HomeEdición ImpresaUna inversión pensada para la próxima generación
Visión

Una inversión pensada para la próxima generación

Rubén Errico invirtió tiempo y dinero para renovar Veterinaria La Rural, en la localidad bonaerense de 25 de Mayo. ¿Cuál será el rol de sus hijos (y colegas) en esta nueva etapa del negocio familiar?

Por Facundo Sonatti

En diálogo con nuestro medio, Rubén Errico destacó con alegría la reinauguración de su veterinaria, junto a su familia.

Más de tres décadas atraviesan la carrera veterinaria de Rubén Errico, profesional radicado en la localidad bonaerense de 25 de Mayo, propietario de Veterinaria La Rural, quien acaba de desembolsar alrededor de US$ 100.000 para renovar su histórico local céntrico, de 260 metros cuadrados y ampliar su oferta de servicios tradicionalmente orientados a grandes animales, también a las mascotas.
Claro que, en esta última etapa de la aventura, no está solo. Santiago y Agustina Errico, siguieron los pasos de su padre y forman parte del staff de la veterinaria que cuenta con más de 100 clientes ganaderos (unos 23.000 vientres), repartidos entre los partidos de 25 de Mayo, 9 de Julio, Bragado, Tapalqué, Alvear, Bolívar y la otros de la provincia de La Pampa.

En familia

“En 2001, tuve un problema cardíaco que me dejo seis meses fuera del negocio. Mi hijo, Santiago, de apenas 16 años, decide estudiar veterinaria para continuar con el legado familiar al frente de la veterinaria”, recuerda Rubén Errico. Tras viajar por distintas partes de Europa, Santiago repitió el mismo recorrido que su padre y se recibió de Médico Veterinario para luego hacerse de las primeras armas en la experiencia a campo. Su hermana, Agustina, compartió la elección y, hoy se encuentra realizando una maestría de Reproducción bovina en el IRAC cordobés.
“Pronto seremos cinco los profesionales trabajando en Veterinaria La Rural. A su vez, tenemos una empleada administrativa y otra colaboradora”, señala Errico y sigue: “Entre los cambios importantes que estamos implementando, uno es apuntar a brindar un asesoramiento integral de los establecimientos. Hay dos tipos de productores, algunos de la vieja escuela que no son sencillos de cambiar, pero sí una generación nueva que, al tener otra educación y formación, entienden cuál es la propuesta. No solo les interesa, sino que lo demandan. Vale decir que no solo hacemos el diagnóstico de gestación y revisación de toros, sino también una recorrida mensual con el agrónomo para tomar medidas a tiempo y aplicamos los productos nosotros para garantizar entre otras cosas la cadena de frío. Con esto buscamos diferenciarnos de la competencia”.

Entre los cambios importantes que estamos implementando es apuntar a brindar un asesoramiento integral de los establecimientos.

En Veterinaria La Rural los ingresos por honorarios son mayores que por la comercialización de medicamentos.
Sin embargo, su propietario señala que, a los productores que asesora los lleva elegir por calidad y no por precio. Según sus palabras, “algunos lo entienden, pero otros son más reacios a esa estrategia”.
“Los jóvenes traen nuevas ideas y son más amigables con la tecnología, las redes sociales y hasta la presentación de los informes que hacemos cada vez que atendemos alguna patología”, asegura Errico y afirma: “Es una inversión pensada para la próxima generación”.
El profesional advierte que hay que ser conscientes que los cambios no se ven de un día para el otro; la aplicación de un plan sanitario consistente durante un par de años puede mitigar las pérdidas.
“El rol del veterinario es hacerle saber que la sanidad no es un gasto sino una inversión algo que todavía no está del todo aprendido”, resalta.
A la hora de trazar una comparación entre los negocios de grandes y pequeños animales, Errico lo pone en números: “Si bien con una ivermectina podemos llegar a mejorar la productividad de X cantidad de terneros valuados hoy en millones de pesos, muchas veces la rentabilidad termina siendo mayor al comercializar una vacuna quintuple para caninos; con el agregado de los distintos grados de dificultad entre vender uno u otro producto”. Del mismo modo, Errico sostiene que, está en el profesional manejar la situación. “Hay que apuntar a un target nuevo de clientes, innovar y diferenciarse”, propone.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: