2+2- Descargar Impreso – Main
HomeInstagram“Tenemos una demanda insatisfecha, hay más pacientes que especialistas”

“Tenemos una demanda insatisfecha, hay más pacientes que especialistas”

El Dr. Matías Tellado junto a su esposa, Laura Pisano, también veterinaria, en la sede de VetOncología.

El Dr. Matías Tellado montó su propia clínica dedicada exclusivamente a la atención de pacientes con cáncer. A solo un año de su apertura, atiende más de 130 consultas por semana.

Facundo Sonatti
facundo@motivar.com.ar

Los animales que se han vuelto un miembro más de muchas familias argentinas, tanto perros como gatos, no solo gozan de los beneficios de ser bien atendidos por sus dueños sino también que, gracias a la medicina preventiva, viven más. Sin embargo, como contrapartida, la longevidad acarrea algunas patologías propias de los pacientes gerontes, como puede ser el cáncer y con ello la necesidad de una atención personalizada. El veterinario oncológico Matías Tellado suma casi dos décadas de experiencia en la atención exclusiva de estos pacientes y desde el año pasado lo hace desde su propia clínica VetOncología, en Villa Real, CABA.
“Hace muchos años que me dedico a la oncología de forma exclusiva, algo que no es muy frecuente”, reconoce el profesional que de la mano de su esposa, la también MV Laura Pisano, formó un equipo de más de media docena de profesionales con los que asiste más de 130 pacientes por semana.
A la hora de graficar el mercado local de pacientes oncológicos, Tellado prefiere no arriesgar cifras, pero admite que, “tenemos una demanda absolutamente insatisfecha, hay muchísimos más pacientes que especialistas”. En la práctica, VetOncología está trabajando solo con turnos, al máximo de su capacidad y especula con sumar un nuevo oncólogo a sus filas.

Una especialidad que no es para cualquiera

“La especialidad tiene dos puntos críticos porque te tiene que gustar mucho debido a que hay cambios constantes que demandan actualizarse de forma continua. A su vez, hay que tener un empatía especial para poder transmitir en las consultas los mensajes a las familias porque esta enfermedad acarrea una enorme carga emocional”, señala Tellado y agrega: “Nuestro rol no es solo 100% ejecución sino también saber lidiar con cuestiones emocionales y el manejo de la parte social de la consulta”. (Ver recuadro)

Oncología es un sector en pleno desarrollo desde el punto de vista de la formación, el interés de los colegas y los dueños de mascotas.»

En la Argentina casi no existen las clínicas dedicadas exclusivamente a los pacientes oncológicos para animales.
“Solo la Dra. Laura Denzoin tiene una en Tandil, pero en otras partes en el mundo, hay varias incluso en una misma ciudad”, advierte Tellado. “A partir de todo esto y la experiencia como especialista en la materia, pensé que era una buena idea crear un espacio exclusivo en Buenos Aires”, resume el fundador de VetOncología y completa: “Es un sector en pleno desarrollo desde el punto de vista de la formación, el interés de los colegas y los dueños de mascotas. Creemos que hay una gran demanda de un servicio integral por parte del mercado, desde la radioterapia hasta la cirugía”.
En la práctica, si bien la inversión es mayor a lo que puede ser la apertura de una clínica tradicional, también los honorarios se ajustan al servicio. Para Tellado, los costos naturalmente son altos porque son muchas las intervenciones sobre el paciente desde el diagnóstico hasta el tratamiento. “Nuestros clientes suelen tener la capacidad de costear este tipo de atención. Además, no hay que perder de vista que las personas han incorporado a las mascotas como un miembro más de la familia y no reparan en gastos a la hora de tratar su salud”, acota.
“Usualmente la consulta oncológica tenía un valor que duplicaba la consulta clínica, pero hoy perdimos esa referencia”, advierte el profesional y explica: “Hoy, se puede decir que la consulta asciende a $2.000. Es un valor similar a otras especialidades. Sin embargo, hay margen para que crezca porque observamos un retraso generalizado en los valores. Hay que tener en cuenta que un porcentaje de los costos son en dólares y si con los ingresos de la clínica no se puede destinar una parte a solventar esos gastos, se ingresa en un ciclo donde no se puede comprar los últimos equipos y como consecuencia tampoco elevar los valores de nuestros servicios. Sobre todo cuando ni siquiera hay acceso al crédito”.

El equipo de VetOncología asiste a más de 130 pacientes por semana.

La calidad de vida en el eje del tratamiento

En VetOncología perros y gatos, en número, ingresan por igual a pesar que tienen diferentes prevalencias. A su vez, tienen un equipo médico para asistir equinos. Para Tellado, es muy difícil definir el porcentaje de sobrevida de las mascotas con cáncer y si bien tenemos estadísticas sobre cada tipo cáncer y su estadio, es algo sensible que prefiere no compartir.

El objetivo de los tratamientos es mejorar la calidad de vida en el transcurso de la enfermedad.»

“Si lo trasladamos a las personas, un cáncer de próstata en un adulto mayor puede matarlo en pocos días, mientras que un joven de 40 años tiene otros 40 de sobrevida siempre que se lo tome a tiempo, de lo contrario, en un estadio avanzado, lo puede matar en pocas semanas. En las mascotas pasa algo similar”, compara el MV.
Los costos varían según el peso de los animales y los tratamientos. “Es muy variable”, resalta Tellado y comparte alguna precisión: “El costo de un tratamiento oncológico es sutilmente más elevado a cualquier enfermedad crónica. Si bien no hay estudios a nivel nacional, el tumor venéreo transmisible (TVT) es posiblemente el más frecuentemente diagnosticado y tratado en veterinarias clínicas. Sin embargo, en VetOncología es extremadamente infrecuente. Los más comúnmente atendidos por nuestro equipo son los siguientes: mastocitoma, linfoma, carcinoma mamario, sarcomas de tejidos blandos, carcinoma escamoso nasal felino”.
El profesional asegura que en la clínica suelen trabajar con veterinarios que a partir de un diagnóstico o una fuerte sospecha, derivan los pacientes. “Por suerte observo que hay una gran toma de conciencia de los veterinarios clínicos de ser empáticos, cautelosos y respetuosos para comunicar estos diagnósticos a los dueños de las mascotas”, comenta Tellado que espera observar más competencia para hacer crecer estos modelos de negocios en el rubro veterinario y cierra: “El objetivo de los tratamientos es mejorar la calidad de vida en el transcurso de la enfermedad. La mayoría de los propietarios demandan muchísima información y les preocupa mucho más no saber que lo que realmente le tenemos que decir sobre lo que le pasa a su mascota”.

Con el foco en la ciencia

El creador de la clínica VetOncología, Matías Tellado, suma múltiples credenciales, desde veterinario graduado en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (FVET) y docente del área de Química Biológica de la misma institución, pasando por socio fundador del Grupo Interdisciplinario de Oncología Comparada (GIOnCo), hasta miembro de la European Association for Cancer Research (EACR), y de la International Society for Electroporation-Based Technologies and Treatments (ISEBTT), entre otras. “Siempre me interesó el estudio del cáncer y sus mecanismos. De hecho, ahora mismo estoy involucrado en cuatro estudios sobre investigación sobre oncología”, reconoce Tellado, en diálogo con Revista 2+2. Y a continuación, comparte un punteo de los trabajos en los que está participando:

  • Electroquimioterapia en neoplasias de cabeza y cuello en caninos y felinos (Doctorado UBA veterinaria).
  • Electrotransferencia de genes de interleuquinas 2 y 12 en cáncer metastásico en caninos (cooperación Argentina Conicet-Universidad de Roma, Italia).
  • Estudio de Fase 1 con anticuerpo monoclonal en cáncer avanzado, estudio con empresa privada del sector veterinario.
  • Evaluación de efectividad y tolerancia de nutracéutico para mejorar calidad de vida en pacientes con cáncer con empresa privada del sector veterinario.

A su vez, el médico veterinario, recuerda que si bien la criocirugía hace muchos años que existe en la Argentina, “fuimos los que lanzamos un curso en Latinoamérica hace tres años y eso es lo que permitió que decenas de colegas incorporen la terapia en sus clínicas veterinarias”.
Otra disciplina en la cual Tellado se vinculó es la electroquimioterapia. “La desarrollamos en el país hace 12 años. Si bien en Argentina ya se brinda un excelente servicio en muchas veterinarias, aún es potencialmente la que tiene más capacidad de crecimiento”, adelanta el creador de VetOncología y completa: “El diagnóstico mediante patología por congelación y el diagnóstico molecular (inmunohistoquimica y PCR) son técnicas muy útiles y en potencial desarrollo, en unos años van a ser indispensables para terminar de convertir una medicina de enfermedades a una medicina de individuos”.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: