HomeEdición ImpresaClaves para entender cómo funcionan las tarjetas

Claves para entender cómo funcionan las tarjetas

Claves para entender cómo funcionan las tarjetas

De crédito o débito, son un elemento indispensable a tener en cuenta a la hora de abrir o reposicionar un local comercial. A continuación, una primera mirada sobre el tema de la mano del equipo de IncreaseCard.

Escribe Álvaro Casas

Paso a paso, ¿cómo evitar inconvenientes?

En el ABC del comerciante, cobrar con tarjetas es recurso muy común, pero ¿cuál es el proceso ideal para evitar problemas e inconvenientes? El que recomendamos consta de cuatro pasos que detallamos a continuación:
1) Venta: El proceso de venta empieza con el deslizamiento de la tarjeta por el terminal POS y luego la impresión del ticket comprobante de venta que debe ser firmado con Nombre, Apellido y DNI. Es importante siempre en este paso pedirle al cliente que presente el DNI para poder verificar que coincida la foto, firma y número de documento con la apariencia y datos ingresados.
De esta forma evitamos el fraude y nos resguardamos en caso de que el cliente haga un desconocimiento de compra en el futuro.
2) Cierre de lote: Al final del día se realiza el “Cierre de lote”. ¿Qué es esto? Es una operación que se hace en el terminal POS y consiste en el envío electrónico de todas las operaciones que fueron realizadas a las administradoras de las tarjetas de crédito para ser procesadas.
3) Procesamiento: Las administradoras de las tarjetas procesan las transacciones y les asignan una fecha de acreditación.
4) Acreditación: Llegado el día de pago, cada tarjeta genera una “Liquidación”. Este es un documento donde se detallan todas las ventas que están siendo pagadas, todos los descuentos que se aplican sobre las mismas y el monto neto a acreditarse.
Así, si en nuestro local aceptamos, por ejemplo, Naranja, American Express, Visa y Mastercard, tendremos usualmente cuatro liquidaciones por día.
Esto significa 80 liquidaciones por mes por cada local que tengamos, todo un desafío para controlar.

¿Y qué más?
Dentro de los descuentos que se aplican en la liquidación se encuentran los siguientes:
– Comisión de las tarjetas (arancel): 3% para ventas con tarjeta de crédito 1,5% para ventas con débito.
– Costos financieros: estos son los costos que se aplican por la financiación en cuotas de la venta. (este es un costo que debe ser transferido al cliente).
– Costos de promoción: según el arreglo particular que haya con cada banco.
– Impuestos, retenciones y percepciones:
– IVA: se aplica sobre el arancel, costo financiero y costo de promoción.
– IBB: se aplica sobre el total de la venta.
– Ganancias: se aplica sobre el total de la venta.

Una herramienta más de la estrategia comercial que puede ser adoptada en los comercios veterinarios tiene que ver con sumar la Terminal POS sobre el mostrador. Aunque para muchos esta posibilidad esconde costos que la tornan inviable, puede ser un recurso fundamental para atraer más clientes e incrementar las ventas. Es por esto que en este artículo desterramos algunos mitos y aportamos claridad sobre este elemento para cobrar vía débito o crédito.

Entre lo que se dice y la realidad
“Las tarjetas me terminan descontando cerca del 10% en vez del 3% que dicen porque tienen gastos ocultos y poco claros”. Esto es falso.
Es importante explicar que el costo de aceptar tarjetas de crédito se resume en estos tres factores: (a) Alquiler del Terminal POS (POSNET LAPOS), (b) Comisión de servicio del 3% para tarjetas de crédito y del 1.5% para tarjetas de débito, y (c) Cargos por financiación, los cuales dependen de la cantidad de cuotas y el tipo de tarjeta utilizada en la compra.
Como se dijo, este mito es falso.
Sin embargo, es cierto que existen algunos cargos (2) que no son del todo claros, como los siguientes:
– Las retenciones bancarias que se aplican sobre ese 3% o 1.5%. Estas varían según los convenios multilaterales entre provincias, situación fiscal del comercio y resoluciones de último momento entre otros factores. Para poder hacer un seguimiento preciso de estas, es necesario una gran cantidad de horas de trabajo por parte de un contador asignado o la utilización de un sistema que automatice la tarea. Si estos montos no son utilizados como crédito fiscal, el comercio perderá dinero innecesariamente.
– Los cargos por financiación de cuotas. Cuando una compra se financia en cuotas, hay un costo detrás de esa financiación del cual debe hacerse cargo el cliente. Para ello, el comerciante debe modificar el precio del producto acorde a la tabla de coeficientes que proporciona la compañía de la tarjeta utilizada en la compra. Muchos comerciantes no hacen esto y terminan afrontando el cargo de la financiación ellos mismos o cobran un recargo más alto de lo que corresponde al cliente.

Más allá de esto, también solemos escuchar que “las tarjetas tardan un mes o más en pagar los cupones”. Esto es verdadero, aunque este no es siempre el caso.
VISA, por ejemplo, para operaciones en un pago tarda 18 días hábiles, lo cual se traduce en tres semanas y tres días de calendario, mientras que para operaciones en cuotas tarda sólo 48hs hábiles.
Para terminar con toda posibilidad de dudas, les dejamos los calendarios de pago de las tarjetas en todas sus modalidades:
– Débito: Visa y Master: 48hs hábiles desde la compra.
– Crédito, en cuotas:
– Visa: 48hs hábiles desde la compra.
– MasterCard y First Data: 48hs hábiles desde la compra.
– American Express: 72hs hábiles desde la compra.
– Crédito, en un pago:
– Visa: 18 días hábiles desde la compra.
– MasterCard: 18 días hábiles desde la compra.
– American Express: 28 días hábiles desde la compra.

Importante: Si un pago toma más tiempo del estipulado es importante hacer el reclamo al banco pagador y/o a la compañía de tarjeta de crédito.
Los casos en que las tarjetas no pagan son extremadamente raros. La mayoría de las veces que el pago tarda más del tiempo debido se debe a un error del banco. Es importante llevar un control apropiado de cada uno de los pagos que deben acreditarse para poder saber y reclamar en este tipo de situaciones.

Menos dudas y más certezas
“Las tarjetas a veces no me pagan todas las ventas que hice y además no me avisan”.
Esto es falso pero… pero existen excepciones. El gran “pero” son los rechazos y los contracargos.
Cuando hay algún problema con una compra, ya sea sospecha de fraude u otro motivo, ese cupón no es pagado y debe hacerse el reclamo correspondiente para recibir la acreditación.
Los rechazos o contracargos efectuados son especificados y comunicados claramente en la liquidación de la tarjeta correspondiente, depende del comerciante hacer o no el reclamo correspondiente, de lo contrario perderá el dinero. Esta tarea requiere de una gran dedicación ya que cada comercio debe revisar diariamente la liquidación de cada una de las tarjetas de crédito para poder detectar los rechazos o contracargos y luego hacer el reclamo.

 

Álvaro Casas

Lic. en Psicología, emprendedor, e inversor ángel.
Es Head of Customer Success en Increase, una compañía dedicada a potenciar comerciantes con herramientas para poder controlar y entender sus ventas con tarjeta.
Ha ocupado diversos roles, desde especialista en content marketing y SEO, a responsable de calidad para certificación ISO 9000:1.

Comentarios

POST TAGS:
COMPARTIR:
Valoración: