2+2- Descargar Impreso – Main
Home2020abril (Page 2)

Compartimos las recomendaciones del Ministerio de Salud y el Centro Malbrán para veterinarios y personas que trabajan en clínicas veterinarias.

En un documento elaborado por la Coordinación de Zoonosis de la Dirección Nacional de Control de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación, y por el Centro Nacional de Diagnóstico e Investigación en Endemo-Epidemias ANLIS “Carlos G. Malbrán» se analiza la relación entre el COVID-19, la zoonosis y el trabajo de los veterinarios.

En la introducción se indica que la sospecha etiológica principal es la transmisión zoonótica del virus (animal- ersona), pero aún se desconoce la fuente animal del brote. A pesar de que la transmisión temprana parecería ser zoonótica, toda la transmisión posterior parece ocurrir de persona a persona. Según este mismo documento, hasta el momento, no hay evidencia suficiente que las mascotas actúen como una fuente de infección para las personas. Por el contrario, en los casos detectados fueron las personas quienes resultaron en una fuente de infección para los animales.

Luego, se brindan una serie de recomendaciones para personas de profesión veterinaria. Compartimos a continuación aquellas dirigidas a quienes trabajan en clínicas veterinarias:

  • Los profesionales deben contactarse con las personas propietarias responsables de sus pacientes para comunicar la modalidad de atención ante esta emergencia de salud pública.
  • Los propietarios de animales, antes de visitar la clínica/consultorio, deben reservar turno por teléfono, WhatsApp o e-mail.
  • Realizar un triage para establecer la necesidad de realizar la consulta de manera presencial. Atender únicamente urgencias del animal de compañía. Por otras consultas posponer la atención.
  • MUY IMPORTANTE: Realizar un triage del estado de salud, edad, etc. de la persona que llevaría al animal a la clínica, a fin de evaluar si se encuentra dentro de la población de riesgo (embarazadas, mayores de 60 y personas con patologías crónicas).
  • Las personas que concurren con el animal a la veterinaria no deben estar comprendidas dentro de los grupos de riesgo y no deben tener síntomas respiratorios. Si se trata de una persona dentro de los grupos de riesgo y vive sola, evaluar la necesidad de la consulta o tratar de realizar la visita domiciliaria del animal.
  • Mantener un máximo de una persona con su animal en la sala de espera, según espacio disponible y las medidas preventivas generales.
  • Disponer de un protocolo de higiene y seguridad permanente en la clínica/consultorio.
  • Disponer de agua y jabón para lavado de manos de las personas y/o disponer de dispensador de alcohol en gel y carteles informativos
    sobre el COVID-19.
  • Mantener las indicaciones y protocolo para comercios del Ministerio de Salud de la Nación:
    https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/atencion-publico
  • Utilizar siempre las medidas de bioseguridad profesionales, desinfección de instalaciones e instrumental y adecuada sujeción de los animales, para evitar accidentes y no sobrecargar las guardias de los centros de salud de atención humana.
  • Referir cualquier consulta a sitio oficial del Ministerio de salud de la Nación o al 0800-222-1002 (opción1).

 

Frente a un contexto sanitario y económico complejo, será clave observar qué está ocurriendo en otros lugares del mundo y evaluar las herramientas necesarias para afrontar las crisis del mejor modo posible.

Por Luciano Aba

La crisis desatada a partir de la expansión del COVID19 nos afecta a todos: más de 40 países impusieron esquemas de aislamiento obligatorios para mitigar el impacto de una enfermedad que pone en jaque la salud y economía del planeta.
Al momento del cierre de esta primera Revista 2+2 del año, la cantidad de personas infectadas por el nuevo coronavirus se acercaba a los 2 millones en todo el mundo, registrándose cerca de 115.000 fallecimientos. Vale decir que casi 100 de ellos se habían producido en nuestro país, donde a mediados de abril aun no se registraba el pico de contagios esperado por los epidemiólogos.
Como se dijo, la pandemia nos afecta a todos. Y en muchos sentidos.
El COVID-19 generará pérdidas por billones de dólares en la economía mundial, dándole un duro golpe a todos los sectores, pero en especial a aquellos vinculados con los entretenimientos, restaurantes y el turismo, rubro este último en el cual hay en riesgo 50 millones de empleos a nivel mundial.
¿Y en nuestro país?
¿Y el comercio minorista?
Para abordar este punto, vale la medición realizada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) del 1 al 10 de abril en las distintas capitales del país, GBA y CABA, abarcando 1.100 negocios.
“Las ventas en los comercios minoristas se derrumbaron cerca de un 50% en marzo. Todas las actividades cayeron. Algunas como la ligada a “Bazar y regalos”, casi en un 70%, mientras que otras como “Indumentaria y lencería”, lo hicieron en el orden del 65%. En ese marco y también cayendo respecto de 2019, los minoristas de “Alimentos y bebidas” fueron los que menos perdieron (-18%), siguiéndolo en el listado las “Farmacias” (33%).

¿Y las veterinarias?

También puertas adentro del rubro el aislamiento social obligatorio pesó de diferentes maneras. Quizás no al principio, donde veterinarias dedicadas a grandes y pequeños animales de todo el país tomaron prácticamente las mismas medidas: extremaron medidas de higiene, limitaron las atenciones a “urgencias” y redujeron los horarios de atención al público. Para ser concretos y en base a lo que distintos distribuidores de productos veterinarios manifestaron a esta Revista 2+2, durante la primera semana del aislamiento social obligatorio, cerca del 70% de las veterinarias siguieron abriendo sus puertas tras la excepción recibida por medio del decreto presidencial, aunque claro, en la mayoría de los casos solo durante algunas horas al día (5 en promedio).
Sin embargo, con el correr del tiempo quedó claro que las producciones agropecuarias continuaron trabajando y fue así como los profesionales mantuvieron sus visitas a campo Destetes, vacunaciones, control de enfermedades venéreas y otras acciones se mantuvieron en un sector que sigue impulsando la producción de carne y leche.
El caso de las veterinarias de pequeños animales es distinto. Si bien el contexto lógicamente las afectará, no podemos perder de vista que el que están viviendo hoy las personas con sus mascotas será el vínculo más fuerte que tendrán en la historia.
Y ese no es un dato menor para veterinarias que se ocupan de resguardar no solo la salud, sino también la buena nutrición de perros y gatos.

Transmitir seguridad y preocupación por el mantenimiento de normas y protocolos para la atención de pacientes.

Analizar lo ocurrido en otros países

El tiempo transcurrido entre el brote inicial de COVID19 en China, su posterior paso por Europa y el arribo a nuestro país tiene que servir para tomar decisiones en base a evidencia. Poca, pero evidencia al fin. Es por ello que cobra relevancia escuchar a los referentes veterinarios de pequeños animales de otros países de la región, quienes aseguran que uno de los principales rubros que ha afectado el contexto es el de la medicina preventiva (vacunas), el cual en países como Chile, Panamá o México llegó a caer en un 50%, al menos, en facturación. Es un dato inicial, pero sin dudas -como dijimos- sirve de referencia para evaluar potenciales medidas.
Ya tomando como base lo que ocurre en España, la consultora Rentabilidad Veterinaria aseguró recientemente que los ingresos en el mes de marzo cayeron entre un 30-40% respecto al mismo mes del año anterior. Quizás esta realidad haya servido de motor para que, incluso desde los colegios profesionales, se busque hoy dejar atrás aquello de “atender solo urgencias” y volver a ofrecer los servicios tradicionales del sector.
Con veterinarias que han cerrado o reducido turnos y personal, también se han comenzado a hacer notar algunas tendencias a considerar.

  • Crece la atención de Emergencias.
  • Se fortalece el envío de ventas de medicamentos y alimentos balanceados “puerta a puerta”.
  • La situación no favorece la Atención a domicilio.
  • Aumenta el servicio de búsqueda de pacientes por sus hogares para ser trasladados y atendidos en la veterinaria.
  • El hecho de que haya veterinarias cerradas favorece el movimiento de las que permanecen abiertas y activas.

Decisión estratégica

En este marco, los dueños de las veterinarias deberán tomar una decisión, más allá de lo que los atañe como agentes primarios de salud. ¿Qué hacer con la empresa?

Invertir en publicidad tanto física, como digital, para lograr un mayor alcance y así alcanzar mejores resultados.

Desde ya que existen situaciones diversas y “espaldas” distintas para aguantar la realidad, pero de algo no hay dudas: la facturación va a caer.
Para quienes tomen la decisión de afrontar el contexto de manera proactiva será necesario tomar una serie de medidas estratégicas, de las cuales dependerá el resto de la estrategia. Aquí les compartimos tan solo 10 de las principales acciones a contemplar.

1. Disponer de los insumos y productos necesarios

Si la decisión es avanzar, la veterinaria debe contar y asegurarse los recursos básicos y necesarios para hacerlo. Habrá que invertir en barbijos, guantes, geles, alcohol y desinfectantes. De manera urgente habrá que hacer ese desembolso, el cual incluso los contadores deberán -en este caso- tomar como una inversión a mediano plazo y no como un gasto propio de ese mes.
De igual manera, previendo los meses que vienen (su impacto “estacional” sobre la salud y nutrición de las mascotas) y el historial de venta de la propia clientela, las veterinarias podrán ir asegurando stocks en categorías de productos veterinarios y alimentos balanceados bien definidas.

2. Hablar con los proveedores y acceder a créditos

Será estratégico que desde las veterinarias y sin importar su tamaño o facturación, se pueda lograr un diálogo abierto y sincero con los proveedores para lograr algún tipo de financiación que les permita comprar con -por ejemplo- 2 meses de gracia y el posterior pago (aún con intereses), finalizado ese tiempo. Es entre todos que debemos apoyarnos en momentos así. Con una propuesta seria y un plan de adecuación cumplible y auditable, es factible encontrar buena predisposición del lado de aquellos cuya rueda también debe seguir girando.
Es clave también que tanto las veterinarias que estén formalmente constituidas como empresas, así como los profesionales que ejercen bajo las categorías de Autónomos y Monotributistas, hagan su máximo esfuerzo por buscar, aplicar y conseguir algún tipo de crédito bancario para afrontar los próximos meses de manera más holgada, aun teniendo que pagar intereses más adelante.

3. Definir un esquema de entrega “puerta a puerta”

Si bien es cierto que los “negocios” de proximidad, como lo son las veterinarias de barrio, verán posiblemente una afluencia nueva de público en base a su posibilidad actual de movimiento, no cabe duda de que deberán ya instaurar algún sistema de delivery para la entrega de alimentos balanceados o productos veterinarios de primera necesidad, en base a protocolos previamente establecidos. Por más que puedan, a muchas personas les tomará su tiempo volver a la vida “normal” y es por ello que los locales deben comenzar a promover este tipo de servicios para satisfacer esto que no deja de ser una necesidad.

4. Ser prudente con los precios

Desde ya que no es momento para subir los precios de los productos y servicios que se ofrecen en las veterinarias, pero mucho menos, de bajarlos.
Esta es una tentación que en muchos casos termina acelerando los malos resultados de la empresa. Malvender puede ser una de las peores decisiones en los momentos que corren. Esto no quiere decir que desde las veterinarias se promuevan distintas acciones promocionales. Sin embargo, es clave prestar atención sobre este aspecto (Ver nota en páginas 28 a 30 de esta revista).

5. Evaluar lo ocurrido en el último mes (gastos y ventas)

Ser empáticos con la situación. Si la gente no sale de su casa, habrá que acercarse desde la veterinaria.

Desde la gestión y administración del negocio, será clave tomar como base el período comprendido entre el 19 de marzo (entrada en vigor de la cuarentena obligatoria en Argentina) y el 19 de abril, para poder analizar un mes completo bajo la situación actual de pandemia.
En base a ello, podremos tener un estimado en cuanto a niveles de gastos y facturación, segmento por segmento. Claramente, las consultas profesionales habrán crecido considerablemente respecto de otros rubros.
¿Qué otros cambios notaron? ¿Podrían determinar un nuevo punto de equilibrio para sus negocios en base al contexto actual?
Está claro que, si para cubrir los gastos una veterinaria necesitaba generar tantas ventas por día, hoy deberá encontrar la ecuación para poder seguir haciéndolo con la mitad de ellas. Habrá que replantear los modelos del negocio y eficientizar cada uno de los minutos que la veterinaria esté abierta.

6. Cuidar a los colaboradores de la veterinaria

Uno de los principales desafíos que tendrán los titulares de veterinarias por estos tiempos tendrá que ver con la posibilidad de trazar e imaginar distintos escenarios a futuro. Lo que estamos viviendo nunca pasó y seguramente no nos podremos enamorar de una sola estrategia, sino que deberemos ir tomando medidas día a día, semana a semana. Sin embargo, será clave no olvidarse de un aspecto central: preocuparse por aquel que más cerca tenemos.
Es por ello que resulta vital dialogar con los equipos de trabajo ya no desde el lugar de jefe, sino desde el de un buen líder, explicar la realidad de la veterinaria, comunicar la decisión de avanzar aún en el contexto y describir el plan que se va a llevar adelante. Escuchar sugerencias y otros puntos de vista, nunca está de más. Será clave, en la medida de lo posible, mantener el positivismo.
También será clave poder transmitirles la importancia de su trabajo y garantizarles las medidas esenciales para garantizar con acciones concretas y visibles (como la limpieza diaria y el acceso a recursos como barbijos, guantes, etc) el cuidado de su salud y la de toda su familia.
En este punto, vale decir que el armado y la difusión de protocolos de atención y administración, no solo dan garantías, seguridad y confianza a los clientes, sino también a nuestros colaboradores.

7. Empatía, mucha empatía

En tiempos de redes sociales, WhatsApp y aplicaciones digitales, las veterinarias no deberán perder de vista que la comunicación en tiempos de COVID-19 debe siempre buscar ser empática con el otro. Las veterinarias deben seguir funcionando y brindando el mejor servicio, sin perder de vista que atravesamos una situación sensible, en la cual el lenguaje, los tonos y modales elegidos para comunicarnos puede afectar positiva o negativamente nuestro mensaje.
Es clave conocer a nuestros clientes y entender que muchas de sus nuevas necesidades no estaban contempladas por las veterinarias hasta hace tan solo unos meses atrás.

8. Agregar valor concreto en las redes sociales

Mostrarse activos en las redes, evitando presuponer que los clientes conocer ya nuestros medios de contacto.

Como se dijo, los canales de comunicación están híper activos y representan sin dudas una gran oportunidad (sino la única) para que las veterinarias mantengan activa su visibilidad aún en estos contextos de las familias argentinas (y sus mascotas). En ese marco, los especialistas hoy recomiendan generar un mix en ese vínculo entre el entretenimiento y la educación. Será importante que, desde las redes sociales, las veterinarias puedan transmitir conceptos claros, de manera divertida, por medio de los cuales las personas puedan seguir teniendo presentes sus responsabilidades en materia de la tenencia responsable de sus animales. Es clave utilizar estos medios para generar confianza y cercanía, aún a la distancia y en cuarentena.

9. Evaluar la Telemedicina

Sin dudas que el actual contexto generado a partir de la propagación del COVID19 por todo el mundo ha llevado a que se incremente el ritmo en la adopción de herramientas de Telemedicina por parte de las veterinarias.
Algunas ya venían trabajando en el tema y otras, aun con desconfianza, deciden investigarlo para sumarse a la tendencia.
Algunas claves: aconsejan que el uso de estos recursos se haga «siempre que ya exista una relación veterinario-tutor-paciente previamente establecida».
Debe garantizarse «la seguridad, la calidad y la trazabilidad de los servicios prestados».
El hecho de disponer de imágenes de la mascota mientras hablamos con el propietario puede ser de gran ayuda.
¿Vale la pena intentarlo? Claro que sí. Como se dijo, el servicio de consultas médicas, urgencias y emergencias son y serán los que mayor movimiento generarán en la atención médica de las mascotas, con lo cual poder contar con este tipo de servicio servirá no solo para ofrecer una solución a una necesidad concreta de los clientes, sino también para que los veterinarios moneticen de manera formal, mucho de lo que hoy solucionan de manera gratuita vía WhatsApp o atención telefónica.

Dar seguridad y confianza

El hecho de que la actividad que realizan las veterinarias haya sido exceptuada de cumplir la cuarentena obligatoria genera una diferencia entre este tipo de emprendimientos y otros ligados al comercio minorista.
Sin embargo, no por ello las personas están “tranquilas” a la hora de tener que trasladarse de sus casas a las veterinarias. Es por ello que resulta imprescindible poder ya apuntar todas las herramientas de comunicación disponibles a brindarles a los clientes la mayor seguridad posible en cuanto a que pueden recurrir a ustedes tanto de manera física (con turnos), como digital.
Para ello, es clave establecer y mostrar lo que se hace. Ni más ni menos.
Si decimos que no compartimos más el mate, debemos realmente hacerlo, documentarlo y mostrarle. Son pequeños actos que muestran nuestro compromiso para con la situación. Será clave también imprimir y colgar recomendaciones específicas para el trabajo en la propia veterinaria: Recordatorios para lavarse las manos; mensajes claros en cuanto a cuántas personas pueden estar adentro de la veterinaria, etc, etc.
Importante será que la gente vea cómo se limpian y desinfectan las áreas de trabajo cada vez que finaliza algún tipo de intervención o visita. También en caso de haber exceptuado a alguna persona en la empresa por ser población de riesgo (mayores o embarazadas, por ejemplo), deberíamos comunicarlo.

Editorial

Realmente nos hubiera gustado empezar esta editorial de otra manera.
Imaginábamos otro inicio para la primera de las seis publicaciones que, a lo largo de este 2020, estarán recibiendo cerca de 5.500 referentes del sector veterinario en Argentina.
Hubiese sido nuestra primera elección contarles aquí que esta Revista 2+2 sigue creciendo, sumando profesionales a su staff y modernizando todas sus plataformas digitales sobre la base de www.dosmasdos.com.ar.
Pero no. El actual contexto nos impone otros desafíos.
Con casi dos millones de personas infectadas en todo el mundo y cerca de 115.

000 fallecidos en meses, el impacto del COVID19 sobre la salud, los hábitos y la economía global es innegable.

Y como si fuera poco ser contemporáneos a una pandemia como la que pocos recuerdan en la historia, pasamos nuestras últimas semanas en “cuarentena”.
Sí. Más de 40 países en todo el mundo dictaron la orden de un aislamiento social obligatorio que logró dejar adentro de sus casas (como medida preventiva) a millones y millones de persona (de manera simultánea) en todo el planeta.
Verdaderamente inédito.
Comprenderán que por el perfil de esta Revista 2+2 y sin desconocer el impacto y el riesgo que aún manifiesta este nuevo coronavirus para la salud de la población, abordaremos la temática desde lo que nos toca.
Compartiremos con veterinarios de todo el país y distintos rubros, una serie de recomendaciones concretas para poder diagnosticar su estado de situación respecto de la actual pandemia y acciones ineludibles para aquellos que decidan hacer frente a un nuevo desafío, nunca antes vivido.
Pero vayamos a lo concreto. ¿Se puede achatar la curva del impacto que seguramente vivirá la economía de las veterinarias en nuestro país?
¿Alcanza con analizar lo que está ocurriendo en otros lugares del mundo donde la enfermedad se encuentra en una etapa más avanzada?
Seguramente no, pero al menos estar atento a ello puede ser de gran valor.
Es por esto que, en esta edición, les ofrecemos un completo informe con 10 medidas estratégicas a tomar en las veterinarias y hospitales veterinarios que hayan tomado la decisión de moverse de manera proactiva.
Pero no respondimos la pregunta.
¿Se puede en nuestro país prevenir lo que está ocurriendo con las veterinarias de España, de Panamá o de Chile?
Difícil saberlo e improbable asegurarlo.
Lo que sí sabemos es que en Argentina conviven distintos modelos de veterinarias, más allá de su lógica segmentación entre especies animales y ubicación geográfica.
¿Afectará de igual modo esta crisis a los que alquilen que a los que sean dueños de sus locales?
¿Será más fácil de sobrellevar para aquellos veterinarios cuentapropistas o para los que en este último tiempo montaron una pequeña estructura con 3 o 4 colaboradores?
¿Quedarán en evidencia cuáles de las herramientas de administración y gestión de veterinarias valía la pena tener en marcha?
¿Era clave o no la tecnología y el manejo de las redes sociales?
Muchos interrogantes frente a una situación global inédita que nos afecta a todos y que, con el paso del tiempo, irá poniendo a prueba no solo la ética y la moral de cada quien, sino también la creatividad y la fortaleza de un sector que fue exceptuado de la cuarentena general por ser considerado de primera necesidad y que es motorizado por la propia sociedad (propietarios de mascotas y productores agropecuarios), para seguir funcionando.

Conocé acá la agenda completa de los próximos eventos de Bayer VetTalks para veterinarios: Natalia Luka, Carlos Mucha y Luciano Aba estarán a cargo de las próximas ediciones de abril y mayo.

Bayer continúa apostando a la formación y actualización de los profesionales del rubro veterinario a través de VetTalks en su formato online.

REGISTRATE ACÁ PARA PARTICIPAR DE LAS CHARLAS

VetTalks es un espacio de formación, actualización veterinaria y networking que pretende brindar las últimas tendencias y herramientas del mercado con el objetivo de ayudar a los profesionales del rubro a construir un negocio sustentable en el tiempo.

Conocé acá la agenda de los próximos eventos de Bayer VetTalks

  • Martes 21 de abril – 20 hs (Argentina).

Bayer VetTalks y la Dra. Natalia Luka, Veterinaria de reconocida trayectoria, Especialista en Medicina Felina, invitan a participar a través de Instagram Live de la charla: “Atendiendo al gato en forma amigable y prevención de sus enfermedades más comunes”, el día 21 de abril a las 20 hs desde su IG @dra_luka. Para participar de esta charla, click aquí

 

  • Miércoles 29 de abril – 20 hs (Argentina)

El Dr. Carlos Mucha, Especialista en Cardiología, acompañará a Bayer con la VetTalks Online “El día Después del COVID. ¿Cómo seguirá nuestra Profesión? ¿Qué es SAE?”. Para participar de esta charla, click aquí

  • Lunes 4 de mayo – 20 hs (Argentina)

La Dra. Natalia Luka acompañará nuevamente a Bayer VetTalks y disertará en línea sobre: “Manejo del felino amigable: abordaje de sus enfermedades y prevención”. Para participar de esta charla, click aquí

  • Martes 12 de mayo – 20 hs (Argentina)

El editor de la Revista 2+2 y MOTIVAR, Luciano Aba compartirá sus experiencias, ideas y visión sobre el mercado y la dinámica de las veterinarias en Argentina en la VetTalks Online: “¿Cómo se reinventa el rubro veterinario a raíz del COVID-19?”. Para participar de esta charla, click aquí

Información

Para participar de las charlas y recibir el link correspondiente regístrese aquí

Para más información sobre Bayer y sus VetTalks: www.veterinaria.bayer.com.ar 

Compartimos la comunicación emitida por la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV) sobre la posible infección de gatos y hurones por el SARS CoV-2.  Allí ofrece información relevante para que los veterinarios pueden llevar tranquilidad a los hogares con mascotas.

Dada la discusión generada sobre la susceptibilidad de los animales domésticos al SARS-CoV-2, virus causante de COVID-19, la Asociación Argentina de Inmunología Veterinaria (AAIV), Grupo de trabajo de la Sociedad de Medicina Veterinaria, informó lo siguiente:

– Un trabajo científico publicado en la revista Science el 8 de abril informó que en condiciones de laboratorio, tanto los hurones como los gatos son susceptibles a la infección por el coronavirus SARS CoV -2. 

– Estas fueron infecciones experimentales, no se han encontrado hasta el momento gatos ni hurones infectados naturalmente. 

– El estudio publicado no brinda evidencia alguna de que estos gatos o hurones puedan transmitir el virus al ser humano. 

Por lo tanto, la AAIV sugiere:

-Reforzar el concepto de tenencia responsable, recomendando que los gatos y hurones se mantengan en el interior de los hogares durante la pandemia de coronavirus.

– Extremar las medidas de higiene por todos conocidas. Es muy importante que las personas no se asusten por esta información, deben saber que pueden convivir con sus mascotas. No hay evidencia de que los animales puedan transmitir la enfermedad a los humanos.

Según la Encuesta Global anual de Alltech, la producción global de alimentos cayó 1.07%. Por el contrario, en mascotas el número crece en algunos países de Asia, Hungría, Portugal, Ecuador y Argentina.

Los números globales de producción están en baja. Así lo estima la Encuesta Global sobre Alimento Balanceado 2020 producida por Alltech, compañía que ofrece soluciones para la agricultura, la mejora de la salud y el desempeño de las plantas y los animales.

Según los datos recolectados en este informe, el tonelaje internacional de alimento balanceado disminuyó en 1.07%. Eso significa que se produjeron 1.126 millones de toneladas métricas durante el año pasado. Este resultado se debe en gran medida a la peste porcina africana (PPA) y a la disminución del alimento para cerdos en la región de Asia-Pacífico.

Sin embargo, se detectó un crecimiento sobresaliente en los sectores del alimento para ponedoras, pollos de engorde, acuicultura y mascotas.

El sector de alimentos para mascotas experimentó un crecimiento del 4% con los mayores aumentos de tonelaje en Asia-Pacífico (10%), América Latina (6%) y Europa (3%). Si segmentamos por países, se observaron aumentos en China, Indonesia, Portugal, Hungría, Ecuador y Argentina.

Dato no menor, en nuestro país la producción de alimentos para mascotas crece e indica una tendencia.

La producción por especie

Los nueve principales países productores de alimento balanceado son Estados Unidos, China, Brasil, Rusia, India, México, España, Japón y Alemania. Juntos, producen el 58% de la producción mundial de alimento balanceado y cuentan con el 57% de las plantas de fabricación en el mundo; y pueden ser considerados como un indicador de las tendencias de la agricultura en general.

La información global, recopilada de 145 países y de casi 30,000 plantas de fabricación de alimento balanceado, señala que la producción por especie se distribuyó de la siguiente manera:

  • pollos de engorde (28%)
  • cerdos (24%)
  • ponedoras (14%)
  • ganado lechero (12%)
  • ganado de carne (10%)
  • otras especies (6%)
  • acuicultura (4%)
  • mascotas (2%).

Si querés conocer los resultados por especies y otros detalles, podés solicitar el informe completo a info@dosmasdos.com.ar.

Postergada a causa de la pandemia por el nuevo coronavirus, el evento de mayor convocatoria de veterinarios en Argentina anunció su fecha de realización: será en 2021.

El evento anual que organiza la Editorial Intermédica fue suspendido hace unas semanas debido a la situación de público conocimiento vinculada al COVID-19 (coronavirus). En un nuevo comunicado oficial, las autoridades de Intermédica informaron la nueva fecha y compartieron información relevante para los asistentes.

“Queremos informarles que hemos decidido posponer las JORNADAS VETERINARIAS para los días 18 y 19 de abril del 2021”, inicia el comunicado. Y sigue: “No queremos superponernos con otros eventos veterinarios que, como JORNADAS VETERINARIAS, que desde hace muchos años realizamos en abril/mayo, hay otras que se realizan en la segunda mitad del año. Si nos superponemos, perjudicaríamos a estos eventos (AVEACA, CVPBA, Jornadas Cordilleranas, Villa Giardino, Drovet, Tarazi, Gira Royal Canin); a ustedes, a los veterinarios, y a las empresas que deberían decidir en cual evento participar”.

En cuanto a quienes ya abonaron las entradas para la edición 2020 que se posterga, Intermédica aseguró que ya tienen su lugar reservado para las Jornadas Veterinarias 2021.

Por otro lado, informaron que cuando pase esta emergencia sanitaria, imprimirán el libro de CLÍNICA que sería obsequiado en las jornadas. Asimismo, quienes quieran obtenerlo antes de las jornadas, pueden retirarlo por la oficina o comunicarse con Tatiana +5491144139442.
Por último, agregaron que “mientras dure la cuarentena, les estaremos enviando artículos científicos para que se les haga más llevadero y aprovechen para leer y actualizarse”.

Descargá el comunicado completo de Editorial Intermédica

La entidad anunció la publicación de las Directrices Regionales de VGG para América Latina. Es el resultado de un trabajo de recolección y análisis de evidencia de cuatro años. Pronto se traducirán al español.

La WSAVA anunció la publicación de las Directrices Regionales de VGG para América Latina. Hasta el momento, se han publicado en inglés en el Journal of Small Animal Practice (JSAP), y pronto se podrá acceder gratuitamente al artículo traducido al español y al portugués desde las páginas de VGG del sitio web de WSAVA.

Las pautas de vacunación de WSAVA para América Latina proporcionan el primer enfoque basado en evidencia para proporcionar información coherente en la región, teniendo en cuenta los antecedentes y desafíos locales. Las Directrices se basan en la información obtenida por el Comité a través de:

  • Visitas a la Argentina, Brasil y México.
  • Un cuestionario completado por 1.390 personas en cinco países.
  • Debates con líderes de opinión regionales.
  • Una revisión exhaustiva de la literatura científica publicada.

En las Directrices, el VGG hace recomendaciones para la vacunación de perros y gatos, tanto ahora como en el futuro. El documento, junto con 70 preguntas y respuestas frecuentes, aborda cuestiones importantes a nivel regional, como la disponibilidad del producto, la duración de la inmunidad con licencia y la incorporación de la vacuna como un elemento de un programa anual de control de salud.

Accedé a las Guías de la WSAVA (en inglés).

En la web de WSAVA, el profesor emérito Michael Day declara: «Esperamos que las Directrices estimulen la discusión en la región, liderada por las asociaciones veterinarias nacionales de animales de compañía, y que con el tiempo, habrá cambios en la administración de la vacuna en la práctica veterinaria en beneficio de los clientes y de la población de animales de compañía. Mejorar la inmunidad del rebaño al extender la vacunación central, al tiempo que se minimiza la frecuencia de vacunación y la carga antigénica a través de protocolos individualizados basados ​​en el estilo de vida y el riesgo, son mensajes clave de las Directrices de WSAVA».

El sistema permite la reserva de turnos online y compra de productos y accesorios en una integración que fortalece la labor de las veterinarias con las mascotas.

Las veterinarias y petshops de Argentina pueden insertarse a la era digital de una forma diferente que integra su sistema de gestión con una web app que les permite comercializar productos y servicios, además de recibir turnos de los dueños de mascotas para consultas clínicas como vacunación, desparasitación, entre otras.

Así surgió eVet, luego de un año de tests y validaciones, con el objetivo de posicionarse como una solución digital para las veterinarias y petshops de la Argentina de manera directa e indirectamente a los dueños de las mascotas, haciendo más fácil la posibilidad de compra o reserva de turnos clínicos.

“Nos propusimos dar un salto hacia adelante en relación a los sistemas de gestión que actualmente existen”, señala Felipe Barquín, CEO de eVet “ya que son muchos los dueños de petshops o veterinarias que por un lado eligen un sistema de gestión, por otro contratan un diseñador web para tener un sitio con carrito de compras y por otro lado utilizan las redes sociales para vender”, motivo que desencadenó en crear “un sistema integral que ayuda a los veterinarios a fidelizar a sus clientes aún más”.

Uno de los puntos salientes de eVet es su ficha clínica, que le permite al veterinario clínico enviarle recordatorios vía mail y WhatsApp al dueño de la mascota para que no tengan ningún problema en seguir su calendario de vacunación, además del sitio web que se crea automáticamente y puede ser customizable con la foto de perfil y portada de cada usuario, para que sus clientes puedan comprarle directamente por esa vía, integrado a MercadoPago o al pago contraentrega en efectivo.

“Es una industria que de a poco va mostrando nuevos jugadores tecnológicos, lo cual es muy positivo ya que no solo hay que mirar en un sector como los dueños de mascotas, sino en la necesidad también de veterinarias y petshops que no tienen una herramienta que les permita hacer todo de manera digital”, agrega Barquín. “Nuestro plan mensual equivale al valor de una bolsa de 5kg de alimentos de primera línea, entendiendo que sería un 2×1 ya que se integran el sistema de gestión con el sitio con carrito de compras en un solo lugar. Básicamente para poder seguir trabajando en la programación y mejorando cosas, ya que no es un sistema estático sino en permanente movimiento”.

Actualmente ya poseen más de 50 clientes que reportan el beneficio de no competir con otras veterinarias por un mismo producto y la posibilidad de fortalecer de manera online el vínculo ya creado en la tienda. En estos tiempos de cuarentena obligatoria por el COVID-19, en el que las veterinarias tienen horarios reducidos y una alta demanda de pedidos, eVet ofrece centralizar todo en un lugar, permitiendo el pago por dos vías y repercutiendo automáticamente en su stock, como también recibiendo turnos (para ser abonados en el local) sobre los servicios que cada veterinaria ofrece.

El portal www.depatas.com anunció una serie de medidas para estimular el uso de su plataforma por parte de los médicos veterinarios que busquen seguir en contacto con sus pacientes y clientes.

En base a un contexto dominado casi en su totalidad por la pandemia (COVID-19) que afecta al mundo, el portal que ofrece servicio de telemedicina www.depatas.com anunció una serie de medidas para estimular el uso de la plataforma por parte de médicos veterinarios que busquen seguir en contacto con sus pacientes y clientes, aun en tiempos de coronavirus.

“Como miembros de esta gran comunidad, queremos aportar nuestro granito de arena”, le explicó a esta Revista 2+2 María José Pampin, CEO de la empresa. Y agregó: “Durante los próximos meses estaremos bonificando nuestra comisión de uso de la plataforma para que los veterinarios puedan utilizarla como un medio más de atención para sus pacientes y clientes”.

En ese sentido, María José Pampin explicó que actualmente se está asesorando a los profesionales en cuanto a cómo “subirse” a la plataforma para comenzar a brindar este servicio, cuidándose y cuidando a sus clientes. 

Para más Información:

María José Pampín
mpampin@depatas.com
www.depatas.com