HomeEdición ImpresaRabia: “Argentina aún no llega a la meta mínima de vacunación”
Internacional

Rabia: “Argentina aún no llega a la meta mínima de vacunación”

La prevención de esta zoonosis presenta un déficit en las dosis aplicadas en animales de compañía. Se estima que sólo se vacunan un 30% de los perros, cuando lo ideal sería un nivel superior al 70% de cobertura.

Escribe Facundo Sonatti

Es la primera vez que el RITA se realiza en Argentina. Asisitieron más de 250 profesionales de 22 países.

Dr. Alejandro D. Parola, presidente del comité organizador.

La rabia es un enfermedad endémica en más de 150 países y afecta principalmente a poblaciones de bajo recursos y niños.
La Alianza Global para el Control de la rabia estima que el costo económico causado por la enfermedad es de US$ 8.600 millones al año. Si bien más del 95% de los casos reportados se encuentran en Asia y África, América Latina tiene un foco relevante en Bolivia que afecta las fronteras de sus países limítrofes. Quizás por ese motivo, resultó paradójico que sobre más de 250 asistentes de 22 países, ningún representante de ese país se haya hecho presente en lo que fue la XXIX Conferencia Internacional de Rabia de las Américas (RITA) que se llevó a cabo del 28 de octubre hasta el 1° de noviembre de este año, en la Ciudad de Buenos Aires.
Es la primera vez en la historia que el comité internacional designa a la Argentina como sede del encuentro. La organización quedó en manos de la Fundación Pablo Cassará y los dos temas centrales abordados, a lo largo de los cuatro días que tuvo lugar el encuentro de capacitación, fueron una mirada regional con respecto a los problemas de rabia y por otro lado, como estimular la producción de vacunas en la región, porque hay un déficit de dosis tanto para animales como humanos.

Argentina en offside

Si bien no se cuentan víctimas humanas fatales desde 2008, la presencia de rabia en la Argentina sigue latente. Para Gabriela Calamante, investigadora del Instituto de Biotecnología (IB) del INTA Castelar y miembro del comité organizador local, en diálogo con Revista 2+2, comentó que, este encuentro es una oportunidad única de contactar a referentes internacionales, que nos conozcan y visibilizar lo que estamos haciendo en materia de rabia el país. “Argentina no llega a la meta mínima de vacunación de perros para la buena y correcta prevención de rabia canina que es del 70%”, sostuvo la especialista y explicó: “Hay un plan fuerte de vacunación sobre animales de compañía, sin embargo, hay brotes en países vecinos, sobre todo en Bolivia. Las fronteras secas hacen que haya un tráfico importante de animales y personas por lo cual tenemos principal foco de atención allí”.
A su vez, en materia de vacunas para la prevención de la zoonosis en humanos, Calamante señaló: “Argentina aún no tiene producción local y las dosis se importan. Sin embargo, hay varios laboratorios pensando en incorporarlas a su oferta y son aún más los volcados a la producción de vacunas con fines veterinarios”.
Según cifras del mercado, se estima que en el país solo se comercializan alrededor de 2 millones de dosis por año orientadas al mercado de animales de compañía, es decir, menos del 30% de la población canina. Eso significa un riesgo elevado, sobre todo en el Norte, donde la frontera con Bolivia resulta una fuente de tráfico de personas y animales que pueden llegar a estar infectados con esta zoonosis.
Entre las razones que explican estar tan lejos de los niveles mínimos necesarios de vacunación, la Lic. Solange Cassará, directora ejecutiva de Fundación Pablo Cassará, aseguró que es la falta de decisión política.
“Nuestro laboratorio ya hizo los lotes pilotos y tenemos el producto listo para salir a la calle, de hecho, fue la ANMAT quien colaboró en el desarrollo de esta vacuna para humanos. Tenemos que hacer una pequeña prueba clínica y avanzar en la comercialización”, adelantó.
Para el Dr. Alejandro Daniel Parola, presidente del comité organizador local y miembro de la Fundación Pablo Cassará, hay mucha y muy buena gente trabajando sobre rabia en la Argentina. Si logramos transmitir el mensaje correcto hacia el resto de la comunidad y eso contempla a los distintos niveles gubernamentales hacia arriba, podremos avanzar en su erradicación de cara a 2030. Mientras tanto, los colegios de médicos veterinarios y el propio Gobierno tienen la responsabilidad de educar a los dueños de las mascotas sobre la relevancia de la vacunación y los dueños de las mascotas tienen la responsabilidad de llevarlos a vacunar más allá de las campañas para reducir la exposición.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: