HomeEdición Impresa“Existe un mercado que no atendemos y allí está la oportunidad”

“Existe un mercado que no atendemos y allí está la oportunidad”

El consultor holandés Richard Nap participó de la 17º edición del Congreso Nacional de AVEACA y analizó aspectos centrales en los cuales las veterinarias pueden sustentar su crecimiento.

Richard Nap.

Richard Nap.

Las mascotas se cuentan de a millones en la Argentina y su presencia en los hogares ocupa cada vez un rol más protagónico.
Tomando nota de este contexto, se montó la 17° edición del Congreso Nacional de AVEACA, con la participación de disertantes tanto nacionales, como también internacionales.
Javier Mas, presidente de la institución, dialogó con esta Revista 2+2 y destacó la consolidación de cinco salas simultáneas de conferencias en el Palais Rouge de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “Esto nos permitió ofrecer una amplia variedad de temas para los profesionales veterinarios, comprendiendo que las necesidades de los asistentes no son siempre las mismas”, sostuvo Mas.

Mirá la cobertura completa de AVEACA en Full HD

En lo que significó una doble jornada de capacitación con más de 1.000 asistentes, esta Revista 2+2 participó de una nueva edición del Congreso Nacional de AVEACA y, a partir de la palabra de los que más saben, sumó contenido de valor para los profesionales del sector.

El encuentro que se realizó los pasados 5 y 6 de octubre tuvo una asistencia superlativa, con más de 1.000 visitantes, entre estudiantes y profesionales de medicina veterinaria, para escuchar entre otros, al consultor holandés Dr. Richard Nap y el francés Frédéric Beugnet (Ver recuadro).

Una mirada estratégica
“Este tipo de reuniones profesionales son únicas e importantes, tanto por la capacitación científica como por su aspecto social. Encontrarse con colegas y conversar sobre el negocio y los aspectos comerciales es también importante”, afirmó Nap en su entrevista con esta Revista 2+2.
“A partir de mi experiencia como profesor universitario en la Universidad de Utrecht, Holanda, pero también como profesional privado, entiendo que aún existen diversas herramientas que se pueden utilizar en la clínica veterinaria y no se están aprovechando”, disparó. Y completó: “Por ejmeplo, en el mercado argentino hay muchas oportunidades. Es cuestión de avanzar en el uso de estrategias y acciones sencillas de implementar y que no requieren de grandes inversiones”.
Para el especialista, una de las cosas más importantes a tener en cuenta tiene que ver con la segmentación del mercado, que muchas veces no aplican los veterinarios, ni en Argentina, ni en el mundo.
“Los veterinarios nos preocupamos mucho por cuál es la capacidad de pago del cliente y hacemos foco en la base de la pirámide. Es decir, en aquellos que menos capacidad de compra tienen. Entonces, condicionamos la oferta. Si en cambio pusiéramos el foco más arriba, utilizando por ejemplo un esquema de estrellas similar al que utilizan hoteles, podremos identificar distintos mercados, con clientes diferentes”, analizó Richard Nap. Y siguió, “Un cliente que frecuenta un hotel de una estrella no compite con aquellos de cinco estrellas y lo mismo sucede con los veterinarios. Existe un mercado que no atendemos y ahí está la oportunidad”.

¿Qué puede aportar este artículo?

La visión del profesional veterinario puede estar sesgada estrictamente a ejercer su oficio en la clínica, pero la pata comercial resulta fundamental para la sustentabilidad del negocio y por ende, la profesión.
El consultor internacional Richard Nap, de paso por Buenos Aires con motivo del 17° Congreso Nacional de AVEACA, compartió algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de pensar estratégicamente el desarrollo de la clínica veterinaria. La segmentación como un elemento para determinar a qué público orientar el negocio y un armado integral del espacio de trabajo, desde los aromas hasta una recepción luminosa, forman parte de una visión a la que hay que dedicarle tiempo y dinero.

Nap, en un nuevo paso por la Argentina, aportó más detalles respecto de cómo actuar en ese sentido: “En mi interpretación sobre la posibilidad de explotar ese segmento cinco estrellas, apelo a dos dimensiones. La primera tiene que ver con lo más frío, técnico, bien científico, enfocado en lo que tiene que ver con la educación continua y la suma de certificaciones. Mientras que la otra, tiene que ver con el aporte de cariño, emoción, comunicación y conexión con el corazón del dueño. En este caso, tiene que ver con la percepción del lugar independientemente del servicio que vamos a ofrecer”, describió.
“En el país ambas dimensiones se puede mejorar. En el caso de este último aspecto, puede modificarse con sillas de calidad en la sala de espera; el tiempo que debe esperar, generar o implementar un sistema de reserva de turnos, la luminosidad del lugar, ofrecer cosas que no suelen venderse, acceso al wifi, plantas o la oferta de café y la calidad del café. Son todos elementos que se pueden implementar para lograr una experiencia optima de la atención de la salud animal”, enumeró Nap.
“No es importante lo que piense la gente después de la visita, sino cómo se siente, porque esto último es lo que van a comunicar”, concluyó el holandés.

Comentarios

POST TAGS:
COMPARTIR:
Valoración: