Las claves de la consulta de los felinos mayores (II) - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
HomeInstagramLas claves de la consulta de los felinos mayores (II)

Las claves de la consulta de los felinos mayores (II)

"Podemos trabajar en equipo con los tutores: pensemos juntos las mejores estrategias de prevención". Natalia Luka.

«Podemos trabajar en equipo con los tutores: pensemos juntos las mejores estrategias de prevención». Natalia Luka.

En esta segunda parte, hacemos un recorrido por las enfermedades de mayor prevalencia en los gatos maduros para estar atentos a su detección temprana. Paso a paso para abordarlas en la consulta.

Escribe Natalia Luka
Directora de Dra. Luka Medicina Felina y Regenerativa.
dralukat@gmail.com

La medicina preventiva es la medicina del gato, por eso seguimos haciendo énfasis en su ejercicio en cada etapa de la vida. En la edición anterior de esta Revista 2+2, empezamos a hablar de la consulta de los gatos maduros y geriátricos, donde hay mucho para hacer.
Es un momento en la vida de los felinos en el que debemos tener en cuenta diversas enfermedades que pueden aparecer y estar preparados para ayudar a prevenir o acompañar.
Les propongo evaluar paso a paso algunos tips que nos servirán para seguir acompañando a ese gato y su familia, por muchísimos años, con la mejor calidad de vida y bienestar posible.
Sabemos que el gato es estoico… ¿y si prevenimos? ¿y si estamos preparados?
Los dueños de gatos están dispuestos a buscar más atención veterinaria cuando ven cómo mejorar su calidad de vida y se detectan a tiempo enfermedades, reduciendo así los gastos a largo plazo asociados con la atención médica de sus felinos.
Estemos preparados para esta demanda.
Las enfermedades con mayor prevalencia en el felino geriátrico son: la enfermedad renal, el cáncer, el hipertiroidismo y la artrosis, entre otras.
Sobre ellas trataremos en este artículo con el fin de promover la salud en la longevidad, haciendo foco en la detección temprana.

Enfermedad renal

Sabemos que existen estadios IRIS, y también sabemos que en general el gato morirá con esta enfermedad, por lo que les comparto una forma de trabajo que creo nos podrá ayudar. Al explicar al tutor la importancia de hacer análisis de orina en forma preventiva desde los 6 años, aprovecho este momento para charlar acerca de esta enfermedad y de lo importante que es, si se puede, identificar rápidamente el estadío 1 para comenzar a trabajar en forma temprana.
Y acá, otra vez, es donde podemos trabajar en equipo con los tutores: pensemos juntos las mejores estrategias de prevención. Sobre todo, teniendo en cuenta que muchas veces ese gato llega a la consulta deshidratado, no come hace días, tiene altísima la creatinina… y lo internamos (si el propietario quiere) pero sabemos las pocas chances que tendrán algunos de ellos de salir adelante. En este momento me detengo a pensar en voz alta: ¿y si hacemos chequeos sistemáticos?
Quizás logremos no llegar tarde y ganemos ese valioso tiempo que necesitamos (y a veces no tendremos) porque vamos en contra del reloj. Por eso, en gatos mayores a 6 años podemos comenzar con un análisis de orina y sangre anual. Así vamos siguiendo a ese paciente, hacemos curvas de creatinina y, si podemos, el SDMA, hermoso predictor en esta enfermedad cuando lo tenemos a nuestro alcance.

Hipertiroidismo

¿Enfermedad subdiagnosticada? El que busca encuentra, dice el refrán. Y esto es sumamente cierto. Desde las asociaciones de medicina felina internacionales se recomienda medir las hormonas T4 y T4 total desde los 6 o 7 años. Y les comparto que desde que empecé a hacerlo hace años, no he dejado de sorprenderme.
Por un lado, el gato sintomático de libro: diarreas o vómitos crónicos, pérdida de peso sin causa aparente y con apetito, hipertensión y cardiopatías, vocalización excesiva y ese gato que de golpe se vuelve hiperactivo (tan importante la charla con el tutor en consulta).
En estos casos sabemos que seguramente las hormonas nos darán altas.
Lo que me sorprende es la cantidad de casos que vi en estos años de gatos con signos gastrointestinales que no tenían diagnóstico definitivo y sí, las hormonas altas, y tenemos rápidamente que ponernos a trabajar. El hipertiroidismo es una enfermedad que puede ser grave (tormenta tiroidea), pero que tiene por suerte en nuestro país varias herramientas para diagnosticar (incluso con centellografía) y tratamientos desde el farmacológico médico hasta terapia con Yodo gracias a los avances hace años del servicio del Dr. Jorge García en la Argentina.

Artrosis y dolor crónico

El envejecimiento no viene solo, aunque a veces el dolor y el gato no son el fiel reflejo de la realidad.
El dolor produce efectos negativos tanto psicológicos como emocionales. El dolor retrasa la recuperación, tiene un impacto negativo en el bienestar del paciente y perjudica el vínculo con el dueño y el equipo veterinario. En los gatos gerontes podemos tener dolor osteo músculo articular o dolor por cáncer, entre otras causas.
Tengamos en cuenta que la enfermedad dolor crónico en el gato de la tercera edad viene acompañando al gato aunque no lo veamos ni nos cuente el tutor. Hay que pensar siempre en no restarle valor al dolor. Ante la duda, el dolor se debe tratar. Sabemos que el gato, por su evolución, es el gran escondedor pero no por ello esperaremos a que haya signos clínicos para tratar, pudiendo antes de tiempo seguramente tener más datos.
En la anamnesis siempre debemos insistir en las actividades del gato: ¿se esconde? ¿dejó de saltar o le cuesta? ¿duerme más? ¿se lame o muerde alguna parte del cuerpo? ¿tiene eliminación inadecuada? ¿está constipado? ¿tiene atrofia muscular? Todos estos signos pueden estar relacionados con el dolor y los podemos conocer antes de revisar al gato.
También es fundamental la observación de su pelo: pelo sucio, gato probablemente enfermo, decimos entre gatólogos. Luego, en la camilla y despacio, deberemos revisar los puntos álgidos en las articulaciones que en general más se comprometen en los gatos: hombros, codos, columna lumbar. Estos podrán variar dependiendo del comportamiento del gato: indoor o outdoor.
Tengamos en cuenta la variedad de tratamientos que hoy tenemos a nuestro alcance: farmacológicos con Aines: de preferencia internacional el Meloxicam (ISFM AND AAFP CONSENSUS GUIDELINES Journal of Feline Medicine and Surgery (2010) 12, 521–538 doi:10.1016/j.jfms.2010.05.004), la terapia física, fisiokinesioterapia, la medicina china como la acupuntura, entre otros. Yo soy muy pero muy fan de las terapias físicas y las agujas: no hay mejor deleite para mis ojos que ver al gato cómo generalmente disfruta de su espacio de tratamiento cuando es realizado en forma amigable, y la familia disfruta junto al gato de su bienestar. Muchas veces haremos terapias combinadas, las mismas multimodales pensadas para ese paciente en particular, incluso hoy las terapias de células madre intraarticulares e intramusculares nos acercan tratamientos actualizados que nos ayudarán a promover dicho bienestar y calidad de vida.

Cardiopatías

Es muy común tener gatos gerontes con soplos. Incluso cuando “el felino es una especie que no sopla demasiado”, como decimos los veterinarios, sabemos que más del 60% de los gatos de 9 años podrán tener soplos. La auscultación y el ecocardiograma junto a la medición de la presión arterial siguen siendo los métodos de elección para estudiar el corazón de nuestros pacientes felinos. Las cardiopatías que mayormente vemos son las Hipertróficas, por ello es tan importante el ecocardiograma y PAS anual de control.

Disfunción cognitiva

Es fundamental en la consulta del gato geronte hablar de estos temas con los tutores. A veces, cuando preguntamos, llegamos a información muy valiosa que quizás a ellos no les pareció relevante mencionar pero que a nosotros nos servirá muchísimo a la hora de buscar las causas.
El síndrome de disfunción cognitiva como tal es muy difícil de diagnosticar. La mayoría de las veces lo haremos por exclusión de otras patologías ya que hay muchos problemas médicos que cursan con cambios similares de comportamiento.
La desorientación y pérdida de memoria, la inquietud, los cambios en la interacción con el medio, los desórdenes del sueño, cambios en sus actividades o trastornos de ansiedad son algunos de los signos que debemos tener en cuenta.
El más importante o quizás el que podamos ver más rápidamente es la vocalización. Gatos que vocalizan cuando nunca lo hacían, otros que aumentan la cantidad de veces e incluso el tono del mismo.
Muchas veces esto puede ocurrir por estrés, dolor, angustia o hasta por pérdida de la visión. Recomiendo trabajar junto a los tutores, poniendolos al tanto y entregándoles toda la información que tengamos disponible para que se involucren en el tema.

Disminución sensorial

La pérdida de la visión, la olfacción y el oído pueden estar asociadas a trastornos del comportamiento como la irritabilidad o la agresión, pérdida del apetito, aumento de la vocalización, trastornos del sueño, desorientación, síntomas a los cuales debemos prestar atención para ver los pasos a seguir para el manejo médico.

Cáncer

Podemos encontrar un sinfín de diferentes tipos de neoplasias en los pacientes añosos. Acá la medicina preventiva juega un rol fundamental. Salió un bulto o deformación de más: punzamos, hacemos improntas, biopsias. Bajo ningún punto de vista esperar a ver si crece será una opción. Hoy por suerte tenemos muchísimas herramientas para trabajar en forma anticipada, específica y diagnóstica: se punza, se tiñe, lo miramos al microscopio, biopsiamos, las ve el patólogo, hacemos pruebas como las de Inmunofluorescencia.
Sabemos si hay virus asociados como el VIF y el Vilef. Todo esto nos ayudará no solo a establecer el mejor tratamiento sino el pronóstico, especialmente teniendo en cuenta que contamos en la Argentina con protocolos quimioterápicos, inmunoterápicos, radioterapia, cirugía y las terapias combinadas.
Con toda este repaso hemos terminado este paneo general de medicina preventiva según cada etapa de la vida del gato. Ojalá les haya sido de utilidad y nos sirva para seguir compartiendo esta información tan valiosa entre nosotros para poder siempre trabajar lo mejor que podamos.

Accedé a todas las notas de Natalia Luka en esta Revista 2+2

Accedé a todas las notas que Natalia Luka, directora de Dra. Luka Medicina Felina y Regenerativa, compartió durante 2021 en este medio haciendo click acá.

Comentarios

COMPARTIR:
MSD – Bravecto – Dic 21 – Horizontal Notas
Valoración: