HomeEdición Impresa“No tenemos por qué seguirhaciendo las cosas como se hacían en el pasado”
Estrategia

“No tenemos por qué seguirhaciendo las cosas como se hacían en el pasado”

“Las redes sociales te van conviertiendo en una Influencer y, con el tiempo, la gente se encariña con vos”.

Entrevistamos a Maru Zuccaro, titular de Vet Point, un Centro Integral de Bienestar Animal inaugurado recientemente en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cuál es el foco de la estrategia? ¿Cómo juegan las redes sociales en la difusión de conocimientos?

Escribe Luciano Aba

Cuando empecé la Carrera, lo último que quería era poner una veterinaria. Mi vocación estaba con los animales no convencionales, trabajando en un zoológico o

Para Maru Zuccaro es clave agregar valor a los clientes.

siguiendo con la pasantía que pude realizar en Temaikén”. Así inició su diálogo con esta Revista 2+2 la médica

Me gustaría que la profesión se revalorice en todo el país. Desaprovechamos mucho nuestro potencial haciendo solo cirugías y consultas

veterinaria Maru Zuccaro, quien con el paso del tiempo no solo se ha sabido posicionar en el rubro gracias a las 13.000 personas que la siguen a través de la cuenta @marufitvet en Instagram (Ver recuadro), sino también por haber inaugurado Vet Point, un Centro integral de Bienestar Animal, con foco en la Medicina Veterinaria Preventiva, en Villa Urquiza (CABA).
“El foco de la estrategia está puesto en la medicina preventiva. Obviamente que atendemos animales enfermos y buscamos las mejores alternativas para ayudarlos, pero el objetivo es tratar que los pacientes no lleguen a enfermarse, generando visitas al consultorio aún cuando -en apariencia- el cliente cree que no hay problemas a la vista”, nos explicó la Dra. Zuccaro. Y avanzó: “El mayor desafío pasa por informar a las personas sobre la necesidad de estar atentos a casos de vómitos o diarreas para recurrir al veterinario. Deben venir igualmente a sacarse las dudas, confiando en que recibirán un buen servicio”.
Vale decir que esta estrategia plantea una serie de desafíos.
“Debemos invertir tiempo en explicar, siempre teniendo en claro el perfil de los clientes con los que tratamos. Hay con quienes valdrá la pena y con quienes no, pero si detectamos interés tenemos que informar. Esta inversión conllevará sin dudas nuevas ventas y

La medicina preventiva, como eje
de la estrategia

Más allá de su visión particular respecto del tema, nuestra visita a Vet Point sirvió para conocer la opinión de Maru Zuccaro en torno al desarrollo de la medicina preventiva en la profesión veterinaria a nivel general.
“Muchas veces nos quedamos en la comodidad de creer que la medicina no avanza”, explicó la profesional.
Y dejó en claro que todas las tendencias que comenzamos a ver en las personas respecto a los cambios en la alimentación y un impulso hacia la mejor calidad de vida se irá trasladando a las mascotas. “Los veterinarios tenemos instalados muchos conceptos de una profesión que sucedió en el pasado, cuando la sociedad no tenía el vínculo que hoy sí tiene, y expone, con los animales. Son parte de la familia… No al mismo ritmo avanzó el pensamiento veterinario en este sentido. Debemos entender que el rol de los perros y los gatos en la sociedad ya cambió”.
Frente a esto, Zuccaro destacó la necesidad de mediar entre el amor de las personas y las responsabilidad para con el bienestar de los animales. “Nos tenemos que meter en la casa de la gente”, aseguró la veterinaria.
¿Cómo avanzar en ese nuevo posicionamiento? “Cuando los clientes entran en la veterinaria tenemos que ofrecer nuestros servicios. No simplemente hacer lo que nos piden. Debemos incolucrarnos e invertir tiempo”, nos explicó Zuccaro.
Vale aquí el énfasis realizado por nuestra entrevistada al momento de identificar con qué clientes avanzar en este sentido y con cuáles no. “Tenemos que poder identificar a aquellos que verdaderamente estén interesados en escucharnos, posicionando conceptos claros y concretos como puede ser el hecho de que vengan al consultorio antes de comprar o adoptar una mascota, entre otros”, agregó.
Finalmente, la propietaria de Vet Point refuerza su visión comercial aceptando que la veterinaria es un comercio, pero dejando en claro que el foco siempre debe estar puesto en la medicina preventiva. “No hay ningún dueño de mascota que quiera que a su veterinario le vaya mal económicamente”, completó.

recomendaciones”, aseguró nuestra entrevistada. Y profundizó: “Es clave salir del ´Mi perro se rasca´ y avanzar no solo en la venta de un producto específico sino también en explicarle a las personas el ciclo de las pulgas y rol del ambiente en su prevención, por ejemplo.
Lo mismo se puede hacer con la parte bucal o el cuidado de los oídos…
“La vacunación anual y el foco en la vacuna antirrábica en perros y gatos son temas también claves a charlar con los clientes. Quizás no con todos, pero sí con más de los que nos imaginamos”.

Cambiar para mejorar
Recibida en la FCV de la UBA allá por el año 2009, Maru Zuccaro transitó sus primeros años en la profesión trabajando en veterinarias privadas, hasta que fue designada como responsable técnica de una clínica, permitiéndole generar una empatía distintas con el trabajo y los clientes.
“El verdadero click en mi profesión sucedió en simultaneo con el momento en que empecé a sentirme bien en mi vida personal. Comencé a disfrutar la profesión, entendiendo que no es el 100% de nuestras vidas”, nos explicó Zuccaro. Y agregó: “Entendí también que la forma de trabajar no tiene por qué ser la que vemos en otros profesionales o las que tradicionalmente se desarrollaron en nuestro país. No hay por qué seguir haciendo las cosas como se hacían”.
Frente a esto, la médica veterinaria sostiene que el rubro de animales de compañía es inmenso, mueve mucha gente, recursos y dinero. Frente a ello enumeró una serie de interrogantes sobre los cuales plantear diversos debates a futuro en el seno de la profesión: “¿Por qué los veterinarios no podemos sumarnos a las tendencias actuales? ¿Quién dijo que está mal invertir en nuestro propio marketing y el de los productos y servicios que ofrecemos? ¿Por qué tiene que venir otro a vender lo que no queremos vender?”
Ese fue también el momento en que nuestra entrevistada se volcó de lleno a las redes sociales a través de @marufitvet y avanzó en poner en marcha su propia veterinaria: Vet Point.
“Ya había entendido cuál era el servicio que quería brindar y el valor que le podía agregar a los clientes, ahora necesitaba un lugar físico”, nos describió.

La elección del local

El mayor desafío pasa por informar a los clientes en cuanto a que no es necesario estar ante casos de vómitos o diarreas para recurrir al veterinario. Deben venir a sacarse
sus dudas confiando en
que recibirán un buen servicio

El objetivo primordial de Maru Zuccaro durante 2017 fue participar la maratón de 42K… Culminado ese desafío, la veterinaria se focalizó en su segundo objetivo y fue justamente por medio de Mercado Libre que encontró el local donde hoy se establece Vet Point, en Villa Urquiza.
“Es una zona interesante, con lugar para nuevas veterinarias y un buen potencial de clientes. Estamos ubicados sobre una avenida y los costos están acordes a los que tenía en mente”, explicó la profesional que reacomodó el local desde cero, dándole la identidad que buscaba.
“Pude lograr cumplir el objetivo de tener una veterinaria estéticamente linda, con otra visión, más espacios y confortable para quienes la visiten”, completó quien también dejó en claro que le siguen faltando detalles por resolver en los próximos meses.
Más allá de esto, la profesional destacó la importancia de brindar a los clientes

“Es clave no quedarnos sentados esperando que la gente entre a la veterinaria”.

todos los servicios en un mismo lugar“.
Es clave que la gente se quede en la veterinaria a la que decidió ir, por eso ofrecemos turnos con especialistas. Sí derivamos y recomendamos puntos en los cuales resolver temas ligados a radiografías y resonancias, pero ofrecemos estudios y métodos complementarios”. Asimismo, Zuccaro nos adelanta sus planes a futuro: “En vez de hacer peluquería, voy a poner un centro de rehabilitación y entrenamiento. Pileta, camillas, cintas parar correr, gimnasia para gatos. Está lleno de animales con sobre peso. Yo corro con mi perro. Lógico que habrá un fisioterapeuta, pero con turno”…
Ya piensa en sucursales, pero deberán compartir la misma filosofía. “Me gustaría dar charlas motivacionales”, cierra.

“El 60% de las consultas me llegan
vía Instagram”

Con más de 13.000 seguidores en su cuenta de Instagram, Maru Zuccaro asegura que el 60% de sus consultas llegan vía @marufitvet.
“Los que llegan del barrio, me dicen que hacía falta una veterinaria en la zona”, comenta y agrega: “Están contentos y ya muchos de los clientes llegan por recomendación de otros”.
Vale decir también que la profesionl acaba de abrir una cuenta de Vet Point (@Vet_Point), su primer local propio, pero admite que aún no lo administra del modo en que le gustaría. “El desafío será diferenciar esta cuenta de la personal”, comenta entre risas y explica: “Creo que mi cuenta (@marufitvet) funcionó porque mezclé todo: una chica común que expuso su vida, buena alimentación, bienestar, deporte y el amor a las mascotas”.
En cambio, para la cuenta de Vet Point, la idea es aportar una mirada más profesional.
“La presentación de productos, sus alcances y procedimientos médicos serán parte del contenido de la cuenta”, adelanta Zuccaro.
“Me gusta este rol. Me di cuenta de que mi vocación y mi propósito es motivar. Me encanta armar tips o consejos y que a la gente le guste. Me gusta mucho informar. Es algo que hacemos poco los veterinarios y de ahí sale la consulta. El celo de la perra, el ciclo de las pulgas, etc…”, repasa.
Y cierra: “Además, no soy de quedarme sentada esperando que venga la gente. Aunque no utilizo Twitter, las redes sociales sirven para llegar a los consumidores. Influencer es en lo que te convertís y la gente se encariña con el personaje”.

 

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: