2+2- Descargar Mayo 2020 – Main
HomeInstagram“Esperamos que, en cinco años, el 50% del asesoramiento sea online”

“Esperamos que, en cinco años, el 50% del asesoramiento sea online”

Carlos Catracchia es uno de los socios de Apsavet, empresa formada por veterinarios que ofrece una serie de planes integrales para implementar en los sistemas productivos.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Carlos Catracchia, Santiago García, Lucía Llorente y Federico Bibiloni conforman el team que le dio origen a Apsavet, empresa formada por veterinarios y orientada a ofrecer un servicio integral a partir de planes que se adaptan a las necesidades de cada sistema productivo. Con el foco puesto en la industria lechera, son 35 los clientes que atienden de forma directa, pero esa cifra se multiplica por tres si se suman todos los asesoramiento en los que participan indirectamente a través de una beta educativa.

“Nuestros programas de capacitación son herramientas distintas al asesoramiento, pero orientadas a las mismas áreas de acción y lo que buscamos es certificar a las personas que trabajan en los establecimientos de que tienen los conocimientos y habilidades necesarias para realizar esos trabajos”, resume Catracchia otra de las facetas de Apsavet.

En diálogo con esta revista, el profesional oriundo de Carmen de Areco, Buenos Aires, confiesa que su paso formativo por la Facultad de Veterinaria de la UBA y, sobre todo, a partir de los trabajos grupales de esos ámbitos, despertó la necesidad de replicar esas experiencias en el plano laboral, creando una empresa conformada por veterinarios.

Team Apsavet tienen 35 clientes en el rubro lechero.

Entre las particularidades de Apsavet (www.apsavet.com.ar), se destaca que sus cuatro socios están repartidos por la Pampa Húmeda y no tienen oficina física (ni piensan tenerla). “Si bien hace años que trabajamos juntos, estamos en el camino de lograr esa transformación de ser solo veterinarios a empresarios”, reconoce Catracchia quien, en el siguiente mano a mano, repasa su visión de profesión, el futuro de la lechería y el rol del productor.

Revista 2+2: ¿Cómo surgió Apsavet?

Carlos Catracchia: Venía trabajando en producción lechera y se fueron sumando distintos pasantes como colaboradores. Juntos fuimos creciendo y nos fuimos especializando en distintas áreas. Todo esto, nos llevó a pensar que podíamos ofrecer un servicio integral. Hace más de tres años que trabajamos formalmente, pero las primeras acciones fueron hace seis. Nuestro campo de acción está enfocado en la salud, nutrición, producción y reproducción en rodeos lecheros, pero cada uno se especializa en una área particular. Además del trabajo de los cuatro socios de la compañía, nos integramos a otros profesionales en algunas actividades específicas.

¿Qué ventajas tiene pertenecer a una empresa de veterinarios?

La empresa ofrece una contención económica y el sentido de pertenencia a un grupo donde todos tienen los mismos beneficios, como ocurre en otros lugares. Hay que señalar que, para los veterinarios, en la actividad privada, una de las incógnitas es qué sucede cuando te lesionas o cómo organizas las vacaciones. Al ser parte de una empresa, esto lo tenemos resuelto. A su vez, estamos en un proceso donde nos sentimos cómodos con algunas cosas que fuimos logrando, como los planes integrales que ofrecemos, a los que les pusimos nombres y lo salimos a vender.

¿Cuáles son los servicios integrales que ofrecen hoy?

El producto estrella es SIAL Sistema Integral Lechero, a través del cual se busca la mejora continua a través de un programa con objetivos que se va desarrollando mediante distintas actividades; se evalúan resultados para luego, plantear nuevos desafíos. Esos conceptos los tomamos del plano empresarial con el fin de transformar la información en conocimiento. Mientras tanto, SIAC es el Sistema Integral de Crianza, orientado a carne, donde damos soluciones a la gestión de cría y engorde del ganado vacuno.

Sin embargo, últimamente, el área que más me ha divertido son los programas de capacitación que ofrecemos, en el cual hacemos la certificación de capacidades y habilidades donde uno interactúa con el personal para poder corroborar que pueden ejecutar el trabajo, desde que sepa leer hasta aplicar correctamente un antibiótico.

¿Qué papel juega la tecnología en la interacción con el personal?

En el medio del cambio generacional que está ocurriendo, hoy tenemos que buscar herramientas para comunicarnos de forma más fácil. En cinco años, buscamos que más del 50% de nuestro asesoramiento se concrete de forma online. Es por eso que siempre nos apalancamos de todas las tecnologías de comunicación que existen. No me gustan los estamentos fijos, sino la independencia y posibilidad de estar en varios lugares. Ese tipo de eficiencia es la que va a inundar a las empresas familiares en el campo. Algo que también llegará a los empleados.

¿Cuál es la respuesta de los productores ante su propuesta de planes integrales?

La respuesta de los clientes siempre es positiva porque resolvemos algo de lo que evidentemente había una demanda y nosotros podemos manejar de forma integral el sistema de producción. El programa tiende a adaptarse a cada productor porque incluso, en muchos de los establecimientos donde interactuamos, hay veterinarios trabajando. Es por eso que buscamos acoplarnos al programa de trabajo y eso lleva a que el productor no tenga múltiples especialistas de forma aislada, sino que se pueda coordinar todas las áreas más allá que el plan sea ejecutado por nosotros o no. Siempre tendemos a sumar trabajo nunca a restar.

¿Cuáles son los desafíos camino a convertirse en una empresa consolidada?

Algunos de los elementos que todavía debemos reforzar tiene que ver con sumar más profesionales e incluso salir del país. El nombre de la empresa debe ser una marca por encima de quienes la integren y un método de trabajo. Para eso hay que sumar más gente y siempre con la misma temática de tener el soporte de colegas. Somos cuatro socios y el resto de los colegas nos prestan servicios, pero eventualmente se pueden sumar a la compañía de forma definitiva y, de ese modo, pasarían a ser socios tanto en los riesgos como las ganancias.

¿Cuál es el futuro de la producción ante las nueva demandas de la sociedad?

Una parte de la sociedad está atenta a lo que ocurre con bienestar animal y eso nos permitirá mostrar lo bien que se trabaja en algunos establecimientos. Asimismo, la sustentabilidad de los sistemas es fundamental y habrá que trabajar cada vez mejor, algo que es muy positivo y de lo que nos tenemos que ocupar. Luego, hay lineamientos más extremistas, hay que entenderlos y en algunos casos hasta se les podrá dar una explicación, mientras que aquellos que no lo exijan, solo habrá que escuchar. Somos productores de alimentos y para eso hay que ser sustentables, tener personal capacitado, que esté cómodo con lo que hace, pueda progresar a partir de su trabajo y que, tanto las producciones de leche como de carne, tiendan a ser cada vez más eficientes.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: