Home2018agosto (Page 2)

“Las redes sociales te van conviertiendo en una Influencer y, con el tiempo, la gente se encariña con vos”.

Entrevistamos a Maru Zuccaro, titular de Vet Point, un Centro Integral de Bienestar Animal inaugurado recientemente en la Ciudad de Buenos Aires. ¿Cuál es el foco de la estrategia? ¿Cómo juegan las redes sociales en la difusión de conocimientos?

Escribe Luciano Aba

Cuando empecé la Carrera, lo último que quería era poner una veterinaria. Mi vocación estaba con los animales no convencionales, trabajando en un zoológico o

Para Maru Zuccaro es clave agregar valor a los clientes. Fuente: Constanza Lucia Manenti Hundewadt

siguiendo con la pasantía que pude realizar en Temaikén”. Así inició su diálogo con esta Revista 2+2 la médica

Me gustaría que la profesión se revalorice en todo el país. Desaprovechamos mucho nuestro potencial haciendo solo cirugías y consultas

veterinaria Maru Zuccaro, quien con el paso del tiempo no solo se ha sabido posicionar en el rubro gracias a las 13.000 personas que la siguen a través de la cuenta @marufitvet en Instagram (Ver recuadro), sino también por haber inaugurado Vet Point, un Centro integral de Bienestar Animal, con foco en la Medicina Veterinaria Preventiva, en Villa Urquiza (CABA).
“El foco de la estrategia está puesto en la medicina preventiva. Obviamente que atendemos animales enfermos y buscamos las mejores alternativas para ayudarlos, pero el objetivo es tratar que los pacientes no lleguen a enfermarse, generando visitas al consultorio aún cuando -en apariencia- el cliente cree que no hay problemas a la vista”, nos explicó la Dra. Zuccaro. Y avanzó: “El mayor desafío pasa por informar a las personas sobre la necesidad de estar atentos a casos de vómitos o diarreas para recurrir al veterinario. Deben venir igualmente a sacarse las dudas, confiando en que recibirán un buen servicio”.
Vale decir que esta estrategia plantea una serie de desafíos.
“Debemos invertir tiempo en explicar, siempre teniendo en claro el perfil de los clientes con los que tratamos. Hay con quienes valdrá la pena y con quienes no, pero si detectamos interés tenemos que informar. Esta inversión conllevará sin dudas nuevas ventas y

La medicina preventiva, como eje
de la estrategia

Más allá de su visión particular respecto del tema, nuestra visita a Vet Point sirvió para conocer la opinión de Maru Zuccaro en torno al desarrollo de la medicina preventiva en la profesión veterinaria a nivel general.
“Muchas veces nos quedamos en la comodidad de creer que la medicina no avanza”, explicó la profesional.
Y dejó en claro que todas las tendencias que comenzamos a ver en las personas respecto a los cambios en la alimentación y un impulso hacia la mejor calidad de vida se irá trasladando a las mascotas. “Los veterinarios tenemos instalados muchos conceptos de una profesión que sucedió en el pasado, cuando la sociedad no tenía el vínculo que hoy sí tiene, y expone, con los animales. Son parte de la familia… No al mismo ritmo avanzó el pensamiento veterinario en este sentido. Debemos entender que el rol de los perros y los gatos en la sociedad ya cambió”.
Frente a esto, Zuccaro destacó la necesidad de mediar entre el amor de las personas y las responsabilidad para con el bienestar de los animales. “Nos tenemos que meter en la casa de la gente”, aseguró la veterinaria.
¿Cómo avanzar en ese nuevo posicionamiento? “Cuando los clientes entran en la veterinaria tenemos que ofrecer nuestros servicios. No simplemente hacer lo que nos piden. Debemos incolucrarnos e invertir tiempo”, nos explicó Zuccaro.
Vale aquí el énfasis realizado por nuestra entrevistada al momento de identificar con qué clientes avanzar en este sentido y con cuáles no. “Tenemos que poder identificar a aquellos que verdaderamente estén interesados en escucharnos, posicionando conceptos claros y concretos como puede ser el hecho de que vengan al consultorio antes de comprar o adoptar una mascota, entre otros”, agregó.
Finalmente, la propietaria de Vet Point refuerza su visión comercial aceptando que la veterinaria es un comercio, pero dejando en claro que el foco siempre debe estar puesto en la medicina preventiva. “No hay ningún dueño de mascota que quiera que a su veterinario le vaya mal económicamente”, completó.

recomendaciones”, aseguró nuestra entrevistada. Y profundizó: “Es clave salir del ´Mi perro se rasca´ y avanzar no solo en la venta de un producto específico sino también en explicarle a las personas el ciclo de las pulgas y rol del ambiente en su prevención, por ejemplo.
Lo mismo se puede hacer con la parte bucal o el cuidado de los oídos…
“La vacunación anual y el foco en la vacuna antirrábica en perros y gatos son temas también claves a charlar con los clientes. Quizás no con todos, pero sí con más de los que nos imaginamos”.

Fuente: Constanza Lucia Manenti Hundewadt

Cambiar para mejorar
Recibida en la FCV de la UBA allá por el año 2009, Maru Zuccaro transitó sus primeros años en la profesión trabajando en veterinarias privadas, hasta que fue designada como responsable técnica de una clínica, permitiéndole generar una empatía distintas con el trabajo y los clientes.
“El verdadero click en mi profesión sucedió en simultaneo con el momento en que empecé a sentirme bien en mi vida personal. Comencé a disfrutar la profesión, entendiendo que no es el 100% de nuestras vidas”, nos explicó Zuccaro. Y agregó: “Entendí también que la forma de trabajar no tiene por qué ser la que vemos en otros profesionales o las que tradicionalmente se desarrollaron en nuestro país. No hay por qué seguir haciendo las cosas como se hacían”.
Frente a esto, la médica veterinaria sostiene que el rubro de animales de compañía es inmenso, mueve mucha gente, recursos y dinero. Frente a ello enumeró una serie de interrogantes sobre los cuales plantear diversos debates a futuro en el seno de la profesión: “¿Por qué los veterinarios no podemos sumarnos a las tendencias actuales? ¿Quién dijo que está mal invertir en nuestro propio marketing y el de los productos y servicios que ofrecemos? ¿Por qué tiene que venir otro a vender lo que no queremos vender?”
Ese fue también el momento en que nuestra entrevistada se volcó de lleno a las redes sociales a través de @marufitvet y avanzó en poner en marcha su propia veterinaria: Vet Point.
“Ya había entendido cuál era el servicio que quería brindar y el valor que le podía agregar a los clientes, ahora necesitaba un lugar físico”, nos describió.

La elección del local

El mayor desafío pasa por informar a los clientes en cuanto a que no es necesario estar ante casos de vómitos o diarreas para recurrir al veterinario. Deben venir a sacarse
sus dudas confiando en
que recibirán un buen servicio

El objetivo primordial de Maru Zuccaro durante 2017 fue participar la maratón de 42K… Culminado ese desafío, la veterinaria se focalizó en su segundo objetivo y fue justamente por medio de Mercado Libre que encontró el local donde hoy se establece Vet Point, en Villa Urquiza.
“Es una zona interesante, con lugar para nuevas veterinarias y un buen potencial de clientes. Estamos ubicados sobre una avenida y los costos están acordes a los que tenía en mente”, explicó la profesional que reacomodó el local desde cero, dándole la identidad que buscaba.
“Pude lograr cumplir el objetivo de tener una veterinaria estéticamente linda, con otra visión, más espacios y confortable para quienes la visiten”, completó quien también dejó en claro que le siguen faltando detalles por resolver en los próximos meses.
Más allá de esto, la profesional destacó la importancia de brindar a los clientes

“Es clave no quedarnos sentados esperando que la gente entre a la veterinaria”.

todos los servicios en un mismo lugar“.
Es clave que la gente se quede en la veterinaria a la que decidió ir, por eso ofrecemos turnos con especialistas. Sí derivamos y recomendamos puntos en los cuales resolver temas ligados a radiografías y resonancias, pero ofrecemos estudios y métodos complementarios”. Asimismo, Zuccaro nos adelanta sus planes a futuro: “En vez de hacer peluquería, voy a poner un centro de rehabilitación y entrenamiento. Pileta, camillas, cintas parar correr, gimnasia para gatos. Está lleno de animales con sobre peso. Yo corro con mi perro. Lógico que habrá un fisioterapeuta, pero con turno”…
Ya piensa en sucursales, pero deberán compartir la misma filosofía. “Me gustaría dar charlas motivacionales”, cierra.

“El 60% de las consultas me llegan
vía Instagram”

Con más de 13.000 seguidores en su cuenta de Instagram, Maru Zuccaro asegura que el 60% de sus consultas llegan vía @marufitvet.
“Los que llegan del barrio, me dicen que hacía falta una veterinaria en la zona”, comenta y agrega: “Están contentos y ya muchos de los clientes llegan por recomendación de otros”.
Vale decir también que la profesionl acaba de abrir una cuenta de Vet Point (@Vet_Point), su primer local propio, pero admite que aún no lo administra del modo en que le gustaría. “El desafío será diferenciar esta cuenta de la personal”, comenta entre risas y explica: “Creo que mi cuenta (@marufitvet) funcionó porque mezclé todo: una chica común que expuso su vida, buena alimentación, bienestar, deporte y el amor a las mascotas”.
En cambio, para la cuenta de Vet Point, la idea es aportar una mirada más profesional.
“La presentación de productos, sus alcances y procedimientos médicos serán parte del contenido de la cuenta”, adelanta Zuccaro.
“Me gusta este rol. Me di cuenta de que mi vocación y mi propósito es motivar. Me encanta armar tips o consejos y que a la gente le guste. Me gusta mucho informar. Es algo que hacemos poco los veterinarios y de ahí sale la consulta. El celo de la perra, el ciclo de las pulgas, etc…”, repasa.
Y cierra: “Además, no soy de quedarme sentada esperando que venga la gente. Aunque no utilizo Twitter, las redes sociales sirven para llegar a los consumidores. Influencer es en lo que te convertís y la gente se encariña con el personaje”.

 

Posnet, Lapos, Mercado Pago y Todo Pago…  Cada una de las alternativas se adecúa a distintas necesidades de acuerdo con la etapa en la que se encuentre la empresa veterinaria.

Escribe Alvaro Casas

Apartir de este año, aceptar pagos con tarjeta es obligatorio para todos los comercios y muy pronto lo será también para todos los monotributistas. Por eso es importante estar al tanto de los servicios con los que cuentan los comercios a la hora de cobrar con tarjeta: Posnet, Lapos, Mercado Pago y Todo Pago, son las más habituales. A continuación, desarrollaremos las características principales, los costos asociados y cuáles son las opciones más convenientes si ya estás trabajando con tarjetas o recién vas a empezar a ofrecer este servicio.

“Uno de los rasgos más importantes de Mercado Pago y Todo Pago es la velocidad con que se los puede empezar a usar”.

Las dos campanas
Antes de avanzar, aclaremos de qué se trata un sistema y el otro.
Posnet y Lapos son proveedores de terminales Pos. Podríamos decir que es la manera clásica de cobrar con tarjeta de crédito y débito (desde que dejaron de usarse los cupones sobre los que se estampaban a presión los datos del relieve del plástico). Son terminales físicas, conectadas a la red telefónica, a un teléfono celular o a internet y tienen un costo fijo mensual de mantenimiento.
Por otro lado, tenemos a Mercado Pago y Todo Pago, las principales plataformas de pagos online que también pueden proveerte de un dispositivo para conectar en tu teléfono celular o tableta y cobrar con tarjeta de crédito y débito en tu comercio. Más allá del gasto inicial del lector (el de Mercado Pago se llama Point, el de Todo Pago se llama mPOS), no tienen un costo fijo mensual de mantenimiento, sino que cobran un porcentaje de las ventas procesadas.
Cada una de estas opciones se adecúa a distintas necesidades de acuerdo con la etapa en la que se encuentre tu negocio.
Uno de los rasgos más importantes de Mercado Pago y Todo Pago es la velocidad con que los podés empezar a usar.
Si estás comenzando con tu comercio, esto te va a permitir comprobar rápido de qué manera responden tus clientes al pago con tarjeta.
En el caso de Posnet y Lapos, la característica principal es que tiene un costo fijo mensual independiente del volumen de ventas con tarjeta que tenga tu negocio.
A su vez, debés tener en cuenta que podés reducir el costo mensual evitando las terminales de back up que generan un gasto en alquiler las uses o no.

En el Cuadro N° 1 se detallan los costos fijos y porcentajes por operación de cada una de las cuatro opciones mencionadas.

Posnet Lapos Mercado Pago Todo Pago
Empresa
Operadora
First Data
Argentina
Prisma Medios
de Pago
Mercado Libre
SRL
Prisma Medios
de Pago
Costo Fijo
Mensual
$189 – $369
+ IVA (*)
$299 – $400 (*) 0 0
Costo por
operación crédito
2,35% + IVA
Costos de
adquirencia de First Data o Prisma).
2,35% + IVA
Costos de
adquirencia de First Data o Prisma).
3,50% + IVA (acreditación en 30 días).
3,99% + IVA (acreditación en 14 días).
5,35% + IVA (acreditación en el momento).
3,99% + IVA
Costo por
operación débito
1,10% + IVA (costos de adquirencia de First Data o Prisma). 1,10% + IVA (costos de adquirencia de First Data o Prisma). 3,49% + IVA 3,49% + IVA (**)
Posibilidad de vender por Internet No No, pero Prisma es dueña de Decidir.com Sí, integración muy simple y bien documentada. Sí, pero la documentación tiene contradicciones y al 15 de noviembre de 2017 no era sencilla de integrar.
Más información posnet.com.ar lapos.com.ar mercadopago.com.ar/como-cobrar todopago.com.ar/cobrar/mpos

 

Álvaro Casas

Lic. en Psicología, Emprendedor, e Inversor ángel.
Es Head of Customer Success en Increase, una compañía dedicada a potenciar comerciantes con herramientas para poder controlar y entender sus ventas con tarjeta. Ha ocupado diversos roles, desde Especialista en content marketing y SEO a Responsable de calidad para certificación ISO 9000:1.

La regla es simple: a mayor presencia, mayores posibilidades de venta. Para las pequeñas veterinarias también es posible recurrir a anuncios que garanticen un mejor posicionamiento.

Escribe Jesús Álvarez Miranda

¿Quién dijo que las empresas pequeñas no pueden invertir en publicidad digital? Con un poco de creatividad y conocimiento es posible encontrar una buena solución a la medida de cada presupuesto.
Y cuando hablamos de anuncios online, una de las primeras claves a resaltar es, precisamente, la posibilidad de encontrar una solución a medida. Para encontrarla, lo mejor es conocer qué plataformas, horarios y hábitos tienen los potenciales compradores.
Muchos emprendedores están iniciándose en este camino.
De hecho, según información del Banco de Desarrollo de América Latina, el 90% de las empresas de la región son de pequeña y mediana escala.

Una encuesta reciente de IPSOS y Google reveló que 9 de cada 10 Pymes considera que aparecer en los motores de búsqueda es la clave para llegar a sus clientes.

Una encuesta reciente de IPSOS y Google reveló que 9 de cada 10 Pymes considera que aparecer en los motores de búsqueda es la clave para llegar a sus clientes. Para la mayoría, la inversión publicitaria conduce a mejores ventas. ¿Pero cómo hacerlo con un presupuesto reducido?
A la hora de hacer más eficiente la publicidad, el pago-por-clic o PPC es una estrategia muy conveniente. Su nombre lo explica todo: la anunciante paga según una tarifa basada en la cantidad de clics que los usuarios hicieron en los avisos. Este formato publicitario apunta a los resultados de los motores de búsqueda. El más popular es AdWords, el sistema de anuncios PPC de Google, basado en las búsquedas por palabras clave.
En este desafío, la precisión hace la diferencia. Entender el concepto SEO (o, en castellano, Optimización del Posicionamiento en Buscadores) es fundamental para definir bien qué palabras se buscarán. Mientras más específicos sean los términos de búsqueda, mayores posibilidades tendrá el anuncio de ser relevante

Seguí todos los contenidos en forma digital

En base a un lenguaje claro y sencillo, la página Web de esta Revista 2+2 (www.dosmasdos.com.ar) aglutina una serie de informaciones estratégicas para avanzar en la Administración y Gestión de los comercios veterinarios en Argentina.
Al mismo tiempo, los interesados podrán suscribirse vía info@dosmasdos.com.ar a nuestro Newsletter digital. Finalmente, también desde Redes Sociales como Facebook e Instagram podrán tomar contacto con casos exitosos que seguramente motorizarán nuevas ideas para sus empresas. Pueden seguirnos como Revista 2+2.

para tus potenciales consumidores. De este modo, convendrá evitar expresiones muy vagas como “guitarras” y optar por palabras clave más puntuales, como “guitarra clásica de luthier”.

Publicidad en video
Aún hay más. Si hablamos de Internet, hay que mencionar también los videos online que hoy en día se están convirtiendo en la estrella de la publicidad digital. A través de ellos podrás diferenciarte de tus competidores y utilizarlo como herramienta de presentación de tu proyecto, y contar con contenidos atractivos en tu página web.
Solo en YouTube hay más de 1.300 millones de usuarios. Los anuncios de esta plataforma tienen muchas ventajas: además de segmentar al cliente -por sexo, edad o geografía-, permiten medir el éxito de la campaña y tener un control total sobre el presupuesto.
Por otra parte, ¿ya agotaste todas las herramientas gratuitas de promoción? Algunas no son tan conocidas, pero dan resultados. Como Google Mi Negocio, que te permite tener presencia en el mapa y brindar información práctica a los usuarios. Asegúrate de incluir, además de la dirección del negocio, contactos, horario de atención, fotos, reseñas y tu web. Recuerda que, antes de dirigirse a un lugar, 7 de cada 10 personas buscan información en Internet. Así, tu emprendimiento podrá rankear entre los resultados de búsqueda de Google y Google Maps. Como verás, si tu emprendimiento tiene un presupuesto limitado para invertir en publicidad online, no te desanimes porque hay alternativas para todos los bolsillos.

 

Jesús Alvarez-Miranda

Vicepresidente de Marketing e Innovación de Publicar para Gurú. Desde 1999 trabaja en marketing online / mobile para anunciantes de la talla de Vodafone), en Europa. En 2011, fundó la agencia de marketing online Walva que fue adquirida por Grupo Plenummedia (relevant traffic y nlocal), en 2014.
En enero de 2017, Nlocal es comprada por Publicar donde trabaja desde entonces, como VP de Innovación.

 

Por cuestiones biológicas, climáticas y ambientales, los calendarios sanitarios y –por ende- la demanda de productos y servicios de las veterinarias, copian sus picos, dando la posibilidad de prever la compra de insumos y establecer campañas específicas para cada época del año.

Escribe Luciano Aba

Si bien es cierto que con el paso del tiempo las veterinarias tanto de grandes como de pequeños animales han logrado un constante flujo de visitas a lo largo del año, no podemos desconocer que seguimos inmersos en una actividad con un alto grado de estacionalidad en sus desempeños.
Tal como ha quedado plasmado en nuestras distintas editoriales del año, por cuestiones biológicas, climáticas y ambientales, los calendarios sanitarios y –por ende- la demanda de productos y servicios de las veterinarias, copian sus picos, dándoles a los actores del negocio la posibilidad de prever la compra de insumos y establecer campañas específicas para cada época del año.
¿Todos lo hacen? ¿Ya revisaron el estado en que se encuentra la veterinaria frente al inicio de la primavera?
¿Comenzaron a ofrecer los productos y servicios acorde a lo que seguramente será la demanda real?

Que salga el sol
Tanto en el caso del segmento específico de las mascotas, como de los grandes animales, la salida del invierno representa una oportunidad concreta para tomar contacto directo con los clientes. Desparasitaciones y vacunas; servicios de reproducción e inseminaciones; controles de rutina; comprimidos; pulgas y garrapatas serán, seguramente, los rubros que más comenzarán a moverse en las próximas semanas. ¿Estamos preparados? ¿Establecimos un cronograma de compra de insumos para dar respuesta a lo que habitualmente son las ventas en esta época? ¿Planificamos ya acciones de promoción y comunicación que les recuerden a los clientes las acciones sanitarias que deben llevarse adelante?

Casi una Biblia
La principal herramienta con que cuentan los puntos de venta veterinarios para generar conciencia sobre estos temas entre sus clientes son los planes sanitarios (Ver recuadro). ¿Cuentan en sus veterinarias con uno propio?
¿Generaron piezas impresas con esta información para compartir con los potenciales usuarios de los productos y servicios que ofrecen desde sus empresas?
Por más obvia que se presente esta alternativa, hablamos de la base sobre la cual poder organizar no solo las acciones promocionales que realizaremos, sino también proyectar las inversiones que deberíamos afrontar.

Las claves
Para ello será imprescindible hacer un pormenorizado repaso de las acciones sanitarias que se avecinan, con el objetivo final de poner a todos los clientes de la veterinaria al tanto de ellas, ya sea con cartelería y folletería en el local, como con llamados telefónicos, envío de mails, acciones en redes sociales o bien haciendo uso del “boca en boca”, que tan buenos resultados suele dar en la actividad veterinarias a nivel general.
Más allá de esto, es recomendable invertir en la disponibilidad de los insumos y las tecnologías que vayamos a requerir, previendo siempre que si se logra concentrar las compras en una sola operación, el poder de negociación frente al proveedor será significativamente mayor.
Por último, y no menos importante, se deberá explicar a todo el personal de las veterinarias la importancia de la época del año. ¿Cómo? Repasando con todo el equipo el calendario sanitario vigente, repasando las distintas acciones promocionales y planificando la estrategia que la empresa, en su conjunto, seguirá con el objetivo no solo de incrementar las ventas, sino principalmente de brindar un servicio de calidad, acorde a las necesidades reales de los clientes.

La clave: los planes sanitarios

Una de las principales ventajas que tienen los profesionales veterinarios en su rol de asesores, pero también comercializadores de productos y servicios, está ligada al ciclo de vida y las necesidades de los animales.
Es claro que esta máxima corre para aquellos dedicados al cuidado sanitario de perros y gatos, por ejemplo, pero en este caso nos focalizaremos sobre los comercios orientados a la producción animal en general y a la sanidad de los bovinos (carne y leche) en particular.
El ciclo de la producción ganadera podrá tener falencias y virtudes, pero sin dudas que ostenta una característica a la cual desde las veterinarias se les debería prestar más atención: es regular; se repite año tras año.
La cría, el engorde, los destetes, los servicios, las inseminaciones, etc…
Todos estos eventos ocurren (casi) siempre para la misma época del año y para lograr los mejores desempeños en cada uno de ellos se requiere de (casi) siempre la misma metodología de trabajo y adopción tecnológica.
Sin embargo, tanto veterinarios, como productores, suelen llegar tarde a las tareas que debían realizar. La redacción y conformación de un plan sanitario, categoría por categoría, es hoy subestimada, al punto que no se comparte formalmente desde las veterinarias a sus clientes.
Sin esta información básicamente, se pierde la posibilidad de que los productores estén verdaderamente atentos a las acciones que deben realizar para que sus actividades sean productivas y rentables.
Pero no todo está perdido y quizás sea por eso que proponemos a continuación un pequeño y sencillo “Paso a Paso” del cual nuestros lectores puedan tomarse para implementar como metodología de cara al futuro.
Calendarizar los eventos sanitarios: Trazar una línea de tiempo general, en la cual poder establecer las distintas acciones e intervenciones claves en la producción. Esto mismo puede realizarse categoría (animal) por categoría, a fin de ¿por qué no? Establecer cartelería específica en su propia veterinaria, con foco sobre el “Tema del momento”.
Estimular: De nada sirve hacer algo, si nadie se entera de ello.
Por eso, los invitamos a volver a generar planes sanitarios (esta misma línea de tiempo), a fin de enviárselas a todos y cada uno de sus clientes por correo electrónico; junto con las facturas por honorarios; a través de las redes sociales e inclusive también por WhatsApp o alguna otra aplicación que los productores manejan en sus celulares.
Justificar: Aquí está el mayor desafío: en ponerle números al tema.
En primer lugar, será clave que los planes sanitarios que se propongan desde la veterinaria ya estén valorizados (en Pesos o en kilos de terneros) para que el cliente sepa cuál es la inversión a realizar etapa por etapa. Pero luego, será el veterinario quien deba demostrar numérica y económicamente a su cliente el impacto que generaría sobre su actividad no cumplir con el calendario propuesto.
Menos palabras y más números.
Recordar: Armamos la propuesta, la enviamos, la justificamos ¿y listo?
En absoluto. Una de las principales tareas pendientes desde las veterinarias tiene que ver con insistir en la importancia de lo que se propone, en primer lugar no dejando olvidados los temas, sino recordándolo a sus clientes. Hay diversos mecanismos para hacerlo y no tiene por qué ser el dueño de la veterinaria quien lo haga (aunque sin dudas sería quien mayores resultados obtendría).
Controlar: La última etapa tiene que ver con darle seguimiento a las acciones. Dejar atrás la sola recomendación, volver al campo y ocuparse de lo que hay que hacer efectivamente se haga en el modo adecuado ya que, si no, todos sabremos a quién hará responsable el cliente. ¿O no?

No siempre vender más es ganar más.

Justamente por ser un tiempo de alta demanda estacional en las veterinarias tanto de grandes, como de pequeños animales, resulta crucial pensar y dedicarle unos minutos al armado de promociones y “llamadores de atención” que estimulen la demanda de determinados productos y servicio, pero siempre de manera rentable y justificada. No siempre vender más es ganar más.

Federico Geishauser, gerente general de La Granja, instó a su esposa Alejandra, médica veterinaria, a montar su propia empresa. Hoy, ella se ocupa de la parte clínica y él de administrar el negocio.

Escribe Facundo Sonatti

Más de 150 pacientes por día, 40 colaboradores, siete vehículos y seis locales en Zona Norte del Gran Buenos Aires ilustran el panorama actual de La Granja, una red de veterinarias y petshop con 17 años en el mercado. Los inicios de esta empresa se remontan al entonces incipiente noviazgo entre Federico y Alejandra, en 2001.
Él, martillero público y ella, médica veterinaria. En la presentación formal ante sus suegros, Alejandra llegó demasiado tarde porque se atrasó en el trabajo.
“¿Se justifica?, le pregunté”, recuerda Federico. A lo cual, ella respondió: “en este medio día de trabajo gané $ 100”.
En aquel entonces, significaban US$ 100. “¿El dueño de la veterinaria cuánto ganó?”, siguió él. “Otros $ 100”, fue su respuesta. Números más que suficientes para avanzar juntos en la apertura de la primera veterinaria propia.

De a dos se vive mejor
Él es Federico Geishauser, co-fundador y gerente general de La Granja, la red de veterinarias y petshop que montó con su esposa en los albores de la última gran crisis argentina, allá por el 2001. “La convencí de arrancar en julio de ese año, ella no se animaba, pero yo le pude dar una mano en la parte comercial”, recuerda Geishauser aquellos inicios en dialogo con Revista 2+2, en la misma oficina donde todo comenzó. Mientras tanto, Alejandra continúa con la atención clínica un miércoles lluvioso de fines de julio, en Garín.

“El año próximo pensamos abrir un 24 horas en una ampliación que estamos haciendo en la casa central”.

“Contrariamente a lo que opinan muchos profesionales para mí los veterinarios no necesitan tener Administración en su carrera y deben dedicarse enteramente a la profesión, como ocurre en muchas partes del mundo, en donde los profesionales veterinarios se dedican a lo suyo y nos les interesa vender nada”, rompe el hielo el empresario.
“Sin embargo, el mercado argentino está mal barajado de entrada. De hecho, en Brasil, los veterinarios viven de la clínica, porque no están habilitados a vender nada, solo recetan para que los clientes vayan al pet como si fuese para nosotros ir a la farmacia después de visitar al doctor”, explica. Y compara: “en cambio, acá se llegó a esta situación porque resulta inviable vivir de la clínica, entonces empiezan a ofrecer otros productos y servicios”.
La Granja tiene 14 veterinarios en su staff y en las seis bocas de venta que posee entre Garín y Escobar, todas tienen atención clínica. Según el entrevistado, un modelo de negocios equilibrado para este rubro se consigue con un 55% de la facturación generada por la venta de alimentos balanceados y el resto se reparte

Una película repetida

Federico Geishauser administra los números de sus seis sucursales de forma separada. “Los indicadores mostraban un crecimiento del 4 al 5% real, un año muy bueno, hasta abril, pero en mayo y junio, todo se desplomó”, asegura.
“En julio, ya notamos cierta recuperación y tuvimos una paradoja que fue un salto de las ventas de accesorios hasta de 95% en pesos en algunas sucursales, en el medio de esta situación”, explica y analiza los motivos: “estimo que la baja de los meses de mayo y junio, en gran medida, es un efecto psicológico por todo lo que pasó que inquieta a los consumidores y prefieren esperar a ver qué pasa. En conclusión, para todo el año, estimo que los números serán similares a los de 2017”.

entre los demás rubros, incluyendo la clínica. “Hay sucursales en donde cumplo con esa regla, pero otras, como la casa central, donde solo el 30% es venta de alimentos balanceados”, afirma.
Y sigue: “En teoría la clínica es más rentable, pero tiene un contratiempo muy fuerte y tiene que ver con lo sentimental, por ejemplo, si muere una mascota en la veterinaria no solo perdés al cliente, sino que jamás vuelve porque te carga con la responsabilidad cuando muchas veces lo traen demasiado tarde”.

Una expansión azarosa
La Granja comenzó en Garín, en una propiedad que pertenecía al padre de Geishauser. “Tuvimos que invertir mucho en infraestructura, pusimos todos nuestros ahorros, de hecho, Alejandra vendió su camioneta y así empezamos”, recuerda el co-fundador. “Ella había trabajado un semestre en Puppis lo que nos permitió acceder a los primeros proveedores”, agrega.
“El segundo local llegó “obligado” porque fue la oficina de mi inmobiliaria, en Benavidez, tras un año de no hacer operaciones por la situación del país, a la hora de renovar el contrato, los dueños recibieron la oferta de un pet lo que motivó que igualará la oferta para conservar la propiedad.
Tras convencer a Alejandra, abrimos la primera sucursal, en julio 2002”, continúa repasando los inicios de su cadena.
La tercera sucursal llegó en 2003, tras un intento de desembarcar en un shopping, terminó ubicándose fuera, cerca de lo que hoy es Paseo Pilar. “Con esa apertura, los proveedores ya me miraban de otra manera y empecé a cerrar los primeros acuerdos comerciales”, afirma el emprendedor.
La cuarta sucursal suma 170 m2, sobre la Av. 25 de Mayo, a solo una cuadra de la Panamericana, en Escobar, en un espacio donde funcionó una pizzería. Hoy es la sucursal más grande de la marca.
“En solo tres meses de diferencia, abrimos las quinta y sexta sucursal, esta última en el Tortugas Open Mall, en 2010”, señala Geishauser casi como una revancha de lo que habían intentado concretar en Paseo Pilar, solo unos años antes.
“En 2017, sumamos la séptima apertura en José C Paz, pero cerramos una de las más pequeñas, totalizando a la fecha seis sucursales. A lo largo del tiempo, la dinámica de trabajo con los empleados y los proveedores cambió. Por ejemplo, tanto en las condiciones de compra con los laboratorios como con las empresas de alimentos”, explica el proceso de crecimiento.
En cuanto a la financiación, el propietario de La Granja señala que, en general, la expansión se basó en una política de reinversión de utilidades. “Solo accedimos al financiamiento bancario para renovar la flota de vehículos porque es la imagen de la empresa en la calle, del mismo modo que hay que tener siempre las góndolas llenas porque es lo primero que perciben los clientes. A su vez, hicimos un manual de marcas que incluye hasta las indicaciones de ploteos de los vehículos”, comenta.

La sucursal más amplia de la marca está en Escobar, provincia de Buenos Aires, y suma 170m2.

Una de cal y otra de arena
Entre los principales contratiempos el primer tema que surge es el costo laboral. “Es un rubro muy chato que demanda demasiados empleados para facturar poco, en otras palabras, el recurso humano pesa demasiado en la facturación”, dispara Geishauser y explica: “sinceramente, para vender más tendría que traer un verdadero vendedor detrás del mostrador, pero el rubro no lo paga. Mientras tanto, tenemos empleados de comercio con un costo mensual de $ 30.000, pero que muchas veces no tienen las estrategias de ventas incorporadas. Hay que incentivar la venta y no ser meros despachantes de productos, porque no tiene que ver solo con vender más y mejor, sino que estas asesorando correctamente a aquel cliente que visita la clínica”.
El perfil de clientes de La Granja es muy distinto según la sucursal. Para su gerente general, por ejemplo, en el shopping, lo que se ofrece se vende porque ese perfil de cliente sale de paseo y suele consumir a pesar de que muchos son solo de paso, no vuelven.
“Entre todas las sucursales sumamos más de 150 pacientes por día de los cuales cinco o seis requieren internación, por lo cual el año próximo pensamos abrir un 24 hs en una ampliación que estamos haciendo en la casa central”, adelanta el emprendedor y describe su presente: “tenemos dos equipos de placas y estamos comprando un tercero, tenemos ecógrafos. A su vez, en la central, tenemos un equipo de análisis de sangre que en 10 minutos me permite ofrecer resultados acelerando los diagnósticos certeros. Tenemos cardiólogos, oncólogos y traumatólogos incorporados al staff”.
De cara a a profesionalizar la empresa, Geishauser explica que probablemente necesite sumar dos o tres sucursales para poder pagar cuatro o cinco sueldos de una estructura administrativa. “En otras palabras, para pagar un departamento de RRHH y otro de Marketing, necesito abrir dos sucursales solo para no modificar mi rentabilidad”, afirma.

 

El Dr. Dante Gotelli, uno de los directores de Target Media, organización a cargo de lo que fue la tercera edición del Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops, estuvo a cargo de la inauguración del mismo en el marco de Expo Veterinarias 2018.

Escribe Facundo Sonatti

Bajo el paraguas de Expo Veterinarias 2018, se llevó a cabo una nueva edición del Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops con el lema “El Veterinario como Agente de Salud: la prevención es el futuro”.
El encuentro que consistió en una doble jornada los días 23 y 24 de junio tuvo lugar en Costa Salguero y hasta allí se dirigió Revista 2+2.

Una apuesta que crece
El número de visitantes a fines a la temática trepó un 10% con respecto a 2017 y alcanzó las 2.988 personas. A su vez, según cifras de los propios organizadores,

Ganadora de la camiseta
en Instagram

2.221 veterinarias y pet shops estuvieron representados, un 12% más que el año previo.
Entre los asistentes se pudieron contar 156 representantes de droguerías y distribuidoras y 97 representantes de fabricantes, laboratorios e importadores.
Vale mencionar que un 54% de los visitantes fueron de Capital y GBA y el resto, provenientes de distintos puntos del país e incluso de países vecinos.
Y todos pudieron disfrutar de una muestra que sumó un 53% más de m2 y un 31% más de expositores que en 2017.
“Estar un fin de semana apostando a la capacitación es meritorio porque tener una clínica veterinaria en este país es un desafío constante”, analizó en su presentación el Dr. Dante Gotelli, uno de los directores de Target Media, empresa organizadora del evento.
El abanico de especialistas a cargo de las charlas que ocuparon la doble jornada incluyó al Dr. Gustavo Machicote, dermatólogo español, que volcó sus conocimientos en tres disertaciones a lo largo del día sábado.
“Errores más frecuentes en la clínica dermatológica”; “Consideraciones terapéuticas en dermatología” y “El diagnostico dermatológico antes de ver al paciente, la importancia de la historia y la anamnesis”, fueron los tres títulos que abordó el especialista encargado de la apertura del día sábado.
Durante la misma jornada, el Dr. Jorge García tocó el tema de la obesidad: ¿un camino hacia la diabetes mellitus?; mientras tanto, el Dr. Guillermo Lamarca título su presentación como “Diez formas de agredir los riñones de nuestros pacientes felinos y caninos” y se respondió el siguiente interrogante ¿cómo evitar llegar a tener tantos pacientes con enfermedad renal terminal?
Más tarde fue el turno del Dr. Guillermo Belerenian con “Actualización en cirugía cardíaca: aplicación de nuevas técnicas con el corazón latiendo”.

Capacitaciones y premios
Esta Revista 2+2 aprovechó el encuentro para premiar a nuevos suscriptores y a sus históricos aliados.
Fue así como Karina Rodríguez, de Paño Pet, se llevó una cafetera Nespresso.
Mientras tanto, a partir de una campaña de promoción para sumar nuevos suscriptores, el sorteo de una camiseta oficial de la Selección Argentina que quedó en manos de Astrid Alvarez, médica veterinaria de Pet Shop Puppieslanf.
A su vez, en el segundo día tuvieron lugar las presentaciones de cuatro disertantes locales.
“Cambiar o desaparecer, el cliente exige cada día más”, fue el título que eligió el Lic. Plácido Cosentino; y “Gestión estratégica de Pymes Familiares”, la temática abordada por el Lic. Darío Rubinsztein (Ver páginas siguientes).
Por la tarde, bajo el lema de “La amenaza latente de Mercado Libre y Amazon y el uso de las redes sociales como herramientas para hacer competitivo el negocio”, fue el aporte de Matías Wullich.
Mientras que la especialista en peluquería canina, Daniela Scolaro, aportó su visión sobre brindar un servicio de calidad.
“Tenemos una tarea que consiste en mantener el equilibrio, la salud (de la piel) y belleza del perro de forma constante y eso nos otorga un rol muy importante en la veterinaria con un fuerte carácter del servicio”, analizó la profesional en lo que fue el cierre del Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops.

Bajó el título “Cambiar o desaparecer”, el Lic. Placido Cosentino alienta a los médicos veterinarios a pararse en un lugar de aprovechamiento de los tiempos que corren para diferenciarse del resto.

Hay sonidos de guerra en el mercado de retail y hay que buscarle salida a esta situación”, comenzó el Lic. Placido Cosentino su presentación en el marco del
o Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops 2018. “Existen salidas ante esta situación, pero son difíciles”, advirtió a continuación.
“Hay dos tipos de variables, las incontrolables (no podemos hacer nada) y las controlables que es sobre las cuales debemos trabajar. Hoy, estamos ante lo que llamo un VICA: Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad”, explicó en el inicio Cosentino y siguió: “los argentinos somos bipolares en lo económico. Estamos bien, vamos mal, estamos mal, vamos bien. Sin embargo, en las crisis no todo el mundo pierde, sino que se despiertan oportunidades. En los momentos donde el mercado está en un bajón hay que aprovechar para actuar. Sin embargo, No hay que hacer cambios espasmódicos sino tender a un negocio de sustentabilidad”.
Para el especialista aquel que pega primero, pega dos veces, por eso hay que avanzar con propuestas innovadoras en este contexto de guerra comercial.
Y para marcar la diferencia, propuso una serie de puntos a tener en cuenta:
• La localización y el diseño de la marca del local son el primer paso.
• El segundo, tiene que ver con el desarrollo de un concepto, en otras palabras, cuáles serán las categorías y los productos que voy a ofrecer.
• La tercera es la planificación que incluye presupuesto, stock, inversión y proyección de ventas.
• El cuarto punto pasa por la fidelización de los clientes.

Cambiar el foco
“Todos los días debemos repreguntarnos cómo será el futuro de nuestro local.
¿Estamos en el camino correcto para seguir en el negocio en los próximos años?”, expresó Cosentino en otro pasaje de su presentación.
“Más allá que el precio es un factor determinante hay que ofrecer un servicio cada vez mejor. Los veterinarios son prescriptores de bienestar, es decir, son una especie de coach para sus clientes que buscar el bienestar de las mascotas”, analizó. Y se explayó: “hay que dejar de hacer siempre lo mismo y no solo seguir reglas básicas del marketing tradicional. Los consumidores van a buscar ciertas cosas a un local, desde una atención básica, donde cumplen con lo esperado; pasando por lo deseado, un atributo que no espera, pero aprecia si lo sorprendemos, como puede ser un cambio de imagen en el local. Y los imprevistos, como una sorpresa que luego pasa a ser deseado, porque espera eso cada vez que vuelva”.
En otro pasaje de su presentación, Cosentino destacó que, entre las innovaciones indispensable esta la presencia online y la posibilidad de la venta por ese canal. Sin embargo, el primer paso es tener una página web adaptable a smartphones. Luego, la venta online es clave para atraer a los milennials que en casi el 50% de los casos chequean online previo a concretar su compra.

Titulo de la Subnota

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Illo adipisci voluptates officiis quam, incidunt nemo suscipit nam culpa nostrum, laudantium aliquam, accusantium fugit necessitatibus! Adipisci, expedita harum sit repellat eaque obcaecati suscipit deleniti laboriosam nisi vero vel repudiandae, dolore delectus minima optio, quisquam itaque? Reiciendis quaerat possimus molestias, veniam at rem. Laudantium nostrum rem inventore voluptatum necessitatibus autem, sed harum, ea

 

Así lo entiende el Lic. Darío Rubinsztein, que participó de la última edición del Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops, que se desarrolló en Costa Salguero el pasado mes de junio.

En la Argentina se estima que existen al menos 800.000 empresas y que se en su gran mayoría son pequeñas y medias, las popularmente conocidas como pymes. Del mismo modo, la enorme mayoría de las pymes argentinas son de carácter familiar, lógica de la cual no escapan veterinarias y pet-shops.
El Lic. Darío Rubinsztein, consultor de pymes familiares, abordó las principales problemáticas que enfrentan estas organizaciones en el marco del Congreso Argentino de Capacitación para Veterinarias y Pet Shops 2018.
“Toda organización tiene cuatro componentes básicos: personas, objetivos, recursos y un sistema de actividades que depende de nosotros. El entorno político, económico y social, son variables exógenas que no controlamos”, sentenció Rubinsztein.
“En cualquier negocio hay un objetivo implícito que es la utilidad y otros dos que tienen que ver con el crecimiento y la supervivencia. Estos últimos no siempre están planteados. Por eso, volviendo al punto anterior, las cuatro variables mencionadas son las que en gran medida definirán el éxito (o no) del negocio veterinario”, explicó el profesional, ante el auditorio al que también asistió Revista 2+2.

Una nube gris
“En las pymes familiares siempre habrá al menos una crisis”, disparó Rubinsztein y amplió su definición: “la primera crisis que se desata es la de delegar. La segunda tiene que ver con el ingreso de la nueva generación porque no siempre tienen los mismos intereses que los padres y nace la rivalidad entre las distintas generaciones. En estos casos, muchas veces empiezan a opinar los maridos y esposas sobre el manejo de la empresa y, en general, eso termina mal. Hay otras crisis que se desatan y tienen que ver con la gestión, el stock y los costos. Todas variables que se deben controlar para evitar pérdidas”. Sin embargo, la

“Un elemento para evitar conflictos en la Pyme familiar es adoptar una política
de reparto de dividendos”.

organización familiar no está sujeta a afrontar estas crisis sin ningún tipo de planificación.
Para el especialista, la pyme familiar tiene cuatro alternativas que debe consensuarse con los miembros de la misma. “En un mundo ideal, la primera tiene que ver con el traspaso generacional. Sin embargo, en el caso de que los hijos quieran seguir y no tienen capacidad se debe pensar en un managment profesional, es decir, alguien que tenga la capacidad técnica. Muchas veces, en las empresas familiares pequeñas, se piensa que esta persona se va a quedar con el negocio”, advirtió el experto como uno de los puntos débiles y agregó, “el tercer camino es la venta, es decir, salir del negocio, una alternativa muy viable en el rubro del retail en el cual operan las veterinarias y pet-shops porque se puede vender el fondo de comercio”.
Si todas las anteriores no son una opción viable, siempre está el cuarto camino: mirar para otro lado, es decir, no planificar la trascendencia.
“El único de los cuatro caminos que no puedo recomendar es el último. En cualquier caso hay que evitar ser presos de la empresa en el sentido que sea lo que les da de comer”, aconsejó el licenciado.
En otro pasaje de su presentación, Rubinsztein apuntó que, hay aptitudes y actitudes y estas últimas son las que debemos trabajar entre los familiares y también los empleados. “Las discusiones familiares son impropias en los locales, hay que generar espacios para resolver los inconvenientes sin interferir con el día a día de la compañía”, agregó.

Faros largos
“Mientras que la familia crece naturalmente, el negocio debe tener un crecimiento acorde para que el resultado del mismo alcance para todos. A su vez, se debe tener una visión de futuro en común”, afirmó Rubinsztein. “Nada de esto es viable sin tener métricas tales como el ticket promedio, las ventas por m2, la frecuencia de retorno de los clientes, los productos más rentables, la estacionalidad, un estado de resultado, pronostico de ventas, etc”, continuó.
“Otro elemento para evitar conflictos en la pyme familiar es adoptar una política de reparto de dividendos porque si un año le prestó plata a un hijo para que se compre un terreno y al siguiente, la economía genera una merma en mi negocio y mi otro hijo demanda el dinero necesario para otro terreno y no se lo puedo pagar, se va a desatar un problema”, ejemplificó y reforzó: “en las empresas familiares una de las primeras problemáticas que surgen es que todos opinan. Sin embargo, lo que no se puede perder de vista en una pyme familiar es hacia dónde vamos”.

Representantes de Biogénesis Bagó, Labyes, Brouwer, Boehringer Ingelheim, CONECAR, ProinVet y la FCV de Tandil (UNCPBA) viajaron a Brasil para conocer las últimas novedades en el sector.

La posibilidad de establecer vínculos comerciales que ofreció el Animal Health Innovation Forum de San Pablo, Brasil, fueron aprovechadas por asistentes de distintas partes del mundo, entre los que se destacó un grupo de empresas e instituciones argentinas.
De la partida fue, por ejemplo, Patricia Perotti, en representación de un Laboratorio Brouwer que sigue creciendo en inversiones a nivel local, en busca de nuevas

Las 5 cifras del evento

Durante el Animal Health Innovation Forum que se realizó a fines de mayo en el Hotel Intercontinental de San Pablo, Brasil, referentes de la industria veterinaria mundial compartieron una serie de estadísticas que resumimos a continuación.

  • El mercado global de productos veterinarios superó allá por el año 2016 los US$ 30 mil millones, el 65% corresponde a la facturación de las tecnologías destinadas a animales de producción y el 35% restante de negocios ligados a animales de compañía y otras especies.
  •  El 57% del total del mercado mundial es de productos farmacológicos, seguidos por biológicos (29%) y aditivos (14%).
  • América Latina ostenta el mayor porcentaje de mascotas por hogar, con fuerte participación de Argentina (82%) y Brasil (70%).
  •  Al evaluar el índice de medicalización del ganado bovino a nivel global se percibe que mientras en Estados Unidos se invierten entre US$ 22 a 25 por animal al año en productos veterinarios, en Europa este desenbolso es de US$ 15, al tiempo que Argentina y Brasil se encuentran inclusive por debajo de la media global (US$ 8), con US$ 4 y 3 de inversión, respectivamente.
  •  Esta misma situación se percibe en un segmento regional de pets con 160 millones de perros y gatos, pero con los mismos desafíos: mientras en Estados Unidos las personas invierten US$ 45 al año en el bienestar de sus mascotas, en América Latina esa cifra apenas alcanza los US$10.

oportunidades de crecimiento en el exterior.
También viajaron para participar del workshop previo al evento (organizado por Boehringer Ingelheim), Ignacio Lucero Torres, gerente de Marketing en Argentina de la multinacional, y Roberto Guercetti, gerente de CONECAR, feedlot con hotelería para 10.000 cabezas. De esas mismas iniciativas participó la Dra. Candela Cantón, profesional del Laboratorio de Farmacología, Centro de Investigación Veterinaria de Tandil, CONICET, en la FCV de la UNCPBA.
“Por trabajar en el ámbito académico buscando soluciones transferibles al sector productivo en el actual contexto de resistencia antihelmíntica, participar del Animal Health Innovation LatAm resultó una excelente oportunidad de conexión con diferentes actores involucrados en la salud y producción animal”, nos explicó la veterinaria de Tandil que compartió opiniones con representantes de la industria, productores (argentinos y brasileros) y otros académicos. Mariano Cao y Manuela Mieres, del laboratorio ProinVet, también estuvieron presentes con una activa participación en las jornadas de networking programadas con empresas de otros países. “Somos un laboratorio nuevo en el mercado, con un perfil netamente innovador y es por ello que decidimos asistir a un evento donde ponernos al tanto de los nuevos desarrollos y las necesidades de cada segmento”, nos comentó la Dra. Mieres.

Conocer las tendencias
Interesante fue también dialogar en el Hotel Intercontinental de San Pablo, con Esteban Corrales, quien en representación de Labyes formó parte del Comité organizador del Foro. “Ha sido una excelente oportunidad como para encontrar socios comerciales y distribuir productos en otras geografías o bien tomar conocimiento de productos y servicios que se están por realizar o fueron desarrollados recientemente para los mercados de sanidad animal tanto de grandes, como de pequeños animales”, explicó Corrales.
“Las innovaciones que se presentaron van en línea con una tendencia global que aún no se ha desarrollado en Argentina: cada vez más veremos tecnologías que fueron desarrolladas para el sector farmacéutico humano, en el área veterinaria de las mascotas. Escuchamos sobre anticuerpos monoclonales, medicina preventiva, ingredientes naturales, novedades en oncología y otras soluciones interesantes para una empresa con el porfolio de Labyes”, describió.
“Como industria debemos comprender que nos movemos en un negocio más de pasión y que de razón, lo cual debería trasladarse desde el desarrollo y la comercialización hasta las estrategias de comunicación y de marketing de un determinado producto”, analizó Corrales y concluyó, “desde la industria tenemos que dar soporte a los médicos veterinarios para que puedan transmitir la importancia de la buena sanidad de los animales al resto de la sociedad.

Guillermo Mattioli y Mónica Bressi dan por inaugurada la iniciativa junto a veterinarios privados en La Rural.

En la Rural de Palermo (CABA), la empresa puso en marcha su red de “Veterinarias +Bio”, una propuesta con foco en la relación veterinario-productor para la

¿Cuáles son los beneficios
de sumarse a la
Red de Veterinarias +Bio?

Gustavo Mercau.

A través de este programa, Biogénesis Bagó le brindará a las veterinarias adheridas la posibilidad de ofrecer a sus clientes diferentes modalidades de servicio para la implementación integral de los planes sanitarios + BIO Plan, que se adecuan a cada sistema productivo y que han sido elaborados, estudiados y perfeccionados por el servicio técnico de la compañía, en base a investigaciones y a un profundo conocimiento de la realidad de la salud del rodeo argentino.
“La filosofía de trabajo es brindar una atención personalizada con el objetivo claro de garantizar la salud de los animales y la productividad”, explicó Mercau.
Biogénesis Bagó les brindará a las veterinarias, además de todo el apoyo del servicio técnico, las herramientas claves para optimizar la gestión diaria y lograr una buena difusión de esta propuesta de valor: capacitaciones, software de gestión, app para interactuar online con el productor, planes de fidelización y reportes y estudios de mercado, entre otros beneficios.

adopción de tecnologías sanitarias y productivas.

Biogénesis Bagó presentó la Exposición Rural de Palermo “la veterinaria del futuro” y con esta iniciativa pone en marcha su nueva propuesta para incentivar la mayor productividad ganadera, “Veterinarias +Bio”.
“Es una propuesta que busca modernizar la atención veterinaria, sin perder cercanía, generando la oportunidad de brindar un servicio más integral a los productores, con el respaldo de nuestra compañía para la gestión y el servicio técnico”, sostuvo Mónica Bressi, directora comercial de Biogénesis Bagó.
Puntualmente, a través de esta nueva iniciativa “co-creada con veterinarios que expresaron sus necesidades y expectativas para ofrecer un mejor servicio de cara al futuro”, Biogénesis Bagó busca mejorar la llegada al segmento del 70% de productores que no cuentan con asesoramiento profesional permanente y donde se registra una baja adopción de tecnologías sanitarias productivas.
“Se trata de un modelo de gestión innovador que pone a las veterinarias en el centro de la acción para profundizar un trabajo que tiene como fin elevar en Argentina los índices de productividad del sector ganadero que, en promedio, no se modifican desde hace más de 40 años“, sostuvo Gustavo Mercau, gerente de Marketing de la compañía.

Para esto se propone formar una red nacional de veterinarias + Bio que brinde un servicio diferencial y asesoramiento integral para la implementación de planes sanitarios, buscando dar respuesta a dos necesidades básicas: la salud de los rodeos y las necesidades de rentabilidad de la unidad productiva.
Vale decir que Biogénesis Bagó es una empresa de biotecnología de alcance regional e internacional con más de 80 años de trayectoria, especializada en el desarrollo, producción y comercialización de productos para la sanidad y productividad animal.
A través de innovación científica de referencia mundial, junto con la calidad certificada de sus procesos y productos (GMP, ISO 9001 y 14001), contribuye a la búsqueda de soluciones veterinarias para una mayor eficiencia productiva. La compañía ocupa la 3º posición en ventas en el mercado de grandes animales de Latinoamérica y se convirtió en la mayor empresa regional del sector. En sus plantas productivas modelo cuenta con más de 800 colaboradores especializados y está en permanente desarrollo de nuevas tecnologías para la salud animal.

Exposición Rural de Palermo. Biogénesis Bagó montó una auténtica Veterinaria +Bio como presentación oficial.

Mónica Bressi. “Es una propuesta innovadora”.

Por su parte, Sebastián Perreta, director de Desarrollo de Negocios y Estrategias de Biogénesis Bagó agregó que es necesario una reflexión conjunta “que

La primera veterinaria + Bio se pondrá en marcha en 9 de Julio (Buenos Aires) y luego se replicará el modelo en otras localidades con el fin de armar una red que implante una forma de servicio diferencial.producción sustentable”.

Con Veterinarias +Bio la compañía busca afianzar y mejorar los resultados de los conocidos Programas Frontera involucre a la industria veterinaria, los productores, la cadena comercial y los veterinarios con el apoyo de los gobiernos, para innovar en sentido amplio, para lograr que en Argentina haya más productividad de proteínas animales y así contribuir a la seguridad alimentaria de la población, en el marco de un sistema de
s Productivas y Fronterizate, que desde 2015 vienen convocando a productores, veterinarios, clientes, asesores y a todos aquellos que forman parte de la cadena pecuaria, a alcanzar los máximos niveles de producción en carne y leche, mediante el acuerdo de mejoras basadas en la sanidad de los rodeos y optimizando los recursos disponibles.

 

 

 

¿Por qué resulta clave profundizar la llegada a los productores?

Existen datos contundentes que presentan a la realidad productiva Argentina:

  • En Argentina hay 22.945.852 vacas de cría y 14.127.842 terneros destetados. 8.818.010 son “vacas turistas”, estos es que no producen un ternero por año, e igual están impactando en el ambiente.
  • A nivel país, pasar del actual índice de destete del 63% al 73% significan 2 millones de terneros más.
  •  En la Argentina el promedio diario de litros de leche/vaca es de 20 lts. mientras que en los países que adoptan tecnología y que se ubican en la frontera de producción, se llega a un promedio diario de 33 litros de leche/vaca.

Para mejorar la llegada a los productores, sobre todo al sector de pequeños y medianos donde la adopción de tecnología es baja, la compañía está implementando innovadores programas de relacionamiento, como Veterinarias +Bio que busca, ordenando los eventos sanitarios, con asesoramiento profesional, hacer más productivo el stock disponible y, de esta manera, achicar la brecha que separa a los establecimientos argentinos de la frontera de producción. “La inversión en un plan sanitario productivo, con base en la prevención, representa solamente entre el 2% y el 3% de los egresos dentro de todo el planteo productivo, y es el que más impacta en los resultados”, remarca Perreta. Asimismo, el directivo dejó en claro que la vinculación con entidades científicas, tecnológicas y autoridades sanitarias del mundo contribuye a desarrollar los avances adecuados para las necesidades de cada contexto, y hoy 3 de cada 10 bovinos de Sudamérica reciben la vacuna antiaftosa de Biogénesis Bagó, que con sus programas de vacunación ayudó a erradicar la fiebre Aftosa en la mayoría de los países del continente. Además, hoy es la única empresa con productos aprobados para ser utilizados en caso de aparición de la enfermedad de fiebre Aftosa en Estados Unidos y Canadá.