HomeInstagram¿Pensar o trabajar? ¿Una dicotomía válida para los veterinarios?

¿Pensar o trabajar? ¿Una dicotomía válida para los veterinarios?

La estacionalidad de las principales enfermedades que afectan a los animales plantea algunas ventajas y desventajas para la profesión veterinaria. Es así como, por ejemplo, entre los puntos favorables de esta situación los profesionales podrían reconocer la posibilidad de planificar acciones técnicas y comerciales en base a los momentos del año en los cuales saben que “la acción” sucederá.

Pero claro, por otro lado, nos encontramos con que los meses cálidos son aquellos donde se concentran no solo la prevención y control de las enfermedades transmitidas por vectores, sino también las pulgas, las garrapatas y otros tipos de parasitosis. ¿Algo más?

Si, las vacunaciones obligatorias en el campo de los grandes animales y las estacionales ligadas a “las vacaciones” para el caso de los animales de compañía.
Es decir, mientras se recalienta el medidor de trabajo para los profesionales veterinarios, el resto de la sociedad empieza ya a terminar el año, planteando incluso la etapa de balances y desafíos para 2020.

¿Qué problema no? ¿Qué hacen entonces los veterinarios? ¿Trabajan o piensan en su estrategia para el año que viene? ¿Ya todos nuestros lectores tienen su plan?
Desde ya que todos comprenderemos la importancia de la época del año, no solo en cuanto al rol de los profesionales en materia de Salud Pública (actuando sobre las enfermedades en los animales para que no se propaguen en las personas), sino también en el campo del bienestar de los animales que atienden y desde el punto de vista económico. Claro, ¿cómo no vamos a trabajar en el periodo del año con mayor afluencia voluntaria del público a las Veterinarias?

Ahora bien. ¿Quién piensa en lo que viene? ¿Cómo hacemos?

Frente a esta realidad es que en esta, la última edición de la Revista 2+2 en 2019, encontrarán una serie de artículos y reflexiones ligadas a la importancia de comenzar a delegar realmente algunas de las tantas tareas operativas que realizamos, para poder destinar unas horas diarias al pensamiento estratégico, no solo de nuestros comercios, sino también de nuestras vidas.
¿Van a invertir el año que viene en equipamientos? ¿Reformarán las veterinarias? ¿Tienen pensado realizar alguna ampliación edilicia? ¿Apuntarán a lograr algún tipo de certificación?
Desde lo más extravagante hasta las bases mismas del negocio.

¿Ya realizaron el balance de cómo les fue económica y financieramente este año? ¿Cuál es la proyección para 2020? ¿Incorporarán un sistema de Gestión a sus veterinarias? ¿Pensaron en recibir asesoramiento externo en materia de management y marketing? ¿Apuntarán a mantener o crecer en unidades o en pesos?
Muchas y muchas preguntas, poco tiempo.

En definitiva, sin dudas que esta época del año debiera servir para realizar un balance de lo ocurrido y comenzar a proyectar cuestiones “duras” del negocio, como son los costos y los precios estimados para 2020, así como también una planificación mínima respecto de los servicios a ofrecer.
Pero sin dudas, el principal foco debiera estar dado en poder pensar cómo, tanto veterinarios dedicados a la atención de grandes, como de pequeños animales, pueden mejorar su vínculo con los clientes.

Allí está la clave. En el vínculo. Son ellos quienes pagan los suelos, compran los insumos que vendemos y reciben el asesoramiento que necesitan. No pensar en quiénes son, cómo están, qué necesitan y qué van a necesitar, sería realmente un error.

Un error que difícilmente se pueda solucionar de a uno. Solos es complejo. Pero claro, para no estar solos hay que invertir. Y de allí la importancia de cobrar bien tanto los servicios, como los productos veterinarios. Del fruto de ese intercambio se generarán los recursos para poder invertir en nuevos colaboradores, pero colaboradores profesionales, que sumen. Que nos permitan delegar y fundamentalmente, que abran espacios de intercambio donde la operatoria de rutina sea tan solo una parte del todo. Delegar, pensar y actuar. Una linda estrategia.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: