2+2- Descargar Impreso – Main
Home2020abril (Page 4)

Baires Lanzó Old Prince Proteínas Nóveles

Agroindustrias Baires, la firma de capitales nacionales dedicada a la producción y comercialización de alimentos balanceados para perros y gatos, presentó a comienzos de este 2020 la novedad con la cual busca reforzar su posicionamiento en los segmentos más especializados y exigentes del mercado nacional: la nueva línea de Old Prince desarrollada base de proteínas nóveles.
El evento de lanzamiento reunió a los principales representantes de las principales candenas (retail) de la Ciudad de Buenos Aires y el GBA en un ambiente moderno y distendido.
Allí, se destacó que la nueva línea Old Prince Proteínas Nóveles es apta para las mascotas, ya que aporta una óptima nutrición con un correcto equilibrio entre el nivel, la calidad y el origen de las proteínas, compuesta 100% de ingredientes naturales. Además, la línea cuenta con proteínas de origen no convencional que minimizan las probabilidades de alergias alimentarias y cutáneas.
Con 0% soja y 0% TACC, está disponible en las versiones de Cordero y arroz integral y Cerdo y legumbres naturales.
Gabriel Berazategui, presidente de Baires declaró: “Queremos agregar más valor a nuestros productos. La segmentación del mercado es cada vez mayor y el consumidor más exigente. Para mejorar su experiencia de compra vamos a ir incorporando nuevas líneas y nuevos segmento que ya se desarrollaron en otras partes del mundo y acá todavía no existen. Este, de las proteínas nóveles es uno de ellos”.

La propuesta

La nueva línea de Old Prince brinda un valor agregado a través de proteínas nóveles, es decir, proteínas no convencionales que por no tener memoria inmunológica minimizan la probabilidad de alergias alimentarias y cutáneas.
Marcos Giordano, gerente de Marketing de la compañía, explicó: “Nosotros ya tenemos un producto con un posicionamiento claro y que se vende bien que es Old Prince”. Y agregó: “Ahora lo reformulamos para perfeccionarlo y ampliamos la línea de cordero, que es uno de nuestros productos estrella, con versiones para cachorro y razas pequeñas, entre otros”.
Las expectativas comerciales son altas en Baires. Giordano enfatizó sus confianza en esta nueva línea al destacar que “estos productos van a aportar algo diferente a la salud de los perros y los gatos a un precio totalmente accesible”.

OVER sigue presentando novedades en el mercado

Formulado a base de Spinosad, Overdog Comprimidos, antiparasitario oral para el control de pulgas en caninos, comienza a actuar a los 30 minutos de su administración, elimina el 100% de pulgas en 4 horas y mantiene su eficacia durante 30 días. “Es una solución práctica, sabrosa y efectiva a la hora de proteger hasta las mascotas más exigentes”, aseguraron desde la empresa.
Por su parte, Marbomax 160 es la primera Marbofloxacina “one shot” del mercado argentino, aprobada para uso en bovinos y ovinos. “Es un antibiótico fluoroquinolona de rápida acción que logra concentraciones efectivas en una sola dosis”, indicaron desde la firma.
Combina un amplio espectro de acción con un elevado perfil de seguridad, presentando solo 15 días de retiro pre faena y 60 hs de retiro en leche.
“En ensayos a campo, la biodisponibilidad de Marbomax 160 fue total, alcanzando valores máximos en menos de 2 horas”, señalaron.

KronenVet móvil en primera persona

Cuando la distribuidora Krönen Veterinary Supplier lanzó KronenVet móvil, se propuso ofrecer a los veterinarios una forma ágil de comprar sus insumos, cuando y donde lo deseen y con toda la información necesaria a un clic de distancia. Mariela Copello, médica veterinaria de Veterinaria Bufy’s, ubicada en la ciudad de La Plata, es una de las nuevas usuarias de la App.
Desde hace dos meses, KronenVet móvil es el canal que ella elige para hacer los pedidos de compra de los productos y medicamentos que utiliza en su clínica.
“Fue fácil aprender a usarla”, comentó Mariela. La App está disponible para ser descargada, dependiendo del sistema operativo con que cuenten en su plataforma o smartphone, desde el Play Store de Android o el App Store de IOS. “Bajamos la App al celular y para mí, que no tengo tanto conocimiento de tecnología, fue muy simple. Mi vendedor me dio algunos tips y, además, si te confundís, volvés para atrás y listo”, destacó.
“Me da la posibilidad de hacer el seguimiento de mis pedido de manera online. Ingreso a mi cuenta, luego a mis pedidos, y puedo saber en qué instancia está, si está en preparación, armado, finalizado o pagado”.
¿Querés conocer más detalles sobre esta nota?
Seguila en www.dosmasdos.com.ar.

Una situación inaudita requiere soluciones originales que también las veterinarias necesitan poner en marcha para seguir adelante con el negocio.

Por Ariel Baños*

Los precios son noticia en tiempos del nuevo Coronavirus.
En ocasiones son los “villanos” de la película, cuando se reportan aumentos desproporcionados en elementos de higiene como mascarillas, alcoholes en gel o productos básicos de limpieza.
Por ejemplo, en Argentina, en pocos días el precio del alcohol en gel se ha multiplicado por cuatro, respecto del vigente a finales de febrero, y situaciones similares ocurren en todo el mundo.

¿Es posible aplicar en las veterinarias alguna de estas modalidades de descuento o gratuidad, de manera acotada y focalizada, para demostrar empatía social en estos momentos difíciles?

Sin embargo, los precios también pueden convertirse en “héroes”, contribuyendo a generar conductas responsables en un entorno de alta incertidumbre. Identificar e impulsar este tipo de estrategias, no solo tendrá un impacto social positivo, sino que ayudará a reducir la caída en la rentabilidad de las empresas, en los difíciles tiempos que estamos viviendo.
Veamos algunas estrategias de precios recomendables para tiempos de Coronavirus:

1. Mostrar empatía social

Las empresas son parte de la sociedad, y como tales deben demostrar su solidaridad y comprensión en tiempos difíciles.
Los clientes valoran este tipo de señales. Entonces, aplicar nuevos descuentos en forma selectiva, e inclusive ofrecer algunas opciones gratuitas, puede ayudar a demostrar que la empresa se solidariza con la población afectada por la pandemia. Por supuesto que este tipo de estrategias debe ser comunicada debidamente, y establecer un alcance y duración limitada.
Veamos algunos ejemplos interesantes:

 

  • En un contexto incierto para realizar reservas o cambiar las ya realizadas, muchos hoteles y aerolíneas han reducido o eliminado los cargos por cambios en las fechas de viaje. Inclusive muchos hacen extensivo este beneficio a compras futuras.
  • Grandes plataformas ventas on-line, como Amazon y Mercado Libre han implementado monitoreos de precios de productos “sensibles”, como elementos de higiene (mascarillas y alcohol en gel principalmente), eliminando de su web a aquellos vendedores que exhiban incrementos de precios desproporcionados.
  • Mercado Libre eliminó temporalmente (17 al 31 de marzo de 2020) las comisiones a vendedores que tengan listados productos de primera necesidad (productos de limpieza básicos, higiene personal y alimentos no perecederos).
  • Algunas editoriales han liberado para la descarga gratuita, las versiones electrónicas de una selección de libros, alentando la lectura en casa en tiempos de aislamiento social.
  • Plataformas como LinkedIn o Domestika, entre otras, han ampliado la cantidad y variedad de cursos gratuitos que ofrecen. LinkedIn en particular, considerando la cantidad de personas que no podrán concurrir a sus lugares de trabajo, permite ahora el acceso gratuito a cursos sobre cómo mantener la productividad cuando se trabaja en forma remota.
  • Gran cantidad de periódicos, que utilizan el modelo de negocios de suscripción para sus ediciones Web, han liberado el acceso a artículos sobre la pandemia, antes solo a disposición de quienes pagaban.
  • Algunos reconocidos cantantes han reemplazado sus shows en vivo, donde cobraban tickets de alto precio, por conciertos vía streaming, de libre acceso para cualquier persona.
  • Empresas de comidas y restaurantes han reducido o eliminado los costos de los envíos a domicilio (delivery), para estimular esta modalidad de venta, y así evitar las aglomeraciones de clientes en sus locales físicos.

2. Incentivar conductas socialmente responsables

En momentos de restricciones, muchos realizan un almacenamiento desmedido de algunos productos, lo que deja sin disponibilidad a otros que también necesitan. Los descuentos por volumen pierden su relevancia en este tipo de situaciones.

Es importante en este contexto lograr incentivar conductas socialmente responsables entre los clientes.

El objetivo de “vender mucho” deja de tener sentido en este contexto, y podemos reemplazarlo por “vender bien”, que significa asegurar la mayor cobertura de clientes posible, con el stock o la capacidad que tenemos disponible.
Entonces, algunas empresas establecen límites de compra para evitar conductas especulativas e inclusive ensayan una “versión inversa” del descuento por volumen. Por ejemplo, un supermercado danés utilizó una curiosa lógica de precio para dar un mensaje contra el almacenamiento excesivo y asegurar uso racional del stock disponible: 1 botella de alcohol en gel para manos kr 40 (€5,50); 2 botellas kr 1000 (€134 cada botella).
En Argentina también una versión similar fue aplicada por un supermercado local.

3. Estimular las ventas, pero sin comprometer el futuro

Uno de los sectores más afectados por el Coronavirus ha sido el turismo, especialmente los servicios de hotelería y transporte aéreo. Sin embargo, en diferentes foros empresarios que reúnen a organizaciones de este sector, hubo un consenso muy claro: bajar precios no es la solución.

El objetivo de «vender mucho» deja de tener sentido en este contexto y podemos reemplazarlo por el de «vender bien». Esa sería una buena decisión.

En este caso, el miedo a viajar no se combate con ofertas, ya que además de tener escaso efecto para convencer a clientes atemorizados, genera guerras de precios y deprime los valores de referencia que manejan nuestros clientes. Esto dificulta volver a los niveles pre-crisis, una vez que la situación se normalice.
Entonces, el consenso sectorial ha sugerido a todos los miembros de la industria turística trabajar sobre el aspecto más crítico para los clientes en este momento: la incertidumbre. Así han acordado como estrategia principal ofrecer paquetes y tarifas flexibles, con opciones de reembolso sin costo adicional, ante cualquier cambio que el cliente desee realizar. La idea es transmitir a los posibles clientes que pueden comprar sin sumar preocupaciones en un contexto ya de por sí complicado.
Por lo tanto, flexibilizar las políticas de reembolsos, ampliar los períodos para realizar cambios y devoluciones o extender los plazos de garantías, puede contribuir a definir compras en momentos de vacilación. También reducir las unidades de compra requeridas (por ejemplo, vender contenidos fraccionados o en forma unitaria, en lugar de paquetes completos de productos o servicios) puede convencer a clientes que analizarán cada vez más el destino de su dinero en un entorno de restricciones, también de tipo presupuestario.

*Ariel Baños es economista (UNR), graduado con honores y Máster en Administración de Empresas (IDEA). En 2005, fundó, y desde entonces dirige, www.fijaciondeprecios.com, la primera organización en el mundo hispano especializada en gestión de precios para empresas (Pricing).

Hoy tenemos un cliente experimentado con mucha información a su disposición y además muy demandante. Esto podemos observarlo cuando un propietario visita la clínica, ya con un «diagnóstico» elaborado con ayuda del «Dr. Google». ¿Lo podemos evitar?

Por Javier Sánchez Novoa*

Seguramente coincidirán conmigo en que la comunicación está evolucionando rápidamente, muchas veces más rápido de lo que quisiéramos…
Los clientes están adaptando su forma de comunicarse. Y ustedes, ¿se adaptaron este cambio inevitable? Como decía Charles Darwin, “No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquel que es más adaptable al cambio.
A primera vista no podríamos identificar un momento donde se marcó un antes y un después en este cambio de paradigma de los clientes, pero podríamos decir que las redes sociales han revolucionado la forma de comunicarnos. Entonces, ¿por qué no hacer foco en estas herramientas que están al alcance de la mano…, en el celular? La comunicación ha cambiado…si dudas. Pensemos por un instante en nuestras bisabuelas, que se juntaban a tomar el té con otras señoras a conversar sobre los chismes, cualquier parecido con Twitter, Facebook es pura coincidencia.
Luego llegó la radio, con los teleteatros, donde se reunía la familia entorno al aparato…, y llegó la televisión que revolucionó la comunicación de contenidos, para dar lugar a las comunicaciones digitales con diversas aplicaciones online, muchas al alcance de la mano de forma gratuita.
¿Les pasó de viajar en un transporte público y ver todas la personas mirando la pantalla de su celular? Tenemos una oportunidad de comunicar contenidos de la veterinaria a clientes actuales y/o potenciales.
En Argentina existen 33 millones de usuarios en redes sociales, y utilizan diversos dispositivos para comunicarse, entre ellos encontramos:

  • Más del 70% de usuarios utilizan dispositivos celulares.
  • Entre 18 minutos y 3 horas es el tiempo invertido en redes sociales por los usuarios.
  • Más del 70% de los usuarios ven contenidos en vivo y videos online.
  • Por mes existen 34 millones de usuarios activos en Facebook y 14 millones de usuarios en Instagram.

¿Interesante números no? Y si hablamos de las búsquedas en Google, entramos en otro mundo, donde podemos publicitar la veterinaria, para cuando un potencial cliente busque un servicio de salud animal en su localidad.
Imaginen que el sitio más visitado para búsquedas en Argentina es Google.
Esto permitiría publicitar en su plataforma (Google Ads). Lo menciono para que puedan investigar, muchas consultoras nos dedicamos a planificar estas acciones.

El Ecosistema Digital que existe en la actualidad es un conjunto de herramientas de comunicación con un objetivo en común: comunicar contenidos, crear y mantener tu presencia online y construir marca como veterinaria.

Sumado a esta hiperconexión nos encontramos con los diferentes rasgos de personalidad de los propietarios, muchas veces con un vínculo muy estrecho con su mascota, con su hijo. Entonces es necesario cuidar todos los detalles en la comunicación con los clientes.
Podríamos preguntarnos cómo afecta todo esto a la profesión veterinaria, y la verdad podríamos decir que lo afectaría positivamente por la oportunidad que plantea.
Pero existen algunos efectos no deseados. Entre ellos la violencia injustificada de algunos propietarios, la impunidad del anonimato es lo más negativo de esta hiperconexión. Para esto, recomiendo siempre contestar como profesional, respondiendo sin atacar, invitándolo a visitar su veterinaria para esclarecer la situación. Otros usuarios deben poder observar tu respuesta ante estos conflictos, ya que la mayoría de los comentarios (en general) son sin fundamento, mezclando sentimientos opiniones personales, mentiras, etc. Paso seguido tenemos que bloquear y reportar a ese usuario para que no vuelva a conectarse con nosotros.
Hoy tenemos un cliente experimentado con mucha información a su disposición y además muy demandante. Esto podemos observarlo cuando un propietario visita la clínica ya con un diagnóstico elaborado por él/ella con ayuda del Dr. Google. ¿Lo vamos a poder evitar? No, claro que no.
Pero lo que si podemos hacer es brindarle toda la información para darle tranquilidad, bajarle la ansiedad, preguntale si comprendió lo que le explicamos, incluso ofrécele enviarle información.
Así evitamos que navegue por aguas peligrosas en Google. Esto va ayudar a posicionarnos como una voz autorizada como médico/a veterinario. No nos enojemos, no vamos a ganar nada en la relación con el cliente, si nos comunicamos de forma hostil, no podremos conectarnos, recordá que somos el/la médico/a de su “hijo”.
Entonces podríamos preguntarnos qué podemos hacer desde la veterinaria, les recomiendo que tomen una lapicera y repasen estas notas:

  • Contar con una Web de la veterinaria. Sencilla, con los servicios que prestas, medios de contacto, es una carta de presentación, y Google lo sabe.
  • Abrir un canal en YouTube de la veterinaria. Es gratuito y muy fácil de hacer; podemos subir contenidos grabados desde el celular y luego compartir el link del video en redes sociales.
  • Si todavía no tienen un perfil en Facebook e Instagram de la veterinaria, háganlo. No utilicen su perfil personal con tu actividad profesional, los tienen que elegir por lo que comunican como profesionales veterinarios, y no por lo que hacen con sus vidas privadas.
  • Una vez que tengan los perfiles en Instagram / Facebook comenzar a crear contenidos de interés para los clientes.
  • Desde Instagram o Facebook pueden transmitir en vivo tus videos, ¿cuesta al principio? Sí, pero la experiencia es muy buena y ayuda acercarse en el momento a los clientes, incluso pueden hacerles preguntas.
  • Recomiendo armar un cuaderno, mate de por medio y pensar ¿de qué voy hablar esta semana? Y escribir los temas que vamos a desarrollar en las redes sociales. A esto le llamamos calendario editorial y nos va ayudar a planificar los contenidos.

Con todo esto solo queda estimular a los clientes para que se conecten con ustedes a través de redes sociales; que compartan nuestros contenidos, que nos consulten… De esa forma podremos llegar a muchas más personas. Si queremos dar un paso más (necesario) podríamos publicitar de forma paga los contenidos, tanto en Facebook como en Instagram.
Publicitar en forma paga es una excelente estrategia para poder segmentar (separar de acuerdo a características similares) al público: en qué zona geográfica queremos difundir el contenido publicitado, con un rango de edades determinado y lo más importante, con características que nos interesen, como propietarios de perros y gatos, que tengan interés por cuidados veterinarios, bienestar de las mascotas, etc.

Otra gran herramienta de comunicación en los tiempos que corren son los envíos de correos electrónicos a la base de contactos de clientes de la veterinaria. ¿Tienen esos datos?

Lo más importante es que no inviertan sin plantearse un objetivo de comunicación y un público determinado.
Otra gran herramienta de comunicación son los envíos de correos a la base de datos de clientes, ¿toman los correos electrónicos de los propietarios?
Es clave este dato para trabajar con las herramientas de envío de correos. Existen empresas como Doppler.com que permite de una forma sencilla y sin costo crear una base de 500 correos para poder enviarles newsletter quincenales a clientes, con información de interés. Esta herramienta permite crear los formatos de newsletter desde cero, o adaptar algunos diseños que propone: solo modificamos los textos e imágenes, les va a resultar fácil de hacer.
Con todo esto le podemos poner un nombre y apellido a este complejo de herramientas de comunicación: se llama Ecosistema Digital. Es un conjunto de herramientas digitales de comunicación con un objetivo en común, comunicar contenidos, crear y mantener tu presencia online y construir marca como veterinaria.
Todo esto que les estoy contando no hace ser menos profesional o desviar el foco de la actividad veterinaria, sino que permite adaptarnos a las nuevas tendencias y herramientas de comunicación.
Posibilita, además, acercarnos a los clientes actuales y potenciales. Es una puerta más de entrada para que nos conozcan.
Es momento de dar un paso más en la comunicación con sus clientes, ¿se animan?

*Javier Sánchez Novoa es licenciado en Comercialización y director de la Consultora Mercader, consultora especializada en gestión veterinaria. Más información en www.consultoramercader.com.

Es un término en inglés que significa gestión de marcas. Para aprovecharlo, necesitamos dejar bien en claro entonces qué es puntualmente una marca y cómo se gestiona.

De la Redacción de Revista 2+2

¿Ya todos sabemos qué ese una marca? Puede ser. Al menos eso que se ve a simple vista: es una palabra, una imagen, un símbolo y cualquier otro signo que ayuda a identificar los productos o servicios bajo el paraguas de una empresa y bien diferenciados de otras.
También sabemos que se trata de un activo comercial muy valioso.

Podemos decir que todas las empresas o profesionales que brindan un servicio tienen una marca. ¿Pero estamos seguros de que la gestionan?
¿Saben cómo hacerlo?

Para tener una referencia, las marcas más famosas, como Coca-Cola o IBM, superan los 50.000 millones de dólares.
Pero hay otra parte, la que no se ve, y es la que asocia una marca a un producto, y ambos a los valores y la imagen pública de la empresa. Es decir, construyen su identidad, que es lo que en ella y en el producto hay de exclusivo e invariable, lo que los hace únicos.
Podemos decir sin dudarlo que todas las empresas o profesionales que brindan servicios o venden productos tienen una marca, pero… ¿todos la gestionan? Aunque parezca una locura, la respuesta es no.

Cuatro claves de gestión

Si estás leyendo estas líneas, asumimos que es porque ya tenés una marca, que puede ser tu nombre o el de tu veterinaria (si tenés dudas al respecto, escribinos a info@dosmasdos.com.ar y te pasamos bibliografía) Lo importante, es que al momento de gestionarla tengas en cuenta algunos aspectos clave.

1. Identidad clara

El primer paso es tener en claro qué valores encierra la marca y cómo se posiciona en el mercado respecto de sus competidores. No vas a presentarte de la misma manera si querés que te reconozcan como la oferta más económica o como el negocio que más invierte en equipamiento, por ejemplo.

Es clave comprender que a la hora de gestión tu marca, contás con una serie de herramientas sobre las cuales podés ir generando tu propia identidad. Imaginá contar con todo este kit de merchandising… ¿podés pensar en alguna acción similar para tu veterinaria?

2. Comunicación coherente

En segundo lugar, trabajá siempre con una estrategia. Tenés que pensar en todos y cada uno de los lugares donde vas a tener presencia de marca: en la folletería, en la cartelería, en las redes. Y en cada lugar se tiene que ver lo mismo: tus valores, ese diferencial con el que salís a competir al mercado. Si invertís una fortuna en las redes para que te conozcan como la veterinaria más sofisticada de la zona pero el cartel de la entrada está oxidado, la comunicación falló. ¿Por qué? Porque la marca es una de las formas que tienen las empresas de asociar valores con sus productos o servicios, y si los valores son contradictorios esa asociación no sucede.

3. Pensá como tus clientes

Lo mejor es no asumir que ya sabés. Hablá con ellos, descubrí qué piensan de tus servicios, de tu local, incluso de tus competidores. Quizá más importante aún, hablá con los que no te elije. ¿Cómo? Con encuestas, entrevistas, sitios de recomendaciones, usá tu imaginación. Así vas a descubrir cuáles son tus clientes potenciales y cuáles no. Cuando sepas a quién hablarle, va a ser más fácil que sepas cómo.

4. Ciudá tu imagen visual

La imagen visual de tu marca tiene que ser clara, fácil de recordar, acorde al sector. Pensá en cada detalle, colores, palabras, símbolos. También la tipografía cuenta.
Además, esa imagen circula por diferentes canales, por lo que tiene que poder imprimirse, aplicarse en gráficas y adaptarse a todos los tamaños de las múltiples redes sociales, y esto también lo tené que tener en cuenta.

Asombra saber cuánto dinero dejan de ganar los veterinarios por no organizar y gestionar la información de sus servicios. El MV Antonio Castelletti brindó un modelo eficiente para gestionar la cartera de clientes.

Por Solana Sommantico

Antonio Castelletti: «Tenemos que dedicarle tiempo a la gestión de los datos que generamos en el campo».

Laboratorios Over y Productos Agroganaderos realizaron una Jornada de Actualización sobre SPO y transferencia embrionaria en Pilar, provincia de Buenos Aires, de la cual participaron veterinarios especialistas en reproducción animal de todo el país.

El evento no solo contó con charlas técnicas propias del rubro embrionario, sino que también la audiencia se llevó información de valor, relacionada con metodologías de gestión e información impositiva para Pymes.
En ese sentido y bajo el lema “la empresa detrás de la manga”, el MV Antonio Castelletti compartió un modelo para hacerle frente al escaso trabajo de gestión que tiene la mayoría de los veterinarios, en un marco en el que vender también forma parte de la profesión.
En diálogo con Revista 2+2, Castelletti comentó que “la idea fue brindar a los asistentes una herramienta para que puedan gestionar su cartera propia de clientes. Empezar a evaluarlos tanto el potencial de ventas de la veterinaria y cómo acercarse más a los productores para ofrecerles más o mejores servicios”.

Es algo necesario

Antonio Castelletti (Zoetis) en el encuentro de veterinarios.

A la hora de consultar a los especialistas en sanidad animal si consideran necesario incorporar este nicho en su vida profesional, la mayoría ni lo duda: “No nací ni sirvo para ser vendedor” o “no soy vendedor, soy asesor”.
Estas constantes respuestas fue lo que motivó a Castelletti a poner el asunto sobre la mesa.
“Los veterinarios le dedican poco tiempo a la gestión, más que nada porque la manga y su profesión desde lo técnico, es lo que les deja dinero”, comentó. “Pero creo que es muy importante que se tomen el tiempo para gestionar y realizar marketing de servicios; que tengan noción de donde están parados y saber a dónde ir, con una estrategia para acercarse a los clientes”.
Cuesta entenderlo, pero llevar adelante la propia gestión, da una retribución desde lo material hasta lo sentimental.
“Lo principal que creo que falta es la organización. Tienen la información, pero no la organizan”, sostuvo
Evaluando un contexto general, según estadísticas realizadas por Revista 2+2 junto con el MV Castelletti, un 61% de los encuestados se siente capacitado para vender sus servicios profesionales. Y dentro de este porcentaje, un 70% no se está capacitando en lo que corresponde a servicios, gestión, marketing, etc.
Asimismo, los siguientes resultados también resultaron llamativos: un 44% de los veterinarios consultados hace un tiempo no evalúa los resultados económicos junto con sus clientes, mientras que un 56% sí lo hace.
La realidad según el especialista es que todos los productores lo primero que miran es el bolsillo, “por ende el veterinario le debe mostrar la relación costo-beneficio de los servicios que le está vendiendo al productor”.

Tabla Nº 1
Días laborales 240
Vacaciones 30
Días efectivos 210
Días trabajo actual 144
Tactos
Potencial $26.100
Facturación potencial $1.957.500
Real $11.500
IATF
Potencial $5.120
Facturación potencial $1.920.000
Real $3.550

Lo que no se mide, no se controla y por ende no se mejora

Ahora la pregunta es ¿por dónde empiezo? Si bien hay varias metodologías para llevar adelante la gestión de servicios, Castelletti explicó a sus colegas la forma que para él es más fácil, rápida y eficiente, sin necesidad de involucrarse con un sistema muy complejo.
En principio, el profesional debe organizar toda la información en un solo lugar.
Esto quiere decir, tomarse un tiempo para volcar en una planilla de Excel quiénes son sus clientes, a qué distancia se encuentran -desde donde el profesional vive hasta el campo del cliente-, la cantidad de hectáreas, el rodeo -animales por categoría- y el sistema de producción.
“El régimen de tenencia de la tierra también sirve para evaluar si son clientes que pueden salir rápido del negocio, como alguien que capitaliza la hacienda, o si son propietarios”, explicó. Y agregó que conocer la cantidad de hacienda “permite sacar el potencial por cada cliente, dependiendo el servicio que venda”.

Cerca de la mitad de los veterinarios consultados no evalúa los resultados económicos junto con sus clientes”.

Luego, cabe preguntarse ¿qué podemos analizar?
“Una vez que se tenga toda la información del trabajo en el año, se puede obtener el resultado de cuánta plata facturan, cuanto por cada servicio y, por ende, qué representa cada servicio sobre el total facturado”.
Para facilitar una visión de los resultados, se pueden confeccionar gráficos con el programa Excel.
Siguiendo con el planteo, ordenar las cobranzas es algo que no puede faltar.
“Hay dos temas importantes. Uno es anotar el día que el veterinario hizo el trabajo y cuándo lo facturó y después anotar la cobranza”.
Esto permite hacer un seguimiento al día del dinero en circulación y sirve como guía para que el profesional se ordene con sus estrategias para cobrar.
En cuanto a los servicio ofrecidos, se puede evaluar de los clientes actuales “el potencial de algún servicio -por ejemplo, tactos- que puede hacer según la cantidad de clientes, la plata que podría estar facturando y compararlo con cuánto realmente está haciendo hoy”, explicó.
Y así, se puede hacer con todos los servicios que se brindan: lo real vs lo potencial (Ver Tabla N° 1).
“El resultado de este análisis es saber cuánto el MV podría llegar a facturar con esa cantidad de clientes y cuánto está facturando realmente”, agregó nuestro entrevistado. Contabilizando el tiempo libre por año, el profesional puede tomar la decisión de aumentar los servicios para aprovechar ese tiempo y así obtener más ganancias.
No hay que dejar de lado la fidelidad del cliente, y esto se puede evaluar con la antigüedad. “A los clientes más nuevos seguramente se le deba dedicar más tiempo en un comienzo, mientras que con los clientes más antiguos ya hay más confianza. Da noción de una cartera más fiel”. Asimismo, Castelletti considera clave también llevar registro de las altas y bajas de clientes.
Para concluir, el MV le dijo a Revista 2+2: “Lo importante es que empiecen a analizar. Lo que muestro es una idea para que tengan en cuenta, ya que muchos veterinarios no saben ni donde tienen los últimos datos históricos de tacto. Deben recopilar información y de una manera u otra, analizar la cartera de clientes como la empresa de servicios que son”.

“Hoy el veterinario también es un vendedor”

A lo largo de la misma jornada organizada por Laboratorios Over y Productos Agroganaderos, el contador Iván Bulla Gallo expuso sobre las Pymes y le explicó a Revista 2+2: “La idea era dar un marco impositivo de las Pymes argentinas a un público que no está acostumbrados a manejar la parte de impuestos. Vimos nuevos enfoques, las moratorias que hay, las nuevas situaciones y beneficios para las Pymes, evaluamos los costos comparativos que tienen y mucho más”. Se dio un ida y vuelta interesante entre los asistentes y el contador. A raíz de la sitación de cada uno de ellos, se debatió cómo están parados y profundizaron en el concepto “Pymes”. “Busqué que se lleven dudas para que después lo puedan profundizar”. Según Bulla Gallo, el veterinario es empresario y economista, por ende, es un tema que necesitan saber.
“No es algo en lo que están familiarizados porque no es el rubro específico de ellos, pero es tomarse dos minutos y pensar por que en definitiva también pagan impuestos. Guste o no guste, hay que asumirlo”, concluyó.

El rol de la salud pública también está en los consultorios de mascotas. Asesorando, dando medidas, asegurando salud y bienestar para los animales de compañía.

Por Vet. Pablo J. Borrás MSc.

Dicen por ahí que los gatos son la “mascota del futuro”, probablemente por una suma de características: son independientes, se adaptan a las circunstancias modernas y no requieren sacarlos “afuera” para que hagan sus necesidades.
Obviamente, los felinos requieren una serie de cuidados especiales para asegurar, no solo su salud, sino su bienestar. Su número va en aumento día a día, sumando fans por doquier. Esta tendencia es global y hay cada vez más propietarios (o tutores) de diferentes países que los eligen.
Rusia registra, que, en el total de sus mascotas, el 57% son gatos.
Estas cifras son seguidas por Francia y Estados Unidos. Argentina no es la excepción, se estima que la población felina es de 6.300.000 (Pet Ownership Study MARS 2016) y su número sigue creciendo.
Si preguntamos a la población en general una zoonosis que está asociada a los gatos creo que la primera respuesta sería: Toxoplasmosis. Por otro lado, un mito es una narración fabulosa en donde se atribuyen características a un personaje o a algo que en realidad no es cierto. Y en esta enfermedad, hay una serie de mitos que, los colegas, debemos ir derribando. A la Toxoplasmosis se le ha atribuido el “no toques a los gatos que te podés contagiar”, “si estás embarazada tenés que deshacerte de tu gato” y otros sinfines de cuestiones.
Por lo tanto, es el deber de los veterinarios ir desenmascarando y derribando estos “mitos”. Según la OMS, la Toxoplasmosis es la zoonosis parasitaria más prevalente a nivel mundial. Las personas se contagian de diferentes maneras: con mayor frecuencia, por el consumo de carne mal cocida o sin procesos térmicos (como los embutidos). Pero también, puede ser por el consumo de verduras y/o frutas mal lavadas que contengan los ooquistes infectantes o por contaminación de las manos, con estas formas parasitarias, cuando se hacen algunas actividades como la jardinería. Y es verdad, que esta enfermedad es grave cuando una mujer adquiere por primera vez la infección durante la gestación. Por eso, la importancia de los controles serológicos y los chequeos médicos durante el embarazo.

¿Entonces que pasa con el gato?

Los gatos, cuando se infectan por primera vez, eliminan ooquistes del parasito al medio ambiente.
Pero hay que aclarar varias cosas: una, lo eliminan (hasta lo que hoy sabemos) en un solo momento de la vida. Generalmente es cuando son jóvenes, pero no siempre es así. Y segundo, los ooquistes necesitan, al menos, un día para convertirse en infectantes. Es decir, para contagiar a la gente.
De acá se desprende algo fundamental: la limpieza diaria de la caja de arena.
Esto se debe hacer, obviamente, con desinfectantes, pero la clave es hacerlo con agua bien caliente para destruir al parasito. Y la limpieza diaria se debe realizar, no solo por esta causa, sino por otros patógenos que puede haber en la materia fecal (por ejemplo, Salmonella o Campylobacter) y simplemente, por hábitos de higiene domiciliarios.
Y otra cosa que nos preguntan: “¿Puede mi gato dormir con mi hijo? ¿Puede usar el sofá de la familia? ¿Puedo abrazarlo?”.
Estas preguntas, que han hecho numerosos propietarios a lo largo del mundo y de la historia moderna, han generado la siguiente respuesta: no hay evidencia de que los ooquistes maduros estén en el pelo de los gatos. Por dos motivos: porque no pueden madurar en el pelaje de los gatos y porque los gatos tienen estrictos hábitos de limpieza. (Beck et al., 2011; Lappin et al., 2006; Bowmann, 2002). Con solidas evidencias científicas, dejamos tranquilos a los propietarios: el contacto estrecho con los gatos no es fuente de infección de toxoplasmosis para los humanos.

Claves

Las medidas que debemos dar los veterinarios a los propietarios consisten en la correcta limpieza de la caja higiénica y esto, debe realizarse en forma diaria.
Por otro lado, para cuidar la salud de los gatos, evitar que tengan hábitos de cacería (¡que, en algunos casos, será imposible!) y suministrar dietas seguras para ellos.
La congelación para inactivar los quistes de Toxoplasma gondii en la carne es un tema controversial, ya que se debe asegurar una temperatura de -21 ° C en forma continua por más de 5 días. Los freezers que tenemos en nuestro hogar no llegan a esta temperatura, que generalmente es de -18°C. Siempre es recomendable, que, si indicamos una dieta casera, los alimentos de origen cárnico sufran una correcta cocción. ¿Cómo sabemos si se cocinó bien? Cuando el color de la carne no presenta núcleos rosados o rojos en ninguna parte.
El rol de la salud publica también está en los consultorios de mascotas. Asesorando, dando medidas, asegurando salud y bienestar para los animales de compañía. Nuestro rol es clave; ya que tenemos, por delante, que derribar “muchos mitos” sobre las zoonosis y las mascotas.

Incontinencia urinaria canina, la nueva campaña de MSD Salud Animal en argentina

La incontinencia urinaria se define como la pérdida involuntaria de orina cuando el individuo no está planeando orinar.
La piel y pelaje pueden estar húmedos y desarrollar un fuerte olor. La piel alrededor de la vulva puede estar muy irritada y hay una alta incidencia de infecciones del tracto urinario.
La mayoría de los perros realmente parecen sufrir con esta afección y desarrollan un comportamiento anormal o incluso polidipsia primaria.
Por lo tanto, no se trata solamente de un problema de higiene y una cuestión de tolerancia de los dueños. Algunas personas pueden incluso solicitar la eutanasia si no pueden mejorar la situación.
Frente a esta problemática y a la hora de promover un tratamiento conservador de la incompetencia del esfínter uretral, MSD Salud Animal propone a los veterinarios de Argentina repasar el rol de las hormonas sexuales, destacando específicamente al estriol (INCURIN), única hormona actualmente recomendada para el uso en perras castradas.
“Si bien existen estrógenos más potentes, su uso resulta más peligroso debido a la potencial depresión de la médula ósea, la que ha sido informada con cada tipo de estrógeno disponible para uso en animales excepto por el estriol. El estriol es un estrógeno natural de acción corta y rápida excreción. La dosis efectiva a menudo debe ajustarse a los requerimientos de cada individuo”, asegura un documento recientemente publicado en www.dosmasdos.com.ar y que también se puede solicitar (completo) en formato PDF vía info@dosmasdos.com.ar.
Asimismo, el trabajo sostiene que una de cada cinco perras castradas puede desarrollar incontinencia urinaria. «Más allá de eso y siendo que la castración no es la única causa que puede provocar este problema en las perras, es importante que sea el veterinario clínico quien realice un diagnóstico profesional acertado con el fin de instaurar el tratamiento más apropiado», aseguraron.
Vale decir que los interesados, también pueden encontrar más información en el documento presentado por MSD Salud Animal con datos mínimos para el diagnóstico de incompetencia del esfínter y también un esquema de dosificación (la dosis es independiente del peso), para administrar INCURIN.

CTO avanza con un programa para Clientes Preferenciales

La distribuidora de medicamentos veterinarios para pequeños animales lanzó el programa “Sumate a CTO”.
¿El objetivo? Expandirse en la Ciudad de Buenos Aires, GBA y el resto de las provincias argentinas. Se trata de un plan de beneficios para clientes preferenciales que consiste en sumar puntos que luego podrán ser canjeados por premios.
La propuesta está pensada exclusivamente para clientes preferenciales que, además, podrán acceder a descuentos específicos y una serie de bonificaciones.
Rubén Filiel, gerente general la distribuidora CTO, lo definió de esta manera: “La idea nace de la posibilidad de dar beneficio a esos clientes que siempre nos han apoyado y también a otros que apuestan por nosotros”.
La fuerza de ventas de CTO ya comenzó a comunicar a sus clientes en qué consiste el nuevo programa, aclarando que todas las compras suman y que los puntos no tienen vencimiento.
Cada cliente que se sume al programa recibirá una tarjeta de Cliente Preferencial CTO con su nombre, número de cliente y una clave con la que podrá entrar a la página web www.distribuidoracto.com.ar y ver qué obsequios hay en el catálogo y cuántos puntos tiene. Al mismo tiempo, podrán ver el stock, precios de los productos y hacer pedidos en línea.
“Trabajamos para ampliar nuestra red en todo el país”, comentó Filiel, y destacó: “Por eso estamos incorporando nuevos puntos de venta. Nos gusta proponer acuerdos en los que ganemos todos, nosotros como cooperativa y los veterinarios, que son nuestros clientes”.

Paraqueños en la Web

La unidad de negocios creada por el laboratorio veterinario Proagro para el segmento específico de los animales de compañía es Paraqueños, una apuesta que sigue tomando impulso en las veterinarias de todo el país.
En ese marco, desde la firma se relanzó la página web www.paraquenos.com.ar, desde la cual se comparten recomendaciones a propietarios de mascotas, a la vez de información de valor para los profesionales veterinarios.
Además de promover sus distintas redes sociales, en la nueva Web Paraqueños expone las distintas características de su creciente línea de productos veterinarios.

El INDEC publicó el Censo Agropecuario 2018 y confirmó algunas realidades que definen el perfil de los ganaderos en el país. ¿Y ahora? ¿Cómo avanzar?

Por Sebastián Ramón*

La publicación del Censo Nacional Agropecuario 2018 brinda información muy valiosa para el establecimiento de políticas para el sector y para conocer mejor cómo es la estructura productiva de uno de los principales motores de la economía argentina.
En primer lugar, los datos. Si comparamos los resultados con los censos anteriores, de 1988 y 2002, vemos que no solo se redujo drásticamente la cantidad de Explotaciones Agropecuarias (EAP), que pasaron de 249.984 en 1988 a 130.803 en 2018, sino que en 30 años las existencias de ganado bovino han caído en casi un 15%. A esto se suma que el stock bovino por habitante ha disminuido considerablemente desde mitad del siglo pasado hasta hoy, ya que mientras en 1952 era de 2,56 hoy es de 0.9.

Información confiable

Un dato siempre controvertido ha sido el stock de bovinos del país, que se calcula a través de las campañas de vacunación (tal vez de mayor grado de precisión) y otras bases secundarias, que muestran ciertas incongruencias.
Por citar un caso puntual, en la presentación del plan de enfermedades venéreas del Partido de Rauch, en 2018 la Fundación Rauch para la Erradicación de la Fiebre Aftosa indicaba la existencia de 550.000 cabezas de ganado bovino, mientras que los datos oficiales para el año 2017 del Sistema Integrado de Gestión de Sanidad Animal SIGSA-SENASA mencionaban para ese mismo partido de Buenos Aires la existencia de 392.891 bovinos.
En ese sentido y con el mismo grado de inconsistencia, el Censo Agropecuario 2018 indica que el stock total de bovinos es un poco más de 40 millones y, según datos aportados por la base SIGSA-SENASA, éstos superan los 50 millones (en 2017 contabilizaron 53.3 millones de cabezas).
Un punto de partida para establecer políticas adecuadas podría (y debería) ser crear bases consistentes entre distintas jurisdicciones y organismos que permitan tomar decisiones que abarquen aspectos sanitarios, económicos y fiscales de manera integral y creando reglas claras para todos los actores de la cadena productiva.

Sin educación no hay gestión

Otro dato que debemos tener en cuenta es el del nivel educativo y de preparación técnica del productor (explotación agropecuaria con forma jurídica persona humana).
De un total de 211.928 casos, 12.630 personas no saben leer y escribir (6%) y la mitad solo tiene completo el nivel primario. Asimismo, el 92% alcanzó a completar algún nivel educativo que no guarda relación con la actividad agropecuaria.
Sin dudas, el tema de la educación y la capacitación específica para llevar adelante la administración de un establecimiento es un tópico a tener en cuenta si queremos superar algunas barreras históricas y promover cambios en el sector.

Cerca del 60% de los productores no utilizan computadora y ni tiene Internet.»

Las sociedades más innovadoras y desarrolladas tienen a los sistemas educativos en lo más alto de sus niveles de prioridades y los índices de alfabetismo superan con creces los de nuestro país. De nada sirven páginas web llenas de información y capacitaciones on line para una persona que no sabe leer, escribir, o no tiene computadora ni internet. En el diagnóstico de las principales problemáticas no debe omitirse la relación directa entre el nivel educativo y la productividad de los establecimientos.

Asesoramiento y gestión, ausentes

Esto nos lleva a otro aspecto que advertíamos hace un tiempo en la Revista NOTICIAS de Laboratorio Azul y luego en el Newsletter del Instituto de Economía de la UNICEN: la ausencia del uso de herramientas de gestión en la empresa ganadera. Casi la mitad de los EAP con “alguna” gestión técnico-administrativa no realizan cálculos económicos. Si comparamos con el total de EAP la proporción es más desalentadora (ver gráfico N° 1).
¿Reciben acaso asesoramiento externo? Los datos parecen indicar que no.
Aproximadamente un tercio de las EAP recibieron “algún” asesoramiento técnico. Se deduce, por lo tanto, que, en el caso de los establecimientos dedicados a la actividad pecuaria, un porcentaje mucho menor recibe la visita de un profesional veterinario o un agrónomo (ver gráfico N° 2).
La estratificación de los establecimientos censados nos muestra que el 80% de los productores tienen como máximo 500 hectáreas. Son pequeños productores cuya escala no les permite obtener grandes ganancias, por lo tanto, es imperioso que con los escasos recursos que cuentan obtengan la mayor productividad posible. Sin cálculos económicos y sin asesoramiento externo, parece una meta difícil de lograr.

 

Gráfico Nº 1
Total de EAP con alguna gestión técnico-administrativa Tipo de gestión técnico-administrativa
Registros de producción Registros contables Cálculos económicos Utiliza bancos u otras entidades financieras Utiliza computadora Utiliza internet
147.194 110.218 110.967 84.142 97.763 86.183 86.621

Elaboración propia en base al Cuadro 2.5 del CNA 2018

 

Gráfico Nº 2
Asesoramiento técnico externo
EAP que recibieron algún asesoramiento técnico (1) Tipo de prestador
Profesionales particulares Organismos nacionales Organismos provinciales Cooperativas Empresas proveedoras de servicios agropecuarios
Unidades
87.550 58.043 14.180 11.151 18.245 17.929

Elaboración propia en base al Cuadro 2.7 del CNA 2018.

El acceso a la tecnología no debe ser un privilegio

Por último, y para completar la lista de obstáculos, vemos que 1/3 de los productores utiliza computadora y tiene internet. Dicho de otra forma, cerca del 60% de las EAP no lo hacen. Este último dato no parece ir en línea con los objetivos de trazabilidad que plantea SENASA informatizando gran parte de los procesos que llevan adelante los establecimientos ganaderos o con los intentos de AFIP por controlar el debido cumplimiento de las obligaciones fiscales (Sigsa, DTE, GRECERT, SISA, SIGAD, entre otros).
Esta situación también impide la incorporación de avances tecnológicos tales como la caravana electrónica que permiten leer con facilidad la identificación de cada animal y descargar la información en formato digital. Avances tecnológicos que juegan a favor de la productividad pero que no guardan relación con la realidad expuesta en el CNA 2018.

Hacia adelante

Con cierto nivel de optimismo podemos decir que algunas de las políticas actuales han sido acertadas. Argentina ha vuelto a sus niveles récord de exportación de carnes y se han logrado acuerdos para poder vender en países donde antes no lo hacía. Muchos frigoríficos han comenzado a trabajar y otros han intensificado sus actividades generando empleo en distintos puntos del país.
Tal es el caso de DEVESA en la localidad de Azul, que ha generado varios centenares de puestos de trabajo, o el caso del frigorífico llamado “La muralla China”, en la localidad de Riachuelo (Corrientes), que reabrió luego de 10 años e incorporó a 400 trabajadores, lo cual, para cualquier localidad del interior, es de suma importancia.
El cambio de gobierno tal vez implique también un cambio de políticas, esperemos que sean para mejorar lo bueno que se ha hecho y para atacar los problemas de fondo que surgen del CNA 2018 y no para volver diez años atrás en el que el stock de bovinos se redujo en 10 millones de cabezas.

Sebastián Ramón es contador público y magíster en Administración de Negocios. Ejerce como docente universitario en la cátedra de Análisis Macroeconómico (FCE – UNCPBA) y como asesor permanente del Grupo Laboratorios Azul.

Maximiliano Hapes, licenciado en Economía y conferencista sobre liderazgo y crecimiento personal, explica qué debemos tener en cuenta para evitar problemas en los locales y consolidar la relación con los clientes.

Por Gimena Rubolino

El Lic. Hapes propone realizar de a una tarea por vez para asegurar resultados favorables. ¿Sensillo?

El Lic. Hapes propone realizar de a una tarea por vez para asegurar resultados favorables. ¿Sensillo?

El tiempo es mucho más valioso de lo que creemos. Y tener la capacidad de administrarlo, un requisito muy valorado por los especialistas en recursos humanos a la hora de cubrir un puesto. Obviamnete, este también es un tema clave a la hora de gestionar una veterinaria.
“El siglo XXI trajo un cambio de paradigma con respecto al trabajo: ya no importa tanto el espacio físico -en muchas ocasiones esto se realiza desde cualquier lugar- ni el estricto cumplimiento del horario. Lo que importa son los resultados”, afirmó Maximiliano Hapes, licenciado en Economía y conferencista sobre liderazgo y crecimiento personal.

Pero obtener buenos resultados en una sociedad hiperconectada no es tan sencillo. El uso de dispositivos móviles y notebooks generó en el último tiempo la tendencia al multitasking.
Es decir, la realización de varias tareas en simultáneo. “Esto genera un mayor esfuerzo, gasto de energía y afecta la calidad del trabajo”, detalló Hapes.
Es un problema general de nuestra sociedad pero, además, hay consideraciones propias de las veterinarias. Entre ellas:

  1. Falta de registro de turnos: muchas veces sucede que los clientes piden turno por mail o whatsapp. En estos casos es fundamental registrarlos en una agenda por día y horario para evitar sobreturnos y desorganización en general.
  2. Teléfono descompuesto: si necesitamos cambiar un turno o cancelarlo es importante asegurarnos que el cliente haya recibido y entendido el mensaje. De esta forma evitaremos un desencuentro o malentendido.
  3. Llevar un seguimiento por escrito de los casos: es importante llevar un control de la historia del paciente y de algunos datos adicionales como registro de cumpleaños y datos de contacto. Al momento de realizar una atención pueden ser de gran utilidad, como también a la hora de sugerir productos o servicios adicionales.

¿Cómo podemos organizarnos?

Según Hapes, para obtener un buen rendimiento y no llegar tan cansados al final del día existen una serie de pautas que ayudan a ordenar las tareas y conseguir resultados en la clínica veterinaria. Para hacer una correcta gestión del tiempo, recomienda tener en cuenta los siguientes pasos:

    1. Mantener un orden: registrar todas las tareas en un mismo lugar ayuda a concretarlas en los tiempos adecuados.
    2. Objetivos claros: diferenciar los deseos de las metas. Lo importante es registrar qué es lo que voy a hacer para cumplir el objetivo y anotar esa estrategia para poder llevarlo a cabo. Si una de mis metas es ampliar el negocio para el año 2020 no alcanza con desearlo, tengo que registrar qué estrategia voy a utilizar: una tienda de e-commerce, invertir en google adwords, una campaña en redes sociales, etc.
    3. Agenda para tareas y pacientes: las actividades que son más urgentes deben ser registradas con fecha, espacio y lugar.
    4. Prioridades: al momento de llegar a la clínica es importante arrancar por las tareas más urgentes y dejar para después las que pueden esperar. En la mayoría de los casos actuamos en forma inversa.
    5. Decir NO cuando es necesario: hay que dejar a un lado la culpa y rechazar ciertas demandas o pedidos de compañeros y clientes. Un ejemplo sencillo es brindar una atención cuando se está con una gran carga de turnos por temor a perder al cliente.
    6. No procrastinar: hay actividades que demandan un mayor esfuerzo y solemos dejarlas para más adelante. Se trata de apuntar al objetivo y hacerlas sin pensarlo tanto. Mantener la limpieza y el orden de las instalaciones es una actividad a la que deberíamos darle prioridad. Encontrar un espacio limpio es una buena estrategia para fidelizar a los clientes y para trabajar en mejores condiciones.
    7. Focalizar: el 2020 va a replantear muchas metas y deseos. Es importante ser realista y arrancar con dos o tres proyectos en concreto porque en el afán de querer hacer todo junto es probable que no se termine cumpliendo ninguno.
    8. Atender los resultados: muchas veces perdemos tiempo cuando no podemos concentrarnos y no hacemos nada. Para que los resultados lleguen necesitamos actuar y reconocernos cuándo estamos en un estado de inactividad. Si falta un paciente o tenemos un espacio libre, puede ser un tiempo propicio para ordenar carpetas, el espacio o los materiales de trabajo.
    9. Energía: existen personas que rinden más por la mañana y otras por la noche. Aprender a identificarnos en alguno de estos grupos puede ayudarnos a obtener un mejor rendimiento en nuestras tareas diarias.
    10. Evitar el multitasking: realizar de a una tarea por vez es clave para asegurarnos resultados favorables. Evitar atender dispositivos como email, whatsapp o redes sociales si estamos frente a un cliente o potencial. Esto es importante para evitar dejar cosas por la mitad.

 

Google Keep: aliado de una buena gestión del tiempo

Se trata de una aplicación desarrollada por Google que permite organizar la información personal a través del archivo de notas. Fue lanzada el 20 de marzo de 2013, estando disponible en Google Play para los dispositivos con sistema operativo Android, y en Google Drive como aplicación web. ¿Vale la pena probarla?
Registra rápidamente pensamientos, captura ideas de forma rápida graba recordatorios de voz estés donde estés, y los convierte en texto de forma automática. La codificación mediante colores y las etiquetas ayudan a organizar las notas rápidamente. ¿Necesitas recordar lo que tienes que comprar?
Crea un recordatorio basado en la ubicación para que la lista de compras aparezca justo cuando llegues a la tienda.

 

Cultivar las relaciones es necesario para el crecimiento

En sus conferencias, Maximiliano Hapes insiste en la importancia de distinguir deseos de objetivos. Para alcanzar una meta es necesario pensar en una estrategia para poder llevarla a cabo.
Por su parte, Dora Sarkar, jefa de Ingeniería del programa de Windows Insider de Microsoft y autora del libro “Hello World”, explica que es importante “ser conscientes de aquello que queremos saber y podemos ofrecer a los demás. Es sumamente importante anotar estas cosas para ver dónde estás ubicado en lo referente a las relaciones. Es como cualquier otro proyecto, tenes que saber a dónde estás y hacia dónde querés ir”.
Además, reveló su método: “Yo me pongo alertas todas las semanas para dedicar al menos dos horas a hacer nuevos contactos y otras dos horas a retomar el contacto con gente con la que llevo tiempo sin hablar. Parece algo básico, pero convertirlo en parte de tu trabajo lo vuelve mucho más tangible”.
Estar en contacto con otros veterinarios y colegas es un estímulo de crecimiento constante. Si yo estoy pensando en expandir mi negocio y no tengo muy en claro cómo hacerlo las reuniones de networking o el intercambio con colegas con las que haya más confianza pueden ayudarnos a definir nuestra estrategia.

*Maximiliano Hapes es cofundador y director general de EducaciónBIZ, empresa que se especializa en capacitar a organizaciones e individuos en las principales disciplinas empresariales. Además, tiene una Maestría en Administración de Negocios (MBA) en la Universidad de San Andrés, y finalizó sus estudios en la Columbia Business School de New York, USA.

Para alcanzar una meta, hay que trazar un camino. Aquí les presentamos una manera práctica y divertida para poner en marcha nuevos proyectos o unidades de negocio.

Por Libardo Rivas Cubides*

Iniciar un negocio, una clínica veterinaria o una nueva unidad de negocios requiere de un plan, una hoja de ruta que permita aprovechar oportunidades y prepararse para los obstáculos.
Para hacerlo, les proponemos el desafío de pensarlo en formato de presentación.
Imaginen que deben presentar la idea, por ejemplo de sumar un nuevo segmento a la veterinaria, a un inversor. ¿Se animan a ir generando un Power Point?
Antes de iniciar, será clave contar con toda la información que vamos a necesitar (y que seguramente nos pedirían para invertir en el proyecto): inversiones a realizar, activos fijos y capital de trabajo, potenciales clientes, ubicación, tipo legal del negocio y entorno competitivo, entre otros.

Estructura del plan de negocio

Una vez que tenemos la información en la mano, desarrollaremos la estructura nuestra presentación de Plan de Negocio, compuesta por una serie de aspectos.

1. Portada y contenido

El título de la presentación tiene que ser llamativo y convincente. Tiene que incluir el nombre del negocio o proyecto, la información del contacto y el logo de la empresa. La tabla de contenido en la página siguiente debe permitir a los lectores, con un vistazo, saber cuáles son los temas a tratar a lo largo de la exposición.

2. Resumen ejecutivo

Puede ser la única parte que lea el lector para tomar una decisión. Es una presentación clara y rápida de los puntos principales del negocio.
El resumen debe describir:

  • El entorno del sector y del mercado. Tenemos que lograr que el proyecto se vea como una oportunidad única y una solución a un problema.
  • La diferenciación competitiva que tiene en cuanto a las demás empresas del sector: servicio al cliente, tecnología, infraestructura y conocimientos.
  • El aspecto financiero: nivel de riesgo, posible rentabilidad y recurso económico o capital necesario.
  • El equipo: las personas con competencias para la solución de las necesidades de los clientes potenciales.

3. Descripción del negocio

Se trata de presentar cuál es la necesidad que el plan va a solucionar. Es la oportunidad de destacar el crecimiento de las mascotas en los hogares, el aumento del vínculo persona – animal, entre otros.
También sirve para exponer el compromiso, la pasión y la competencia para hacer el negocio exitoso. Debe incluir la etapa del proyecto, si inicia o amplia el negocio.
¿Cuál es el mercado que atenderá?, ¿qué segmento económico?, ¿qué tipo de clientes? ¿Se orienta a gente joven? y, fundamentalmente, ¿qué servicios ofrecerá?
También hay que citar el estado financiero y qué porcentaje de capital se requiere. Dar cuenta de quiénes conforman el equipo, sus ventaja y distribución.

4. Entorno del centro de servicios

Para desarrollar el plan, se requiere un conocimiento claro del sector y del mercado, de la competencia y los colegas con clínicas y consultorios. El objetivo del estudio del entorno es mostrar que el plan de negocio aprovecha la oportunidad del sector y del mercado y tiene claro qué problema está resolviendo, por ejemplo, tranquilidad a los propietarios de mascotas.

5. Antecedentes del sector

Se debe dejar en claro la forma, tamaño, tendencias y características claves del sector y cómo el proyecto encaja dentro de él. En las clínicas veterinarias, hay que hablar de servicios veterinarios, alimentos balanceados, medicamentos veterinarios y accesorios, entre otros.
Para medir el sector, inicialmente se toma información secundaria de los datos de número de hogares que tienen mascotas en el país, número de clínicas y consultorios, por ciudad o por región, cuál es el crecimiento de producción de alimento concentrado para mascotas, etc.
Se trata de mostrar las tendencias, por ejemplo, el aumento del vínculo mascota animal, el aumento del presupuesto para la mascota, aumento de capacitación y tecnología en los médicos veterinarios.

6. Análisis competitivo

Lo relevante de este punto es determinar los competidores directos y potenciales que podrían representar una amenaza para el proyecto.
Para determinarlos, se debe identificar cuáles de la empresas resuelven el mismo problema que el proyecto.
Hay que identificar los competidores más importantes, sus productos y servicios, sus fortalezas y debilidades.
Para diferenciar mis servicios con los que ofrece la competencia, es necesario que queda claro cómo responde el plan de negocio a la necesidad de los clientes, si es una manera nueva, única o mejor.
Para evaluar la competencia, tenemos que indicar si es reconocida por los cliente, y si puede ser un obstáculo para la entrada del plan de negocio.
También debemos señalar si reconocerán las ventajas competitivas del plan y serán capaces de apropiarse de ellas.

7. Análisis del mercado

Se trata de identificar el segmento o target objetivo, el grupo de personas que elegirán el plan de negocio porque sienten que resuelve sus problema mejor que la competencia. Hay que identificar si en el mercado hay espacio para un nuevo negocio. Debe indicarse quiénes son los clientes, para saber cómo dirigirse a ellos.
¿De dónde vienen?
¿Qué características tienen?
Su ubicación geográfica, características demográficas y conductuales.
Este es el lugar para presentar la propuesta de valor, definir por qué los clientes elegirán el nuevo proyecto, describir por qué son mejores los servicios médicos veterinarios y qué ventajas tendrán para los clientes.

8. Plan de marketing

Buscamos pensar cómo motivar al cliente para que compre.
Se debe concentrar en la oportunidad, es decir, el problema de los clientes que los servicios del proyecto resuelven. Inicialmente se debe corregir la forma como promociona la competencia.
Podemos implementar por marketing digital, página web, redes sociales, folleto promocional, publicidad en la prensa local y las principales radios de la zona, entre otros.
Se debe tener claro en qué nivel de ventas se logrará el punto de equilibrio, y aproximadamente en qué tiempo.
Hay que diseñar las estrategias o acciones para alcanzar las metas (planes de salud y buena publicidad).
Se debe conocer la conducta del consumidor, cuándo, dónde y cómo compran los servicios veterinarios.
También deberíamos conocer los factores por los que los clientes eligen estos servicios (cortesía, disponibilidad, conocimiento técnico).

9. Plan de operaciones

Describir el flujo de actividades del proyecto, en nuestro caso, tener claros los diversos protocolos que se deben hacer para la óptima gestión.
Todo debe ser organizado, desde la fachada de la clínica, la recepción, sala de espera, consultorio, proceso de consulta y prescripción de medicamentos, hasta la llamada para recordar nueva consulta.
Para la coordinación general, hay que elegir un software que organice stop de inventarios, secuencia de aplicación de medicamentos y facturación.
También debe quedar cuantificado el número de consultas y el número de procedimientos que cubren los gastos del proyecto, es decir, el punto de equilibrio del negocio. También los proveedores con sus ventajas e incluso la ventajas que tendrá el negocio por su tecnología, su ubicación, etc.

10. Equipo de talento humano

Sin las personas correctas, por grande que sea la oportunidad, no pasará a la realidad. Eso, seguro.
Dentro de las características del equipo humano se debe tener un perfil que destaque:

  • Dónde ha trabajado. Se necesita un equipo con experiencia sólida en clínicas veterinarias.
  • Los logros obtenidos. Que sean capaces de lograr aportes significativos o publicaciones. Un equipo reconocido por sus ideas, integridad y compromiso.
  • Claridad y realismo. El equipo debe tener en claro la posibilidad de éxito del negocio y qué se espera que aporte.
  • Capacitación. El equipo debe tener el conocimiento, destrezas y capacidades necesarias.

11. Plan financiero

Es la parte clave del plan de negocio, pues concentra todas las demás.
Para determinar los ingresos necesitamos tener en claro:

  • Qué servicios vamos a ofrecer, a qué precios y para cuántos clientes potenciales.
  • Cuál será el equipo de trabajo y sus respectivos salarios.
  • Costos fijos y variables.
  • El capital necesario para iniciar, tanto para invertir como para operar.
  • Ingresos, utilidad operativa, margen operativo, facturación y utilidad operativa, proyectada a cinco años.
  • El punto de equilibrio, ingresos que me cubren costos fijos y variables del proyecto.
  • Una vez proyectado los ingresos y egresos, la rentabilidad.
  • Dentro de los indicadores, el ROI, retorno de la inversión y la TIR, deben exceder o sobre pasar la TIO, tasa de interés de oportunidad.

*Libardo Rivas Cubides
Médico Veterinario Zootecnista. Esp. Gerencia y Mercadeo; MBA. Magister en Administración. Asesor para la Gestión y Desarrollo de Negocios Veterinarios y Miembro de la Red Hispanoamericana de gestión.
Los interesados pueden solicitar las referencias bibliográficas vía info@dosmasdos.com.ar bajo el Asunto: “Libardo Rivas Cubides”.