Una competencia internacional reconoció el trabajo de un grupo de estudiantes argentinos, al tiempo que puso sobre el tapete los desarrollos que impactarán sobre el desempeño de los profesionales en el campo.

De la Redacción de Revista 2+2

Fly Your Ideas es un concurso organizado por la reconocida corporación aeroespacial, Airbus (www.airbus-fyi.com), líder a nivel global, donde participaron más de 270 proyectos de todo el mundo.
En esta última edición, cuyo ganador se estableció el pasado 27 de junio (Ver recuadro), un grupo de argentinos formó parte de los 7 finalistas de 11 países además del nuestro (Alemania, Grecia, India, Indonesia, Italia, Japón, Moldavia, Holanda, Noruega y Reino Unido) y 8 universidades diferentes.
Sus antecedentes académicos varían desde Ingeniería hasta Tecnología de la Información, Ciencias Naturales y Finanzas.
Pilar Tagliero y Ana Bianca Rómulo son alumnas avanzadas de Ingeniería Aeronáutica en la UNLP e integran el equipo nacional que fue distinguido junto a Franco Negri, estudiante de Ciencias de la Computación en la Universidad Nacional de Buenos Aires, y Tamara Teplitz, alumna de Ciencias Veterinarias en la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.
¿Por qué fueron seleccionados?
Desde 2018 vienen llevando adelante un proyecto multidisciplinario cuyo fruto es la App denominada “VACA”.

¿De qué se trata?

VACA tiene como objetivo proporcionar información útil para los ganaderos sobre la calidad y cantidad de los pastos, la cantidad de animales en los potreros y la condición física del ganado.
Para ello planificaron una App para descargar en los teléfonos celulares que cuenta con tres servicios:

  • Uno es la provisión de información meteorológica a través de un sistema de alerta para poder prever fenómenos climáticos, como inundaciones o sequías.
  • En segundo lugar, el empleo de imágenes satelitales para verificar el estado del campo y evaluar la calidad y cantidad de las pasturas.
  • Y, por último, la incorporación de una “tag” o chip en cada vaca para controlar su desplazamiento a través de unos lectores ubicados cerca de los bebederos.
    “Lo que nos queda por delante es terminar de desarrollar la aplicación y ajustar ciertos parámetros. Y, a partir de imágenes satelitales que tiene Airbus, seguramente haremos un trabajo de campo”, sostuvo Pilar Tagliero en diferentes entrevistas difundidas recientemente.

Ideas que vuelan

Más allá de destacar la participación del grupo de trabajo argentino con la App “VACA”, corresponde mencionar que la última edición de la competencia “Fly Your Ideas”, de la compañía Airbus, quedó en manos del equipo “Zero”, de Holanda. ¿Cuál fue la idea innovadora? Se trata de una aplicación de sistemas inalámbricos en aviones en lugar de sistemas cableados tradicionales.
Esta idea resuelve la principal limitación para IoT en aeronaves al eliminar la integración de la batería, un desafío actual para la seguridad y la regulación. Además, reduce el consumo de combustible y el peso, al tiempo que simplifica las modificaciones de las aeronaves y las necesidades de mantenimiento. Más información en: www.airbus-fyi.com.

Pilar Tagliero y Ana Bianca Rómulo, de la UNLP, son parte del grupo argentino.

Desde el laboratorio veterinario nacional repasan una serie de conceptos estratégicos a la hora de aplicar esta línea de productos en los bovinos.

A fin de repasar algunos conceptos básicos vinculados al uso de los antiparasitarios en bovinos, es que desde Tecnofarm compartieron una serie de definiciones estratégicas.

  • Los Bencimidazoles actúan uniéndose a un sitio específico de la proteína tubulina, modificando su patrón de polimerización para formar los microtúbulos, lo cual desencadena la despolarización de los mismos con la consiguiente pérdida de la homeostasis del parásito, (deficiente captación de glucosa y disminución en la producción de ATP). El parásito pierde movilidad, se desprende y muere.

Además, inhiben a la enzima fumarato – reductasa, que convierte fumarato a succinato, proceso fundamental en el metabolismo del parásito.

  • Entre los ecto-endoparasiticidas, las Lactonas Macrocíclicas, avermectinas y milbimicinas, actúan como agonistas de GABA y se unen también a los canales de cloruro regulados por glutamato en las células nerviosas y musculares. En ambos casos estas acciones determinan el bloqueo de la transmisión de las señales neuronales de los parásitos, los que resultan paralizados y finalmente expulsados del organismo.
  • El Levamisol actúa como agonista del receptor nicotínico de la acetilcolina con efectos muscarínicos y nicotínicos a partir de los cuales se produce una parálisis espástica, que determina el desprendimiento del parásito de su sitio de localización.

“Por esta razón, al ser diferente la forma de actuar, al rotar estos tres grupos antiparasitarios durante el año se reduce la posibilidad de resistencia parasitaria”, aseguraron desde Tecnofarm.

El MV Marcos Arnhold no tiene dudas que esto recién comienza. Con una clínica de 550 m2 en Oberá, Misiones, atiende más de 20 pacientes por día y apunta a la tecnología y especialización para seguir creciendo.

Por Facundo Sonatti

«Mi objetivo es sumar más colaboradores
profesionales con especialidades». MV
Marcos Arnhold.

Los inicios nunca fueron fáciles. Una combinación de incertidumbre, miedo y desafíos se entrecruzan a la hora de abrir las puertas de un nuevo negocio. Sensación que vivió en carne propia el médico veterinario misionero Marcos Arnhold que desde “El Pájaro Loco”, su clínica veterinaria emplazada en Oberá, hoy, atiende un promedio de 20 pacientes por día. Sin embargo, en los comienzos apenas concretaba una consulta diaria, vendía no más de 5 kilos de alimento balanceado y alguna que otra planta que le cedía su madre, dueña de un vivero, para que su hijo se capitalice.
En diálogo con Revista 2+2, Arnhold repasa el crecimiento de su negocio y la profesión y las nuevas metas que se propone alcanzar en los próximos años.
“Los comienzos fueron muy difíciles, la situación en el país era realmente crítica tras la crisis de 2001. Mi padre pudo sustentar mi primer mes de alquiler en Oberá y construí mi primera mesa de atención con una plancha de acero inoxidable y una mesa que tenía en casa y no tenía más que $ 500 en el bolsillo. A su vez, Provet, una empresa misionera, me ayudó en los inicios con un crédito por otros $ 500”, resume esos primeros pasos.

«El Dr. Jorge Alberto Fernández me ayudó a incursionar en el segmento de pequeños, pude colaborar en su clínica y así se convirtió en mi mentor»

“Ya en aquel entonces, todos los pueblos cercanos a Oberá visitaban la ciudad para atender sus mascotas. A su vez, a partir de la experiencia que sumé en Corrientes, como pasante, armé mi primer stock de medicamentos, fundamental a la hora de pensar en ejercer la profesión”, asegura quien hoy recuerda entre risas que simuló un mayor stock de medicamentos consiguiendo cajas vacías para exponer en la clínica.

Una alianza oportuna

En los inicios, las consultas que llegaban al local eran realmente escasas. Sin embargo, Arnhold provisto de una pequeña moto, empezó a generar su clientela a partir de la atención domiciliaria.
“Fue un segmento rentable desde el principio. Logre cubrir el costo de mi segundo mes de alquiler y nunca más tuve que recurrir a mis padres para sostener el negocio”, sostiene el profesional que estudió en la Universidad del Nordeste, con base en Corrientes.
La moto de la cual se valió para sumar los primeros clientes no sería su única aliada.
Al año de comenzar, conoció a quien sería su esposa, Carola Oswald, una ingeniera comercial, hija de la propietaria de la Confitería Alemana, un referente comercial de Oberá.
“Ella se crió con el costado comercial. A su vez, hizo un posgrado en PyMe y su aporte en el desarrollo de la clínica fue fundamental. Aún me sigue ayudando a manejar los números del negocio, es mi mano derecha”, asegura el médico veterinario.
La parte clínica y de cirugía siempre fue mayor en el peso de la facturación para Arnhold. “En los últimos meses, las ventas de alimentos y accesorios cayeron mucho pero me sirven para sostener los costos fijos de la clínica. No me genera rentabilidad sino que los honorarios tanto de clínica, como internación y estudios complementarios significan el grueso de las ganancias”, explica quien a su vez, cuenta con un segmento de peluquería del cual se ocupa también su esposa.
Un 50% de los ingresos de El Pájaro Loco pasan por la venta de productos, un 30% servicios en general y el resto se lo lleva peluquería.
“La relación entre las ventas y la rentabilidad de la clínica es inversamente proporcional entre los servicios y la venta de productos. Así mientras las cirugías representan solo un 20% de la facturación, repercuten en un 80% de las ganancias versus la comercialización de vacunas donde solo un 20% de la facturación se traduce en rentabilidad”, expone el profesional.

De menor a mayor

“Me críe en la chacra de mis padres y a eso de los 9 años ya tenía un cariño especial por los “bichos” más allá que mis padres no se dedicaban a la actividad pecuaria sino que se tenían plantaciones de té, yerba y tabaco. A partir de eso, cuando visitamos el pueblo para hacer compras, en Alem o la ciudad más grande de la zona, Oberá, parabamos en alguna veterinaria y yo no veía la hora de bajar para ver los animales”, recuerda sus primeros contactos con lo que hoy es su vocación.
“Mi padre, un maestro part-time, siempre me incentivó el estudio. Cuando ingresé en la secundaria ya estaba decidido que mi carrera profesional sería Veterinaria. En el fin de curso, visitamos Corrientes y Resistencia, donde pudimos recorrer las facultades y el único que visitó la de veterinaria fui yo con la intención de inscribirme en la carrera”, repasa un poco más de su historia.
“Si bien me costó vivir en una ciudad a la que no estaba acostumbrado, me aboque de lleno al estudio y me recibí en 2002. A partir de mi segundo año en la carrera, era ayudante de la cátedra Anatomía 1 del Dr. Jorge Alberto Fernández, quien me ayudó a incursionar en el segmento de pequeños: pude colaborar en su clínica y siendo así que se convirtió en mi mentor”, afirma Arnhold.
Para el creador de El Pájaro Loco, los dueños de mascotas son cada vez más exigentes a la hora de demandar servicios, se informan y tienen animales de raza. “Los consumidores son mucho más “quisquillosos” quizás porque antes no tenían tanto acceso a la información”, acota quien sobre un terreno que era de sus suegros, construyó su nuevo local. Sin embargo, pronto le quedó chico y sumó otro espacio lindero en alquiler, sumando un total 550 m2 entre la clínica y el área comercial.
“Estamos haciendo de tres a cinco procedimientos quirúrgicos por día. Estimamos que tenemos unos 20 pacientes diarios en promedio, confirma el profesional, escoltado por una enfermera, una pasante de veterinaria y varios colaboradores.
“Mi objetivo es sumar más colaboradores profesionales con especialidades porque creo que la actividad nunca tiene un techo, siempre hay algo para agregar y la tecnología siempre aporta nuevas herramientas”, adelanta los próximos pasos desde Oberá, en comunicación telefónica con Revista 2+2.

Veterinaria “El Pájaro Loco” en números

Año de fundación: 2002.
Inversión inicial: $ 1.000.
Superficie de la clínica actual: 550 m²
Promedio de pacientes diarios: 20.
Promedio de Intervenciones
quirúrgicas día: 4.
Porcentaje de ingresos por
servicios: 30.
Porcentaje de ingresos por
peluquería: 20.
Porcentaje de ingresos por venta de alimentos y accesorios: 50.

La gran cuenta pendiente

No hay veterinario sobre la faz de la Tierra que no repare unos minutos a lamentar las falencias en la Universidad de un aprendizaje complementario a los dotes científicos sobre cómo gestionar el negocio.
Y el MV Marcos Arnhold no es la excepción: “La carencia es abismal en el aprendizaje del rubro comercial para los veterinarios”.
Para el misionero, creador de El Pájaro Loco, “sigue siendo una materia pendiente en las facultades porque no se nos enseña cómo desenvolverse ante los clientes, tampoco hay nada de marketing, números ni estrategias comerciales. Si no sabemos vender, las mascotas no vienen solas y detrás está el cliente que elige el local no solo por el precio sino por otras variables. El precio no es determinante, sino que pasa por la calidad de atención y el comportamiento del médico veterinario con la mascota ante su dueño”.
En un contexto repleto de información, “los dueños de mascota suelen demandar servicios o productos que ven en Internet”, analiza Arnhold a la hora de dar una respuesta a la demanda creciente. Sin embargo, asegura que. nunca pensó en abrir sucursales, pero siempre está atento a sumar nuevos servicios, más médicos especialistas y ampliar el área de internación sin descartar la incorporación de un segundo quirófano.

El laboratorio veterinario reforzó su alianza con los Círculos de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires, en busca de una mayor capacitación continua por parte de los profesionales.

Uno de los murales principales del stand que mostró Tecnovax en las 28° Jornadas Veterinarias organizadas por la Editorial Intermédica a mediados de mayo pasado incluyó los logos de todos los Círculos de Veterinarios con los cuales la empresa que ofrece la línea de vacunas Providean acaba de cerrar un estas entidades en el territorio bonaerense.

Mirá la entrevista completa con los representantes de Tecnovax

“La apuesta fue muy buena, estamos por segundo año consecutivo a presentar algunas vacunas nuevas y la alianza que tenemos con los Círculos Veterinarios y el compromiso con la Salud Pública. Y estamos muy contentos con la presencia. Realizamos negocios, mejoramos el vínculo con gente del interior”, explicó el responsable de la línea de Animales de Compañía de Tecnovax, Rafael Mercado.

Asimismo, pudimos dialogar con el referente técnico de Providean, el Dr. Leonardo Mauro. “Acompañamos el rol que se está tratando de ver al veterinario como un agente de salud pública. Salud Pública y el bienestar animal, que es el futuro de la medicina veterinaria”, aseguró el profesional, para luego graficar la apuesta del laboratorio: “el año pasado dimos más de 60 charlas, preparamos materiales para que los veterinarios tengan para motivar a la gente a que consulten cada vez más al veterinario. Jerarquizamos la profesión”.

Daniel Córdoba, representante de la firma elaboradora de alimentos balanceados para las mascotas, Alican, compartió las novedades de la línea, destacando también la llegada de Sieger Dermaprotect.

Con el objetivo de conocer las actividades que se encuentra realizando la empresa de alimentos balanceados para mascotas, entrevistamos a Daniel Córdoba, presidente del directorio de Alican SA. Este diálogo tuvo lugar en el stand que la firma montó en la pasada edición de las Jornadas Veterinarias 2019 organizadas por la Editorial Intermédica en la Ciudad de Buenos Aires.

“Tenemos muchas novedades para comunicar en un contexto de mercado en el cual queda claro el avance de las empresas nacionales de alimentos balanceados para las mascotas. Esto se ve reflejado en nuestro posicionamiento actual”, nos explicó Daniel Córdoba. Y avanzó: “Es un segmento en el cual es imposible quedarse quieto comercialmente, por ello que estamos lanzamos Sieger Katze , la nueva línea de alimentos para gatos desarrollada especialmente por veterinarios y nutricionistas, a partir de la observación y estudio de las necesidades nutricionales de los felinos”.

 

Ver entrevista completa a Daniel Córdoba, de Alican

 

Además, nuestro entrevistado destacó el posicionamiento que ha logrado la marca Sieger en el rubro veterinario, subrayando su calidad como principal atributo: “Tenemos muchas expectativas en Sieger Katze, línea que nos ayuda a completar una oferta integral para los profesionales y sus clientes”.

Más allá de esto, el referente de Alican también destaco el lanzamiento de Sieger Dermaprotect , el cual reduce la probabilidad de generar reacciones adversas en el organismo de perros adultos con tendencia a padecer sensibilidad en la piel y/o sistema digestivo, gracias a su fórmula a base de cordero y arroz.

Otra novedad que se suma a la estrategia de la compañía en cuanto a seguir lanzando productos innovadores al mercado.

 

Patricio O’Gorman es profesor del MBA de la Universidad de Palermo (CABA) y escribió dos libros sobre tecnología y negocios. Aquí comparte claves para ayudar a los veterinarios a fortalecer y expandir sus negocios actuales.

Por Gimena Rubolino

Patricio O’Gorman tiene una Maestría en Dirección de Empresas (UTDT, 2001) y es Contador Público (UCA, 1999). Además, es Profesor e investigador de la Graduate School of Business de la Universidad de Palermo desde 2003, donde dicta las materias Disrupción Digital en las Organizaciones en el MBA y EMBA y Management de la Tecnología. En 2008, sumó experiencia en un programa ejecutivo de Harvard University. Adicionalmente, es profesor en el Posgrado de Periodismo Digital (Universidad Pompeu Fabra + TN + Google).
Estudioso de las nuevas tecnologías y su impacto en los negocios, ha publicado Silicon Valley vs Hollywood (2018) y Diginomics (El Impacto de la Tecnología en los Negocios, Pearson 2012 junto con Gabriel Foglia).
Llega al encuentro previamente con esta Revista 2+2 abrigado y con ganas de compartir sus consejos para los potenciales emprendedores y aquellos veterinarios que están en busca de una expansión en su negocio porque, al fin y al cabo, lo que todos buscamos es la superación.

Revista 2+2 ¿Qué estrategias de ventas podría implementar un médico veterinario para mejorar su negocio?

PO: Más allá de estrategias de venta, creo que cada veterinario debe preguntarse dónde está su público objetivo; a qué va a apuntar él con su negocio. En el mundo online hay distintos lugares donde se los puede encontrar de forma muy segmentada y posicionarse eficazmente en un lugar de cercanía.
En este rubro y como en todo servicio, muchos nuevos clientes generalmente son referidos. Es decir, llegan a través de otros clientes satisfechos.
Lo primordial es tener clientes conformes porque esto aumentará el volumen de potenciales clientes. P
ara eso no se necesita experiencia alguna sino – ni más ni menos -que brindar un excelente servicio: atención personalizada, buen trato, seguimiento por distintos canales con servicios que el cliente valore con relación a su mascota, como pueden ser recordatorios o alertas de rutinas, vacunas, etc.

¿Qué modelo de negocios podría implementarse en un comercio con estas caracteristicas?

Una de las herramientas más accesibles para ayudarnos a definir el foco de la estrategia de nuestro negocio -ya sea físico o digital- es el “Business Model Canvas” (basado en un libro llamado Business Model Generation, por Alex Osterwalder, publicado por John Wiley and Sons en 2010).
Esta herramienta nos obliga a pensar en primera instancia quiénes son nuestros clientes objetivos y en base a ello articular nuestra propuesta de valor. Esta será la síntesis del servicio que nosotros préstamos y las ventajas que ofrecemos sobre nuestros competidores, resume los motivos por los cuales mis clientes debieran elegirnos.

¿Qué rol cumplen las redes sociales en este contexto?

Asumiendo que el veterinario presta un buen servicio, las redes sociales tienen el poder de amplificar su reputación y le permiten tener un mayor alcance (que el físico, claro está). Las redes sociales te permiten crear una comunidad en base al posteo de contenidos relevantes para los dueños de mascotas, como pueden ser: tips para llevar a tu perro de vacaciones, alimentación, vacunas, tendencias, etc. El contenido fomenta la creación de una audiencia fiel, que a su vez se transforma en comunidad, y desde ahí la idea es ofrecer la venta de productos y servicios relevantes a la misma.
Con relación al contenido que compartan los veterinarios, es clave tener en cuenta que mientras más genérico sea, menor atracción generará: no puedo construir una comunidad de dueños de pastores alemanes hablando de felinos, roedores y canarios.

«Antes de sumar un nuevo servicio, hay que hacer una buena autoevaluación del negocio actual».

¿Es recomendable recurrir a un consultor externo?

Creo que esto depende del tiempo que tengamos disponible para dedicar al negocio digital. Es decir, si no tenemos tiempo o recursos puede ser conveniente recurrir a un profesional externo que nos ayude.
El consultor tiene la ventaja de estar actualizado, dominar las herramientas y poder recomendarnos las más aplicables a nuestro negocio específico (si tiene experiencia en la industria, lo cual es ideal).
En tiempos de crisis esto puede transformarse en una fuente de ingresos adicionales siempre que pueda identificarse a la audiencia correcta y diseñar una estrategia para llegar a ella. Esto es especialmente relevante, porque con un presupuesto limitado, puedo buscar resultados concretos y específicos, que además tienden a ser cada vez más medibles en el mundo digital.

¿Qué puntos en común tiene la venta tradicional con la venta online?

La venta online me permite llegar mucho más allá del espacio físico (la clínica o el local). Más allá de las redes sociales que ya mencionamos están, por ejemplo, los servicios de telemedicina veterinaria que me permiten recibir consultas remotas y eventualmente derivar a la veterinaria en casos que demanden cierta urgencia.
Con la parte online puedo apalancar una buena reputación con mis clientes para tener impacto con otros potenciales que no necesariamente me conozcan personalmente.

¿Cuáles son los indicadores que miden la rentabilidad de un negocio en su formato digital?

Lo bueno es que en un proyecto digital se puede medir prácticamente todo.
Esto me permite entender cuántos usuarios interactúan conmigo y cuántos de ellos están dispuestos a recomendarme, o están interesados en comprar determinado producto.
A los que están interesados se les puede ofrecer promociones determinadas ya sean basadas en premios o en ocasiones especiales (por ejemplo, en el cumpleaños de tu mascota te regalamos un corte de pelo gratis), que esperamos resulten en mayor fidelidad y posibles compras adicionales.

¿Cuáles son los aspectos a considerar antes de apostar a estos servicios específicos?

Si el cliente está satisfecho en los servicios básicos que ya compra, el veterinario cuenta con credibilidad para ofrecer servicios adicionales. Acá también es importante no “sobre-expandirse”, ya que la confianza que me tiene un cliente no necesariamente aplica a todo.
Puedo ser un muy buen veterinario, aplicando vacunas y pipetas, pero eso no necesariamente me hace buen peluquero de mascotas.
Hay que tener claro cuáles servicios puedo incorporar directamente y cuáles puedo referir a otros profesionales más idóneos.
Pienso que está bueno incorporar servicios adicionales siempre y cuando no se pierda el sello de calidad que llevó al cliente a mi clínica. Hacer todo junto es difícil.

¿Considerás que invertir en publicidad digital es importante?

La principal ventaja de la publicidad digital es que nos permite manejar nuestro propio presupuesto. Primero tenemos que definir qué queremos hacer en redes sociales y buscar el segmento que mejor representa nuestra estrategia.
Las redes ofrecen herramientas de segmentación que podemos usar para entender los perfiles de los clientes antes de realizar una inversión. Además, se pueden planificar campañas en momentos determinados con una estrategia basada en distintas ocasiones (vacaciones, feriados, cambio de estaciones, edad de la mascota, etc.).
Por ejemplo, no es lo mismo ofrecer servicio de hotelería en abril o mayo que en noviembre/diciembre, donde la gente ya está pensando qué hacer con su mascota durante las vacaciones.

Por último, ¿qué consejo le darías a un veterinario que tiene ganas de expandir su negocio?

Lo primordial es hacer una buena autoevaluación del negocio actual y tener alguna idea más o menos clara de hacia dónde queremos ir para tomar la decisión que mejor se adapte a nuestras necesidades y recursos disponibles.
Para esto también se puede recurrir al asesoramiento externo, pero esencialmente es una decisión de negocio que tiene que tomar el profesional a cargo del negocio. Con los canales digitales, existen actualmente enorme cantidad de opciones; lo difícil es tomar la determinación y empezar a recorrer el camino hacia la innovación constante.
Como en todo, hay ciertos riesgos y hay que invertir, pero la oportunidad es real, monetizable y rentable.

Lectura recomendada

Para Patricio O’Gorman, “La Estrategia del Océano Azul”, de W. Chan Kim y Renée Mauborgne es un libro que defiende la importancia de la innovación a la hora de abrir nuevos mercados, alejándonos de la competencia destructiva que existe en la competencia tradicional de “Coca vs Pepsi”.
“Nos obliga a reflexionar sobre las características de nuestro negocio que valoran los clientes y desarrollar aspectos diferenciales de mi propuesta de valor que los haga verme de manera distinta. La idea es no solamente desarrollar diferenciales, sino mantenerlos en el tiempo, de manera que los clientes no sólo vengan una vez, sino que quieran volver”, resume.

Dialogamos con Ángel Tirelli, presidente de la empresa radicada en Rosario que busca sustentar su continuidad en el mercado sobre la base de información y un mejor vínculo con sus clientes.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

 

Ángel Tirelli. “No va a alcanzar con el frasco y una visita. Se vienen cambios en la comercialización y en la manera “vestir” a las empresas para que sean visibles”.

Viajamos a Rosario, Santa Fe, con un objetivo concreto: repasar el recorrido realizado por el Laboratorio Proagro durante sus 50 años de vida en el sector veterinario nacional. En las oficinas de la empresa nos esperaba Ángel Tirelli, su presidente, quien rápidamente realizó el balance inicial que fuimos a buscar.
“Independientemente de los resultados económicos y la capacidad productiva que instalamos, la mayor virtud ha sido sentar las bases para que Proagro sea sustentable en el tiempo”, le explicó el empresario a Revista 2+2. Y avanzó: “Proagro logró adecuarse a las tendencias actuales y de allí su posibilidad concreta de progresar. Comprendimos que la empresa está por sobre nosotros. Ya no más en el dueño o en una persona en particular”.
Más allá de esto y de nuestra vocación por profundizar en la historia del laboratorio, nuestro entrevistado sigue mirando hacia adelante: “Como toda compañía, buscamos y alcanzamos un rédito económico. Sin embargo, hoy estamos logrando también que nuestra gente venga a trabajar con cierto grado de felicidad, gracias a una reconversión interna que nos lleva a preocuparnos cada día más por su bienestar, sin entregar la normal gestión de la empresa”.
Vale decir que Proagro cuenta con un laboratorio propio en Rosario, desde donde produce sus líneas de productos veterinarios destinados tanto al rubro de grandes (dentro de la cual se destaca la línea reproductiva Synkro), como de pequeños animales, Paraqueños. Asimismo, la empresa exporta a 21 países ubicados en tres continentes diferentes: América, África y Oriente Medio (Asia).
Además, recientemente inauguró las nuevas naves construidas en el Parque Industrial Metropolitano de Pérez, desde donde espera ampliar cada vez más sus horizontes, reforzando incluso su servicio de elaboración para terceros (Ver recuadro).
Nuestro diálogo con Tirelli siguió sobre la base de las inversiones en tecnologías que también está llevando adelantela empresa. “Los saltos son culturales, ya no solo de las empresas. No sabemos bien qué viene mañana, pero sí entendimos que para dar un salto debíamos arriesgar en pos de mantenernos activos y ser sustentables”, agregó para luego profundizar en el Protocolo de familia que se llevó adelante durante este año: “Es una forma de dar más seguridad a quienes se vinculan con Proagro. El objetivo es dejar en claro que el laboratorio tiene sustento propio y una continuidad en sus directivos”.

50 años

Ya analizando los principales hitos en la historia de Proagro, Tirelli destacó tres grandes momentos. El primero (durante lo primeros 15 años del laboratorio) muy ligado a la elaboración de medicamentos, con inversiones en infraestructura, maquinaria, desarrollo de productos y posicionamiento en el mercado.
“Otro período importante fue cuando empezamos a salir con camionetas, autos y hasta camiones para aumentar nuestra cobertura geográfica, situación que revertimos años más tarde debido a los costos añadidos de este tipo de esquema (accidentes, hotelería, combustibles, etc.)”, explicó para luego avanzar: “El otro hito tiene que ver con lo que hicimos luego, reconvirtiéndonos y montando un contact center que terminó de cambiar nuestra relación con los clientes, respetando siempre los valores del veterinario, el distribuidor y productor. El objetivo último es que nuestro producto llegue a quien lo quiera comprar”.
Sobre esta base, nuestro entrevistado (socio fundador de la Fundación Libertad) refuerza su visión para lo que viene: “No va a alcanzar con el frasco y una visita. Se vienen cambios en la comercialización, en los modos de vincularnos, en los esquemas de vendedores, en cómo llegar y sobre todo, de qué manera “vestir” a las empresas para que sean visibles”.
Quizás por esto Proagro haya decidido hace un tiempo reforzar su estrategia de Marketing, no solo consolidando un equipo de trabajo interno, sino también invirtiendo en sistemas que permiten administrar el negocio de un modo distinto. “Sabemos qué hacemos y qué hace el mercado. Nos sirve para aprender y tomar decisiones en base a información seria”, destacó quien asegura haber dejado fluir esta visión en la empresa en base a acciones bien concretas: “Paré un poco más las orejas y abrí bastante menos la boca para aprender cosas que desconocía y revalidar la idea de que no debemos enamorarnos de ningún criterio personal. La clave es tener información, no importa lo que pensábamos”.
Otra de las acciones destacadas por Tirelli en los últimos tiempos tiene que ver con la presencia física que ha desarrollado la empresa, acompañando diversos remates y acciones de las principales razas en nuestro país. “Aprendimos que al productor sí le interesa saber qué es lo que compra. Además, quieren saber qué hay detrás de los laboratorios, cuál es el contenido de la empresa y qué futuro hay detrás de ella”, aseguró.
Finalmente, el presidente de Proagro explicó que “el mercado cambia eliminando redes que entorpecen el costo final de los productos” y que, en ese marco, los consumidores tendrán cada vez más poder. “Es por esto que estamos realizando cambios en la empresa. La clave de la continuidad es la transformación. Hoy para ser competitivos se necesitará tener capital y la posibilidad de expandirse con proyección geográfica”, concluyó el empresario.

Todo listo en el Parque Industrial Metropolitano

Estreno. Proagro inició su mudanza.

Tal como desde hace un tiempo se viene anunciando, Laboratorio Proagro ya inició su proceso de trasladar las áreas de Expedición y la de Plaguicidas desde sus actuales instalaciones a las nuevas naves instaladas en el Parque Industrial Metropolitano de Pérez, a 10 kilómetros de Rosario, en Santa Fe.
Vale decir que esta modificación estructural, apunta también a revalorizar y darle mayor impulso a la unidad de Tercerizaciones que el laboratorio implementa con empresas locales e internacionales. Recordemos que Proagro certificó las Normas GMP en 2008, brindando servicio de elaboración de diferentes formas farmacéuticas en 8 áreas de producción, según grupos químicos: generales estériles; generales no estériles; betalactámicos estériles; hormonales estériles; dispositivos intravaginales; plaguicidas de uso externo; comprimidos y polvos.

Un análisis de costos es el primer paso importante antes de realizar otro tipo de evaluación económica para determinar la conveniencia o viabilidad de un proyecto potencial.

De la Redacción de Revista 2+2

Todo negocio consiste básicamente en satisfacer necesidades y deseos del cliente, ofreciéndole un producto o servicio por más dinero de lo que cuesta fabricarlo. La ventaja que se obtiene con el precio se utiliza para cubrir los costos y para obtener una utilidad.
La mayoría de los empresarios, principalmente de pequeñas empresas definen sus precios de venta a partir de los precios de sus competidores, sin saber si ellos alcanzan para cubrir los costos de sus empresas.
La consecuencia inmediata de esto es que los negocios no prosperan.
De allí que conocer los costos de la empresa es un elemento clave hacia una correcta gestión empresarial, para que el esfuerzo y la energía que se invierte en la empresa den los frutos esperados.

Diferencias entre costo variable y costo fijo

Los costos fijos son aquellos que se deben pagar sin importar si la empresa produce mayor o menor cantidad de productos o servicio, como por ejemplo el alquiler del local: aunque la veterinaria esté activa o no haya que pagarlo. Así se vendan 100 o 1.000 dosis de vacunas, siempre se deberá pagar el mismo valor por el concepto en ese lapso determinado.
Quizás el principal componente de los costos fijos es la mano de obra, por tanto, no es casual que en muchos comercios se busquen distintas alternativas para cubrir los puestos durante el día laboral.
¿Qué otros costos fijos pueden tener las veterinarias?

  • Salarios.
  • Cargas sociales
  • Impuestos.
  • Materiales de oficina.
  • Suministro de luz, agua y gas.
  • Contribuciones patronales.
  • Matricula.

Por su parte, los costos variables son los que se cancelan de acuerdo al volumen de producción o de ventas, tal como lo es el caso de los insumos que se emplean en la práctica veterinaria o bien los mismos productos que se compran y posteriormente se ofrecen al público. Queda claro que cuanto mayor sea el nivel de actividad, más se incrementarán este tipo de costos y viceversa.
¿Qué otros costos variables conocemos?

  • Gastos de Tarjetas y Bancos.
  • Impuestos específicos.
  • Comisiones sobre ventas.

En una empresa es recomendable controlar y disminuir los costos fijos, ya que estos afectan económicamente la empresa.
El manejo de costos variables hace que la empresa sea mucho más adaptable a las circunstancias cambiantes del mercado y de la oferta.
Una característica de las clínicas veterinarias tiene que ver con que han sabido subsistir con costos principalmente fijos, lo que las hace muy vulnerables al nivel de actividad: si baja el número de visitas, entran rápidamente a trabajar a pérdida.
Será importante aquí calcular todos estos montos en relación con un año para planear las operaciones a realizar.

Fuentes consultadas: www.gestion.org.

¿Por qué es esto importante para las veterinarias?

El análisis de costos brinda la oportunidad de juzgar la eficiencia de las iniciativas.
Por ejemplo, una empresa puede analizar la cantidad de bienes producidos a partir de un nivel dado de recursos. Por tanto, ayuda a una empresa a decidir si una iniciativa está entregando valor y sirve como guía para mejorar el rendimiento. Los resultados de un informe de análisis de costos pueden ayudar a una empresa a utilizar mejor los recursos disponibles. También sirve como documentación que demuestra evidencia de responsabilidad. Un análisis de costos puede hacer un seguimiento de los gastos, lo que ayuda a una empresa a determinar si los fondos están o no mal asignados.

Reforzando las inversiones que viene realizando en el país, el laboratorio veterinario Konig avanza con sus novedades, en este caso destacando el crecimiento de Artrosan caninos.

Continuando con su apuesta por expandir la llegada de sus productos a todo el país, el laboratorio Konig se hizo presente en la pasada edición de las Jornadas Veterinarias de Intermédica, donde montó un moderno stand en la zona de ingreso al salón de conferencias principal del evento.

Allí fue donde la asesora técnica, Valentina Canaparo, y el gerente de Marketing del Laboratorio Konig Máximo Taroni presentaron sus novedades.

 

Ver entrevista a Máximo Taroni y Valentina Canaparo

 

“Más allá de la coyuntura, la participación de los profesionales en las Jornadas fue buena y nos permitió tener un contacto directo con usuarios de Artrosan que se acercó a compartir sus experiencias con el producto”, nos explicó Taroni para luego profundizar. “Es clave para nosotros conocer la experiencia de los usuarios con Artrosan. Es una alegría saber que el producto mejora la calidad de vida de los pacientes, por ejemplo, ante casos de osteoartritis en perros gerontes”.

Frente a esto, Canaparo agregó: “Artrosan caninos es un producto revolucionario, cuya innovadora droga es el Pentosan Polisulfato sódico. Se aplica sobre los animales de manera subcutánea y con 4 aplicaciones se termina el tratamiento”, aseguró la profesional. Vale recordar que se trata de un antiartrósico, antiartrítico inyectable, con acción antiinflamatoria, heparinoide y condroprotectora regeneradora.

“Aprovechamos la oportunidad también para presentar TEA Larvox Fogger, un insecticida mata pulgas y garrapatas, con acción larvicida para control en el ambiente. Posee válvula de descarga total, para el control de insectos en ambientes cerrados”, completó Taroni.

Hacé click para más información sobre Artrosan Caninos

Hacé click para más información sobre TEA Larvox Fogger

 

El Dr. Javier Paoloni, de la Clínica Veterinaria Vida, señala desde Río Cuarto, Córdoba, que un diagnóstico en fase temprana reduce considerablemente las chances de un trágico final para los pacientes.

Por Facundo Sonatti

Como sucede con los seres humanos, en perros y gatos un chequeo regular a partir de cierta edad es el mejor antídoto ante cualquier grave enfermedad. Y el caso de los pacientes cardiópatas no es la excepción. Para el Dr. Javier Paoloni, propietario de la Clínica Veterinaria Vida, con base en Río Cuarto, Córdoba, y especialista en cardiología, es fundamental aplicar la medicina preventiva a la hora de atender con solvencia a pacientes con problemas cardiacos.

“Las cardiopatías tanto en perros, como en gatos tienen una fase asintomática que puede llevar meses, inclusive años. La misma, es oculta frente al propietario, pero mientras tanto avanza en la mascota y cuando se hace visible clínicamente, por ejemplo, con intolerancia al ejercicio, tos, agitación o dificultades para dormir por las noches, el tratamiento que se puede aplicar ya no generará el mismo resultado que de haberlo iniciado en las fases iniciales de la enfermedad”, explica.

«Hoy la globalización permite tener en el país las mismas drogas que se utilizan en los Estados Unidos y Europa, como pueden ser Pimobendan»

Y completa: “Los médicos veterinarios deben desarrollar un buen canal de comunicación con los propietarios de sus pacientes, porque ahí está la clave de poder diagnosticar el problema a tiempo”.

Camilla sana

“Todo perro de raza chica mayor a cinco o seis años debe visitar la clínica una vez por año para hacer un chequeo completo de su estado de salud. Ahí podemos detectar un soplo o alguna arritmia que nos da una pauta de lo que puede tener», asegura. Y avanza: «A partir de ello, se puede actuar para reducir el avance de la enfermedad, con el fin que ese animal pueda continuar teniendo una vida “normal” por el resto de su vida”, repasa Paoloni en diálogo con Revista 2+2.

En ese sentido, el especialista reafirma que, “un trabajo primordial por parte de los profesionales es hacer un seguimiento de sus pacientes y comunicarle a sus dueños el paso a paso para ir educándolos y formándolos en todo lo referido a las patologías más frecuentes, según su raza de su mascota”.
A modo de referencia, Paoloni señala que, “el 30% de los Caniches mayores de 10 años muestran problemas cardiacos, una prevalencia altísima, pero que debe abordarse en la fase inicial para que el animal pueda continuar con su vida sin grandes sobresaltos”.

“En las razas pequeñas, uno de los primeros síntomas que se pueden detectar de forma temprana es el soplo. En aquellos más grandes, el soplo es prácticamente imperceptible, pero se puede hacer un electrocardiograma y observar arritmias. Y en las ecografías, se puede ver la dilatación de la aurícula izquierda ya se puede medicar”, explica.
Según el diagnóstico y su estadio, Paoloni avanza sobre las posibles soluciones.

“Se puede medicar para bajar la presión arterial, darle fuerza de contracción al corazón, controlar arritmias, hacerlo orinar más de lo normal”, repasa.
Hoy, en el mercado local se evidencia un mayor número de consultas vinculadas a problemas cardiacos y su correcta prevención, pero no hay estadísticas para determinar cuál es el porcentaje de mascotas que llegan a un diagnóstico temprano.

“La medicina preventiva no solo te permite tratar un cardiópata en fase inicial, sino también, un problema nefropata, endocrinológico u oncológico en fases iniciales. Porque es un chequeo general donde a partir de una serie de análisis, de sangre, electro y placas se puede detectar alguna problemática”, confirma Paoloni.
Y agrega: “En la cardiología encontramos la puerta de entrada a la medicina preventiva”.

Al alcance de la mano

“Hoy la globalización permite tener en el país las mismas drogas que se utilizan en los Estados Unidos y Europa, como pueden ser Pimobendan, para darle fuerza de contracción al corazón; Benazepril, baja la presión arterial; Furosemida, es un diurético; y Amiodarona, Diltiazem, Atenolol, para controlar arritmias”, enumera Paoloni algunas de las soluciones más utilizadas.
“Los médicos veterinarios que se topan en fases tempranas con las cardiopatías tengan bien saber la importancia que tiene la derivación a un especialista cardiólogo”, agrega. Y destaca: “La educación continua es lo que permite llevar perros sanos a la camilla. Es decir, cuando visitan la clínica por una vacuna o claudican en una pata puede ser la ventana para ingresar a la medicina preventiva, del mismo modo que si está sano, pero tiene más de seis años debe recurrir al chequeo anual en la veterinaria”.

La descripción del Dr. Paoloni no escapa a la rutina de las personas adultas que después de cierta edad, como los 50 años, frecuentan regularmente el médico para hacer su chequeo general con el objetivo de continuar sanos y prevenir cualquier anomalía. “La medicina más eficaz de todas es la preventiva”, resalta el especialista.

 

El ABC para aplicar lo básico

A la hora de tratar un paciente cardiópata, la medicina veterinaria preventiva cumple un papel fundamental para lo cual el médico veterinaria debe abordar algunos pasos claves:

  • Profesar una educación continua a los propietarios de sus pacientes.
  • Establecer una comunicación clara sobre el rol de la medicina preventiva.
  • Realizar chequeos periódicos a partir de cierta edad del animal, usualmente después de los cinco años.
  • Establecer diagnósticos frecuentes y certeros que permitan prestar una buena calidad de vida al paciente.
  • Promover el uso adecuado de medicamentos veterinarios para atenuar los efectos de los problemas cardiacos.

Prevenir antes que curar

“Si recibimos en la clínica a un Caniche y logramos detectar un soplo en la fase inicial, a través de una correcta medicación, ese animal va a morir de viejo y a lo largo de su vida el corazón no generará demasiados problemas”, afirma el Dr. Javier Paoloni. Por el contrario, “si el mismo llega a la clínica con el corazón como una pelota de fútbol, lesionado, deformado y perdió fuerza y ligación, la misma patologia diagnostica tiene un panorama completamente distinto por encontrarse en una etapa avanzada o incluso terminal. Algo que rige para cualquier otra enfermedad”, completa el especialista para graficar el rol de la medicina preventiva.