HomeEdición Impresa“Sin sanidad, no hay productividad posible”

“Sin sanidad, no hay productividad posible”

Así lo aseguró la flamante presidente de Caprove, Mónica Bressi, que compartió escenario junto al presidente de Clamevet, Jorge Dale, en el marco del desayuno por los festejos del 15° Aniversario de MOTIVAR el pasado 19 de octubre.

Nicolás de la Fuente

Son pocos los medios que pueden celebrar 15 años ininterrumpidos en el mercado veterinario argentino. MOTIVAR es uno de ellos, hermano mayor de esta Revista 2+2, y celebró su aniversario el pasado 19 de octubre con un desayuno cargado de emociones y disertantes para los más de 300 asistentes que se dieron cita, en el Golden Center de la Ciudad de Buenos Aires.
Las palabras de bienvenida por parte del socio fundador y editor general de las publicaciones, Luciano Aba, fueron seguidos por el primer panel de la jornada, conducido por el periodista de Radio Mitre, Carlos Lencina, y protagonizado por los presidentes de las cámaras sectoriales Caprove y Clamevet, Mónica Bressi y Jorge Dale, respectivamente.
A su vez, a lo largo de la mañana, la mirada política del columnista de Le Monde Diplomatique, José Natanson y un repaso por el presente internacional, de la mano de Andrés Repetto, representaron los platos fuertes del encuentro.
A su vez, un panel sobre el presente y las expectativas de la ganadería local de la mano de tres MV como lo son, Fernando Gil (consultor), Federico Berger (FEVA) y Silvio Marchetti (Ministerio de Agroindustria) y la presencia, en el final, del humorista Pablo Fábregas, fueron de la partida.

Un mensaje recurrente
El periodista invitado, Carlos Lencina abrió el juego y disparó: “La presencia de las mujeres en la actividad agropecuaria me pone muy contento”.
Y Mónica Bressi tomó la posta: “Me da mucho gusto y una gran responsabilidad presidir una cámara que tiene 71 años de existencia, donde tratamos distintos temas de interés de las empresas y tenemos comisiones internas que tratan segmentos como avicultura, industria, farmacéuticos, biológicos, de todas las especies. Pero nuestro mayor esfuerzo está puesto en el uso del producto veterinario como factor importantísimo en la mejora de productividad. Lo venimos haciendo, pero debemos mejorar la comunicación general”.
A su turno, Jorge Dale, explicó que, en base a las encuestas que realizan entre los asociados, podemos decir que hay un factor común, que pasa por una baja de rentabilidad generalizada. “Todas siguen con cifras por encima del punto de equilibrio”, reconoció el profesional. Y avanzó: “Entre las causas están la suba de los costos indirectos y retracción en las ventas. También algunos factores puntuales como las inundaciones y su injerencia en la producción”.
El presidente de Clamevet compartió también algunos datos sobre los 53 laboratorios que integran la entidad. “Un 70% de ellos planta de elaboración propia, redundando en una destacada capacidad productiva, con una alta demanda de personal calificado”, aseguró Dale, al tiempo explicaba que en el total de empresas conviven algunas con menos de 10 empleados y otras con más de 60 personas.
“Un 50% de los laboratorios agrupados en Clamevet que tienen planta propia ya están certificados con las GMP del Senasa y el resto están en proceso de hacerlo”, señaló.
Y agregó: “Entre nuestros objetivos está el de facilitar e incrementar las exportaciones, segmento en el cual hoy se destacan los países latinoamericanos como principales clientes de los productos nacionales”.

Sanidad y productividad
“Si nos referimos al sector ganadero bovino, es evidente que hace más de 20 años que hablamos de un destete del 60 al 62%. Sobre una población de 37 millones de cabezas, veremos que solo se vacunan 20 millones por carbunclo; en materia de brucelosis y a pesar que es de vacunación obligatoria, sobre 7,2 millones de terneras solo reciben su vacuna unas 5 millones; los 40 millones de animales prestos a ser vacunados en el pre-servicio, se reducen a solo 10 millones cuando efectivamente se concreta la vacunación. Esto se repite en prácticamente todo los síndromes”, se lamentó Bressi promediando el panel. Y reforzó: “No se pueden seguir aprobando solo 110 millones de dosis por año. Si esto no cambia, seguiremos hablando de lo mismo en cada evento de MOTIVAR”.
“Al veterinario lo podemos entender desde dos aspectos: el estrictamente profesional y desde lo comercial”, afirmó Dale.
“Con respecto a lo primero, comunicar los planes tanto oficiales como no oficiales y explicar la importancia del buen uso de los medicamentos es primordial. Es mucho lo que cuesta a la industria demostrar que sus productos no dejan residuos en los animales de consumo, de allí la importancia de que se bien utilicen en el campo. A su vez, el control de los tiempos de retiro es responsabilidad de los médicos veterinarios”, agregó Jorge Dale.
Y completó: “Desde lo comercial, también debemos tener presente que la cadena empieza en la industria, sigue con los distribuidores y participan los veterinarios. En estas tres fases debemos optimizar la rentabilidad para cada uno de los eslabones”.
Luego de esto, llegó el turno de que Mónica Bressi opinara estrictamente sobre lo que ocurre en el segmento de las mascotas, evidenciando algunas similitudes.
“Hay 10 millones de perros y 3 millones de gatos, pero entre los actores públicos y privados se logran aplicar solo 2,5 millones de vacunas antirrábicas. ¿Quién está más próximo al dueño de la mascota que el veterinario? El profesional es una pieza clave en revertir estas situaciones. Hay que revalorizar la importancia del veterinario”.

Una mirada hacia adelante
En base a las encuestas internas realizadas por Clamevet, Jorge Dale sostuvo que de cara al próximo año se observa optimismo entre sus colegas.
“La mayoría de las empresas garantizaron realizar reinversiones en equipamiento y desarrollo. Es muy importante el tema exportación, porque permite equilibrar la balanza comercial del país y el ingreso de divisas”, aportó el profesional. Y avanzó: “En ese sentido, para los exportadores más pequeños sería necesario que se simplifiquen trámites aduaneros que son muy onerosos”, advirtió el presidente de la Cámara.
“Otra oportunidad que observamos es la elaboración de nuevos productos y para eso contamos con una estrecha relación con el INTI y las universidades, donde buscamos que las empresas se asocien con esas instituciones”, finalizó.
Finalmente, la presidenta de Caprove, Mónica Bressi cerró el panel moderado por Carlos Lencina explicando que “las perspectivas son buenas y estamos en un buen momento para poner en marcha acciones concretas. Tenemos que dejar de pelear por un mercado siempre del mismo tamaño y, a partir de los índices que manejamos, trazar el potencial que tenemos para poder crecer”. Y culminó: “Estoy convencida que sin sanidad no hay productividad posible. El momento es hoy. Contamos con el apoyo del Gobierno actual y su Ministerio de Agroindustria. Debemos comprometernos”.

Comentarios

POST TAGS:
COMPARTIR:
Valoración: