2+2- Descargar Septiembre 2020 – Main
HomeInstagramVeterinaria Pergamino y 76 años de adaptación continua

Veterinaria Pergamino y 76 años de adaptación continua

Fundada en 1944 por Don Salvador Kitroser, la empresa sigue vigente diversificando sus unidades de negocio y sustentando sus estrategias en el buen vínculo con veterinarios y productores.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Veterinaria Pergamino fue fundada en 1944 por Don Salvador Kitroser y sin dudas forma parte de la historia más reciente del sector veterinario en Argentina. Referencia obligada para los vendedores y viajantes que han sabido transitar las rutas bonaerenses, la calle San Nicolás no será una más en sus oídos.
Primero al 800 y luego al 1.000 de uno de los senderos principales de la ciudad de Pergamino, la veterinaria se inició en un primer momento bien enfocada al concepto de farmacia, contando con una oficina y una sala administrativa.
Seguramente los memoriosos recordarán la mudanza allá por 1978 a un local más amplio, que incorporaba ya un depósito.
Desde allí, la empresa siempre ha sido referente en el sector, atravesando buenos y malos momentos, crisis, devaluaciones, hiperinflaciones, pero también agradables momentos junto a veterinarios y productores de toda la región.
Veterinaria Pergamino ha transitado distintos escenarios a lo largo de su historia, pasando de ser representación exclusiva de Rosenbusch a ofrecer hoy diversas alternativas en fármacos y biológicos de primeras marcas en sus estanterías. Incluso en el año 2000, se hizo allí visible una todavía mayor diversificación, avanzando en su local con la venta y exhibición no solo de talabartería, sino también de ropa de campo y de ciudad para todos los clientes.

En primera persona

Jorge Ortiz es hoy quien dirige los destinos de Veterinaria Pergamino. Y sin dudas vale repasar su historia. “Todavía recuerdo los primeros sueldos que recibía a través de la libreta de ahorro en la veterinaria”, le explicó recientemente a Revista 2+2 en una entrevista realizada a la distancia. Claro, Ortiz ingresó en la empresa allá por el año 1974 como cadete. Vio y formó parte de las múltiples operaciones de compra venta que se llevaron adelante hasta dar forma a la estructura actual, en la cual espera que sus hijos den continuidad al negocio.
“Ordenando, limpiando, cebando mate y escuchando fue como empecé a vincularme con un rubro al cual estoy siempre agradecido”, nos comentaba quien año tras año fue dándole su impronta al negocio.
“Desde un inicio consideré que bien administrado y diversificado, el negocio era interesante. Así fue como nos expandimos en la oferta de productos veterinarios de primeras marcas, que nos respalden técnicamente frente a los clientes. Buscamos que no sea el precio de las tecnologías un valor de cambio, sino solucionar los problemas del productor. Es clave destacar el acompañamiento que personalmente he recibido por parte de un grupo de laboratorios veterinarios que apoyó siempre nuestro crecimiento”, completó Jorge Ortiz.
Hoy la diversificación se hace aún más evidente, con distintas posibilidades para los clientes. “Queremos que nuestros clientes encuentren todo lo que necesiten en nuestro local y tenemos planes para seguir expandiéndonos”, agregó.

Marca registrada

Variedad. El local grafica el modelo de difersificación de la empresa.

Variedad. El local grafica el modelo de difersificación de la empresa.

En diálogo con Revista 2+2, Jorge Ortiz destaca que en la actualidad los precios del ternero y el cerdo acompañan al productor, al tiempo que visualiza un buen pasar para los tambos, sobre todo si se lo compara con años anteriores. Más allá de esto y de reflexionar sobre la ciclicidad del mercado, nuestro entrevistado insiste en que la fortaleza de las veterinarias sigue estando en lograr hacer un uso eficiente del “boca en boca”.
“Debemos ser responsables en los planteos que hacemos a los clientes, generándoles confianza y haciendo mucho hincapié en el buen trato personal. Estas variables son y seguirán siendo estratégicas”, nos contaba Jorge Ortiz para luego también destacar la cada vez más activa participación de Veterinaria Pergamino en el rubro de los cerdos, también de la mano de laboratorios de primera calidad. Y reforzó: “La producción mixta es sin dudas el camino para el campo argentino. Si a los productores se les da confianza y estímulos claros, produce y crece. Siempre ha sido así”.
Con la firme vocación de que se consolide como una empresa familia, Jorge Ortiz culminó nuestra entrevista destacando, una vez más, el valor de las relaciones con sus proveedores y clientes como pilares estratégicos en estos primeros 76 años de vida de Veterinaria Pergamino.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: