro del índice sectorial Pet Passion Index, las empresas relacionadas con los cuidados y seguros de animales son las que más crecieron en el último año. Tal el caso de PetMed Express (vende medicamentos para perros a través de un sitio web), cuya cotización se duplicó en tan solo 12 meses.

Además, hoy los inversores confían más en las compañías que proveen servicios de salud a mascotas que a las personas. Para los mercados, este rubro es más seguro (a la hora de invertir) que el de Salud, y sobre todo después de las idas y vueltas que sufrió el gobierno de Donald Trump para tratar de desactivar el Obamacare. Igualmente, tampoco escapa a los inversores que el costo de una demanda por mala praxis resulta mucho menor entre los veterinarios que entre los médicos. Si, como reza el famoso proverbio, el perro es considerado el mejor amigo del hombre, en Wall Street están cada vez más convencidos de ello.

Fuente: El Cronista

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: