2+2- Descargar Impreso – Main
HomeInstagramTransformación post pandemia en la sanidad animal

Transformación post pandemia en la sanidad animal

“Es momento de poner la inteligencia y el conocimiento al servicio de la industria”, dijo Juan Pablo Zingoni, gerente de Elanco para el Cono Sur. Compartimos la nota de opinión que escribió sobre los cambios que la pandemia introdujo en el sector.

NOTA DE OPINION POR:
Juan Pablo Zingoni
Gerente de Elanco para el Cono Sur

La transformación dentro de la humanidad ha sido una constante desde nuestra existencia. Nosotros como industria de salud animal no estamos ajenos a esto y la pandemia que ha gobernado la realidad de los últimos 12 meses, ha sido un catalizador y acelerador de cambios. Esta pandemia, que sin dudas quedará en la historia, coincide en el tiempo con un mundo que ya venía digitalizándose, y obligó a quienes no lo estaban haciendo, a iniciar una transformación, o al menos un cambio.
Estamos frente a un enorme desafío, pero también nuevas oportunidades.
En primer lugar, se ha incrementado significativamente la posibilidad de acceder a la información y al conocimiento, lo cual debemos aprovechar porque tiene un valor único.
Tenemos a nuestro alcance posibilidades de aprender que hace tiempo estaban reservadas para pocos.
También ganamos tiempo; la virtualidad y la digitalización lo están haciendo posible, agilizando procesos en el sector público y privado y en la vida cotidiana de la gente, permitiéndonos incluso enfocarnos más en lo que da valor y generar un mejor balance entre el trabajo y nuestras actividades personales. En un mundo con casi 8 billones de habitantes y que no para de crecer, perder tiempo en actividades que no agregaban valor era algo que sucedía a diario en la vida de muchos.
Finalmente, ganaremos al comprender que “lo digital” no refiere sólo a las redes sociales o plataformas de comunicación virtual, sino a un cúmulo de algoritmos y sistemas que sin dudas permitirán hacer más eficientes muchos de los procesos que hoy realizamos.

En el sector

Esta nueva realidad no modifica el foco de nuestra industria: los animales, las personas a su cargo, y toda la cadena comercial, seguirán en el centro de la escena y cada vez se volverán más relevantes, al mismo tiempo que cambiamos la forma de realizar algunas cosas.
La cantidad de animales sanos, y por consecuencia el negocio de salud animal, es hoy acotado respecto de su potencial. Debería ser mucho más relevante…, debería haber muchos más animales sanos en los sistemas productivos de cualquier especie, muchos más perros vacunados antes del otoño-invierno, una clínica veterinaria debería ser un lugar destacado que invite al cliente a entrar. No se puede producir alimentos de máxima calidad y con los mejores índices productivos sin salud.
¿Quién podría pensar que un deportista de elite puede competir y desempeñarse al máximo si está enfermo?
Es en este punto donde el rol de los médicos veterinarios es crucial, y es clave estar a la altura del año 2021 donde ya no alcanza con ser un técnico ejemplar. Durante este 2021 debemos asegurarnos dar un salto cualitativo y cuantitativo en nuestro perfil profesional para maximizar nuestro nivel de influencia en los sistemas productivos, en los animales de compañía y en la vida diaria de la sociedad.
Debemos formarnos y potenciar nuestra influencia con un claro manejo de la comunicación, las finanzas, el marketing de los productos y servicios que ofrecemos, y el manejo digital.
Todos como industria debemos hacer una introspección, y aceptar que a pesar de que hemos logrado mucho, podemos ser mucho mejores, podemos volvernos ejemplares.
Debemos trabajar todos juntos para transformarnos y ofrecer al mercado un nivel de soluciones en base a las nuevas realidades y demandas.

El autoconocimiento de la propia empresa y sus recursos será clave para lo que viene. Con una mirada estratégica del negocio, podremos incorporar las nuevas herramientas que el mercado ofrece y conservar lo bueno que teníamos antes.

Gestionar los cambios

El conocimiento de la propia realidad, de cada sistema, empresa y sus recursos, será fundamental en los tiempos que vienen. Con una mirada estratégica, podremos incorporar las nuevas herramientas y formatos que el mercado ofrece a futuro, y conservar lo bueno de lo que teníamos y hacíamos antes. Cada realidad dentro de nuestro sector podrá encontrar su nueva forma de operar, la cual, si está bien pensada y diseñada, será mejor que la forma de operar antes de la pandemia.
Dentro del proceso de transformación, algunas claves son la autoaceptación de la necesidad de cambio y la proactividad de los líderes hacia el cambio. Al mismo tiempo, es importante comprender que no debemos ir en contra de las bases de lo que hacemos. Podemos sumar herramientas y tecnologías para potenciarlas, pero las bases del negocio son las mismas y no cambian. Es determinante tener un correcto mapeo de situación de la estructura de cada empresa, los perfiles de sus colaboradores, su nivel tecnológico, sus necesidades y el equipamiento con el que cuentan.
Deberemos estar atentos a no perder el control en esta virtualización de nuestro día a día. Con frecuencia, a medida que sumamos conocimientos nos basamos en la experiencia y en la intuición para tomar determinado nivel de decisiones. Con la virtualización, se vuelve clave establecer y usar indicadores clave de desempeño (KPI) y nuevas herramientas para poder anticiparnos a los hechos y administrar una nueva modalidad laboral.
Finalmente, vale destacar la importancia de no perder de vista el desarrollo profesional de las personas. ¿Cómo haremos para asegurar tiempo de calidad para que los más jóvenes aprendan de los más experimentados? Sin dudas que este tipo de acciones requerirán cierta frecuencia de presencialidad.

Desafíos 2021

Un tema que nos ocupará en los próximos meses será la generación de demanda y los servicios post venta.
Con todos los cuidados, deberemos asegurar la presencialidad en los servicios técnicos que lo requieran a la vez que incorporamos herramientas que nos permitan expandir los mensajes y llegar a más destinatarios para tener mayor influencia.
El desafío será reconvertir la forma en la que trabajamos, tomando lo bueno de lo que teníamos y lo mejor de lo que viene. La conformación final de este mix dependerá de cada empresa y sus personas.
Es un buen momento para que los líderes pongamos toda nuestra inteligencia y el conocimiento adquirido al servicio de la industria.

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: