HomeEdición ImpresaEl desafío de lograr una productividad equilibrada

El desafío de lograr una productividad equilibrada

Dialogamos con Martina Rúa, coautora del libro “La fábrica de tiempo”, en el cual se comparten técnicas concretas para organizar las tareas, priorizarlas y poner foco en las más importantes.

Patricio Jiménez

“Poder hacer foco en un tema es un superpoder”, Martina Rúa.

“Poder hacer foco en un tema es un superpoder”, Martina Rúa.

La Feria del Libro realizada recientemente en el predio de La Rural, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, fue el ámbito ideal para que los autores de “La fábrica de tiempo”, Martina Rúa y Pablo Fernández contaran ante diversos públicos cómo, con un método para organizar las tareas, podemos ser todos más productivos en el trabajo y disfrutar también del ocio.
“Empecé a escribir sobre productividad personal como consecuencia de otras búsquedas. Podríamos decir que por “supervivencia” tuve que comenzar a entender sobre el tema”, le contó Martina Rúa a esta Revista 2+2. Y se justificó: “El hecho de tener varios trabajos e intereses al mismo tiempo me llevó a investigar y probar técnicas cuyos resultados valían la pena ser contados”.
Más allá de esto y dejando en claro que su mayor interés profesional tiene que ver con contar historias reales y concretas que muestren cómo impactan los avances y la innovación en la vida de las personas, la periodista destacó el trabajo conjunto realizado con Pablo Fernández en la producción y edición final del libro.

Más sorteos y beneficios para los seguidores de 2+2

La fábrica de tiempoCon el objetivo de seguir difundiendo contenidos vinculados con la administración y gestión de los centros veterinarios en Argentina, nuestros lectores podrán ya encontrarnos en Facebook e Instagram como “Revista 2+2”.

Más allá de compartir con ustedes informaciones prácticas y de calidad, estas redes sociales nos servirán también para llevar a la práctica juegos y sorteos entre los médicos veterinarios.

Es por esto que entre todos aquellos profesionales que figuren en nuestro listado de seguidores hasta antes del próximo 1 de julio sortearemos 5 ejemplares de La Fábrica de Tiempo, de Martina Rúa y Pablo Fernández.

Más información:
info@dosmasdos.com.ar

“Generamos un caudal de información para compartir desde la visión de un par y no del gurú que todo lo sabe. El foco es siempre el mismo: encontrar las herramientas adecuadas para trabajar de la mejor manera posible”.
Vale la pena recordar también que “La Fábrica de Tiempo” es uno de los primeros materiales bibliográficos sobre productividad personal generados no solo en Argentina, sino también en América Latina.
“Los contenidos de Managemet suelen tener una mirada que gira sobre el concepto central de “Hacé más; Ganá más”; con el foco en el “Ganar, Ganar, Ganar” y muy poco en lo que tiene que ver con el equilibrio”, avanzó Rúa. Y completó: “Repasamos toda esa literatura para ponerla al servicio de una productividad equilibrada y elegimos los contenidos que sirven para nuestro contexto. Los probamos y evaluamos personalmente para ver si se lograban los resultados esperados. Y así fue. Quisimos contar cómo esas ideas nos empezaban impactar en un contexto laboral desafiante como el actual”.

Revista 2+2: ¿Cuál es el concepto central que buscan compartir con los lectores?
Martina Rúa: El primero de los ocho capítulos del libro nos ayuda a preguntarnos para qué queremos el tiempo.
Esto es central.
Podemos disponer de muchas técnicas de productividad, pero si no invertimos en hacernos ese tipo de preguntas, puede que en algo estemos fallando.
Usamos el tiempo para hacer cosas que muchas veces no sabemos por qué estamos haciendo. Puede ser para no perder estatus o para no fallarle a alguien, pero debemos saberlo. Luego, podremos pensar en qué técnicas podrían llegar a allanarnos el camino.

¿Y en base a qué técnicas concretas se pueden abordar estos temas?
Se puede mejorar en la organización priorizando las tareas a realizar y estableciendo planificaciones realistas, de corto plazo y que se puedan medir.
Mucho podemos avanzar también en hacer más eficientes las reuniones que mantenemos por ejemplo en el ámbito laboral, respetando los tiempos de todos y haciendo que el tiempo se invierta del mejor modo posible.
Otro de los capítulos del libro se focaliza sobre el concepto de Comunidad, explicando cómo aquellos que logran dejar el individualismo atrás y avanzan.
Estamos metidos y muy encerrados en nosotros mismos y lo que nos muestran quienes están hoy liderando los cambios es que cada uno de ellos es un gran armador de ecosistemas.
Invertir tiempo en esto es también clave.

¿Podemos hacerlo en la dinámica actual del día a día?
Los nuevos esquemas de trabajo son un verdadero desafío. Nadie nos enseñó específicamente a trabajar en la Era digital, por lo cual convivimos con procesos de prueba y error.
Con cada una de las compañías intentando su estrategia.
Siempre lo importante será saber qué es lo que nosotros queremos.
En la medida de lo posible, deberemos poder establecer pautas para el uso de la tecnología dentro y fuera de la empresa.
Hablamos de una higiene tecnológica: ¿siempre tenemos que estar disponibles para atender una consulta por mail o WhatsApp? Son muchas las posibilidades que te ofrece el trabajo a distancia, pero también abre una puerta a la omnipresencia que es poco sana. Hay países que ya están reglamentando la posibilidad de que las personas estemos “off line”. Tenemos mucho que aprender todavía. Debemos entender cómo usar la tecnología a nuestro favor y soltarla cuando es necesario.
¿Estamos atravesando realmente una Era de las distracciones? ¿Cómo la enfrentamos?
Diversos autores sostienen que tener un celular en la mano es como tener un casino. Y creo que no exageran.
Las posibilidades que brinda poder contar con Internet en el bolsillo son infinitas.
Generalmente es un lugar donde uno se pierde, más de lo que se encuentra y es por eso que debemos invertir unos minutos en, por ejemplo, poner las notificaciones del celular de una manera que no sea intrusiva. Hay que fijar horarios y comentarle a la gente que forma parte de nuestro ecosistema cómo nos manejamos en cuanto al sistema de notificaciones.
Debemos hacer escuela también en el otro, para que nos respeten.
Todo esto nos deja en claro que poder hacer foco en un tema es hoy un verdadero superpoder.
Disponemos de diversas técnicas, pero la más importante es poder hacer foco sobre un tema y abordarlo, tomando pequeños descansos en el medio.
Trabajar ocho horas seguidas no implica decir ser productivo.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: