2+2- Descargar Impreso – Main
Home2021septiembre

¿Cuántos amores puede tener una persona en su vida? ¿Qué pasa cuando el amor por la profesión veterinaria lo cubre todo y deja poco espacio para los demás aspectos de la vida?

Escribe Javier Paoloni
Director Veterinaria Vida, Río Cuarto, Córdoba.
veterinariavida@hotmail.com

Hay errores graves, muy graves, en el ejercicio de la profesión veterinaria. Hoy les quiero hablar de dos puntuales en los que no solemos pensar pero que son muy comunes y están estrechamente relacionados el uno con el otro.

1º error: no entender el poliamor

Hay un término muy de moda en los últimos años: el poliamor.
Los veterinarios (sobre todo los que tenemos más de 15 o 20 años de experiencia) fuimos criados bajo ciertos mandatos, como por ejemplo, la monogamia.
El amor para toda la vida, el amor «hasta que la muerte nos separe» (de alguien o algo). Así, nuestro cerebro fue absorbiendo estas ideas. Nada diré de cualquier elección personal, hay libre albedrío, pero sí mucho diré sobre la relación monogámica entre el veterinario y la profesión.
El problema empieza cuando hay “exceso de amor y pasión”; cuando amamos ciegamente lo que hacemos; cuando no concebimos hacer otra cosa que no sea “ser veterinarios”; cuando amamos enloquecidamente a la profesión.
¿Pero, está mal amar así a la profesión?
Por supuesto que no, no está mal, cada uno puede amarla hasta el infinito. Está perfecto serle fiel hasta la muerte, está muy bien idolatrarla, jerarquizarla y ponerla en un pedestal.
Ocurre que tenemos que replantearnos el concepto de fidelidad.
Hay estudios realizados en muchos países del mundo donde se mide la fidelidad en parejas y los resultados demuestran que ¡hay países tremendamente infieles! La gente no es fiel ni con sus parejas; ¿qué nos hace pensar que serán fieles a nosotros?
Muchos clientes serán fieles, serán apóstoles de nuestro servicio y nos recomendarán ciegamente con sus amigos, familiares y conocidos.
Y muchos clientes no lo serán, hagamos lo que hagamos se irán, volarán, recorrerán veterinaria tras veterinaria. Muchos de ellos vienen con historias clínicas que se redactaron en 8, 9 o más veterinarias.
Entonces, ¿qué les hace pensar que nosotros no seremos la próxima veterinaria que tenga que redactar una historia clínica?
Así continúan su peregrinaje veterinaria por veterinaria y el aumento exponencial de los servicios veterinarios en las últimas dos décadas hace que los peregrinos tengan más “lugares sagrados” para visitar.
¿Está mal que el cliente busque otras opiniones? Por supuesto que no, tiene todo el derecho. Está mal que no entendamos que puede hacerlo.
El problema es que cuando estamos afectados por emociones nos cuesta razonar. Nuestro cerebro emocional puede anular al racional y el amor por la profesión es una emoción que nubla la razón.
¿Cuántas veces atendieron un caso en Navidad, Año Nuevo, cumpleaños de hijos, ¿de parejas o de padres?
¿Cuántas veces trabajaron todo el día y al llegar a casa cansados, se dieron un baño, y cuando estaban por dar el primer bocado de una rica cena sonó el celular de urgencias nuevamente? ¿Cuántas veces dejaron todo, pospusieron todo, anularon todo por atender “ese caso”?
Ya sé las respuestas: cientos de veces. Y sé las respuestas porque lo hice así cientos de miles de veces en más de 25 años de profesión.

¿Por qué nos pasa esto?

Porque amamos tan profundamente lo que hacemos que lo anteponemos a todo, así de simple, dejamos todo por amor, por pasión.
Y nos frustramos enormemente cuando ese cliente que nos idolatró en su momento, ahora se atiende en otra veterinaria, o ese cliente por el cual llegamos tarde al cumpleaños de 15 de nuestra hija, ahora se atiende “con otro”.
Creemos que “poseemos” al cliente, creemos que “es nuestro”.
Pensemos tres frases:

  1. Los clientes no son de nadie.
  2. Dentro de las reglas del juego de la profesión está la que dice que el cliente puede irse cuando quiera a atenderse con quien quiera.
  3. Podemos desarrollar estrategias de gestión, marketing y comunicación y potenciar nuestras habilidades médicas para mantener clientes fieles y felices… y ser felices nosotros.

Aceptemos las reglas del juego, se pueden ir cuando quieran. Si hicimos todo lo conocido por nosotros y se va, aceptemos que se vaya, aceptemos una regla del juego veterinario.
Aceptemos el “poliamor” del cliente para con nuestra profesión.
¿O acaso no tienen clientes que “picotean” por varias veterinarias, incluida la de ustedes?
Contemplemos en nuestra vida el “poliamor”, pero uno equilibrado entre familia, trabajo, hobbies, amigos, mascotas y nosotros, nuestro yo.
Tenemos que incluirnos en la ecuación del poliamor y darnos los cuidados, atención y mimos que merecemos y corresponden.
Si nuestra vida fuera una pizza, una porción debemos ser nosotros mismos, nuestro verdadero yo, un yo sano, creativo e innovador, un yo que se quiere y se acepta… y que acepta las reglas del juego de la profesión.
Un yo que dedica tiempo a su pareja, a su familia… que dedica amor a cada porción de la vida, porciones que cada uno de nosotros crea.
¿Es importante el amor y la pasión por la profesión? Sí, lo es. Es tan importante como la importancia que decidamos darle.
¿Nos sentimos felices y plenos trabajando todo el día? Si la respuesta es sí, hagámoslo. Si la respuesta es no, no lo hagamos. Lo que no tiene que ocurrir es que la respuesta sea no y seguir haciéndolo día tras día.
¿Hay cuentas que pagar? Obvio que sí, pero intentemos buscar un equilibrio y gestionar nuestros tiempos y veterinaria como lo que debe ser, una empresa competitiva y rentable.
¿El dinero debe ser el fin por el cual trabajamos? No, debe ser la consecuencia de nuestro trabajo.
Desterremos la idea de la monogamia (entre veterinario y profesión, y entre clientes y nuestra veterinaria). Seamos abiertos y entendamos que los tiempos cambian y debemos adaptarnos a esos cambios.
Amemos lo que hacemos y entreguemos todo a la profesión, pero dejemos también para los otros aspectos que forman nuestra vida.

2º error: no construir una marca (por exceso de amor y pasión)

Les voy a compartir algunas frases y ustedes dirán si les resultan familiares:
— ¿Cuándo viene el Dr.?
— ¿Otra vez viajó el Dr.?
— Sé que es domingo y son las 2 de la mañana, pero ¿lo puede llamar a él?
— El Dr. me atiende hace 25 años, creo que merezco el derecho de que me den su celular personal, ¿o no?
— El Dr. atiende a mi perrito desde que nació. Si no está, vengo otro día.
Si escuchamos muchas veces estas frases es que algo no anda bien. Nuestro exceso de amor, pasión y dedicación ha hecho que la gente asocie sus necesidades y las de sus animales con nuestro nombre, no con nuestra empresa.
¿Por qué? Porque lo hemos atendido en días feriados, días de la madre, del padre, cumpleaños de hijos, etc. Creemos que los vamos a perder si no seguimos estando 24 por 7, nosotros, solo nosotros y nada más que nosotros.
Y eso es imposible de cumplir. Un colega joven y con enjundia podrá decir hoy que sí, pero no se puede sostener en el tiempo. Tenemos que aprender a delegar.
Por eso mi sugerencia es pensar en construir una marca y trabajar en equipo para poder ubicar en la mente de los propietarios de nuestros pacientes la marca de nuestra veterinaria y no nuestro nombre propio.
«El Dr. es un fenómeno», «el Dr. es un genio», «el Dr. es un ídolo…»
¿De qué sirve un ídolo agotado, inundado por las hormonas del estrés por trabajar 24 por 7?
No le demos tantas vueltas al asunto, un ídolo así empieza a desarrollar respuestas profesionales insatisfactorias y atenta contra su salud física, psíquica y emocional.

Armá tu propia pizza

En la pizza de la vida, si la porción de la profesión es muy grande, le quitará espacio a las otras. Generalmente esta porción se agranda por entregarle amor y pasión de manera exagerada, desmedida.
Es difícil vivir sin las otras porciones. Si la de nuestro “yo” es demasiado grande, será una porción rebalsada de “queso de individualismo” o peor aún, estará chorreando de “salsa de egocentrismo”.
Una porción del “yo” demasiado grande le quita espacio a las otras porciones. Es difícil vivir sin las otras porciones.
Nosotros podemos preparar nuestra propia pizza, decidir de cuántas porciones hacerla y darle amor a cada una de ellas. Familia, profesión, amigos, mascotas, deportes, viajes, hobbies y yo, son las que he elegido para la pizza de mi vida.
Cada uno de ustedes armará la suya a gusto y paladar. Nada diré de cómo armar las porciones, solo sugeriré que en la porción de la profesión haya trabajo en equipo con base en el corporativismo igualitario y colaboracionista, y que sí o sí haya una porción del “yo”.
Una última apreciación: la humildad es una virtud, no una debilidad.
En la humildad están la serenidad y la firmeza para tomar decisiones. Condimenten sus pizzas de vida con mucha humildad, un condimento que lamentablemente escasea en el mundo de hoy.

Más sobre Javier Paoloni

Médico Veterinario (1996). Universidad Nacional Río Cuarto, Córdoba. Actividad desarrollada: Clínica General y Cardiología. Docente del Curso «Trayecto en Desarrollo Emprendedor» (UNRC). Diplomados en Competitividad para las Organizaciones del siglo XXI; en Gestión Empresarial y en Planeación Estratégica. Docente Cátedra Competencias Transversales para la formación de Ing. emprendedores (UNRC). Docente del Posgrado de Gestión y Marketing Veterinario en www.vetesweb.com.

Septiembre, octubre, noviembre y diciembre. En esta nota les dejo algunas alternativas para poner en marcha desde sus veterinarias: atraer, retener y fidelizar clientes, aprovechando las temáticas de esta temporada.

Escribe Eliana Mogollón
Clínica Veterinaria Ottovet, Bogotá, Colombia.
elianamogollonvergara@gmail.com

En esta ocasión quiero dejarles una nota que sea más práctica que teórica. Una nota que les inspire a crear nuevas alternativas de atracción y fidelización de clientes.
Aquí les dejaré un listado de algunas ideas básicas pero prácticas que ayudarán a conectar al cliente con sus empresas en estos últimos meses del año, los “BRES”: septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Marketing estacional

Prometí una nota sin mucha teoría, pero no puedo dejar pasar por alto el motivo por el cual es muy práctico utilizar ciertas temporadas para activar promociones, atraer, retener y fidelizar clientes.

El marketing estacional es una estrategia para promocionar sus productos o servicios en ciertas temporadas del año, teniendo en cuenta el comportamiento de compra de los consumidores.

El marketing estacional es una estrategia para promocionar sus productos o servicios en ciertas temporadas del año, teniendo en cuenta que el comportamiento de compra de los consumidores puede variar dependiendo de la época o festividad. Por ejemplo: Navidad, día de la madre, vacaciones, Black Friday, Halloween, entre otros.
Es importante mencionar que cada veterinaria puede elaborar su planeación de marketing estacional según las necesidades de su consumidor.
Aquí puntualmente hablaremos de la temática de los últimos cuatro meses del año y de lo que podemos idear para nuestras empresas veterinarias.

Septiembre

Habitualmente el mes del amor y la mistad a nivel mundial se celebra en febrero, pero en el país donde vivo (Colombia), desde 1969 y a petición de los comerciantes, esta festividad se celebra el tercer sábado de septiembre.
Por tanto aquí el consumo de este mes está enfocado en este día.
Teniendo en cuenta esto, en las veterinarias podemos acudir a:

  • Regalar tarjetas con mensajes de amistad y agradecimiento a los compradores.
  • Hacer una dinámica de “amigo secreto perruno” entre los clientes, en donde interactúen entre ellos e intercambien pequeños regalos y se puedan conocer, así sea de manera virtual. Allí también pueden vender bonos de regalo redimibles en servicios para todos los que participen en la dinámica.
  • Pedir a los clientes que les envíen una foto de su mascota y hacer una sección en redes sociales donde puedas mostrarlos y homenajearlos.

Si en septiembre no celebran esta festividad en sus países, pueden revisar el calendario de festividades locales o días conmemorativos de cada región.
Por ejemplo, para Argentina, pueden explorar el calendario guía que les dejo aquí.

Octubre

Este mes la temática es más generalizada o global porque llega Halloween, una festividad que se celebra en muchos lugares a nivel mundial.
Entorno a esto podemos:

  • Hacer un concurso de disfraces entre las mascotas. Puede ser una pasarela de exposición de disfraces presencial, guardando los protocolos de bioseguridad y haciendo que se genere tráfico en el punto de venta. Pero también puede ser virtual, transmitiendo en vivo un video previamente editado con los concursantes y logrando que haya tráfico en las redes sociales.
  • Adaptar los diseños de redes sociales y pagina web acorde a la temática de terror.
  • Bajar los precios de algunos productos o servicios por tiempo limitado, por ejemplo, solo el 31 de octubre como única fecha. “Precios de pánico” que hagan que el cliente no piense dos veces en tomar la alternativa antes de perder la oportunidad.
  • Comunicar que entregarán dulces en el punto de venta para los niños que vayan disfrazados. A todas las familias que vayan pídanles que compartan la visita en las redes sociales.
  • Premiar a la mascota que llegue a la clínica veterinaria con el disfraz más creativo o elaborado con material reciclado. Las causas ambientales generan gran impacto.

Para las estrategias de concursos o sorteos siempre recomiendo revisar muy bien las condiciones del mismo y adicional solicitar patrocinio de las empresas o proveedores con los que trabajen en la veterinaria (empresas de alimentos, medicamentos, juguetes, accesorios, laboratorios, entre otros).
Tener patrocinios garantiza reducir el costo del evento y adicionalmente genera confianza en el público al evidenciar apoyo por parte de otras marcas.

Noviembre

Este mes, así como en septiembre, no tenemos una temática tan notoria a nivel mundial. Pero en mi caso en particular, uso esta temporada para festejar el aniversario de la empresa.
En aniversario podemos tener ideas cómo:

  • Generar una rifa entre los asistentes que visiten la clinica veterinaria durante el mes. Dejen un buzón en forma de regalo en la recepción y comuniquen que estarán entregando boletas de rifa entre los clientes que realicen compras con determinado monto. El sorteo lo pueden hacer por transmisión en vivo de las redes sociales. Esto les ayudara a tener tráfico en el punto de venta y en los canales digitales.
  • Pedir testimoniales. Con ánimo publicar la celebración en las redes sociales, pidan a sus clientes que graben un mensaje en video festejando a la clínica por su aniversario y contándole a los demás el por qué confían en sus servicios. Les servirá para atraer confianza en las demás personas que revisen la página web o las cuentas de redes sociales.
  • Reconocer a los clientes en la categoría: “Toda una vida”. Es decir, a aquellos que están con ustedes desde que abrieron las puertas de la empresa o aquellos que al menos llevan más tiempo que los demás tomando los servicios de la clínica veterinaria. Ellos son referenciadores importantes y canales de venta efectivos en cualquier compañía.
  • Contar la historia de la empresa. Naturalizar la marca siempre será una buena estrategia. Permitan que sus clientes se conecten con la historia de esfuerzo y emprendimiento que hay detrás de su empresa. Desvirtúen que son una empresa que solo está detrás del dinero de sus clientes e incentiven el objeto social y la labor que hay detrás de cada uno de ustedes.

En caso de no celebrar el aniversario en este mes, les ofrezco otra alternativa de calendario temático en este link. Allí eligen el país al que pertenecen y conocerán las festividades que pueden utilizar.

Diciembre

Por último, tenemos al “rey” de todos los meses y todas las temporadas.
Según varios estudios, la época navideña o decembrina es de las más favorables para el comercio.
Aquí aumenta el interés de compra del consumidor. Por lo sería bueno:

  • Clasificar a los clientes más fieles y entregarles un obsequio sorpresa.
  • Decorar un espacio adecuado para que los clientes se quieran tomar una foto navideña. Importante que haya visual del logo y números de contacto de la marca.
  • Colaborar con obras de caridad o causas sociales. Muestren esa labor al público, ya que despierta sensibilidad y apoyo en el consumidor.
  • Cambiar la música de la sala de espera. Generar la emoción navideña por medio de todos los sentidos ayuda a aumentar el interés de consumo.

La lista de ideas puede continuar, no solo en estos últimos meses, sino en todos los que restan del año.
Lo importante es que antes de activar cualquier estrategia, tengan claro:

  1. El objetivo que buscan (tráfico en punto de venta, interacción de la red social, aumento de fidelización, etc.),
  2. La comunicación que van a manejar. Esta debe ir muy acorde a la personalidad de la marca.
  3. Que la estrategia sea coherente en los canales online y offline.

Más sobre Eliana Mogollón

Abogada de la Universidad Libre de Colombia. Especialista en gerencia comercial y mercadeo de la Universidad EAN. Postgrado en gestión y marketing veterinario (en curso). Cofundadora y directora comercial de Clínica Veterinaria Ottovet. Cofundadora de Verlot restaurante y eventos. Instagram: @elianasofiamogollon.

Alberto Paz Polito (presidente) y Martín Dilucca (vicepresidente) encabezan las nuevas autoridades de la Cámara Argentina de Distribuidores de Productos Veterinarios.

La Cámara Argentina de Distribuidores de Productos Veterinarios (CADISVET) realizó la Asamblea General Ordinaria de 2021 con el objetivo principal de renovar las autoridades de la entidad, que estaban en funciones desde 2018.

El encuentro tuvo lugar el 24 de agosto de manera virtual con la participación de 21 asociados, con lo que se alcanzó el quórum requerido por el estatuto social.

La apertura estuvo a cargo del presidente saliente, Daniel Otamendi, quien saludó a los presentes, detalló el orden del día y explicó la demora en la realización del acto eleccionario, que tuvo como causas la situación sanitaria y las disposiciones dictadas por la Inspección General de Justicia (IGJ).

Durante el encuentro, se presentó la memoria y balance de la entidad, que fue aprobada por unanimidad. También se realizó un resumen de los principales hitos alcanzados durante la última gestión, entre los que se cuentan el crecimiento de la cantidad de asociados, las acciones de comunicación, la continuidad del abastecimiento durante los momentos críticos de la pandemia y las tareas de vinculación, acceso y defensa de los intereses del sector (ver detalle aquí).

Elección de autoridades

Para renovar los miembros del Consejo Directivo, el Tribunal de Disciplina y la Comisión Revisora de Cuentas se presentó una sola lista de candidatos, que fue aceptada por unanimidad.

De este modo, quedó conformado el nuevo plantel directivo de la Cámara:

  • Presidente: Alberto Paz Polito (El Federal)
  • Vicepresidente: Martin Dilucca (Drovet)
  • Secretario: Rubén Filiel (CTO).
  • Tesorero: Javier Esteban (Krönen).
  • Revisor de cuentas: Javier Morales (El Indio).
  • Vocal titular: Osvaldo Fraga (Panacea).
  • Vocal: Gustavo Muñoz (Muñoz Distribuciones).
  • Vocal suplente: Jorge Lewis (Vetacord).
  • Tribunal de disciplina: Daniel Della Schiava (Almafuerte).
  • Tribunal de disciplina: Pablo Agüero (RepreVet).

En entrevista con MOTIVAR, el nuevo presidente de CADISVET, Alberto Paz Polito, junto a su antecesor, Daniel Otamendi, realizaron un balance y analizaron los desafíos post pandemia de la entidad. Podés ver aquí la entrevista:

Fuente: www.cadisvet.com.ar

A través de esta acción se busca acompañar a la Asociación ACCEC y a la Escuela de Perros Guía en sus proyectos de reestructuración edilicia que les permitirá ofrecer un mejor servicio a la comunidad.

Royal Canin presenta su nueva campaña solidaria “La Salud es Magnífica” la cual está orientada a proteger y apoyar económicamente a dos ONGs caninas. A través de esta acción, por cada bolsa vendida – de alimento de la gama para perros – se harán donaciones a la Asociación ACCEC, la Escuela Canina para perros de catástrofe y a la Escuela Argentina de Perros Guía.

Royal Canin acompaña y protege hace muchísimos años a estas dos organizaciones. En esta instancia, el objetivo de la campaña es ayudarlos en la refacción de caniles, que les dará la posibilidad de incorporar más perros entrenados al servicio.

En total, ambas ONGs cuentan con casi 50 perros, que, gracias a sus características, cuentan con un alto potencial para brindar un servicio al hombre; en cuanto a la ACCEC, su labor principal es entrenar perros de rescate para diferentes tipos de catástrofes, y por el lado de la Escuela de Perros Guía, trabajan en el entrenamiento de perros lazarillos que colaboran en las cuestiones de la vida cotidiana de personas no videntes.

Los dueños de las mascotas que quieran participar de la nueva campaña lo podrán hacer de una manera muy simple. Desde el 20/09 hasta el 31/10, deberán cargar el código de barras de cualquier producto de la gama de alimento para perros (Canine Care Nutrition, Size Health Nutrition y Breed Health Nutrition) -menos la línea de dietas veterinarias-, y enviarlo por Whatsapp al 116439-5200.

De esta manera, no solo estarán colaborando con las organizaciones sino también participando por grandes premios: 1 Visa giftcard de $100.000 y 4 Visa giftcard de $25.000. Estas tarjetas tienen el importe cargado, y se podrán utilizar en cualquier comercio a nivel nacional que opere con tarjeta de crédito Visa.

Acerca de las organizaciones que estarán recibiendo la donación

La Asociación Civil Escuela Canina de Catástrofe (ACCEC) es la escuela canina que entrena perros de rescate para terremotos o cualquier catástrofe, rescate acuático, búsqueda de personas/cuerpos perdidos. Fundada en 1995, luego del atentado a la sede mutual AMIA, se establece para perfeccionar las intervenciones de las Unidades Cinófilas a través de evaluaciones en tiempos reales de la necesidad de prestar la ayuda correcta, en el menor tiempo posible. Los perros de rescate son Labradores y/o Ovejeros Malinois principalmente. Las Unidades
Cinófilas cuentan con diferentes especializaciones, entre ellas se encuentran la búsqueda de personas bajo los escombros o estructuras colapsadas; la búsqueda de personas perdidas en la superficie o zonas rurales; la búsqueda de personas enterradas bajo alud o deslizamientos de tierra; la búsqueda de cadáveres; el rescate de personas en el agua. También cuentan con escuelas y cursos. Para
conocer mas sobre la escuela y ver todos sus aportes realizados a la comunidad entrá en www.acecc.org.ar

La Escuela de Perros Guías Argentinos viene trabajando desde hace más de 10 años en el entrenamiento de perros que colaboran en cuestiones de la vida cotidiana, desde salir a caminar marcando los obstáculos de la vía pública, rampas, sillas, escaleras hasta usar un transporte público o realizar una actividad física. Los Perros Guía son por lo general Labradores Retriever o Golden Retriever porque
poseen determinadas características en su contextura física y en su carácter que facilitan su entrenamiento y su labor. El entrenamiento de un perro lazarillo conlleva 2 años desde su nacimiento para después acompañar al ciego durante 8 años más como fiel guía y compañero para luego transformarse en mascota a tiempo completo. La escuela ha entregado al momento más de 20 perros lazarillos y continua entrenando perros para futuras entregas. Cuenta con el reconocimiento de la Federación Internacional de Perros Guía y ha logrado exportar perros lazarillos a Ecuador y este año uno a España. Para conocer más sobre la escuela y ver todos sus aportes realizados a la comunidad entra en www.perroguia.com.ar.

El Colegio de Veterinarios de Buenos Aires publicó un comunicado en el marco de una ordenanza “improvisada, digitada, y sin sustento científico ni técnico” promulgada por el Concejo Deliberante de La Plata.

El Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires asistió al “bochornoso espectáculo” de presenciar cómo el Concejo Deliberante platense promulgó una ordenanza improvisada, digitada, y sin sustento científico ni técnico.

Vale decir que el Concejo Deliberante de La Plata aprobó por unanimidad una ordenanza que declara a la ciudad como “municipio no eutanásico de animales”.

Por otro lado, la ordenanza establece “como único método ético y eficiente para el control del crecimiento poblacional de perros y gatos, la práctica de la castración quirúrgica gratuita, masiva, abarcativa, extendida y temprana”, en caninos y felinos, sean machos o hembras. Además, en la normativa se señala que las campañas de castración tanto en sede como barriales incluirán el servicio de clínica veterinaria, vacunación y desparasitación en el marco del cuidado integral de la salud humana y animal.

“Es indefendible el accionar del Concejo, y la omisión absoluta de los aportes realizados por la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata y por el Distrito II de este Colegio de Veterinarios. Es intolerable y agraviante la falta de respeto a la profesión veterinaria”, declararon desde el Colegio.

Y agregaron: “Nos sentimos en la obligación y queremos ser claros en relación con la ordenanza dictada, e impulsada por la Red de políticas públicas. La misma resulta peligrosa hacia la Salud Pública, violatoria del régimen legal vigente, contraria a las recomendaciones y evidencia técnica y científica en materia de superpoblación animal, y constituye un mamarracho desde el punto de vista sanitario y de técnica legislativa”.

PARA VER EL COMUNICADO COMPLETO
HACE CLICK ACÁ

Desde el CVPBA instan a los Concejales a reflexionar y revisar lo decidido, al Intendente de la Municipalidad de La Plata a ejercer su derecho de vetar la misma, brindando la posibilidad de un debate maduro y serio, que garantice un abordaje científico de la problemática y preserve la cuestión sanitaria; de lo contrario, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires arbitrará los medios a su alcance para defender la Salud Pública, el bienestar animal y el ejercicio profesional veterinario.

Asimismo, “convocamos a todos los profesionales de la Provincia a un alerta y asamblea permanente en defensa de la Salud Pública, e invitamos a nuestra FECOVET y a nuestra hermana FeVA, a implementar similares medidas”, declararon.

PARA VER LA ORDENANZA COMPLETA
HACE CLICK ACÁ

Cabe señalar que la misma aún no se encuentra publicada en el Boletín oficial, ni en el Digesto.

 

Para no desaprovechar el gran valor de nuestros productos y servicios, debemos entrenar y desarrollar la gestión profesional de precios.

Escribe Ariel Baños
www.fijaciondeprecios.com

«Con la ida de Messi perdimos 30 goles por temporada”. Esta fue la resonante declaración del entrenador holandés Ronald Koeman, lamentándose por la salida del crack rosarino del Fútbol Club Barcelona. Los goles mandan en el fútbol, y de poco vale tener un gran juego si al llegar al arco no logramos convertir. Algo similar ocurre en las empresas.

En ocasiones tenemos una propuesta muy valiosa, con gran calidad y servicio, pero no logramos cobrar lo que realmente vale. Es como llegar a la puerta del arco, totalmente solos, con una multitud que nos ovaciona… ¡pero finalmente enviamos el balón fuera del campo! Para no desaprovechar el gran valor de nuestros productos y servicios, debemos entrenar y desarrollar la “variable Messi” de nuestro negocio: la gestión profesional de precios.

En ocasiones tenemos una propuesta muy valiosa, con gran calidad y servicio, pero no logramos cobrar lo que realmente vale. Es como llegar a la puerta del arco pero finalmente enviar el balón fuera del campo.

Cobrar lo realmente vale nuestra propuesta significa aprovechar el potencial de nuestro equipo y no desperdiciar más goles. Estos goles en el mundo de los negocios se traducen en resultados económicos que impactan en nuestro bolsillo. Entonces, vamos a compartir tres importantes tips para cobrar precios que no desaprovechen los goles que nuestro equipo, o mejor dicho, nuestra empresa, merece.

1. Definir un precio basado en el valor de nuestra propuesta

Dejemos de pensar en cuánto nos costó y comencemos a considerar el valor que aportamos. El primer paso es conocer contra qué alternativa nos compara el cliente, es decir quién es el competidor principal y cuál es su precio. Luego, debemos identificar qué nos diferencia de dicha alternativa. ¡Nadie paga más por recibir lo mismo! y ni hablar si se trata de una propuesta inferior. Identificar nuestros diferenciales es la clave para conocer si podemos sostener un precio más alto que el competidor principal, en forma exitosa.

2. Brindar alternativas a los clientes, a diferentes precios

Con un único precio y una única propuesta no podremos llegar rentablemente a todos los clientes. No todos consideran igual de valiosa a nuestra propuesta. Entonces, debemos diseñar un menú de precios y opciones, sin abrumar a los clientes, pero ofreciendo alternativas. Quienes quieran acceder a mayores descuentos deberán estar dispuestos a ceder algo, como por ejemplo renunciar a algún servicio, comprar un paquete de productos, encargar en forma anticipada o contratar una suscripción, entre otras opciones.

3. Capacitar al equipo comercial para argumentar el valor que hay detrás de nuestros precios

Los primeros clientes son nuestro propio equipo comercial, si ellos no están convencidos de nuestros precios, no convencerán a nadie. ¡A nadie! Debemos entonces brindarles las mejores herramientas para demostrar el valor y así defender nuestros precios. Enviar cotizaciones o presentar propuestas comerciales, sin una fundamentación de valor adecuada, es una garantía de que el cliente se concentrará solo en el precio. Aquí comienza a sufrir nuestra rentabilidad, ya que siempre habrá alternativas más baratas en el mercado, y este tipo de partidos los podemos perder por goleada. Sin embargo, cuando logramos que el cliente comprenda el valor, y este es un rol fundamental de la fuerza de ventas y de marketing, jugamos un partido completamente diferente donde nuestras chances de convertir goles se multiplican.

En definitiva, no desaprovechemos a la “variable Messi” de nuestro negocio. Cobrar lo que realmente vale nuestra propuesta es una meta posible.

La solución a los problemas no es dejar de intentarlo, sino encontrar la manera de hacerlo de forma efectiva, detectando indicadores claves para administrar las variaciones en los precios.

Escribe Nacho Mérida Isla
ignacio.merida@assisvba.es
@nacho_assisvba

Cada 9 de Julio se celebra en toda la Argentina el Día de la Independencia. Hace más de 200 años se originó una gran nación. Un país que tiene más de 3.500 km de Norte a Sur, por lo que se podemos encontrar un clima subtropical o polar; montañas de casi 7.000 metros de altura y depresiones 100 metros por debajo del mar. Un enorme país lleno de contrastes y particularidades. Un crisol de razas donde nunca
se le preguntó a nadie de dónde venía, en su lugar se les invitaba a un mate y un asado.

Sin embargo, si por algo es conocida la Argentina en el mundo es quizás algo menos interesante… me refiero en este caso a su inflación.

Un país con un reto diario, el cambio de los precios siempre hacia arriba. Cifras que en otros lugares del planeta llevarían a ataques de nervios o cosas peores, se ven con naturalidad en la Argentina. Tanta, que parece que fuera imposible el planificar ningún negocio por la constante variación de precios.

Y la veterinaria no es ninguna excepción. Los productos importados se pagan en dólares cuyo valor puede variar un 10-15% de un trimestre al siguiente. Seamos sinceros, en Europa, cuando una clínica me pregunta cuánto tiene que crecer en un año, le digo que los ingresos brutos deben crecer al menos un 10-15% dependiendo de la inflación anual (que suele estar por debajo del 3 o incluso el 2% anual). Por eso, el reto es usar un modelo de éxito en otros países en la Argentina, porque muchas veces me han dicho, Argentina es diferente.

¿Es diferente?

Existen otras particularidades del mercado de los servicios veterinarios en Argentina, con valores mínimos para los servicios fijados por las entidades profesionales en la búsqueda de evitar una competencia desleal hacia abajo. Mi experiencia es que el marcar unos precios mínimos desincentiva la investigación y desarrollo, se prima aquellos que no arriesgan porque no tienen que invertir en formación o equipo, ya que se les garantiza un precio que nadie debería de batir por abajo.

Por otro lado, los salarios y honorarios de los veterinarios también tienen un mínimo, fundamentalmente en el caso de los que se desempeñan en relación de dependencia. De nuevo, una particularidad argentina, puesto que, si bien en Estados Unidos el modelo de salario que combina fijo más incentivos por objetivos es el más común, aunque ese fijo no lo marca nadie.

En teoría esa norma permite proteger a los veterinarios, ya que asegura un salario a todo el mundo. Sin embargo, si me marcan unos gastos fijos desde fuera y me fijan los precios que puedo cobrar, ¿qué control real tengo de mi centro? Esta situación obliga a muchos centros veterinarios a tener que buscar otras áreas de negocio. Es habitual que los ingresos de un centro veterinario dependan en gran medida
de productos de alimentación, por ejemplo, que se ven afectados como hemos dicho antes por la inflación perpetua.

La solución no es “no planificar”, vivir al día, cubrir gastos y que me quede lo suficiente. Se puede y se debe planificar.

De nuevo, un centro veterinario en una posición cómoda debería tener unos ingresos por servicios por encima del 70-75%. Esto le permite ser ajeno a la entrada de nuevos actores como los supermercados, la venta online o similares de los productos. Por eso, la idea de todos los centros debería ser reducir al máximo la dependencia de productos. Reducir la exposición.

Eso no se consigue de un trimestre al siguiente, sino con una estrategia clara de cambio de precios, instauración de protocolos de trabajo, desarrollo de una marca de servicios… Y todo eso se planea.

Hace meses comencé a trabajar con centros de varios países, incluido Argentina, para ver la manera de aplicar las soluciones comunes. Es cierto que la idiosincrasia del país es fundamental, a la hora de promocionar, a la hora de implementar soluciones relacionadas con las personas y ese tipo de temas. Sin embargo, procesos, protocolos, objetivos financieros, estructuras de gasto… son comunes a todos los negocios. Y no deja de ser cierto, lo que ocurre en todos los países.

Si tu clínica no puede ser diferente, solo puede ser más barata. Si no sabes lo que vendes, solo podrás bajar precios. Y claro, como los precios están limitados por abajo, y los gastos suben todos los meses por la inflación, se da una situación de inestabilidad, de escasez, de conflicto. Pero la solución no es “no planificar”. Vivir al día. Cubrir gastos y que me quede lo suficiente. Se puede, y se debe planificar.

Planificar y ver porcentajes

Los cuadros de mando deben incluir la casilla de la inflación y deben adaptarse a incluir esa variante. Cobra mucha importancia el valor actual, que permite conocer el valor hoy de los pesos de hace doce meses. Eso permite generar los ingresos interanuales y con ello, conocer el crecimiento mensual. O lo que es lo mismo, diferenciar el crecimiento real del crecimiento debido a la inflación. El primer paso para la planificación de objetivos.

En definitiva, será clave evitar fijarse en el peso y mirar porcentajes (de gastos, de ingresos por distintas familias, de importancia de ciertas áreas de negocio…); parámetros sin el símbolo del $ al final, y en los pocos casos que no quede más remedio, usar la inflación para actualizar todos los ingresos pasados al momento actual.

Luego de un muestreo realizado recientemente, un grupo de profesionales validó las principales barreras que les impiden avanzar en este segmento. ¿Qué esperan los clientes? ¿En qué se basan las recomendaciones?

A mediados de agosto y sobre la base de acciones de mailing y redes sociales, más de 100 veterinarios y veterinarias de distintas partes del país compartieron su opinión sobre las principales Limitantes que viven a diario para impulsar la Venta de Alimentos Balanceados en sus clínicas.

Bajo el paraguas de VetData y con el soporte de la Revista 2+2, cerca del 65% de los encuestados estableció que la competencia desleal en la venta de estos productos es una de sus principales limitantes para avanzar en el rubro.

Asimismo, un 40% se mostró identificado con la falta de previsibilidad en materia de precios como un tema clave a resolver y más del 20% aseguró que la falta de espacio para el almacenamiento es también una limitante en su caso concreto.

Otro tema relevante que cobra cada vez más trascendencia entre los profesionales es la falta de capital y disponibilidad financiera para poder crecer al ritmo de los requerimientos de la industria.

Además, algunos encuestados aseguraron que otras limitantes son:

  • Los altos costos de los productos de primeras marcas.
  • La falta de disponibilidad de productos puntuales.

Más allá de esto y al ser consultados sobre el tema, un 70% de quienes participaron de la encuesta se manifestaron dispuestos a incorporar una marca de alimentos balanceados que rompa con las barreras y limitantes mencionadas.

 

 

Continuando con el muestreo y al destacar cuáles son los atributos que los veterinarios evalúan al momento de incorporar una nueva marca de alimentos balanceados para perros en sus veterinarias, los encuestados sostuvieron:

  • Calidad, digestibilidad, concentración energética (80%).
  • Beneficios comerciales para los veterinarios (60%).
  • Precio final uniforme en el mercado (40%).
  • Disponibilidad permanente de producto (36%).
  • Soporte técnico y publicitario de la marca (25%).

Finalmente, y refiriéndose específicamente a cuáles son los principales atributos que los clientes valoran al momento de adquirir un alimento balanceado para perros, un 85% del total encuestado destacó la recomendación de un profesional veterinario. Mientras que otras variables consideradas fueron:

  • Precio / Bonificaciones (68%).
  • Soporte de marca (15%).
  • Que incorpore en su formulación productos naturales (15%).
  • Entrega a domicilio (10%).

 

 

Queda claro que a los puntos que tradicionalmente destacaron los profesionales respecto de la comercialización de alimentos balanceados, en esta muestra comienzan a percibirse nuevas tendencias a considerar.

El segundo mercado del mundo en número de propietarios de gatos y el tercero, si se trata de perros, muestra tasas de crecimiento de dos dígitos en el segmento veterinario. ¿Hacia dónde va?

Facundo Sonatti
De la redacción de Revista 2+2

En China hay más perros y gatos que habitantes en la Argentina. Sin embargo, la industria veterinaria del gigante asiático apenas está despertando y en 2020 sus ventas se acercaron por primera vez a los US$ 600 millones.
Para el Dr. Tony Tan, fundador de la consultora Z-Link Biotech, si el mercado creciera tanto en el ratio de medicalización como lo que consumen los propietarios en cada visita a los niveles de los Estados Unidos, China multiplicaría por 10 ese monto en dólares.
En el marco de la edición 2021 del Animal Health Innovation Latam, organizado por la firma Kisaco Research de manera on line, el especialista chino repasó con lujo de detalles los pormenores de este sector con tasas de crecimiento de dos dígitos y grandes oportunidades camino a achicar la brecha con el resto de los mercados referentes de la industria veterinaria de pequeños animales en el mundo.
La primera razón para explicar este vigoroso crecimiento está directamente emparentada al rápido crecimiento de la economía china.
“El incremento en los ingresos de las familias permite destinar un mayor monto al cuidado de sus mascotas”, sintetizó el Dr. Tan. Según la consultora McKinsey, dejando en claro que para 2030 los ingresos medios de una familia tipo urbana en China ascenderán a US$ 1.884 por mes. Del mismo modo, The Economist asegura que 470 millones de personas ya pertenecen a la clase media. Y para Tan, todo está dado para que la industria continúe creciendo a tasas de dos dígitos por al menos los próximos cinco años.

Un oasis en formación

China es el segundo mercado en el mundo en número de propietarios de gatos con 48,6 millones y tercero si se trata de perros con 52,2 millones, solo detrás de los Estados Unidos y Brasil, según las cifras oficiales de la Chinese Pet Industry Whitepaper que compartió Tan.
A su vez, según Euromonitor, hace solo 10 años, menos del 10% de los hogares chinos tenían mascotas. Hoy, ese número alcanzó el 18,7% con la presencia de perros a la cabeza. Si se pone la lupa sobre los gatos, solo en los últimos 5 años, el crecimiento en la adopción de estas mascotas en los hogares creció un 26% en total.
El número de clínicas también acompaña la tendencia, según quedó claro en nuestra cobertura exclusiva para Argentina de lo que fue el Animal Health Innovation Latam.
En mayo de 2020 el número de establecimientos se estimó en 16.000 a lo largo y ancho de todo el país. Cinco provincias superaban en cada caso las 1.000 clínicas para esa fecha y ciudades como Shangai y Pekín suman entre 300 y 400 clínicas, siempre según cifras oficiales.
“El fenómeno de las mascotas no se reduce solo a la adopción, el crecimiento de las franquicias de clínicas veterinarias también es un hecho”, afirmó el expositor de origen chino y agregó: “hay dos compañías que lideran está tendencia por número de clínicas: Ringpai Pet Hospital y New Ruipeng Group. Sin embargo, solo el 16% de las clínicas están bajo la modalidad de franquicias”.
Otra variable que tiene relevancia está puesta en los cambios en los hábitos de consumo más occidentales y el número de personas que viven solas y tienen a la mascota como un símbolo de calidad de vida.
“Se cree que esto explicará el crecimiento de doble dígito de la industria veterinaria en los próximos años. Si hoy son 300 millones de personas en esa condición, se estima que para 2050 el número de personas mayores de 60 años será de 500 millones”, analizó el Dr. Tan. “Tanto el e-commerce como un mayor crecimiento del segmento para gatos traccionarán el crecimiento en los próximos años”, adelantó.

¿Cuál es el ratio de medicalización?

Hace solo 10 años, menos del 10% de los hogares chinos tenían mascotas. Hoy, ese número alcanzó el 18,7%

A lo largo de la presentación en el Animal Health Innovation Latam 2021, el Dr. Tan hizo especial énfasis en el bajo grado de medicalización que aún exhibe el mercado chino en perspectiva con los países más maduros en la industria veterinaria para pequeños animales.
“El ratio de medicalización e incluso la visita regular a la clínica en China aún es baja comparado a mercados más desarrollados.
Tanto en perros como gatos oscila en torno al 25% mientras que, en Japón, Estados Unidos e Inglaterra supera el 80% e incluso en Brasil, ronda el 50%”, comparó. Misma observación hizo sobre el gasto por visita que en China ronda los US$ 14 versus los 26 de Japón o 60 en mercados aún más desarrollados, como España y Australia.
“Partiendo de esos indicadores y sabiendo que aún están alejados de lo que sucede por ejemplo en los Estados Unidos, son muchos los cambios que se avecinan”, adelantó el especialista de la firma Z-Link Biotech.
Si se posa la lupa por un segundo sobre la industria de los laboratorios quedan en evidencia algunos indicadores. Si en 2020, el sector de pequeños animales facturó US$ 596 millones, un 16,7% más que el ejercicio previo, el 44% de ese mercado fue abastecido por medicamentos importados.
La categoría de productos parasitarios es la más importante con US$ 334 millones en ingresos, es decir, 56% del total. Será de US$ 388 millones en 2023, según las proyecciones oficiales. Mientras que las vacunas solo aportan un 15,7% o algo así como US$ 94 millones. En este último segmento el 87% de los productos son importados.
“Muchas compañías de capitales chinos están ingresando a la producción de medicamentos y se estima que hasta un 80% de los productos sean producidos localmente o al menos 50% en el caso de las vacunas en los próximos años”, advirtió Tan y aportó algunos nombres a tener en cuenta: “CAHIC, Ringpu, SinoVet y Pulike son solo algunos de los laboratorios chinos que están creciendo en el segmento de pequeños animales”.

Fármacos y vacunas con nombre propio

La presencia de laboratorios veterinarios de escala global es una realidad en el mercado de pequeños animales de China.
A la hora de ponerle nombres propios a los actores de esta industria, Boehringer Ingelheim domina el mercado en el segmento de mayor facturación, los antiparasitarios, con marcas globales, como Frontline y Nexgard, y ventas por US$ 62 millones, solo el último año. En ese segmento, es seguido por Zoetis (US$ 37 millones) y Elanco (US$ 28 millones), todos laboratorios multinacionales.
En el mercado de vacunas, Zoetis (Fel-O-Vac, Vanguard) es “el rey de China” con US$ 58 millones en ventas. Luego, MSD Salud Animal (Nobivac) generó ingresos por US$ 7,3 millones y Boehringer Ingelheim por US$ 4,2 millones.
Solo para que se tome dimensión de la presencia de laboratorios locales, las empresas chinas tienen menos del 6% de ese segmento del mercado veterinario, según las cifras vertidas por el Dr. Tony Tan, de la consultora Z-Link Biotech, en el marco del Animal Health Innovation Latam 2021, organizado por Kisaco Research.

Adultos, maduros, gerontes, viejos… Elijan la palabra que más les guste para asegurarse de que los gatos con más de siete años lleguen a la veterinaria y sigan un plan de medicina preventiva.

Escribe Natalia Luka
Directora de Dra. Luka Medicina Felina y Regenerativa
dralukat@gmail.com

La medicina preventiva es la medicina del gato y esto es válido en cada momento de su vida. En este artículo les propongo pensar en sus etapas adultas, maduras y geriátricas. Hay mucho por hacer y, muchas veces, pronto.
Hoy nos encontramos cada vez más con gatos que llegan muy sanos a la adultez, e incluso tenemos pacientes muy añosos. Las estadísticas mundiales dicen que la expectativa de vida del gato es de 34 años promedio.
¡Sí, 34! Y por suerte no me sorprende.

Que el gato envejezca y no salga al exterior no significa que no tengamos que considerar su calendario de vacunación.

Por nuestro lado, somos cada vez más los veterinarios que nos dedicamos casi exclusivamente a la medicina felina y que nos adentramos más en este mundo tan diferente y a la vez fascinante. Por otro lado, la industria también nos acompaña: laboratorios que ofrecen nuevas herramientas diagnósticas para enfermedades del felino y empresas del rubro con productos cat friendly, amigables, pensados para que medicalizar al gato no sea una «tortura» para él sino una manera simple y amorosa de hacer tratamientos que realmente necesita.
Y en lo que respecta al tutor, el gato es considerado como un miembro de su familia y, como tal, nos exige cada vez más a los veterinarios. Es también un hecho que el tutor del gato, en comparación con el del perro, invierte más dinero en especialistas, diagnósticos, tratamientos y todo lo que el paciente necesita.
Pero todavía falta. El porcentaje de visitas al veterinario sigue siendo muy bajo.
En Argentina, ni siquiera llega a una visita por año. Se cree que esto pasa porque los felinos como especie ocultan el dolor y las enfermedades. Sabemos que el gato es estoico. ¿Y si prevenimos?
Si un gato puede llegar a vivir 34 años…
¿Qué más debemos hacer, además de vacunar y desparasitar cada año?
¡Mucho! Les propongo evaluar paso a paso algunos tips que nos servirán para seguir acompañando a ese gato y su familia por muchísimos años, con la mejor calidad de vida y bienestar posible.

Preparando el camino

Según la Asociación Americana de Medicina Felina (AAFP), que recomienda un mínimo de una visita por año en todos los gatos, cada 6 meses en gatos seniors y más frecuentemente en felinos con enfermedades crónicas, las etapas de la vida son las que se muestran en la Tabla N° 1.

  • Gato adulto: hasta los 6 años.
  • Gato maduro: de 7 a 10 años.
  • Gato senior: más de 10 años.

A título personal, creo que lo mejor es empezar cuanto antes a indagar en algunos temas para comenzar a prevenir futuros problemas. Se trata de promover la salud y la longevidad, enfocándonos en la detección temprana de enfermedades.
Si los gatos nos visitan una vez al año, sugiero aprovechar la consulta cuando tienen 6 o 7 años para comunicar al tutor que pronto comenzaremos con los chequeos anuales y explicarle cuáles son las enfermedades que podrán ir apareciendo a lo largo del envejecimiento, como la enfermedad renal, los tumores, el hipertiroidismo, el dolor crónico articular o artrosis…
Eso nos da el puntapié inicial para comenzar un programa preventivo y es ahí cuando, en general, ese tutor nos dice: ¡Hagamos todo lo que haya que hacer!

Qué hacer en la consulta del gato mayor

La consulta clínica incluirá todo aquello que necesitamos evaluar en el felino adulto-maduro-geriátrico más allá de la vacunación. En este punto, vale la pena mencionar que debemos analizar el costo/beneficio de la vacunación y tener en cuenta las vacunas obligatorias ya que el paciente, al ir envejeciendo, será menos inmunocompetente y es necesario evaluar cada caso en particular. Que el gato envejezca y no salga al exterior no significa que no tengamos que considerar su calendario.
En cada consulta clínica debemos evaluar el estado de su hidratación, cambios de apetito, vómitos o diarrea. Si existe polidipsia o poliuria, si hay cambios en su actividad nocturna o vocalización, cambios en la movilidad, visión, alteración en el acicalado, si hay masas o tumores.
También, tenemos que evaluar si ha habido ganancia o pérdida de peso y las enfermedades que podrían estar relacionadas.
Es aquí donde hacemos uso de los exámenes complementarios de sangre, orina y fundamentalmente el ecocardiograma, que nos aportará muchos datos importantes de enfermedades cardiológicas frecuentes en los gatos, que a veces se nos pueden escapar en la auscultación de rutina (el gato sopla poco, pero se enferma).

La presión arterial

Dentro de la consulta clínica hago hincapié en algo fundamental: la medición de la presión arterial. La hipertensión es una enfermedad silenciosa que, muchas veces, puede terminar con afecciones graves en el felino.
¿Y si empezamos a medirla de rutina en ese paciente?
Recordemos que la hipertensión se relaciona con la afección de diferentes órganos, como el sistema nervioso, riñón, corazón, retina, glándulas.
Es muy común la enfermedad renal crónica, el hipertiroidismo o ambos, un gran combo catastrófico que muchas veces puede terminar complicando gravemente la salud del gato y que hoy, lamentablemente, está a la orden del día.
Ir midiendo de rutina, conociendo a nuestro paciente (incluso en aquellas mediciones que podrán dar altas por efecto bata blanca) nos permitirá ir evaluando, y sobre todo, detectar si hay lesiones en órgano blanco, medicando según el caso.
Es muy triste ver pacientes con ceguera o afecciones renales que no han sido abordados a tiempo y que podrían haberse prevenido.
De la mano de la medición de la presión arterial sugiero siempre realizar el fondo de ojos. Es muy simple en el felino, nos aporta información muy valiosa y la decisión terapéutica rápida con fármacos puede intentar normalizar o revertir la situación.

El examen oral

Muchos tutores se quedan atónitos cuando les pregunto cada cuánto cepillan los dientes del gato. “¿A los gatos hay que cepillarles los dientes?”, responde la mayoría.
Sí, y el exámen oral es fundamental porque cuando miro la boca del gato lo que suele aparecer no es de lo mejor: moderada a severa enfermedad periodontal, molestia, dolor asociado a gingivitis, exposición de las furcas, piezas que ya no están, expansiones alveolares o varias de estas patologías todas juntas.
La enfermedad periodontal se puede manejar preventivamente con el cepillado, algo que les enseño a los tutores en la consulta pediátrica, así como un juego, pero que será para toda la vida del gato.
Sabemos que toda esa placa bacteriana afectará a otros órganos, entonces les digo a los tutores: ¿vos cada cuánto te lavás los dientes? Risas… y establecemos un programa de prevención que puedan cumplir a lo largo del tiempo, en forma constante, para lograr la mejor calidad de vida a largo plazo.

El análisis de orina

Una de las herramientas fundamentales en el gato es el análisis de orina y es de enorme importancia comenzar a realizarlo a partir de los 5 o 6 años y luego repetirlo anualmente como rutina preventiva.
Y me detengo acá a reflexionar: son muchos los pacientes que veo por día y son pocos los que, aun con enfermedades crónicas como la enfermedad renal, e incluso la cistitis intersticial, no han sido abordados minuciosamente con este estudio.
Creo que podemos trabajar mejor: por un lado, instruir al tutor sobre cómo tomar una muestra de orina en casa es fundamental.
La mayoría de las veces me dicen que es imposible, que el gato no se va a dejar, entonces les explico los métodos incluso con dibujos. Mostrarles tres a cuatro alternativas para que puedan amigablemente juntar la muestra y ofrecerles incluso el laboratorio que retira la orina en el día me permite contar con información valiosa para poder trabajar en la prevención.
Por otro lado, me pregunto por qué el análisis de orina no se incluye tanto en la rutina, algo tan simple, económico y que nos da tantos datos. Que incluso podemos hacerlo nosotros mismos para poder tener resultados rápidos en la camilla con el paciente.
Es un estudio que nos aporta infinidad de datos a tener en cuenta en la medicina interna y muchas veces nos ubica en prediagnósticos específicos. Utilizamos de la refractometría (preferentemente refractómetro veterinario) para evaluar la densidad urinaria junto con las tiras de orina de veterinaria y por supuesto la evaluación del sedimento. Recomiendo realizar con esa muestra cuando se pueda un Heller, técnica cualitativa que nos sirve para evaluar proteinuria junto al Up/Uc (relación proteína creatinina en la orina) como análisis básico.
Hasta aquí, esta primera parte de la consulta con gatos gerontes. En la próxima edición de la Revista 2+2 seguiremos hablando de este tema tan importante y de lo que para mí es un mantra: la medicina preventiva es la medicina del gato.

Más sobre Natalia Luka

Veterinaria egresada de la FCV de la Universidad de Buenos Aires. Especializada en Medicina Felina en Casilda, Universidad Nacional de Rosario. Especializada en medicina regenerativa y células madre. Certificada Cat Friendly Práctice por la AAFP, de la cual es miembro al igual que de la ISFM, AaMeFe y LACERVET. Docente nacional e internacional. Sitio Web: www.draluka.com.ar. | Instagram: @dra_luka.