Home2019 (Page 2)

El médico veterinario Martin Pol analiza el rol a futuro de la actividad privada en una actividad lechera cada vez más tecnificada. ¿Qué cosas no se pueden perder de vista?

Por Guadalupe Varelli

Durante las jornadas de lechería organizadas por el laboratorio Calier en la Ciudad de Buenos Aires, esta Revista 2+2 tuvo la oportunidad de conversar con Martín Pol, especialista en mastitis y calidad de leche en APROCAL y referente de Lacto Diagnóstico Sur. En ese ámbito, el veterinario nos dio su visión sobre los cambios que introducen los robots en la gestión de los tambos y cómo afecta al ejercicio de la profesión en la actividad.
“No estamos hablando de futuro, sino de algo que ya está entre nosotros”, dice Pol, y señala que ya hay tambos comerciales robóticos en funcionamiento en Argentina que están teniendo éxito y tambos convencionales que adquieren cada vez más tecnología para el monitoreo de la salud y reproducción de las vacas.
En este contexto, el profesional sugiere a los veterinarios estar atentos, porque el futuro del profesional puede quedar determinado por su capacidad o no de trabajar en un tambo robot. “Este cambio nos impone un gran desafío. Pensemos desde nuestra profesión y junto con los clientes qué lugar le damos a la tecnología y cómo nos readaptamos para seguir siendo cruciales en la producción”, insiste con entusiasmo Pol.

¿Todos los tambos están listos para cambiar de tecnología?

Martín Pol: No realmente. El robot ordeña las 24 horas de manera eficiente, pero el resto corre por cuenta nuestra y cómo lo administremos. Los tambos buenos tienen la oportunidad de ser excelentes gracias al robot, pero los convencionales malos tienen pocas chances de pasar a ser buenos gracias al robot.

¿Cómo el veterinario puede acompañar esta transición?

En primer lugar, puede acompañar a su cliente y asesorarlo para elegir el momento adecuado para pasar a la tecnología de robótica. Puede ser un factor clave que ayude al productor a decidirse sobre si ingresa al mundo de la robótica o no.

Martín Pol en las Jornadas de Calier. "Los robots aumentan la producción de leche, en general se calcula que en un 10%".

Martín Pol en las Jornadas de Calier. «Los robots aumentan la producción de leche, en general se calcula que en un 10%».

Una vez que ha decidido ingresar, el veterinario pasa a ser una figura clave en la preparación para que ese arranque sea lo más suave y armonioso posible. Además, va a seguir teniendo que realizar tareas diarias y rutinarias en el manejo de los animales solamente que adaptadas a la realidad robótica, donde las vacas siguen presentes y sigue siendo importante verlas y controlarlas.

¿No te parece que la tecnología compite con el veterinario tradicional?

Si hablamos de competencia en el sentido de que el robot puede hacer algunas tareas que nosotros venimos realizando, sí, lo podemos pensar así, pero en realidad el robot, y la tecnología en general, nos pueden ayudar a hacer de una tarea rutinaria de forma más precisa. Por ejemplo, en la recopilación de datos que habitualmente hacemos de una manera mucho más costosa e imprecisa.
Eso no lo veo como una competencia sino como una oportunidad que nos libera a nosotros y al personal que trabaja con la vaca y nos deja tiempo para poder dedicarnos a otras cosas. Un buen ejemplo, que hace años que está sobre la mesa, es la detección de preñez a través de proteínas.
Si podemos hacer un test lo suficientemente preciso, económico, rápido y no invasivo quizás debiéramos pensar que vamos a dejar de hacer tacto, pero eso nos va a dar la oportunidad de trabajar de otra manera.

¿Mejora la producción de leche en un tambo robotizado?

En los tambos robóticos se realiza casi exclusivamente ordeño voluntario, es decir, la vaca va individual y voluntariamente a la estación de ordeño.
Esto cambia la forma en la que producimos leche porque no tenemos más rodeos.
No arriamos más a los animales. Si no tienen problemas de salud importantes, las vacas paren, ingresan a un robot y pasan toda su lactancia con 50 o 60 compañeras, sin reloteos. Una de las cosas que vemos es que los robots aumentan la producción de leche: en general se calcula que en un 10%, y muchos tambos también están pasando a la estabulación. Entonces podemos sumar un 10% más pero probablemente parte de estos beneficios pasen por la ausencia de reloteos luego de cada control lechero.

Los tambos buenos tienen la oportunidad de ser excelentes gracias al robot, pero los convencionales malos tienen pocas chances de pasar a ser buenos gracias al robot.

¿Favorecen estos sistemas la menor incidencia de enfermedades?

El sistema de ordeño voluntario definitivamente colabora con la salud siempre que esté planteado dentro de un sistema de producción que garantice los parámetros mínimos que pide el robot, donde las vacas puedan tener una cama confortable, puedan estar acostadas durante 10 o 12 horas, tengan comida y agua de calidad.
Es clave también que transiten por pisos que no aumenten las lesiones podales, y que además todo el sistema logre vacas más limpias de lo que estamos acostumbrados a ver en un tambo convencional.
Porque si nuestro sistema de producción hoy genera vacas que requieren un lavado y secado de las ubres para poder ordeñarla, definitivamente el robot no hace un trabajo tan bueno como el ser humano. En ese caso, lo que deberíamos aconsejar a ese productor es que mejore las condiciones de vida de las vacas para que estén sanas y puedan estar mucho tiempo acostadas en una cama mullida, seca y confortable. Entones, recién ahí que piense en el robot.

¿Cómo hace el veterinario que quiere acompañar al productor para obtener información y capacitarse en este tema?

Creo es muy bueno para el veterinario que tiene clientes que empiezan a incorporar tecnología participar de jornadas como esta que organizó Calier, en donde profesionales y especialistas comparten sus experiencias. Otra herramienta, la clásica, es sentarse y estudiar. No dejamos de estudiar el día que nos recibimos, quizá ese día empezamos a estudiar más a conciencia. Hoy la información, gracias a la tecnología, está disponible. Quizá una de las limitantes para conseguir información reciente sea el idioma, por eso me parece imprescindible, sobre todo para los más jóvenes, tener un muy buen manejo de inglés para poder acceder a esa información.
Y por último, las empresas dedicadas a tecnología cómo los robots, los collares o las empresas de software, tienen excelentes profesionales, muy capacitados y con mucha experiencia en divulgar esos esos conocimientos. Lo mismo que asociaciones como APROCAL, que recoge y difunde buena parte de ese conocimiento.

¿Y cuál te parece la mejor forma de dar el primer paso?

Hay algo que nunca pasa de moda que es visitar a colegas que lo estén haciendo, compartir un día de trabajo. Insisto: hay que ir a ver los detalles, las visitas turísticas de una o dos horas a un tambo robótico o convencional para mí sirven para sacar algunas fotos y poco más.
Si uno realmente quiere hacer el salto de capacidad para manejar esas situaciones no es una mala idea ofrecerse, hay mucha gente que estaría dispuesta a recibirlo a trabajar un día, dos días, una semana y ver realmente en la rutina, cuáles son los pequeños secretos, detalles, que hacen que las cosas que nosotros vemos que están funcionando realmente funcione.

Como todo esquema, el que se propone en este artículo busca ordenar ideas de manera tal de pensar en acciones focalizadas, evitando en lo posible el salteo de pasos que atente contra los resultados.

Gabriel Rodríguez. Licenciado en Administración. Contador Público. Magister en Administración de Negocios. Docente Área Economía y Administración Rural – FCV de la UNCPBA. Consultor privado.
cpnrodri@gmail.com

Aumentar las ventas, si bien no es una condición suficiente, parece ser un camino casi inevitable para mejorar las ganancias de las veterinarias. Sin embargo, es frecuente observar intentos de acciones comerciales que incrementen la facturación del negocio, que más allá de éxitos puntuales, pecan de algún desorden que tarde o temprano se paga con resultados (ganancias) que no aparecen, o llegan demasiado tarde.
La Matriz de Ansoff, creada por Igor Ansoff en el año 1957, también denominada matriz producto-mercado, es una de las principales herramientas de estrategia empresarial y de marketing estratégico. Ha sido tratada en numerosos textos académicos, y si bien es muy sencilla, es sumamente útil para aquellas empresas que se han fijado objetivos de crecimiento. Como todo esquema, busca ordenar ideas de manera tal de pensar en acciones focalizadas, evitando en lo posible el salteo de pasos que atente contra los resultados.

Como todo esquema, la Matriz de Ansoff, creada por Igor Ansoff en el año 1957, busca ordenar ideas de manera tal de pensar en acciones focalizadas, evitando en lo posible el salteo de pasos que atente contra los resultados

La Matriz (Ver figura) relaciona simplemente los productos con los mercados, clasificando al binomio producto-mercado en base al criterio de actualidad o novedad. Como resultado se obtienen 4 tipos de estrategias (una por cuadrante): 1. Estrategia de penetración de mercados; 2. Estrategia de desarrollo de mercados; 3. Estrategia de desarrollo de productos; y 4. Estrategia de diversificación.
En todos los casos, el foco está puesto en el incremento de la facturación.
A continuación, se presentan las bases conceptuales de cada estrategia.

1. Penetración de mercados

Esta estrategia consiste en procurar la posibilidad de obtener una mayor cuota de mercado, trabajando con nuestros productos actuales en los mercados de hoy. Para ello, realizaremos acciones para aumentar el consumo de nuestros clientes (por así decir, subir el “ticket” promedio), o bien atraer clientes potenciales que no nos compran, sea porque hoy le compran a nuestra competencia, o porque no compran – a nadie- a pesar de integrar el mercado objetivo.
Los esfuerzos estarán dirigidos a la prueba de nuestro producto, a la difusión de nuevos usos, a destacar atributos diferenciales del mismo, a promociones especiales, entre otros, pero siempre con el foco en mercado actual y con la cartera de productos existente.
Esta opción estratégica es la que ofrece un menor margen de error, ya que operamos con productos y mercados que conocemos. De alguna manera, se busca explotar al máximo lo que hoy tenemos, antes de buscar caminos alternativos.

2. Desarrollo de mercados

Esta opción estratégica plantea que la empresa busque desarrollar nuevos mercados con sus productos actuales.
Para lograr llevar a cabo esta estrategia es necesario identificar nuevos mercados geográficos, nuevos segmentos de mercado y/o nuevos canales de distribución. Ejemplos de esta estrategia son: la expansión regional, nacional, o inclusive internacional, la venta por canal online o nuevos acuerdos con distribuidores, entre otros. Es una estrategia que aparece como opción cuando se agota la anterior. Naturalmente surgirán nuevos costos de distribución producto de la atención de nuevos mercados, que buscarán ser cubiertos con el mayor volumen de ventas. La venta “on line” es una oportunidad para implementar acciones vinculadas con esta estrategia.

3. Desarrollo de productos

En esta opción estratégica, la empresa desarrolla nuevos productos para los mercados en los que opera actualmente.
Los mercados están en continuo movimiento y por tanto es totalmente lógico que en determinadas ocasiones sea necesario el lanzamiento de nuevos productos, o bien la modificación o actualización de productos, para satisfacer las nuevas necesidades generadas por dichos cambios. Requiere de inversiones para el lanzamiento de las novedades tales como la necesidad de contar con stocks de las incorporaciones, espacios de exhibición, etc.
La clave pasa aquí por la selección de los nuevos productos (complementos de líneas ya existentes, nuevos rubros, nuevas marcas, etc.) evitando que los clientes sustituyan un producto por otro; si vendemos más de los nuevos, pero menos de los actuales, la situación será peor que la inicial (tener en cuenta).

4. Estrategia de diversificación

Por último, en la diversificación, es necesario estudiar si existen oportunidades para desarrollar nuevos productos para nuevos mercados. Esta estrategia es la última opción que debe escoger una empresa, ya que ofrece menor seguridad, puesto que cualquier firma, cuanto más se aleje de su conocimiento sobre los productos que comercializa y los mercados donde opera, tendrá un mayor riesgo de fracaso.

Comentarios finales

Existe una tendencia natural a “quemar etapas” en la aplicación de estrategias; parece más tentador incorporar nuevos productos o ampliar zonas cuando de aumentar las ventas se trata, antes que buscar cubrir las oportunidades que el mercado actual seguramente ofrece con los productos y servicios que actualmente se trabajan. Lo que cada cliente compra puede ser mejorado a partir del conocimiento de sus necesidades, y es por ello que la primera opción debería ser agotar las posibilidades de la penetración en el mercado.
Solo cuando las respuestas del producto y mercado actual se agotan, debería pensarse en el desarrollo de mercados o bien el de productos.

 

¿Cómo aplicar esta matriz en una Veterinaria?

Pensando en una veterinaria de pequeños animales, a continuación, se presentan posibles acciones de aplicación práctica de las 4 estrategias explicadas.

Penetración de mercado

  • Promociones para aumentar el consumo mensual de productos a clientes actuales (Ej. alimento para perros y/o gatos mediante programas de fidelización).
  • Impulso de ventas cruzadas promoviendo que los clientes sumen bienes o servicios a su compra habitual (Ej. buscar que el cliente que solo compra el antiparasitario también contrate los servicios de la veterinaria).
  • Publicidades para captar nuevos clientes del mercado objetivo actual (captar clientes que hoy le compran al competidor, mediante promociones especiales de primera compra).
  • Programas para captar potenciales clientes que hoy no consumen (campañas para promover vacunación o desparasitación de mascotas.

Desarrollo de mercados

  • Procurar captar segmentos de mercado nuevos para la veterinaria (Ej. Animales exóticos).
  • Programa para captar clientes de ciudades o barrios vecinos (atender por derivación de otro profesional, en especialidades –Ej. cirugía especial).
  • Apertura de una sucursal en otra ciudad.

Desarrollo de productos

  • Incorporar nuevos productos o servicios a la cartera de la veterinaria (Ejemplo: Servicios nuevos a partir de acuerdos con profesionales).
  • Incorporar nuevas líneas de productos (Ej. Líneas nuevas de alimentos para felinos para distintas etapas de su vida).
  • Sumar marcas alternativas o segundas marcas, ofreciendo variantes para distintos públicos (Ej. Una segunda marca de shampoo para perros).
  • Completar líneas de productos ya existentes (Ej. Sumar nuevos colores o versiones de collares de una marca que ya se comercializa).

Diversificación

  • Nuevo servicio profesional en una localidad vecina (atendiendo un día por mes en una veterinaria amiga).
  • Incorporar una nueva línea de productos (alimentos bajas calorías para perros de una raza hasta ahora no atendida).
  • Apertura de una sucursal con nuevos rubros respecto del local principal.

Algunos detalles a tener en cuenta para aplicar esta matriz son:

  1. Dependiendo del statu quo de cada empresa, la matriz permite escoger la opción estratégica que entraña un menor riesgo para su crecimiento. Se recomienda el siguiente orden de elección de la estrategia a implementar: 1) la penetración de mercados. 2) el desarrollo de nuevos mercados. 3) el desarrollo de nuevos productos y 4) la diversificación. Es decir que existe una secuencia lógica de aplicación de las estrategias, tratando de agotar previamente los efectos de la anterior.
  2. Las inversiones para realizar son mayores a medida que se avanza en la secuencia de estrategias: por ejemplo, es menos costoso procurar vender más productos o servicios a los mismos clientes que incorporar nuevos productos.
  3. La incorporación de nuevos productos entraña en algunos casos el riesgo de sustitución interna: vendo más del nuevo producto, pero menos de algún otro.
  4. El desarrollo de productos implica elegir algún camino: productos que completen líneas incompletas (Ej. nuevos colores de correas); nuevas líneas de productos con fuerte relación con los actuales (Ej. nueva línea de correas); y productos de poca relación con los actuales (Ej. nuevo suplemento nutricional).
  5. El desarrollo de los mercados busca aprovechar la potencialidad de los actuales productos con que se cuenta en la veterinaria. Puede ser un nuevo segmento no atendido hasta ahora puede constituir un mercado. Se puede pensar por ejemplo en usos alternativos de los productos y servicios que ofrecemos.

¿Quién fue Igor Ansoff?

Matemático y economista, este profesional nacido en Vladivostok, Rusia, es conocido como el padre de la administración estratégica. Enseñó en varias universidades de los Estados Unidos y Europa, y fue asesor de las empresas Philips, General Electric, Westinghouse, IBM, Gulf Oil y Sterling. Falleció el 14 de julio de 2002.

Esta es una pregunta que probablemente nos abra un abanico de respuestas según el lugar desde el que enfoquemos la respuesta.

Por Nathalie Weichsler. Médica veterinaria y consultora psicológica.
nw@consultorapsicologica.com.ar

Sabemos que en todo el mundo la profesión de médico veterinario encabeza las estadísticas de las profesiones con mayor índice de suicidio. Suena muy fuerte, ¿no? Algunos pensarán que es una exageración, pero las publicaciones muestran números irrefutables. Podríamos debatir cuáles serían los factores que nos colocan en esta situación, qué nos diferencia a los veterinarios de los médicos y de otros profesionales de la salud.
¿Estos datos se observan exactamente igual en todos los países?
Más allá de que el suicidio puede tener origen en la acumulación de numerosos factores interrelacionados y sostenidos en el tiempo, tal vez haya llegado el momento de pensar y debatir acerca de la importancia de expresar lo que cada uno tiene para decir sobre las vivencias de ser médico veterinario.
¿Qué me llevó a elegir esta profesión? ¿Se cumplieron mis expectativas iniciales ahora que trabajo en esto? ¿Mi lugar de trabajo me satisface? ¿Qué cambiaría de mi vida profesional ahora mismo si pudiera hacerlo?
¿Me sobrepasan la emociones y el “hacerme cargo” del sufrimiento ajeno? ¿Siento demasiada presión de la familia de mis pacientes? ¿Me siento desvalorizado como profesional? ¿Mi trabajo termina cuando me retiro de mi lugar de trabajo? ¿Siento que quisiera que los pacientes vengan solos a la consulta, colocarles la receta en la boca y que se la lleven al dueño, así no tengo que hablar con él? ¿Cómo supero y convivo con los fracasos y errores cometidos?
¿Cómo manejo las consecuencias emocionales de una eutanasia o el duelo por una muerte de un paciente? ¿Y si encima falleció por un error u omisión míos?

Mirar y pensar

Ahora bien, ¿por qué se me ocurrió escribir sobre esto? He leído mucho sobre el tema y cada día escucho las reflexiones de colegas, estudiantes e incluso de las familias de los pacientes acerca del quehacer del veterinario y percibo que tal vez nos falte un punto de conexión con nosotros mismos.

El reconocer que tenemos mucho que decir, escuchar y reflexionar podría llevarnos a comenzar a considerar muchos aspectos para ser mejores profesionales, más allá de lo académico.

Seguramente muchos se habrán identificado con algunas de las preguntas planteadas más arriba, ¿qué hacemos con esto?
Así como contamos con espacios de formación académica y científica, por qué no pensar en que podríamos necesitar también un espacio para saber más acerca de nosotros mismos en relación con nuestra profesión.
El reconocer que tenemos mucho que decir, escuchar y reflexionar podría llevarnos a comenzar a considerar muchos aspectos para ser mejores profesionales, más allá de lo académico. Reconocer que necesitamos cuidarnos como seres humanos por sobre todas las cosas. Esto no se puede hacer si cada uno permanece encerrado en su lugar de trabajo. Hay que darles voz a estas emociones compartidas, y lo más probable es que advirtamos que hay otros colegas a los que les pasan cosas similares cada día.
Tanto en los Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia e incluso en Chile, se comienzan a organizar y desarrollar espacios conformados por veterinarios y otros profesionales, como psicólogos, consultores psicológicos (counselors) y coaches, que desde diferentes ámbitos y enfoques nos alertan acerca de la importancia de poder ejercer nuestra profesión con sensaciones más positivas y constructivas. Se crean espacios para hablar sobre nuestro trabajo y sobre lo que nos pasa al ejercer la profesión, para beneficio de nuestros pacientes y para nuestro beneficio emocional.
Estoy segura de que en un futuro muy cercano estaremos hablando de estos temas con más frecuencia de lo que imaginamos.

 

Este artículo fue publicado recientemente en www.aveaca.com.ar.

Compartimos algunas ideas que refuerzan un concepto estratégico: los nuevos líderes no tienen que saber específicamente sobre las tareas, sino entenderlas y lograr que otros las realicen por voluntad propia.

Por Luciano Aba

Con el objetivo de compartir tiempo, espacio y debates con referentes de otras pequeñas y medianas empresas de diferentes rubros, desde hace un tiempo los representantes de esta Revista 2+2 formamos parte de un ciclo de capacitaciones llevadas adelante por el Grupo Sura (Seguros) y Set Consulting (Consultora), en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires.
Allí pudimos intercambiar visiones con otros emprendedores que buscan profesionalizar sus empresas y focalizarnos en un punto estratégico: ¿hacia dónde vamos en el manejo de las personas?
Claro, ¿cuáles son las herramientas con la que cuentan los dueños de las Pymes (Veterinarias, por ejemplo) para armar equipos de trabajo que convivan en armonía y sean eficientes?
Este tema “blando”, que parece nunca llegar a vincularse en un 100% con nuestro día a día ya es una realidad en los distintos sectores de nuestra economía. ¿No les pasa?
Días cargados de tareas, mala comunicación entre personas que trabajan en una misma empresa, miedos, desconfianzas y un sinnúmero de situaciones en las cuales nos vemos expuestos. Cansados y hasta obnubilados con una cantidad de tareas que, a priori, parecerían imposibles de cumplir pero que finalmente, cumplimos. ¿Delego?
¿No delego y lo hago yo mismo? ¿Cuánto más puedo hacer? ¿Vale la pena? Quizás aquí fueron gratificantes las palabras de los oradores en un sentido bien específico. “Si otro puede hacer un 70% de la tarea como yo la hago, hay que delegar. El 30% restante, sos vos”.
De esto pudimos conversar en detalle no solo con los referentes del Grupo Sura, sino también con el consultor Jonatan Loidi, en base a cuyos conceptos generamos 5 claves básicas a considerar a la hora de imaginar cómo y por qué los referentes de las empresas deben poder empoderar al resto de sus equipos para avanzar en las tareas del día a día, si su objetivo es seguir creciendo.

1. Pasar del puesto laboral al rol de las personas

Es evidente que la dinámica actual nos lleva a ver modelos organizaciones cada vez más flexibles. Es una tendencia que difícilmente se modifique. Y esto sin dudas llevará a que los puestos formales dentro de las empresas tiendan a desaparecer.
Así es como muchos gerentes se convertirían en “facilitadores” y muchos «jefes» o directores de áreas comenzarían a considerarse “generadores de capacidades”. En definitiva, comenzaremos a darnos cuenta que para liderar una empresa, un local o un grupo de trabajo, la clave pasará por el desarrollo de las capacidades organizacionales.

2. El liderazgo y la imposición ya no van de la mano

“Los problemas personales los dejamos afuera de la Veterinaria”…
“Si tuviste un problema olvídate, concéntrate en lo que estás haciendo”… y otras frases de este estilo han perdido consistencia. Ya nadie es capaz de tener una vida antes y después del trabajo.
El tiempo es uno solo y así conviviremos.
Somos seres integrales y es por ello que los nuevos líderes necesitarían sin dudas desarrollar sus aptitudes emocionales, logrando establecer diálogos sinceros y sin sesgos con sus colaboradores.
Hoy el líder es un gran inspirador. No tiene que saber la tarea, tiene que saber del negocio y hacer que otros hagan bien las tareas, por voluntad propia. Cuando esto ocurre, el proceso de delegar ha funcionado.

3. Con la mirada puesta sobre el propósito

Si bien durante años hemos diagramado puestos laborales, estableciendo descripciones bien detalladas para los mismos, hoy el eje se ha corrido hacia una cuestión incluso más profunda.
¿Cuál es el propósito de cada persona que trabaja en la empresa? ¿Podríamos explicarle al otro qué pasaría en la Veterinaria si no estuviéramos? ¿Por qué es que aquellos que hacemos es indispensable para todos?
Identificar esto sin dudas redundará en un beneficio para todos, comprendiendo siempre que -al momento de delegar- es muy importante decirle al otro no solo lo que tiene que hacer, sino también qué es lo que esperamos nosotros en cuanto a las formas y los resultados.

4. Generar conocimientos en Red

Ya sea sobre la base de un perfil autoritario o liberal, el liderazgo se construye en el día a día. Y su verdadero desafío radica en poder generar las condiciones para poder delegar tareas y también responsabilidades. No se trata solo de dejar hacer porque sí, sino de hacer partícipe al otro de las decisiones, a fin de que comprenda la importancia de lo que se está haciendo.
Para ello, será imprescindible definir un lenguaje común, fomentar el auto desarrollo y aplicarlo donde corresponda.
Tenemos que aceptarlo: hay que volver a aprender. Lleva tiempo y es engorroso, pero no quedan muchas otras alternativas.
Hay que discutir sobre temas objetivos: el poder lo tiene la razón.

5. El acto de Delegar no genera ganancias inmediatas

Más allá de los beneficio de poder constituirnos en líderes que cumplan con las necesidades de las organizaciones actuales, debemos comprender que, en sus inicios, este proceso nos puede generar algunos contratiempos, inclusive económicos.
Es evidente que para delegar es necesario contar con colaboradores a los cuales debemos pagarles en consecuencia.
Si hoy hacemos tres tareas a la vez, para poder dejar de hacerlas deberemos sumar un sueldo. No queda otra. Debemos cambiar y apostar por que haciéndolo tendremos más posibilidades de ser exitosos que si no accionamos. ¿No?

Estos emprendimientos deben hacer presupuesto de consultas, procedimientos, y actividades que oferte. Además de plantearse metas objetivas y alcanzables, hay que contar con una estrategia.

Libardo Rivas Cubides*

Cuando el profesional de la veterinaria se da cuenta que ya no tiene un emprendimiento, sino una empresa de servicios con un equipo que comparte el objetivo de hacer las cosas bien (con beneficios y bienestar para los clientes), hay que administrar.
En forma clara y objetiva, iniciaremos el recorrido de cómo hacemos la gestión. Es decir, la acción de administrar. Han sido muchos los aportes generados, pero Peter Drucker con su escuela ecléptica (Münch, 2007) compiló la mayoría de colaboradores y los concentró en unas funciones, directas y concretas que se adaptan a la empresa de servicios con excelentes resultados; planear, organizar, integrar, dirigir y controlar.

Planear

El planear o planificar es tener claro dónde ir, fijar un resultado, una meta, un objetivo claro y específico. Para hacerlo, debo tener información: una empresa de servicios veterinarios, debe hacer presupuesto de consultas, procedimientos, y demás actividades que oferte. Estas, deben ser objetivas y alcanzables, pero sobre todo, estar acompañadas de una estrategia: cómo y cuándo hacerlas, además de establecer prioridades y los recursos necesarios. Con lo anterior podremos proyectar unos ingresos con criterio, y en cierta forma, manejando el futuro actuando en el presente.

Organizar

Nada lograría, sino relaciono el trabajo de mi equipo de talento humano. Toda empresa de servicios debe tener una estructura organizacional, representado en un organigrama, para saber cómo se relaciona el trabajo. Además de tener claro las funciones y responsabilidades de cada uno de los integrantes.
A pesar de que los equipos logran sus éxitos dependiendo de la capacidad para colaborar, cada integrante debe tener clara su competencia específica, y así unir sus fuerzas para satisfacer clientes. Uno de los inconvenientes de las empresas veterinarias es que no tienen claro o no tienen definido, las funciones y responsabilidades de los cargos del centro. Además, no tienen claro los requisitos para cada cargo laboral, en otras palabras, no están organizados (Rivas L, Hurtado H, Maestre D, Noguera C., 2014).

Integrar

Como la administración es un proceso, la planeación junto a la organización, no se lograría sino se tiene el personal que se debe tener.
Tal vez en la administración de empresas veterinarias, este es el cuello de botella, pues en ocasiones se contrata la gente que no se debe y produce catástrofes en el centro de servicios, incluso hasta el cierre. Por esto hay que seleccionar el personal competente, de acuerdo con los requisitos o perfil.
Hay muchos factores que afectan la contratación, y es por esto que hay que tener cuidado en los perfiles, la edad, y experiencia. Por ejemplo, una clínica veterinaria de tipo intermedio, que requiera un profesional, si contrata una persona, madura con experiencia, que excede el perfil. Muy seguramente no se pondrá la camiseta, adquirir el compromiso, como lo haría el profesional sin tanta experiencia y sin mucho nivel de estudio.
Obviamente, el profesional mayor tendrá más necesidad de dinero para cubrir sus necesidades básicas que el joven; sin hijos y que vive en casa de sus padres.

Dirección

Siguiendo con el proceso administrativo, sin duda, la dirección es la actividad más fácil de hacer, pero la que menos se hace dentro del sector, al menos en Colombia. La dirección es propiciar actuaciones dirigidas o encaminadas al logro de las metas: hace falta liderazgo, estimulo y sobre todo reconocimiento al equipo de recurso humano de la empresa.
Generalmente cuando se hacen las cosas bien o se logran las metas, no se dice nada, y cuando se comete un error o no se cumplen las metas, se recibe un fuerte reclamo.
La motivación básica (Rivera, 2006) no se da, es tan fácil hablar con el equipo, interesarse, conocerlos. Decirles, que se están logrando las metas y hacerles un reconcomiendo llena.
Y qué tal, si se tiene un programa de incentivos, los resultados serían obvios. Una parte de interés en la dirección es el otorgar poder de decisión y acción, esto motiva y -más aún- si se acompaña con mejora de ingresos.
La dirección, implica coordinar, es decir, manejar los diferentes procesos de la clínica o empresas de servicios. Siempre es recomendable que dichas empresas manejen protocolos, de tal forma, que esté o no el director se haga siempre. La coordinación hace que cada actividad del protocolo se cumpla, y la siguiente también hasta el final, esto permite lograr los estándares, desde la base de la dirección.
Definir la programación de incentivos no solo emotiva y entusiasta para alentar al personal, definir el estímulo económico; bonos o premios por metas, es básico en la dirección.

Control

Para asegurar el avance hacia los propósitos fijados, se requiere un control, pero para hacerlo se debe tener un registro juicioso y detallado de las actividades de la clínica: lo que no se registra, no se puede controlar. Por esto es importante que las empresas de servicios -cuando ya están con cierto número de pacientes activos- tengan un software o programa para clínica veterinarias (Pere, 2009), lo cual permite visualizar unos KPI´s (indicadores claves de gestión).
El control de la empresa de servicios es generar información y compararla con unos estándares que los genera la planificación.
Es decir, si fijamos un objetivo de 300 consultas este mes, el estándar es de diez diarias.
Medir resultados, en otras palabras, comparar lo realizado con el estándar.
Si logramos las metas o sobre pasamos, es el momento de felicitar e incentivar al equipo de talento humano. Pero si, por el contrario, no lo hemos logrado es el momento de tomar medidas o hacer contingencias para hacer el ajuste.
Cuando se tiene control, nos permite maniobrar, reaccionar e implementar nuevas estrategias, no podemos terminar el mes y comparar los estándares con lo logrado, debemos hacerlo antes, cuando hay posibilidad de hacer algo al respecto.
El control implica; instauración de un programa de registro de ventas y actividades desarrolladas en la clínica, comparación de las actividades registradas con los pronósticos o metas y análisis de los resultados.
En resumen, que trabaje y no simplemente mantenga un empleo. Hacemos un resumen de lo general a realizar en la administración del centro (Tabla 1).
El trabajo del administrador de la clínica es ayudar a su equipo a lograr más de lo que lograrían si los dejaran solos, y que lo hagan mejor cuando el líder no se encuentra.
El administrador debe persuadir, nutrir e inspirar a cada miembro del equipo. Debe ser una persona interesada en la gente, tanto para el equipo de talento humano de la clínica, como para sus clientes.
Los directores de las clínicas veterinarias deben trabajar con toda la inteligencia que tienen, pero por sobre todo, con toda la que puedan conseguir prestada. Henry Ford decía, tanto si crees que puedes, puedes, pero si crees que no puedes, no puedes, concentremos nuestra actitud y aptitud en el equipo.
Hay un potencial enorme, la pelea está en la mente del consumidor, aprovechemos ese aumento del vínculo mascota – hombre, siempre con la mentalidad de que existen dos formas de hacer las cosas, bien o mal.
La idea es que en la empresa de servicios se deben hacerlas bien, siempre.

1 Münch, L., (2007). Administración: escuelas, proceso administrativo, áreas funcionales y desarrollo emprendedor. Pág. 90 – 93. México. Pearson educación.
https://issuu.com/universidaddelvallenicaragua/docs/libro_administraci__n_proceso-admin
2 Rivas L, Hurtado H, Maestre D, Noguera C. (2014). Diagnóstico de los procesos administrativos de las IPS veterinarias de la ciudad de Ibagué, 2014. Libre Empresa. Enero – Junio, 27-45. Recuperado de: http://www.unilibrecali.edu.co/images/revista-libre-empresa/pdf_articulos/volumen11-1/Libre_Empresa_16572818_Ene-Jun_2014_27-45.pdf

Libardo Rivas Cubides

LMédico Veterinario Zootecnista. Esp. Gerencia y Mercadeo; MBA. Magister en Administración. Asesor para la Gestión y Desarrollo de Negocios Veterinarios y Miembro de la Red Hispanoamericana de gestión. Los interesados pueden solicitar las referencias bibliográficas vía info@dosmasdos.com.ar bajo el Asunto: “Libardo Rivas Cubides”.

 

 

Marcos Giordano, gerente de Marketing de Agroindustrias Baires: "Producimos más de 40 marcas y alimentamos a más de 2 millones de perros y gatos en Argentina".

Marcos Giordano, gerente de Marketing de Agroindustrias Baires: «Producimos más de 40 marcas y alimentamos a más de 2 millones de perros y gatos en Argentina».

En el Hotel Madero de la Ciudad de Buenos Aires y ante más de 100 clientes del canal específico, Agroindustrias Baires llevó adelante el lanzamiento del nuevo Kongo, su línea insignia de alimentos balanceados para perros y gatos.
Con la apertura a cargo de Gabriel Saralegui -gerente general de la empresa radicada en General Las Heras, Buenos Aires- y la presencia de su presidente, Claudio Andreoli, se hizo foco en la renovada apuesta de Agroindustrias Baires.
Marcos Giordano, actual gerente de Marketing, destacó que la empresa de la cual forma parte cuenta con la tecnología más avanzada de mercado.
“En nuestra planta fabricamos 14 mil toneladas por mes y esperamos alcanzar las 18 mil para 2023. Somos la empresa que más invierte en controles de calidad: $7,5 millones al mes”, sostuvo Giordano en representación del equipo que lidera, integrado por Cecilia Salguero, Nicolás Fische y Agustina Magallanes. Y reforzó: “Elaboramos más de 90 recetas y superamos las 500 presentaciones. Por mes despachamos 490 camiones a 150 puntos de venta (distribuidores). Producimos más de 40 marcas y alimentamos a más de 2 millones de perros y gatos”.
Durante su presentación y con a fin de revalorizar la inversión que Agroindustrias Baires realiza en el segmento de la nutrición animal, Giordano compartió datos de la consultora GFK en los cuales se sostiene que en nuestro país (para el año 2017) había 13 millones de perros y gatos y 10,8 millones de chicos de 10 a 14.
“No es menor que haya un 20% más de perros y gatos, fundamentalmente cuando este mismo estudio asegura que 9 millones del total comen principalmente alimento balanceado”, aseguró el profesional. Y agregó: “Para 2023 se esperan 16,8 millones de perros y gatos, de los cuales 11 millones comerán principalmente alimentos balanceados, en un contexto donde fundamentalmente los perros se han convertido en miembros de la familia”.

Con el foco puesto en Kongo

El nuevo Kongo se presenta como una línea de alimentos balanceados para perros y gatos elaborada con productos 100% naturales, sin colorantes ni saborizantes artificiales, para darles más y mejor calidad de vida. ¿El Slogan? “Kongo, nutrición natural y saludable”.
Se destaca la línea Kongo Gatos (tres presentaciones); Kongo Cachorros y perros Adultos y Kongo Gold en sus cuatro presentaciones. Más allá de esto y subrayar el relanzamiento de todas las redes sociales de Kongo Oficial, desde Baires fueron contundentes: “Kongo Gold es el producto Súper Premium del canal masivo. Para encontrar un producto de esta característica hay que ir al canal especializado y pagar el doble”.
Finalmente se destacó el acompañamiento al programa de Susana Giménez y también al segmento Pocas Pulgas conducido por Leo Montero, donde se hace explícita la campaña que la empresa lleva adelante, invitando a la gente a llevar las bolsas vacías de Kongo a cualquier refugio para que éste se contacte con Baires: a cambio de retirar las bolsas, la firma entrega alimento de forma gratuita. “Esas bolsas son transformadas en mochilas o cartucheras”, completaron.

En el marco de su 55° aniversario en el mercado veterinario argentino, el laboratorio Holliday Scott aprovechó el reciente Congreso Nacional de AVEACA para presentar su línea de pastas palatables exclusivas para gatos.
“Ahora Ohm, Poten Pet y Proteliv surgen con una novedosa forma farmacéutica: pastas saborizadas en jeringas con pico dosificador y rosca ajustable. Pensadas en la comodidad y practicidad de medicar diariamente a los gatos”, así anunciaron el lanzamiento desde la empresa nacional.
Más allá de esto y desde su campaña publicitaria en redes sociales, Holliday Scott destaca el sabor irresistible y las siete dosis pre – cargadas en los productos.

“Solo es necesario ajustar la dosis y colocar la cánula en la boca, en la pata o en su comida”, aseguraron desde la firma, para luego destacar que los interesados en más información pueden ingresar en www.holliday-scott.com.
Además, el laboratorio está difundiendo la Promoción Ecthol GMP con premios para todos los involucrados. Más información: www.ecthol.com.ar/promocion.

El primer paso para poder evolucionar como empresa es ser realmente críticos en cuanto al modo en que estamos llevando adelante
los emprendimientos. Los tiempos cambiaron, hay que accionar.

Por Javier Sánchez Novoa

Ambos sabemos que hay un contexto indudablemente desfavorable para el desarrollo de tu empresa, donde los costos aumentan, navegando en un mar de baja de consumo a nivel general. Entonces: ¿Cómo salgo a flote con mi veterinaria?, si parece que todo conspira para frenar mi actividad…
Lo primero que tengo que decirte es que no tenés muchos caminos mas que respirar hondo y redoblar tus fuerzas, siempre evaluando y planificando las acciones que vas a realizar, los márgenes de error tenes que minimizarlos para evitar un coletazo negativo en la salud de tu empresa.
Entonces lo que te propongo, ahora que estas enfocado y mentalizado en salir adelante, es que seas crítico de tu empresa, de tu desarrollo como profesional veterinario, del nivel de atención al cliente, de la actividad comercial de tu salón, el manejo de la información, la administración y la comunicación con tu cliente.

¿Ser crítico de mi actividad? Si, es el primer paso para poder evolucionar como empresa, no te quedes con los éxitos pasados, o en la época que hacían cola en tu veterinaria, cuando comprabas el doble o mas a tus distribuidores, hoy hay una realidad y tenés que accionar en consecuencia, el cliente ya no viene corriendo a tu veterinaria (salvo casos particulares, claro), y no por que no seas buen/a profesional, solo que el contexto de tu cliente cambió y el hábito de consumo también ha cambiado, entonces…
¿Vale hacer lo mismo, aunque sea el mismo cliente? No y por eso estás leyendo esta nota, incluso te invito para tener una visión más amplia lee la nota de esta Revista 2+2 del número anterior, donde te cuento de que se trata el concepto de Servucción, uno de los grandes secretos para el éxito de la veterinaria.

¿Por dónde comenzar?

A continuación, te comparto 10 claves concretas para ir siguiendo un camino que te permita ir cumpliendo metas sencillas pero siempre con el objetivo de avanzar.

  1. Te aconsejo revisar con que información interna contás de tu veterinaria, facturación, rentabilidad, compras, tesorería (pagos), tenes que poder evaluar por lo menos el último cuatrimestre y su desarrollo, sé que estarás diciendo ¡pero ya sé que me está yendo mal!, ahora lo que te invito es a evolucionar y pasar de “me bajo la facturación” a “Bajo mi facturación un 18,5% con respecto al cuatrimestre anterior”, es importante para que puedas planificar medidas correctivas y planificar el avance.
  2. Te pido que posiciones al cliente en el centro de tu actividad como veterinario/a, imagínate un planeta (cliente) y sus satélites son tus servicios y tu personal. ¿Por qué te digo esto?, por que como te comente, el cliente ha cambiado su forma de consumir, hace valer su dinero y realiza una exhaustiva valoración de vos y tu empresa, entonces el foco debe ser claro, escuchar, valorar, contener y asesorar al cliente, ya no basta con atenderlo a él y a su mascota, los clientes son buscadores de “valores agregados”, que “plus o diferencias das vos con respecto a la competencia.
  3. Formá a tus colaboradores en el concepto anterior, no solo vos tenés que estar convencido y enfocado con respecto a cómo vas a salir adelante, en el barco no estás solo, debes contar con tu equipo, entonces transmitidles tu deseo y necesidad de tener que evolucionar como empresa, insisto con esta última palabra “empresa”, es necesario que se comprenda que tu veterinaria es una empresa y tenés que manejarla como tal.
  4. Realizá un pequeño análisis de situación de tu negocio, desde Mercader Consultora realizamos un chequeo express gratis, que te permite determinar en donde están las variables de ajuste y como acciones podrías implementar.
    Tenés que tener la foto actual de la salud de tu veterinaria, es necesario analizar tu veterinarias desde varias ópticas, la de tus recursos humanos, la de administración, las finanzas, lo comercial y la comunicación con tus clientes.
  5. Hace un pequeño análisis FODA, seguramente habrás sentido ese nombre, es una herramienta para conocer las fortalezas, las oportunidades, las debilidades y amenazas para tu veterinaria, incluso podés aplicar el FODA a personas, podrías realizar el de tu persona como profesional. Muchas veces esta herramienta ha sido desvalorizada o menospreciada, pero no por simple es ineficaz, te recomiendo que te tomes un momento es armarte esta matriz, podes googlearla, hay muchos formatos muy útiles.
  6. Analizá quiénes son tus competidores, seguramente sabrás quienes son, entonces te propongo que investigues que servicios y productos comercializan, te aclaro de antemano, no quiere decir que tenes que posicionarte en un “precio” menor a tu competencia, no tienen que elegirte por honorarios más económicos, que te elijan por la calidad del servicio y nivel de atención, esto es la resultante de los puntos anteriores que te mencione al comienzo. Es importante que puedas identificar que hace y como los hace tu competidor, podes analizar sus redes sociales, web, etc.
  7. Trabajá fuertemente en la comunicación de tu veterinaria, la online y la offline, ya que no todo empieza y se termina en lo online, tenes que pensar en comunicación en un sentido más amplio, comenzando desde el frente de tu local, vidriera, ¿Cómo está?, podría mejorarlo? Qué estas comunicando, desde la imagen inicial para tus clientes, de tu mostrador, el orden, la limpieza, el aroma del ambiente, todo forma un complejo de sensaciones que tu cliente consciente o inconscientemente utilizará para formar una opción sobre tu veterinaria… si, tenés que saberlo. Comunicar, también es como tenés exhibidos tus productos de farmacia, alimentos o accesorios, ¿te invita a comprar o a consultar sobre un producto?, parate de frente en estos sectores y hacete esa pregunta, lo mismo en consultorio, como está la iluminación, la higiene, el orden, es tu lugar de trabajo, habla de vos.
  8. Tenes que amigarte con el manejo de lo financiero de tu empresa, no hace falta que te conviertas en un contador público, para eso está tu contador, que siempre es un gran aliado en el desarrollo de las empresas. Sí, es muy importante que puedas llevar adelante el control y seguimiento de tus gastos, fijos, variables, etc, servicios, sueldos / honorarios, de esta manera estarás atento/a a cualquier distorsión, tenes que tomar a tiempo los desbalances de este tipo, a grandes rasgos deberías poder realizar una simple ecuación, contar con todas las entradas, los pagos / gastos para luego poder contar con un monto neto aproximado de cuanto esta dejándote la veterinaria, créeme podés hacerlo directamente vos en tu veterinaria.
  9. Poder contar con un sistema de gestión que te permita poder gestionar toda la información de tu veterinaria, de tus clientes, pacientes y el corazón administrativo de tu empresa, nosotros desde la Consultora Mercader recomendamos la utilización de My Vete (www.myvete.com) que te permite trabajar en la nube, a través de tu celular, Tablet cualquier dispositivo, una herramienta súper intuitiva que será tu gran aliado para la gestión eficiente de tu veterinaria.
  10. Es momento de adaptarte, de mejorar al máximo tu servicio, tu propuesta, tu empresa, sino alguien lo hara por vos y se quedara con tu cliente, nunca subestimes a tu competencia ni a tu cliente, gracias a el estas vos ahí, desarrollando tu profesión de una forma rentable.

El equipo de Biogénesis Bagó: Muriel, Mascarenhas, Turic, Bellinzoni, Martínez, Perretta, Martiren y Pesoa.

El equipo de Biogénesis Bagó: Muriel, Mascarenhas, Turic, Bellinzoni, Martínez, Perretta, Martiren y Pesoa.

La periodista Martina Rua pasó por el Simposio que Biogénesis Bagó realizó en Tandil, Buenos Aires.

Por Facundo Sonatti

Muchos meses pasaron sin que el grupo designado por Daimler Chrysler pudiera encontrar un diseño más aerodinámico para uno de sus modelos de automóviles. Ante esa imposibilidad de cumplir con su objetivo, se les asignó un día libre por semana. “¡Salgan de la oficina!”. Así fue como terminaron en un zoológico y lograron inspirarse en la aerodinámica de los animales.
“A veces estamos tan metidos en la diaria, que nos impedimos poder innovar”, resume Martina Rua, periodista de La Nación especializada en tecnología e innovación, en lo que fue su paso por el 3° Simposio de Actualización Veterinaria de Biogénesis Bagó, el pasado 12 de septiembre, en el pabellón de la Facultad de Ciencias Veterinarias UNCPBA en la ciudad de Tandil.
“Hay ciudades en el mundo, como San Francisco, donde en apenas un par de cuadras se pueden cruzar con robots en cafeterías, supermercados y hasta haciéndose cargo de la propia seguridad”, relata Rua. Y amplia: “La robótica está irrumpiendo toda industria que se imaginen, desde medicina hasta finanzas. Sin embargo, cuando escuchamos hablar de esto: innovación o inteligencia artificial, sentimos miedo porque solemos pensar que vienen por todo y que la tecnología se puede llevar puesto nuestros trabajos, pero eso no es así”.
Para Rua, el avance de estas innovaciones nos hace pensar cuáles serán las habilidades que debemos desarrollar para seguir siendo competitivo en este nuevo mundo.
“Modificaciones genéticas en cerdos y vacas podrían terminar con muchas de las enfermedades que conocemos, reduciendo el mercado de medicamentos veterinarios. Así los avances en biotecnología pueden impactar de lleno en su negocio en muy pocos años”, ejemplifica ante los más de 100 profesionales de todo el país que participaron de la jornada.
Estos veterinarios accedieron también a disertaciones sobre temas centrales en la búsqueda de una mayor productividad en los rodeos bovinos y la oportunidad que se presenta para el país en el contexto de apertura de mercados.

¿Qué tenemos que ver con INNOVAR?

“Imaginen si no tuviéramos que viajar para una reunión y solo pudiéramos comunicarnos mediante un holograma. Esos cambios están sucediendo. ¿Estamos capacitados para hacer negocios de esta manera?”, se pregunta Rua apoyándose una vez más en un ejemplo.
La biotecnología es otra de las irrupciones latentes: lo que permite acceder a muebles de madera que no son de madera, utilizar cuero sin cuero.
¿Quién es mi competencia y cuál será la de mi futuro?, es otro interrogante que plantea.
“¿Introducir pequeñas mejoras a lo que hacemos a diario es innovación?”, interpela a los presentes. Y responde: “Innovar es incómodo, porque nos saca del status quo. Mientras muchos esperan el momento ideal para innovar, eso nunca sucede, y menos en la Argentina. Todo el tiempo caemos en la trampa poniendo excusas y nunca comenzamos a cambiar».
Para Rua no hay dudas: las empresas más diversas son las más innovadoras.
Interesante es mencionar que durante toda su presentación, la periodista que también ha editado el libro «La Fábrica del Tiempo», logró cautivar la atención de los veterinarios presentes, invitándolos a reflexionar sobre cómo abordan su profesión día a día.
En ese marco, no fueron pocos los que tomaron nota y se plantearon el desafío de animarse a mirar las cosas de un modo diferente, a fin de generar pequeñas innovaciones que mejoren su actividad.
A su vez, Martina Rua sostiene que cinco de cada diez transformaciones digitales en están fallando en Argentina, básicamente porque para su puesta en marcha se elige la tecnología antes de pensar qué problemática se buscará resolver. “Innovar no solo pasa por incorporar tecnología. Acciones simples, pueden generar grandes cambios”, resalta. Y cierra: “Hoy tenemos la posibilidad de potenciar las capacidades humanas a través de nuevas herramientas”.

El XIX Congreso Nacional de AVEACA incorporó 5 salas de conferencias simultáneas y ofreció diversas alternativas a los profesionales que asistieron. Entrevistamos a la presidente de la entidad, Silvina Muñiz.

Por Nicolás de la Fuente

Llevado adelante a comienzos de octubre, el XIX Congreso Nacional de AVEACA cumplió con su promesa de valor.
Y esto quedó demostrado no solo por la alta concurrencia de público (1.500 profesionales y estudiantes del último año de la Carrera, según informaron desde la organización), sino por el profesionalismo de su organización y las buenas repercusiones respecto de la cantidad y calidad de las presentaciones dictadas por diversos disertantes.
Fue así como, una vez más, el Palais Rouge, de la Ciudad de Buenos Aires, recibió la apuesta anual de una Asociación de Veterinarios Especializados en Animales de Compañía de Argentina que sigue buscando sumar nuevos socios sobre la base de la ética y de la formación científica y humana, para mejorar el bienestar animal y dar prestigio a la profesión.

Holliday Scott presentó su línea de jeringas para gatos.

Holliday Scott presentó su línea de jeringas para gatos.

Vale decir que, este año el programa científico propuesto en el Congreso abarcó los distintos aspectos de la medicina veterinaria, desde la prevención hasta las últimas novedades en el tratamiento de diversas patologías, expuestos por destacados especialistas.
En cinco salas simultáneas, se abordaron temas de interés, con un enfoque multidisciplinario, a cargo de disertantes nacionales e internacionales de destacada trayectoria.
“Contamos también con la participación de las Asociaciones de Especialistas Veterinarios de Argentina y representantes de la WSAVA, que suman los avances de cada especialidad para el crecimiento de la profesión”, le explicó la presidenta de AVEACA, Silvina Muñiz, a esta Revista 2+2 (Ver recuadro). Y agregó: “El Congreso Nacional es un encuentro anual, que nos permite generar un ámbito de formación, para que todos los veterinarios del país se mantengan actualizados sobre los avances en la medicina de los animales de compañía”.
La participación de jóvenes veterinarios que recién empiezan a dar sus primeros pasos fue uno de los aspectos que Muñiz subrayó del encuentro. “Que se acerquen quienes están empezando es para nosotros lo más importante porque ellos son el semillero, los que van a continuar con nuestro trabajo”, destacó.

MSD y su foco puesto en Bravecto.

MSD y su foco puesto en Bravecto.

Durante la entrevista, la presidenta de AVEACA no dejó pasar la oportunidad de recordar un emprendimiento muy importante: AVEACA Federal, con el que apuestan a descentralizar la asociación y llegar a todos los rincones del país. Las dos primeras paradas serán antes de fin de año, en San Luis y Chaco, y seguirá en 2020 por diferentes provincias del país. “Ya empezamos a pensar en las acciones del año que viene”, comentó Muñiz, quien manifestó que la enorme asistencia y la cantidad de jóvenes que se asociaron durante el encuentro son muestras de que el trabajo de formación y discusión sobre los avances en la medicina de animales de compañía es una necesidad dentro de la profesión.
Vale decir que AVEACA es miembro de WSAVA (Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales) y fundador de FIAVAC (Federación Iberoamericana de Asociaciones Veterinarias de Animales de Compañía).

Una industria que acompaña

“Queremos agradecer la colaboración que nos brindan las empresas del sector veterinario que históricamente nos acompañan en nuestros eventos, así como a todos aquellos que de alguna u otra forma colaboran para llevar adelante este prestigioso congreso”, explicó también Muñiz, a la vez de destacar como Main Sponsor de la actividad a Mars Petcare y como sponsor a Boehringer Ingelheim.

Asimismo, vale destacar las acciones que llevaron adelante empresas como Holliday Scott (lanzamiento de su línea de pastas para gatos y también su línea de medicamentos naturales para perros y gatos), Zoetis (reforzando la comunicación de Simparica), MSD Salud Animal (con foco en Bravecto pero también en su línea de vacunas), Paraqueños (Ver Nota en Página 20), Elanco (reforzando la difusión de Credelio y Comfortis entre los veterinarios) y marcas de alimentos balanceados, como Agroindustrias Baires (Ver Página 42) y Sieger. A ellos también se sumaron Labyes y otras empresas del sector.

Boehringer Ingelheim, en AVEACA.

Boehringer Ingelheim, en AVEACA.

Específicamente hablando de Boehringer Ingelheim, la empresa se focalizó no solo en la difusión de su línea NexGard y NexGard Spectra, sino que también sigue avanzando en el campo de la medicina felina de la mano de Broadline (el producto específicamente pensado para combatir pulgas en los gatos).
Vale decir que en este rubro la empresa multinacional patrocinó la conferencia de Leticia Zufriategui sobre “Paciente felino: el estrés como causa y efecto”.

Team Zoetis en el Palais Rouge.

Team Zoetis en el Palais Rouge.

Más allá de esto, el encuentro contó también con la disertación de la Dra. Marina Snitcofsky (USAL y práctica privada) sobre Gastroenteritis de origen emocional en felinos, un tema promovido desde Holliday Scott y que sin dudas estaremos desarrollando en futuras ediciones.
Vale destacar también la concreción de una sala de Bienestar Animal, la cual contó también con muy buen afluencia de profesionales, los cuales asistieron a escuchar a Jimena Mangas (Bienestar en el gato adulto doméstico); Silvia Vai (Derribando mitos. Razas peligrosas, ¿Verdad o consecuencia de falta de bienestar?); Adriana Noacco (Animales de compañía en el contexto de las catástrofes climáticas. Gestión del riesgo para minimizar el impacto en el bienestar animal y la salud pública) y a Leopoldo Estol (Políticas públicas sobre el animal urbano, desde el bienestar animal. Una salud y un solo bienestar).

Con foco en la gestión y administración de las veterinarias

Si bien desde hace años los periodistas de esta Revista 2+2 cubren todos y cada uno de los Congresos Nacionales realizados por AVEACA, esta edición 2019 fue la primera en la cual nuestro medio pudo contar con un lugar específico donde montar su stand y compartir con los veterinarios asistentes las distintas publicaciones impresas generadas en este tiempo. Interesante es poder hablar con profesionales que nos cuentan sus proyectos, destacan la calidad de nuestras notas y nos proponen desafíos sobre los cuales trabajar a futuro.
También sirvió nuestro stand para conversar sobre marketing, ventas y comunicación en los puntos de venta veterinarios, así como también para hasta empezar a pensar en cómo podría sumarse una sala específica sobre gestión de veterinarias en los sucesivos encuentros de AVEACA. Veremos…