2+2 Encabezado Revista
Home2020marzo (Page 2)

El país está bajo alerta sanitaria por la pandemia del COVID-19. Es necesario tomar recaudos y cambiar los hábitos en el ámbito de trabajo y en lo personal.

Para los profesionales que se dedican a resguardar la salud de grandes animales, el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires dio a conocer un protocolo de trabajo específico para estas situaciones.

En primer lugar, consideran como un punto a favor trabajar al aire libre, sin aglomeraciones. Por ende, respetar el lugar de trabajo y minimizar lo más posible el acceso a lugares multitudinarios.

Si bien cambiar algunos hábitos cotidianos puede resultar difícil, es sumamente necesario. Como, por ejemplo:

  • No saludarse con abrazos, apretones de manos o besos.
  • No compartir el mate.
  • Antes y después del trabajo de manga lavarse bien las manos, usar alcohol en gel y toallitas descartables.

Si presenta algún síntoma característico del COVID-19, por más mínimo que sea no se debe concurrir a la manga y quedarse en el hogar.

Por otro lado, en línea con las recomendaciones del Colegio de Veterinarios, el proyecto de CREA “factor humano”, lanzó un comunicado oficial para los trabajadores en los tambos. Las principales medidas son las siguientes:

  • El empleador debe conversar con los empleados acerca del coronavirus, cómo se disemina y cómo prevenir un posible contagio.
  • Imprimir algunas recomendaciones con carteles y dejarlos a la vista en los lugar de trabajo.
  • Limpiar y desinfectar el lugar de trabajo
  • Preparar un plan de contingencia. Hay que preguntarse: ¿Qué harías si el 50% de tus empleados se enferman y no pueden ir a trabajar? ¿Hay establecimientos vecinos que puedan ser capaces de compartir recursos en una emergencia?
  • Revisar políticas de licencia por enfermedad.

¿Y en las veterinarias?

Desde distintas entidades profesionales también destacaron acciones a contemplar en protocolos para ser tomados en cuenta por los veterinarios en sus instalaciones.

  • En la sala de espera: 
    • Atender a tiempo.
    • Respetar la distancia.
    • Limitar el número de pacientes en espera.
    • Contar con la higiene adecuada.
  • Al entrar y salir de la veterinaria, usar alcohol en gel.
  • Limitar el ingreso de menores.
  • Evitar aglomeraciones
  • Destacar a los clientes que si tienen síntomas compatibles al COVID 19 no deben acompañar a sus mascotas al veterinario. 

Más allá de esto, es clave que los propietarios de las veterinarias garanticen que en sus instalaciones estén disponibles todos los elementos necesarios para que las personas que allí trabajan puedan cumplir con las medidas básicas de prevención frente al nuevo Coronavirus:

  • Higiene y Limpieza.
  • Fomentar que cada persona tenga su propio mate.
  • Limitar los besos, apretones de manos y abrazos.
  • Garantizar que en los espacios de trabajo se pueda cumplir con un distanciamiento lógico entre las personas, tal como se ha destacado de manera oficial.
  • En caso de que sea posible, fomentar el Home Office.

Los interesados en acceder a más recomendaciones pueden ingresar en: https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/cuidarnos

La Pandemia declarada merece que los profesionales de la sanidad animal lleven a cabo ciertas medidas en sus instalaciones, como también concientizar y brindar herramientas de prevención a los propietario de las mascotas.

La Pandemia declarada por la OMS en relación con el nuevo Coronavirus 2019 merece que los profesionales de la sanidad animal lleven a cabo ciertas medidas en sus instalaciones, como también concientizar y brindar herramientas de prevención a los propietario de las mascotas.

En este marco, el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires y otros a nivel nacional, como el de San Luis, por ejemplo, han publicado protocolos para ser tomados en cuenta por los veterinarios.

Las principales medidas consisten en lo siguiente:

  • Privilegiar la atención de casos urgentes.
  • Atender con turnos asignados previamente por vía telefónica.
  • En la sala de espera: 
    • Atender a tiempo.
    • Respetar la distancia.
    • Limitar el número de pacientes en espera.
    • Contar con la higiene adecuada.
  • Al entrar y salir de la veterinaria, usar alcohol en gel.
  • Durante la consulta, fomentar la tendencia hacia un acompañante por animal. 
  • Limitar el ingreso de menores.
  • En caso de hospitalizaciones, evitar aglomeraciones
  • Destacar a los propietarios que si tienen síntomas compatibles al COVID 19 no deben acompañar a sus mascotas al veterinario. 
  • Para los animales que estén en la clínica recuperándose, el profesional decidirá cuándo y en qué orden ingresarán las personas con la finalidad de evitar hacinamientos en la sala.

Más allá de esto, es clave que los propietarios de las veterinarias garanticen que en sus instalaciones estén disponibles todos los elementos necesarios para que las personas que allí trabajan puedan cumplir con las medidas básicas de prevención frente al nuevo Coronavirus:

  • Higiene y Limpieza.
  • Fomentar que cada persona tenga su propio mate.
  • Limitar los besos, apretones de manos y abrazos.
  • Garantizar que en los espacios de trabajo se pueda cumplir con un distanciamiento lógico entre las personas, tal como se ha destacado de manera oficial.
  • En caso de que sea posible, fomentar el Home Office.

Por último, cabe remarcar que La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) informó que actualmente, no hay evidencia que sugiera un huésped animal específico como reservorio de virus. De todas formas, se están llevando a cabo más investigaciones. 

Los interesados en acceder a más recomendaciones pueden ingresar en: https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/cuidarnos

La Cámara Argentina de Distribuidores de Productos Veterinarios emitió un comunicado en el que explica cómo seguirá el suministro de mercaderías en el contexto de las medidas que está tomando el país ante la pandemia de Coronavirus.

Transcribimos a continuación el comunicado emitido por la Cámara Argentina de Distribuidores de Productos Veterinarios (CADISVET) sobre las medidas que se están tomando para continuar abasteciendo a las veterinarias y comercios del sector.

La Cámara Argentina de Distribuidores de Productos Veterinarios (CADISVET) pone en vuestro conocimiento que está realizando los mayores esfuerzos al alcance de todos sus socios para mantener la cadena de abastecimiento a las veterinarias y comercios de nuestro sector, adoptanto todas las medidas preventivas necesarias en concordancia con las recomendaciones de la OMS, las autoridades sanitarias de nuestro país y las propias entidades profesionales veterinarias,.

En este sentido, las entregas de nuestros proveedores también han sufrido demoras, por lo cual debemos suministrar la mercadería con nuestras propias existencias de reserva, las cuales, en muchos casos, se hallan por debajo del punto de reposición habitual.

Agradecemos la comprensión, el acompañamiento y el apoyo de todas/os nuestras/os clientes sobre el particular y aspiramos a que los inconvenientes se mitiguen con la responsabilidad y el compromiso de todas y todos.

Saludamos a ustedes con nuestra mayor consideración.

Osvaldo Fraga
Secretario

Daniel Otamendi
Presidente

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) compartió una serie de datos y conceptos relacionados a una problemática de alcance global.

Con el objetivo de compartir información de calidad en cuanto a la enfermedad causada por el Coronavirus 2019, la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) compartió una serie de preguntas y respuestas orientadas a disminuir las dudas en el ámbito de aquellas personas ligadas también e la sanidad animal.

¿Qué causa COVID-19?

Los coronavirus (CoV) son una familia de virus de ARN (ácido ribonucleico). Se llaman coronavirus porque la partícula del virus exhibe una característica ‘corona’ (corona) de proteínas espiga alrededor de su envoltura lipídica. Las infecciones por CoV son comunes en animales y humanos. Algunas cepas de CoV son zoonóticas, lo que significa que pueden transmitirse entre animales y humanos, pero muchas cepas no son zoonóticas.
En los humanos, el CoV puede causar enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (causado por MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (causado por el SARS-CoV). Investigaciones detalladas han demostrado que el SARS-CoV se transmitió de las civetas a los humanos, y el MERS-CoV de los camellos de dromedario a los humanos.
En diciembre de 2019, se informaron casos humanos de neumonía de origen desconocido en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei de China (República Popular de). Las autoridades chinas identificaron un nuevo CoV como agente causal. Desde entonces, varios casos en humanos, la mayoría de ellos con antecedentes de viajes a la región de Wuhan o Hubei, han sido reportados por varias provincias en China (República Popular de) y por varios otros países. Para obtener información actualizada, consulte el sitio web de la OMS.
El CoV que causa COVID-19 ha sido designado como SARS-CoV-2 por el Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV); Este es el nombre científico. El virus también puede denominarse “el virus COVID-19” o “el virus responsable de COVID-19”.
COVID19 se refiere a la enfermedad causada por el virus.

¿Son los animales responsables de COVID-19 en las personas?

La ruta predominante de transmisión de COVID-19 parece ser de humano a humano. La evidencia actual sugiere que el virus COVID-19 tiene una fuente animal. Las investigaciones en curso son importantes para identificar la fuente animal (incluidas las especies involucradas) y establecer el papel potencial de un reservorio animal en esta enfermedad. Sin embargo, hasta la fecha, no hay suficiente evidencia científica para identificar esa fuente o explicar la ruta de transmisión de una fuente animal a los humanos.
Los datos de la secuencia genética revelan que el virus COVID-19 es un pariente cercano de otros CoV que circulan en las poblaciones de murciélagos Rhinolophus (murciélago herradura). Existe la posibilidad de que la transmisión a humanos involucre a un huésped intermedio.
Las prioridades para la investigación para investigar la fuente animal fueron discutidas por el grupo asesor informal de la OIE sobre COVID-19 y fueron presentadas en el Foro Global de Investigación e Innovación de la OMS (11-12 de febrero de 2020) por el presidente del Grupo de Trabajo de Vida Silvestre de la OIE. Los resultados de la discusión del grupo consultivo informal de la OIE sobre COVID-19 se pueden encontrar en la Web de la OIE.

¿Hay precauciones para tomar con animales vivos o productos de origen animal?

Aunque existe incertidumbre sobre el origen del virus COVID-19, de acuerdo con los consejos ofrecidos por la OMS, como precaución general, al visitar mercados de animales vivos, mercados húmedos o mercados de productos animales, se deben aplicar medidas generales de higiene. Estos incluyen lavarse las manos regularmente con jabón y agua potable después de tocar animales y productos de origen animal, así como evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca, y evitar el contacto con animales enfermos o productos de animales en mal estado. Se debe evitar cualquier contacto con otros animales que posiblemente vivan en el mercado (por ejemplo, perros y gatos callejeros, roedores, pájaros, murciélagos). Se deben tomar precauciones para evitar el contacto con los desechos o fluidos animales en el suelo o las superficies de tiendas e instalaciones de mercado.
Las recomendaciones estándar emitidas por la OMS para prevenir la propagación de la infección incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz con el codo al toser y estornudar y evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias como tos y estornudos. Según las buenas prácticas generales de seguridad alimentaria, la carne cruda, la leche o los órganos de los animales deben manipularse con cuidado para evitar la posible contaminación cruzada con alimentos crudos. La carne de ganado sano que se cocina completamente sigue siendo segura para comer.
Según la información actualmente disponible, no se recomiendan restricciones comerciales.

¿Qué sabemos sobre el virus COVID-19 y los animales de compañía?

La propagación actual de COVID-19 es el resultado de la transmisión de humano a humano. Hasta la fecha, no hay evidencia de que los animales de compañía puedan transmitir la enfermedad. Por lo tanto, no hay justificación para tomar medidas contra los animales de compañía que puedan comprometer su bienestar.
Los Servicios Veterinarios de la Región Administrativa Especial de Hong Kong de la República Popular de China informaron a la OIE de que un perro había dado positivo al virus COVID-19 después de una exposición cercana a sus propietarios que estaban enfermos con COVID-19 – ver Notificación Inmediata ( 01/03/2020) e Informe de seguimiento n . ° 1 (03/09/2020). La prueba, realizada por PCR en tiempo real, mostró la presencia de material genético del virus COVID-19. El perro no mostraba ningún signo clínico de la enfermedad.
No hay evidencia de que los perros jueguen un papel en la propagación de esta enfermedad humana o que se enfermen. Se necesitan más estudios para comprender si los diferentes animales podrían verse afectados por el virus COVID-19. La OIE continuará proporcionando actualizaciones a medida que haya nueva información disponible.
No hay evidencia que respalde las restricciones al movimiento o comercio de animales de compañía.

¿Qué medidas de precaución deben tomar los propietarios cuando los animales de compañía u otros animales tienen contacto cercano con humanos enfermos o sospechosos de COVID-19?

No ha habido ningún informe de animales de compañía u otros que se enfermen con COVID-19 y actualmente no hay evidencia de que desempeñen un papel epidemiológico significativo en esta enfermedad humana. Sin embargo, debido a que los animales y las personas a veces pueden compartir enfermedades (conocidas como enfermedades zoonóticas), aún se recomienda que las personas enfermas con COVID-19 limiten el contacto con animales de compañía y otros animales hasta que se conozca más información sobre el virus.
Al manipular y cuidar animales, siempre se deben implementar medidas básicas de higiene. Esto incluye lavarse las manos antes y después de estar cerca o manipular animales, sus alimentos o suministros, así como evitar besar, lamer o compartir alimentos.
Cuando sea posible, las personas que estén enfermas o bajo atención médica por COVID-19 deben evitar el contacto cercano con sus mascotas y hacer que otro miembro de su hogar cuide a sus animales. Si deben cuidar a su mascota, deben mantener buenas prácticas de higiene y usar una máscara facial si es posible.

¿Qué pueden hacer los Servicios Veterinarios Nacionales con respecto a los animales de compañía?

Los Servicios de Salud Pública y Veterinaria deben trabajar juntos utilizando un enfoque de One Health para compartir información y realizar una evaluación de riesgos cuando una persona con COVID-19 informa que está en contacto con un compañero u otros animales.
Si se toma una decisión como resultado de una evaluación de riesgos para probar un animal de compañía que ha tenido contacto cercano con una persona / propietario infectado con COVID-19, se recomienda que se use RT-PCR para analizar oral, nasal y fecal / Muestras rectales.
Si bien no hay evidencia de que una infección por COVID-19 se propague de un animal a otro, mantener a los animales que dan positivo para COVID-19 lejos de los animales no expuestos debe considerarse la mejor práctica.

¿Cuáles son las responsabilidades internacionales de la Autoridad Veterinaria en este evento?

La detección del virus COVID-19 en animales cumple con los criterios para informar a la OIE a través de WAHIS, de conformidad con el Código de Salud de Animales Terrestres de la OIE como una enfermedad emergente.
Por lo tanto, cualquier detección del virus COVID-19 en un animal (incluida información sobre la especie, pruebas de diagnóstico e información epidemiológica relevante) debe notificarse a la OIE.
Es importante que las Autoridades Veterinarias se mantengan informadas y mantengan un estrecho enlace con las autoridades de salud pública y los responsables de la vida silvestre, para garantizar mensajes de comunicación de riesgos y gestión de riesgos coherentes y apropiados.
Es importante que COVID-19 no conduzca a la adopción de medidas inapropiadas contra animales domésticos o salvajes que puedan comprometer su bienestar y salud o tener un impacto negativo en la biodiversidad.

¿Qué está haciendo la OIE?

La OIE está en contacto con su Representación Regional en Asia y el Pacífico, el Delegado de la OIE para China (Representante Popular de) y el Servicio Veterinario Nacional, el Grupo de Trabajo de Vida Silvestre de la OIE , así como la FAO y la OMS, para reunir y compartir última información disponible. La OIE mantiene una estrecha relación con su red de expertos que participan en las investigaciones actuales sobre el origen de la enfermedad. Rumores e información no oficial también son monitoreados diariamente.
Dadas las similitudes entre COVID-19 y la aparición de otras enfermedades infecciosas humanas en la interfaz animal humano, el grupo consultivo informal de la OIE recomienda que se emprenda un trabajo para comprender mejor la dinámica en torno al comercio y consumo de vida silvestre, con miras a desarrollar estrategias para reducir el riesgo de futuros eventos indirectos.

Al tanto de las distintas situaciones que se pueden dar en los puntos de venta veterinario a raíz de las medidas oficiales, sumamos aquí las últimas disposiciones publicadas.

Desde el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, compartieron los detalles de la recientemente publicada Resolución 207/2020.

Allí se detallan las distintas medidas tomadas en torno a la afluencia de las personas a sus empleos, considerando las medidas anunciadas por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y en línea con las acciones de profilaxis y preventivas adoptadas desde el Ministerio de Salud de la Nación.

Descargar PDF del Ministerio de Trabajo

Para solicitar el documento completo: info@dosmasdos.com.ar

A continuación, un resumen de las principales jornadas del rubro veterinario postergadas o conceladas. Información necesaria para reorganizar agendas.

La pandemia de coronavirus requiere ciertas medidas a cumplir para prevenir más casos de infección en el país y en el mundo. 

Por este motivo, el Gobierno nacional decidió suspender todo evento masivo, decisión que se sumó a la que ya -voluntariamente- habían decidido muchos organizadores de eventos en el rubro veterinario.

En estos próximos meses se iban a llevar adelante varios eventos del sector, con un amplio abanico de posibilidades para que los profesionales veterinarios puedan informarse de las nuevas investigaciones, capacitarse, crear lazos laborales y mucho más.

Fue la situación del COVID-19 la que los vio obligados a suspender y postergar las jornadas, principalmente para el mes de septiembre y en adelante. Conversamos con las empresas organizadoras y estas son las últimas actualizaciones:

Jornadas Veterinarias de Intermédica: SUSPENDIDO

“Esta drástica decisión, tomada bajo estrictas recomendaciones de la OMS y del Ministerio de Salud de la Nación, tiene la única finalidad de prevenir los riesgos de contagio y propagación del virus”, explicó la presidenta de Intermédica Sonia Modyeievsky en un comunicado de prensa, suspendiendo así el evento que se llevaría adelante los días 26 y 27 de abril. 

En cuanto a la nueva fecha asignada: “Esta decisión será tomada por nosotros después de comunicarnos con nuestros amigos de AVEACA, para ver en qué fecha tienen proyectado su evento y no superponernos, ya que respetamos que ellos siempre lo hacen en la segunda mitad del año”. 

Más información en: www.jornadasveterinarias.com.

Expo Veterinarias: SUSPENDIDO

“Esta decisión nos permite seguir garantizando una Expo y un Congreso de máxima calidad, que se caracteriza cada año por el éxito en su convocatoria, reuniendo en dos días a miles de visitantes de Argentina y de otras partes del mundo”, comunicaron desde Expo Veterinarias, muestras que se hubiera llevado adelante en junio de 2020. Las nuevas fechas serán el 26 y 27 de septiembre. Más información en: www.expovet.com.ar

Curso de DNT INTA BIOINNOVO + Crianza Artificial: SUSPENDIDO

“Hemos decidido suspender la realización del curso. Estamos seguros de que compartirán con nosotros las razones de esta decisión”, comenzó el comunicado oficial enviado desde el laboratorio Vetanco, posponiendo el encuentro que hubiera tenido lugar en los próximos días. Aseguraron que en los próximos meses “inscriptos, disertantes locales y extranjeros, podrán aprovecharlo con la tranquilidad y confianza que se merecen”.

4to Outlook de la Cadena Láctea 2020: SUSPENDIDO

“Se suspende el encuentro que iba a tener lugar en la ciudad de Rosario, Santa Fe, el 1 de abril, hasta la definición de una nueva fecha que será informada con suficiente anticipación”, informaron desde la organización. Y aclararon que “para quienes hayan abonado la preinscripción, la misma conservará su validez para una nueva fecha. Aquellos que quieran un reintegro, pueden enviar un correo electrónico a outlooklechero2020@gmail.com para tramitar el mismo”.

Congreso Mundial de Brangus: SUSPENDIDO

“Se comunica que aquellas personas que hayan confirmado su participación serán contactadas por la agencia oficial para resolver en cada caso lo que la situación requiera”, aclararon desde la organización de un Congreso de relevancia mundial, que se iba a realizar del 15 al 24 de abril. 

El evento se pospone para el año que viene.

Aniversario de la Sociedad de Medicina Veterinaria (SOMEVE): SUSPENDIDO

“En virtud de esta nueva situación, y como agentes primarios de salud, debemos actuar responsablemente y adoptar decisiones que hubiésemos preferido no tomar”, comunicó la presidenta y el secretario de la Sociedad que iba a realizar este evento a fines de marzo. Aún se desconocen la nueva fecha.

Congreso Federal de Asociación de Anestesia y Analgesia Veterinaria de la República Argentina (AAVRA): SUSPENDIDO

El Congreso estaba planificado para el 29, 30 y 31 de mayo. Aún se desconoce las nuevas fechas. Más información: www.aaavra.com.ar

Sin dudas se han suspendido o cancelado algunos otros eventos que se irán informando paulatinamente. Asimismo, vale decir que tanto laboratorios, como distribuidoras de productos veterinarios han postergado charlas, talleres, capacitaciones y eventos presenciales hasta nuevo aviso.

Compartimos el reporte emitido por el Ministerio de Salud de la Nación el pasado 15 de marzo respecto de la actualidad del COVID 19 en Argentina y el mundo.

El pasado 15 de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación compartió un trabajo en el cual se resume la situación actual del Novel Coronavirus 2019 en Argentina y el mundo.

Descargar PDF con información del Ministerio de Salud

En el documento, los interesados podrán encontrar información ligada a:

  • Situación en España, Italia y Francia.
  • Situación regional en América, con foco en Brasil y Chile.
  • Situación en Argentina con descripción de casos.
  • Distribución por grupos etarios de casos confirmados en el país.
  • Procedencia de los casos positivos.
  • Acciones implementadas.

Para solicitar el informe completo: info@dosmasdos.com.ar

A raíz de la expansión del coronavirus por más de 150 países, incluido el nuestro, la industria veterinaria sumó acciones en favor de resguardar la salud de las personas. ¿Y el Senasa?

Los principales referentes del rubro de laboratorios y distribuidoras de productos veterinarios tomaron medidas en sus ámbitos laborales actuando con la máxima profesionalidad y dispuestos a colaborar con la autoridad sanitaria en todo lo que hace a mitigar la propagación del nuevo Coronavirus.

Como agentes que garantizan y resguardan la salud animal pero también la salud pública, las principales medidas de estas empresas fueron, hasta el momento, las siguientes:

  • Cuarentena obligatoria a empleados provenientes de los países de riesgo.
  • Cierres momentáneos de oficinas, evaluando cómo seguir en unos días.
  • Suspensión de reuniones presenciales.
  • Eventos, jornadas, capacitaciones, viajes y similares, suspendidos.
  • Home office para buena parte de los empleados (principalmente administrativos, Marketing, Ventas, etc).
  • Flex time para evitar moverse en horas pico.
  • Licencias para personal con problemas médicos o mayores a 60 años.
  • Si bien las áreas de producción siguen trabajando para garantizar el abastecimiento, se extremaron las medidas de prevención. 
  • Se restringió el ingreso de proveedores a las empresas. 
  • Aumentaron las medidas de higiene personal.
  • En muchos casos, las personas que trabajan a campo han visto reducida su movilidad. 
  • Se ha destacado la necesidad de impulsar el uso de medios electrónicos para realizar pedidos y consultas por teléfono, mail, WhatsApp y redes sociales.

Más allá de esto, desde los laboratorios veterinarios han garantizado los servicios de logística, abastecimiento y la continuidad de la producción.

Las distribuidores siguen este mismo camino, reforzando incluso la posibilidad de que los veterinarios puedan seguir realizando sus pedidos por vías digitales (incluidas las aplicaciones de e-commerce) y telefónicas (WhatsApp).

¿Y el Senasa?

En cuanto a las medidas tomadas por el Senasa, según pudo averiguar REVISTA 2+2, el vicepresidente del organismo Carlos Milicevic, junto con la presencia de los directores nacionales y otras áreas del organismo, analizó las acciones a seguir para continuar con las actividades sustanciales sin poner en riesgo a los agentes. 

Así fue como se dispuso a restringir al mínimo la presencia de personal en la sede central, laboratorio y centros regionales. 

Asimismo, se solicitó a cada área que designe, en el caso de corresponder, guardias mínimas mientras que el resto del personal, que no esté alcanzado por licencias médicas, realice el trabajo de manera remota desde sus hogares.

La evaluación de solicitudes de registro que se tramitan bajo el formato de expediente electrónico se continuará realizando en forma remota por los agentes de registro.

Respecto de la atención en mesa de entradas el horario será de 10 a 13 horas. y solo se recepcionarán y entregarán autorizaciones de importación, exportación y certificados de libre venta. Las solicitudes de órdenes de pago deben realizarse únicamente por correo electrónico a pagosdpv@senasa.gob.ar.

Hasta tanto se levanten las medidas implementadas, el organismo suspende la toma de vista y notificación de expedientes, entrevistas y reuniones programadas.

Por último, en los lugares donde agentes del Senasa deban estar presente (puestos de fronteras, frigoríficos, etc.), se proveerá de elementos de prevención como barbijos, guantes, y demás al personal y se solicitará a las empresas donde hay presencia de nuestros agentes que hagan lo mismo.

El 70% de las enfermedades emergentes tienen un origen animal y el 65% de las infecciosas que aquejan a la población humana, son zoonóticas.

Vet. Pablo J. Borrás MSc.
pablojesusborras@gmail.com

Todos hemos visto alguna película en donde, con ciertos tintes apocalípticos, una pandemia producida por algún virus arrasa rápidamente con la humanidad, generando pánico a escala global. Siempre, al final, un grupo de héroes salvan, casi de milagro y con más suerte que técnica, al planeta.
Es el caso de la Amenaza de Andrómeda (1971), Epidemia (1995), Contagio (2011) y Virus (2013), entre otras.
Estas últimas semanas hemos estado sensibilizados con la noticia sobre la emergencia de un nuevo Coronavirus (Covid – 19) que genera, principalmente, cuadros respiratorios y que ahora sabemos que puede transmitirse persona a persona. Ya tenemos los primeros casos en Argentina y se ha reportado en otros lugares de las Américas.
Sin embargo, a pesar de algunas noticias fatalistas y de las “fake news”, la mortalidad de este virus es baja, siendo de mayor riesgo para personas con enfermedades crónicas o inmunosupresión. Se estima que muchos pacientes, principalmente los niños, pueden ser asintomáticos o más resistentes a la infección. Al ser un virus envuelto es más lábil a condiciones ambientales y a los desinfectantes. Nadie conoce el futuro de este brote, pero estos son datos certeros que, a la fecha, conocemos.

¿Y las mascotas?

En cuanto al coronavirus y las mascotas, es clave recordar los informes de la WSAVA (World Small Animal Veterinary Association): hasta la fecha no existe evidencia de transmisión por contacto con perros o gatos, así como que estos puedan enfermar del novel coronavirus. El reporte realizado por la Asociación el 29/2 comenta la situación de un perro de Hong Kong que dio débilmente positivo al coronavirus (Covid-19): se puso en cuarentena y se sigue estudiando. La presencia no es inherente a infección activa ya que puede ser solo una exposición al patógeno debido a estar en un ambiente contaminado.
En las siguientes semanas tendremos seguramente más información.

En cuanto a las mascotas, es clave recordar los informes de la WSAVA: hasta la fecha no existe evidencia de transmisión por contacto con perros o gatos, así como que estos animales puedan enfermar del novel coronavirus.

Algo interesante, es que probablemente haya habido un “salto” de una especie animal (se ha postulado serpientes, murciélagos y pangolines, entre otros) al hombre.
Recordemos que los primeros casos, producidos en Wuhan (China), ocurrieron en un mercado popular donde se comercializan animales vivos. Hasta hoy, no se ha podido dilucidar qué especie animal es responsable de esto y según la prestigiosa revista Nature aún tenemos un largo camino que recorrer.
Ya hemos visto esto anteriormente, cuando pensamos en Ebola, en SARS, Influenza Aviar y muchos otras patologías. Recientemente, otro coronavirus conocido como MERS, produjo un brote en Medio Oriente donde la fuente de contagio fue el contacto directo o indirecto con dromedarios infectados.
Aunque no tuvo la escala mediática que tuvo su primo hermano de Wuhan, el mismo produjo un total 2.499 casos confirmados y una letalidad de casi el 35%
Hoy sabemos muy bien que el 70% de las enfermedades emergentes tienen un origen animal (OMS, 2011) y que el 65% de las enfermedades infecciosas que aquejan a la población humana son zoonosis. Las zoonosis son aquellas enfermedades que se transmiten de forma natural de los animales a los humanos.
Cada una de ellas con su complejidad, con sus ciclos de transmisión, con problemáticas particulares, con poblaciones vulnerables. Cada una con un escenario que requiere diferentes miradas y distintas respuestas.
De todo esto, se desprende algo fundamental: atender la salud animal es preservar y velar por la salud humana. Ya sea en el consultorio, en el campo, en el frigorífico, en un laboratorio o donde sea.
Lo dijo Luis Pasteur: “La medicina cura al hombre, la medicina veterinaria a la humanidad”. Por eso es clave la necesidad de la participación de los veterinarios, así como de tantas otras profesiones, en la resolución de problemas que competen a la salud y el bienestar común.
¿Con qué nuevos desafíos nos encontraremos en este Siglo? Es un misterio.
Solo sabemos que el rol de los veterinarios será una pieza clave para desvelar, poco a poco, este complejo mundo que son las epidemias y las pandemias.

A raíz de la detección de un “positivo leve” de coronavirus en un perro en Hong Kong, la WSAVA brindó recomendaciones para que los veterinarios en todo el mundo asesoren correctamente a sus clientes.

El coronavirus despertó preocupación en todo el mundo tras la constante suma de afectados por la enfermedad. Si bien inicialmente no había evidencia clara de transmisión de persona a persona, en las últimas semanas se está propagando por todo el mundo.

Ahora la gran pregunta es ¿el coronavirus afecta a los animales?

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) informó que actualmente, no hay evidencia que sugiera un huésped animal específico como reservorio de virus. De todas formas, se están llevando a cabo más investigaciones.

Descargá acá el informe completo de la WSAVA

Existe hace un tiempo casos de coronavirus canino -que puede causar diarrea leve- y de coronavirus felino -que puede causar peritonitis infecciosa felina (FIP)-. Estos mismos no están asociados con el brote actual de coronavirus.

El terror en China es tal que hay problemas relacionados con el abandono de mascotas como “medida de prevención”.

Esto reafirma la necesidad de que los Comités Científicos y One Health de la WSAVA brinden respuestas certeras para que veterinarios de todo el mundo transmitan tranquilidad y que puedan hacer frente a las preocupaciones de sus clientes.

Datos concretos

  • Hasta el día de la fecha, aseguran que no hay evidencia de que los animales de compañía puedan infectarse o propagar COVID-19. Esta es una situación en rápida evolución y la información se actualizará a medida que esté disponible.
  • Los dueños de mascotas deben evitar el contacto con animales con los que no están familiarizados y siempre lavarse las manos antes y después de interactuar con los animales.
  • Si los propietarios de las mascotas están enfermos con COVID-19, deben evitar el contacto con animales en su hogar, incluso acariciar, acurrucarse, ser besado o lamido, y compartir alimentos.

Caso dudoso

El 28 de febrero indicaron que un perro de un paciente infectado en Hong Kong había dado un resultado “débilmente positivo” a COVID-19 después de las pruebas de rutina.

Entrando en detalles, el 5 de marzo el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación de la RAE de Hong Kong (AFCD) informó que se analizaron muestras nasales, orales, rectales y fecales del perro. El 26 y 28 de febrero, los hisopos orales y nasales fueron positivos, mientras que el 2 de marzo, solo los hisopos nasales mostraron resultados positivos.

Las muestras rectales y fecales resultaron negativas en las tres ocasiones.

Las pruebas realizadas tanto en el laboratorio veterinario del gobierno (AFCD) como en el laboratorio de diagnóstico de CoV humano acreditado por la OMS en la Universidad de Hong Kong (HKU) detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales.

Ambos laboratorios utilizaron el método de reacción en cadena de la polimerasa de la transcriptasa inversa en tiempo real (RT-PCR) y los resultados indicaron que había una pequeña cantidad de ARN viral COVID-19 en las muestras. Sin embargo, no indicaron precisamente si las muestras contienen partículas virales intactas que son infecciosas, o sólo fragmentos del ARN, que no son contagiosas.

 El rol de los veterinarios frente a la amenaza

Las vacunas de coronavirus canino disponibles en algunos mercados mundiales están destinadas exclusivamente a proteger contra la infección por coronavirus entérico y no tienen licencia para protección contra infecciones respiratorias.

Además, los veterinarios no deben usar dichas vacunas ante el brote actual pensando que puede haber alguna forma de protección cruzada contra COVID-19.

Cómo indicaron de WSAVA, no hay absolutamente ninguna evidencia de que la vacunación de perros con vacunas disponibles en el mercado proporcione protección cruzada contra la infección por COVID-19, ya que los virus entéricos y respiratorios son variantes claramente diferentes de coronavirus.

Tras brindar esta información, WSAVA alienta a los veterinarios a mantenerse en contacto cercano y seguir las instrucciones de su autoridad veterinaria local.

¿Qué debería hacer el Servicio Veterinario Nacional?

Las autoridades nacionales de Salud Pública, así como el Servicio Veterinario deben trabajar en colaboración utilizando el enfoque “Una Sola Salud” con el fin de compartir información y realizar la evaluación de riesgos cuando una persona afectada por el virus COVID-19 informa estar en contacto con animales de compañía u otros animales.

Si tras la evaluación de riesgos se decide realizar las pruebas a un animal de compañía que esté en contacto directo con una persona/dueño infectado por el virus COVID-19, se recomienda su realización mediante RT-PCR en muestras orales, nasales y fecales/rectales.

Mientras no existan pruebas de propagación de la infección por COVID-19 de un animal a otro, se considera una buena práctica mantener alejados a los animales que hayan dado positivo al virus COVID-19 del resto de animales.

Fuente de la información: https://wsava.org/news/highlighted-news/the-new-coronavirus-and-companion-animals-advice-for-wsava-members/