noviembre 2021 - Página 2 de 4 - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
Home2021noviembre (Page 2)

No hablamos de un elixir universal, ni la Panacea para corregir cualquier tipo de dolor en cualquier tipo de paciente canino o felino. Debemos escaparle a la idea de que “con dos o tres gotitas de cannabis por día está todo solucionado”.

MV Marcelo Zysman
Presidente de la Sociedad Iberoamericana de Algiología Veterinaria (SIAVet).
www.siavet.com.ar

El Cannabis medicinal es una herramienta estupenda en el manejo del dolor crónico. Además, en procesos oncológicos el sistema endocannabinoide se manifiesta muy activo. Las sustancias cannabinoides pueden favorecer bloqueos, inhibiciones o circunstancias en las cuales sea propicia la activación de otros mecanismos que permiten regular, ya no la progresión del fenómeno oncológico sino una de sus consecuencias innegables, que es el dolor.
No existe posibilidad de atravesar un proceso oncológico sin dolor. Incluso en el caso de tumores que no sólo invaden por células, sino que liberan sustancias que pueden hacer que el paciente perciba más dolor que el generado, se probó que determinados elementos cannabinoides pueden favorecer su bienestar.
Si bien los colegas están dispuestos a la incorporación de los cannabinoides, es clave reflexionar. Argentina ha estandarizado dos tipos de semillas, por transgenia, que permiten con su cultivo obtener en la flor siempre los mismos cannabinoides. Estos pueden ser testeados y evaluados por sistemas de cromatografía que algunos laboratorios hoy pueden desarrollar. De tal manera podemos saber, por ejemplo, porcentajes de THC o CBD1.

ACCEDÉ AL INFORME COMPLETO REALIZADO POR MOTIVAR SOBRE ESTE TEMA
HACÉ CLICK ACÁ

Más allá de esto y a la hora de avanzar en procesos formales, falta desarrollar el tipo de tierra que requieran esas semillas; la cantidad de horas sol, el tipo de agua para su riego y el tipo de aceite que se empleará, por ejemplo.
En este contexto, la industria farmacéutica seguramente buscará desarrollar productos confiables, que respondan a una lógica con aprobación oficial de los organismos correspondientes. Esa aprobación nos garantizará que lo que compremos como profesionales será igual, hoy, mañana o dentro de un año.
Dentro de SIAVet y en asociación con otras entidades que trabajan el tema cannabis, dictamos cursos formales para la interpretación del sistema endocannabinoide, su fisiología y los usos de productos que pueden estar, regulaciones por medio, presentes en cada país, entre otros temas.

*Esta nota fue publicada en la edición Nº 227 de MOTIVAR

Betancurt. “Hablar de Cannabis medicinal es hablar de Ciencia”.

Betancurt. “Hablar de Cannabis medicinal es hablar de Ciencia”.

El MV John Betancurt es el director científico de Vetcann y desde Colombia nos cuenta los principales avances de estas terapias en los animales. ¿Qué tienen que saber los veterinarios? ¿Y los laboratorios?

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Guadalupe Varelli
guadalupe@motivar.com.ar

El Cannabis medicinal abre una nueva ventana, una gran oportunidad para abordar diversas patologías en los animales. Esto no implica ignorar los tratamientos alopáticos que conocemos. No se trata de competir, sino de sumar entre todos en favor de la salud de los pacientes”. Así de concreto fue el MV colombiano John Betancurt, director científico de la Red de Cannabis Medicinal Veterinaria (Vetcann).

Dejando en claro que “estamos hablando de Ciencia”, el también Máster en Agroecología y Desarrollo Sustentable, nos ayudó a comprender la situación actual y el desarrollo de estas terapias en la región y el mundo.
“Sea cual fuere su uso, Cannabis Sativa L es la única especie de Cannabis y cuenta con 126 compuestos (APIs) que pueden tener, de manera individual, potenciales farmacéuticos más que interesantes”, avanzó Betancurt en una entrevista que pueden ver completa (en video) con solo escanear el Código QR que completa este artículo o bien ingresando en el Canal www.youtube.com.ar.
“Ya entre los años 1800 y 1930, la planta del Cannabis era legal y muy utilizada en caballos, vacas y otros rumiantes. Había productos, de laboratorios que aún existen, que se empleaban en casos de cólicos, diarreas, inflamaciones, problemas gastrointestinales y para aumentar el consumo de alimento”, aseguró el investigador y consultor.
Sin embargo y a partir de las prohibiciones que se establecieron en 1930 en el marco de lo que se denominó la lucha contra las drogas, durante más de 100 años el cannabis pasó a ser ilegal. “Cuando hace algunas décadas se volvió a regularizar su situación en determinados países, se retomaron las investigaciones. Si bien esto se dio principalmente en medicina humana, en veterinaria se evolucionó, sabiendo hoy dónde están los receptores cannabinoides en los perros, por ejemplo”, aseguró Betancurt. Y reforzó: “Al Cannabis siempre le exigimos más por todos los estigmas que lo rodean, pero hay moléculas como la Dipirona, que usamos todo el tiempo en nuestra actividad, sobre la cual todavía no leí ningún estudio en modelos animales”.

En primera persona

John Betancurt es paciente epiléptico desde su nacimiento y en 2001 fue diagnosticado con epilepsia refractaria.
Luego de fracasar con cocteles de químicos -y sus efectos secundarios a cuesta-, decidió una segunda opción, vinculada con el Cannabis medicinal, la cual le permitió evitar cirugías y más medicamentos alopáticos. “Fue el puntapié para comenzar a investigar plantas de uso legal. Como veterinario necesitaba pasar ese conocimiento a mis pacientes animales”, explicó. Y remarcó: “Así empezamos con la ONG familiar Conciencia Verde, que surge y avanza con un enfoque médico, científico y el abordaje individualizado de los pacientes junto a su familia”.
Además, y desde hace casi 5 años, cuando se reglamentó el uso del Cannabis medicinal en Colombia, Betancur avanzó con la Red Cannabis Medicinal Veterinaria que hoy está presente también en México, Brasil, Chile y Australia. Disponible en www.vetcann.org, la entidad cuenta con su revista Remevet, en la cual se publican distintos trabajos locales a cargo de referentes en el tema.
“Una de nuestras misiones es acercar el mundo del Cannabis medicinal a toda la comunidad profesional; no solo a los que ya tienen la vocación de aceptarlo sino a quienes aún mantienen prejuicios o consideran que no es una medicina”, agregó Betancurt, para luego invitarnos a participar del tercer congreso internacional de Cannabis Medicinal en Animales: “Vetcann On Line 2021”, que se realiza del 15 al 21 de noviembre.

¿Es legal?

En la actualidad, son 52 los países que tienen regularizado el tema, pero en distintas etapas. Por ejemplo, el CBD -siendo un cannabinoide- se ha manejado de manera lícita como suplemento alimenticio en los Estados Unidos y distintos países de Europa. En nuestra región, Uruguay cuenta desde hace años con un marco regulatorio y también en México ya los veterinarios se encuentran recetando estas terapias de manera legal.
En el caso de Colombia, tiene la legislación más moderna y tiene algunos aspectos centrales: 1) desde el primer momento señala que médicos humanos y veterinarios pueden prescribir cannabis a sus pacientes, 2) contempla que el cáñamo es de categoría industrial y 3) al ser considerado el THC como cannabis medicinal, hay legislación, licencias de investigación y aprobación para sacar productos altos en este fitocannabinoide.

LEÉ LA ENTREVISTA CON MARCELO MORANTE DEL MINISTERIO DE SALUD
HACÉ CLICK ACÁ

En Argentina, la Ley Nº 27.350 manifiesta que toda la reglamentación ligada al Cannabis de uso medicinal está destinada a “investigar los fines terapéuticos y científicos de la planta de cannabis y sus derivados en la terapéutica humana”. Los animales no humanos no son tenidos en cuenta en esta Ley, ni en sus decretos reglamentarios o resoluciones posteriores.
Frente a esto, MOTIVAR tomó contacto con Marcelo Morante, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata y coordinador del Programa Nacional de Investigación de los usos medicinales del Cannabis, del Ministerio de Salud de la Nación.
“Los cambios primero se legitiman en la sociedad y después se legislan. Ahora son los veterinarios organizados los que van a lograr que el marco regulatorio los contemple como actores fundamentales que son en este tema”, explicó el profesional que estuviera presente en la Expo Cannabis 2021 realizada en La Rural de Palermo (Ver recuadro).

LEÉ MÁS SOBRE LA PARTICIPACIÓN DE LOS VETERINARIOS EN EXPO CANNABIS 2021
HACÉ CLICK ACÁ

Allí también se hicieron presentes representantes de Veterinarios Cannábicos Argentinos, quienes tuvieron una activa participación, no solo en la promoción del tema, sino también dando charlas a los asistentes (Ver recuadro).

¿Qué se sabe en Veterinaria?

Si bien todos los detalles sobre este tema están disponibles en la entrevista completa que realizamos con John Betancurt, vale aquí destacar cómo el Cannabis medicinal se vincula con casos de enfermedades neurodegenerativas o aquellas relacionadas con el sistema neurológico, como la epilepsia.
“Claramente se ha estudiado el efecto paliativo en animales que están en una etapa terminal o con un pronóstico de cáncer desfavorable, no como cura, sino para mantener el bienestar de ese animal”, reforzó Betancurt abriéndonos la puerta para sumar a este informe al MV Marcelo Zysman (SIAVet), en la búsqueda de profundizar sobre estas temáticas.

LEÉ LA OPINIÓN DE MARCELO ZYSMAN
HACÉ CLICK ACÁ

Más allá de esto, también se conoce el potencial del CBD ante inflamaciones y su acción en algunas enfermedades autoinmunes como artrosis.
“El mejor de los escenarios para los veterinarios y para los pacientes es tener productos de línea farmacéutica, seguros y trazables. No es igual un cannabis que otro”, reforzó el MV John Betancurt, dejando en claro que, en los distintos países, y dependiendo el momento, existen baches legales y riesgos.
“La preocupación es no perder su poder de prescripción de este tipo de medicinas y dejarla en manos de alguien que produce “plantas bonitas”. Todos estos tratamientos deben estar a cargo de un profesional de la salud. En el caso de los animales debe ser un veterinario”, insiste Betancurt.
“Es clave poder dar una opción terapéutica a los pacientes, pero siempre en el marco de la bioética. Si tenemos acceso a aceites, debemos procurar que sean trazables y lo más cercanos posibles a la calidad de una línea farmacéutica. No solo debemos considerar de dónde viene el producto y el modo en que se cultiva, sino también exigir análisis y datos de su composición. No se trata de dar “unas gotitas”, sino de establecer la concentración y miligramos necesarios para abordar una determinada patología en base al peso y las condiciones de cada paciente”, nos ilustró Betancurt.
Y subrayó: “Hay que hablar del Cannabis como de cualquier otra medicina”.

El THC y su impacto en los animales

“Al igual que el resto de los 125 fitocannabinoides, el THC tiene un potencial terapéutico enorme. Pero claro, hablamos de un componente muy controvertido de la planta, perseguido y satanizado desde los 70”, sostiene nuestro entrevistado, indicando que incluso dentro de la industria veterinaria hay resistencia al tema. De allí la relevancia de los estudios realizados en Colombia y otros países de manera legal, donde se estableció que el THC es altamente potente, el equivalente, por ejemplo, a 10 veces el CBD.
“La dosis hace al veneno y lo mismo aplica en este caso. No nos asustan los opioides, ni los anestésicos, pero el Cannabis sí… En el caso del THC y con dosis muy bajas, podemos hacer que el paciente no tenga algunos efectos adversos de la quimioterápica”, ejemplificó.
“Sabemos que hay un sistema cannabinoide que está en todos los animales, sabemos dónde están los receptores y que los CB1 están más estimulados por el THC. Ya hay estudios y casos de la seguridad del producto. Por ejemplo, como broncodilatador en asma felina y donde con bajas cantidades y a veces nebulizados logramos efectos. ¿Por qué descartarlo si puede funcionar?”.

¿Para cuándo los productos farmacéuticos veterinarios?

A medida que la legislación avanza, en los distintos países comienzan a percibirse situaciones similares, con la aparición de productos artesanales o frascos que de manera ilegal llegan a manos de los tutores de los pacientes, importaciones poco claras y productos legales que buscan salir al mercado.
En Colombia ya son legales en línea humana dos productos, uno de una empresa local y otro importado.
Mientras que en el rubro veterinario se espera para 2022 tener aprobado un producto de línea magistral (con las licencias tanto de los Ministerios del Interior y Salud, como también del ICA) y algunos cosméticos de línea veterinaria totalmente legal. “En el corto plazo también esperamos tener productos farmacéuticos a base de Cannabis registrados en líneas específicas por especie animal, seguramente con el tratamiento del dolor en el centro de la escena, así como el caso de enfermedades neurodegenerativas como la epilepsia y generando novedades en base a la casuística de casos que se vive en las clínicas veterinarias a diario”, nos adelantó Betancurt.
Finalmente, nuestro entrevistado dejó en claro que el futuro del Cannabis medicinal en veterinaria depende en gran medida de que su prescripción quede exclusivamente a cargo de los médicos veterinarios. “Tenemos que unirnos los investigadores, la Academia, el Estado, los pacientes y la industria para avanzar. Si no, vamos a estar girando en círculos permanentemente”, concluyó.

*Esta nota fue publicada en la edición Nº 227 de MOTIVAR

Atraer clientes nuevos y no retenerlos es un indicador de que algo no funciona bien en la veterinaria. Brindar una buena experiencia es la estrategia más rentable, tal como les cuento a continuación…

Escribe Eliana Mogollón
Consultora en Veterinaria. Colombia.
elianamogollonvergara@gmail.com

El camino de toda empresa para conseguir clientes nuevos es bastante similar al que recorremos cuando queremos conseguir pareja, por ejemplo:

  • Primero buscamos un perfil que consideramos ideal.
  • Tratamos de conocer sus gustos y necesidades.
  • Exponemos nuestra ayuda y compañía hacia el o ella.
  • Concretamos iniciar una relación (venta).
  • Nos seguimos conociendo y enamorando hasta llegar a una fidelización real y duradera.

Pasos más o pasos menos, pero es una estructura cercana a lo que puede pasar en los dos tipos de relaciones.
Ahora… ¿se imaginan que solo logremos iniciar la relación, pero después de eso nunca funcionen las cosas?
El panorama sería desgastante, ya que en el amor tendríamos que estar buscando pareja todo el tiempo. Y con los clientes, igualmente, tendríamos que buscar nuevos clientes de forma constante y exhaustiva.

Un cliente fiel a una marca no solo compra más veces, también se vuelve un referenciador potente de nuestros productos y servicios. Es decir, se vuelve un canal de ventas.»

Es por eso que el hecho de avanzar hacia una fidelización real y duradera toma máxima relevancia en el éxito de las empresas. Poder seguir conociendo a los clientes, brindarles constante atención, buen servicio, hará que lleguemos a tenerlos con nosotros por mucho tiempo y que minimicemos la infidelidad, es decir, que se vayan a otras veterinarias.
Muchas veces enfocamos nuestro tiempo y recursos económicos en conseguir clientes nuevos…, nos obsesionamos con llevar personas nuevas a la puerta de nuestra empresa, pero dejamos de lado todo lo que puede pasar luego en nuestro vínculo; es decir, la experiencia integral del cliente.

La importancia de invertir en la experiencia de los clientes

Los clientes recurrentes deben ser la base fundamental del ingreso mensual de nuestras empresas veterinarias.
Según estudios de compañías dedicadas a analizar los factores que influyen en el crecimiento exponencial de las empresas exitosas, el panorama ideal en cuanto a los ingresos debería ser el que se muestra en el Cuadro N° 1.

Cuadro N° 1: Los clientes recurrentes deben ser la base central de nuestros ingresos.

Lo anterior quiere decir que las empresas que crecen exponencialmente, enfocan sus esfuerzos en conseguir que sus ingresos sean 40% por clientes nuevos, atraídos por estrategias de mercadeo o diferentes canales de venta, y el 60% restante debe ser obtenido por la recompra (clientes antiguos), gracias a la buena y satisfactoria experiencia al cliente.
Asimismo, cabe recordar que un cliente fiel a una marca no solo compra más veces, también se vuelve un referenciador potente de nuestros productos y servicios.
Es decir, se vuelve un canal de ventas en sí mismo (Ver Cuadro N° 2).

Cuadro N° 2: Los clientes fieles a la veterinaria generan atracción hacia los nuevos.

Ideas para invertir en experiencia al cliente

Hablando puntualmente de clínicas veterinarias, les dejaré algunas ideas de acciones que puedan ayudar en la tarea de enamorar a clientes recurrentes:

Muchas veces enfocamos nuestro tiempo y recursos económicos en conseguir clientes nuevos; nos obsesionamos con llevar personas nuevas a la puerta de nuestra empresa, pero dejamos de lado todo lo que puede pasar luego; es decir, la experiencia integral del cliente.»

  • Cumpleaños de mascotas. Una idea “cliché” que no falla. Preparen una tarjeta de cumpleaños de sus clientes y envíensela al mail, teléfono o a su casa.
  • Segmento de clientes por etapa de vida. Clasifiquen sus pacientes en cachorros, adultos y geriátricos. Inviten a cada grupo de clientes y en diferentes momentos preséntenles una capacitación de 1 hora en donde les expongan los cuidados de salud en la etapa de vida en la que se encuentran sus mascotas.
  • Seguimiento de pacientes. Filtren en el sistema de control médico (software, Excel) de forma periódica, por ejemplo mensual, a todos los pacientes que tuvieron consulta o estuvieron en hospital. Pregunten su estado de salud y ofrezcan su ayuda y disposición en el momento en que el cliente los requiera.
  • Segmento de clientes por patología, edad, sexo. Igualmente, preparen una capacitación acerca de cuidados de salud acordes a las diferentes patologías, riesgos de enfermedades según la raza o beneficios de la esterilización tanto en machos como en hembras.
  • Clientes Top. Algo que considero importante es filtrar a los clientes que más facturación tienen en el mes o en el año. A ese grupo de personas pueden prepararles un premio especial. El factor sorpresa funciona muy bien.
  • Encuestas de satisfacción. Realicen formatos de encuestas de satisfacción en donde conozcan de cerca la opinión del cliente. Recauden y organicen la información mensualmente, posterior a eso compartan los resultados con todo el equipo de trabajo y si hay alguna opinión desfavorable, hagan el seguimiento respectivo. Al cliente le encanta ser escuchado.
  • Estrategia de sentidos. Los sentidos en la experiencia del cliente juegan un papel fundamental. Por tanto, procuren que sus clínicas se vean organizadas, que el olor de las instalaciones sea agradable, que la sala de espera sea cómoda, que la música sea agradable, que los mensajes de WhatsApp, mail, msm o cualquier medio de comunicación que tengan, sean claros y sin errores de ortografía.

¿Cómo saber si está siendo verdaderamente rentable invertir en experiencia al cliente?

# EL NUMERO #

60

Debe ser el porcentaje de ingresos provenientes de clientes antiguos para ser una empresa exitosa.

Por supuesto que no se necesita accionar todas las ideas en un solo momento, pueden hacerlo en la medida en que sus recursos económicos y humanos lo permitan. Lo importante es iniciar por algo y no pasar por alto el enamoramiento a los clientes antiguos.

Ahora bien, para saber qué tan efectiva y rentable es la gestión de experiencia al cliente, tienes que evaluar:

  • Antigüedad de los compradores. Es importante que cada vez que llegue un cliente nuevo a la clínica, registren la fecha de ingreso.
    Con eso, cuando hagan corte de ventas del mes, pueden revisar cuántos usuarios nuevos llegaron y cuántos son los de recompra. Calculen el porcentaje de ventas de cada grupo y revisen que tan activos están sus clientes antiguos.
  • Monto de inversión en estrategias de experiencia al cliente. Sumen las cifras en las que incurrieron para llevar a cabo la estrategia y este valor compárenlo con el anterior (ingreso por recompra).

En la Tabla N° 1 que está a continuación mostramos un ejemplo práctico.

*Información en pesos colombianos.

Con esto, lo que quiero que revisen es qué tanto tiempo y dinero están dedicando a enamorar a los clientes que ya confían en sus marcas, a aquellos que ya creen en sus servicios y qué porcentaje mensual representan esas personas / pacientes en los ingresos de sus empresas.
Recuerden, lograr atraer clientes nuevos y no retenerlos es un indicador de que algo no funciona bien. Una buena experiencia al cliente es la estrategia más rentable de cualquier veterinaria.

Accedé a todas las notas de Eliana mogollón en Esta Revista 2+2

Accedé desde este link a todas las notas que Eliana Mogollón, especialista colombiana en gerencia comercial y mercadeo, compartió durante 2021 en este medio.

¿Podemos generar un nuevo servicio para ofrecer a nuestros clientes más allá del trabajo de manga? Sí, y te contamos el método para hacerlo.

Escriben
Antonio José Castelletti
MV. MBA. Zoetis Argentina
antonio.j.castelletti@zoetis.com
Santiago Pérez Wallace
Vet. DCVet

Hablando con colegas de distintas zonas muchas veces sale el interrogante de qué servicio adicional pueden ofrecer a sus clientes (productores ganaderos). La necesidad de generar un nuevo servicio puede existir por distintas razones. Solemos escuchar:

  • “Estoy llegando a una edad donde no quiero ir tanto a la manga”.
  • “Agrandé el grupo de trabajo y necesito mayor facturación”.
  • “Quiero que dentro de mi grupo de trabajo existan especialistas en distintos temas”.
  • “Quiero estar más involucrado en el asesoramiento integral de los establecimientos ganaderos donde actualmente trabajo”.

Entonces, nos planteamos cómo podemos pensar algo nuevo para ofrecer.
Con algunos colegas pusimos en práctica la siguiente metodología (Ver Ilustración).

1° Tomar una hoja en blanco: «brainstorming»

Podemos empezar por escribir en una hoja en blanco todas las tareas que realizamos por fuera de los trabajos tradicionales de manga, como el diagnóstico de gestación, la revisación clínica de toros o las IATF´s. A modo de ejemplo, algunos colegas anotaron las siguientes tareas: selección genética de animales (fenotípica y genotípica), seguimiento de condición corporal de los distintos rodeos, análisis de información (relevamiento y análisis), seguimiento de planes sanitarios, seguimiento parasitológico, plan forrajero y suplementación necesario dependiendo de la oferta y demanda del pasto.
En esta etapa surgen trabajos, asesoramientos o consejos que brinda el veterinario al productor y que muchas veces por no describir todo lo que esa acción involucra por parte del profesional, pasa desapercibido el valor agregado que otorga a la producción.
Debemos ir identificando cuál o cuáles serían los potenciales clientes para adoptar este nuevo servicio. Una de las preguntas que nos debemos hacer es: ¿cuál es el problema actual y cuáles son los problemas que va a tener en el mediano plazo nuestro cliente? Y la respuesta a esta pregunta debe ser la solución brindada a partir de un nuevo servicio.
En esta etapa se puede trabajar con la metodología de «brainstorming» (tormenta de ideas), una técnica de pensamiento creativo utilizada para estimular la producción de un elevado número de ideas por parte de un grupo acerca de un problema y de sus soluciones. O, en general, sobre un tema que requiere de ideas originales.
Si usamos esta técnica debemos tener en cuenta que tiene algunas premisas: la crítica no está permitida, la libertad de pensamiento es indispensable, la cantidad es importante (a mayor cantidad de ideas, mayor probabilidad que surjan ideas más originales), la combinación de ideas debe ponerse en práctica, etc.

2° Selección y continuidad en el año

En el armado del nuevo servicio podemos seleccionar más de un ítem de lo escrito en la primera parte fortaleciendo de esta manera la oferta de valor de lo que voy a ofrecer al cliente.
Ejemplo de esto puede ser: si estamos realizando un plan de mejora genética vamos a pesar en cada visita, armar un plan forrajero anual para la categoría seleccionada, analizar datos y convertirlos en acciones concretas.
Otra de las preguntas que nos debemos hacer es respecto a la estacionalidad de este servicio: ¿es para todos los meses del año lo que estoy ofreciendo? ¿Es para un trimestre?
Pensemos por ejemplo en un control parasitológico integral: lo que ofrezco debe comenzar en el mes de marzo, luego del destete, con visitas mensuales a los clientes.

3° Información o materiales

Aquí nos debemos preguntar si cada vez que voy a campo necesito llevarme algo: muestras de materia fecal, información de las condiciones corporales, información de la distribución de parición, fotos de los animales, informe de tratamiento sanitarios.
En el interrogante de ¿qué les dejo? lo ideal sería pensar qué informe o estadística a partir de la visita dejo en el establecimiento.
La presentación de informes de lo realizado por el profesional es un ítem importante y permite, a partir de la información que brinda al campo, establecer objetivos de los trabajos.

4° Darle identidad al servicio nuevo

Los nombres tienen un gran poder en lo que vamos a vender, el nombre del nuevo servicio debe sonar bien. Se debe tratar de poner un nombre que tenga significado y ofrezca un beneficio al productor ganadero que lo vaya a consumir. Algunos ejemplos sencillos pueden ser: “Plan de mejora genética para producir mejor”, o “Plan recrías eficientes”. En esta etapa sería importante contar con asesoramiento externo de un diseñador gráfico o un especialista en marketing que aporten ideas de nombre de marca y creen un logo para el nuevo servicio a ofrecer.

5° Costo extra

Una de las cosas a evaluar en la generación de un nuevo servicio es si el nuevo servicio necesita algún tipo de inversión, ya sea en instrumental o en recursos humanos.
Este paso es fundamental para calcular luego la rentabilidad del servicio a futuro.

6° ¿Se puede cobrar?

Poder cobrar un nuevo servicio requiere un análisis del impacto de este servicio sobre la producción. Recientemente realizamos una nota técnica del impacto de la realización del tacto preparto en rodeos de cría (www.dosmasdos.com.ar) donde se ve el impacto económico y productivo de un nuevo servicio.
Muchas de las tareas que se describen en el “brainstorming” no se cobran o se cobran como día técnico. En esta etapa es importante determinar los beneficios que brinda el profesional con cada intervención que realiza. Es interesante preguntarse ¿qué impacto tiene lo que estoy haciendo? ¿Hay bibliografía que indica pérdidas económicas de lo que ofrezco?

7° Cliente testigo

Mostrar y discutir la idea con los clientes es el paso fundamental para comprobar si todo lo que nosotros hemos ideado se cumple en realidad. Muchos nuevos proyectos o servicios fracasan porque los emprendedores con una buena idea de negocio se quedan sin realizar este paso, sin comprobar si sus ideas se fundamentan en necesidades reales. Es necesario comprobar las hipótesis de partida antes de lanzarnos a construir un prototipo, invertir tiempo, dinero e ilusión en un proyecto que quizá no merezca la pena.

Conclusiones

Las metodologías o los procesos para prestar servicios nos ordenan para mejorar las ideas que tengamos y poder plasmar una idea en un nuevo producto o servicio para ofrecer a los clientes.
Con este proceso podemos pensar de una manera ordenada desde el lado de la profesión veterinaria para brindar soluciones al productor. Aumentar los servicios que le vendemos a nuestros actuales clientes nos permite realizar un acompañamiento integral de la producción al productor.
Además, podemos incrementar la facturación dentro de ese cliente, aprovechando de manera estratégica la principal característica en la venta y que es muy difícil de conseguir con el cliente: la confianza. También debemos tener en cuenta el ahorro en tiempo y dinero: es más fácil vender productos y servicios a un cliente ya existente que a uno nuevo.

Accedé a todas las notas de Antonio Castelletti en esta Revista 2+2

Ingresá a este link y accedé a todas las notas que el MV Antonio José Castelletti, Master en Administración de Negocios, compartió durante 2021 en este medio.

Bajo el lema «Basta de Violencia, por una sociedad más unida» y ante el aumento de los casos de violencia que sufren los profesionales, el Colegio de Veterinarios Bonaerense creó el Observatorio Nacional de Violencia Veterinaria Dr. Claudio Bulgarella.

Fuente: CVPBA

Desde el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires dicen “Basta de Violencia”, basta de violencia laboral, de violencia verbal, violencia física, violencia en el ejercicio profesional y en las redes sociales.

Las agresiones hacia los profesionales son una situación preocupante y está en aumento, es una problemática instalada a nivel internacional; y es considerado un fenómeno multicausal. Ante esta situación, el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires comenzó a desarrollar el Observatorio Nacional de Violencia Veterinaria Dr. Claudio Bulgarella, “que tiene como objetivo convocar a las Federaciones Nacionales, Colegios, Consejos profesionales, Asociaciones y Círculos Veterinarios y ser un espacio de consulta, idea y aporte con el fin de entender y atender de forma conjunta los casos de violencia que venimos teniendo como profesionales”, expresaron las autoridades Institucionales.

Asimismo, se continuará trabajando en hacer visible y concientizar a la sociedad sobre esta problemática, y sobre el rol del profesional veterinario. “Muchos tienen una percepción equivocada de nuestra actividad, nosotros como agentes de salud trabajamos con los animales en relación con las personas y el ambiente, y como todo trabajo es nuestro sustento diario”, defendieron las autoridades del CVPBA.

“La veterinaria es una carrera hermosa y altamente gratificante, pero también es una de las profesiones con mayor riesgo de suicidio”, comentaron referentes y lo avalan más de tres décadas de datos que confirman que los veterinarios tienen más probabilidades de suicidio y reportan mayores niveles de ansiedad, depresión y fatiga por compasión, en comparación con la población general.

Ante esta situación, el Colegio de Veterinarios Bonaerense creó el Observatorio Nacional de Violencia Veterinaria Dr. Claudio Bulgarella que comenzará a trabajar de manera permanente con el firme objetivo de prever las situaciones y contener a los colegas. Un dato importante es que el observatorio lleva el nombre del profesional que sufrió el último hecho de violencia física que tuvo alcance mediático; sin embargo, este hecho no es el único, ni la única forma de violencia que viven los profesionales, por eso la necesidad e importancia de un proyecto como este.

“No queremos un futuro violento, no queremos una sociedad agresiva, ni enfrentada, por eso desde el Colegio aportamos esta herramienta, nosotros decimos ¡BASTA DE VIOLENCIA!”, concluyeron las autoridades del CVPBA.

La MV Ana Anglada, especialista española en gestión de empresas veterinarias, comparte consejos bien concretos sobre marketing, gestión y ventas para administrar con éxito un negocio veterinario.

El editor de esta Revista 2+2, Luciano Aba, entrevistó a la MV Ana Anglada quien participó desde España de una nueva edición de MOTIVAR Live.

Ana Anglada es veterinaria, directora de Anaga Centro Veterinario y docente del curso de posgrado en Gestión y Marketing Veterinario de VetesWeb. Además, es mentora de veterinarios. ¿Qué significa esto? La mentoría es una forma de acompañar a las clínicas veterinarias para potenciar sus negocios a través de la medicina felina y del marketing, las ventas y la fidelización de clientes.

Toda la experiencia acumulada a partir de la gestión de su propio centro y del acompañamiento de otros profesionales, Ana Anglada la comparte en su PodCast Business Veterinario en donde habla de marketing, ventas, gestión y de todo lo que necesita una clínica veterinaria para ser rentable y tener clientes fidelizados. 

Ser rentables es una necesidad

“Nuestra profesión es totalmente vocacional pero eso no significa que no podamos ganar dinero”, señaló Anglada al comienzo de la entrevista y explicó que las clínicas tienen una gran cantidad de gastos de mantenimiento que deben cubrirse para continuar en pie. “Por eso es importantísimo tener clínicas rentables, porque eso nos permite ayudar a más pacientes, ayudar a nuestra clínica a que crezca y ayudar a nuestra vida personal”.

MIRÁ ACÁ LA ENTREVISTA COMPLETA


Sin embargo, coincidió en señalar algo con lo que esta Revista 2+2 insiste desde hace tiempo: los veterinarios muchas veces descuidan los aspectos vinculados a la gestión comercial de sus empresas. 

“Nuestro negocio es una empresa y tenemos que tratarlo como tal, lo que significa que la rentabilidad es necesaria, más allá del rubro al que te dediques”, declaró Anglada, y aclaró que es una falencia que va mucho más allá y sucede en todo tipo de empresas.

Según la especialista, en la persecución de este fin, la fidelización de los clientes es clave en cualquier negocio pero mucho más aún en la veterinaria. Durante la entrevista en MOTIVAR Live, señaló que: “en primer lugar están nuestros pacientes y lo que nos interesa es que estén bien cuidados y sanos, su bienestar, pero también nos preocupa el bienestar de las familias con las que viven con ellos, y esos son nuestros clientes”.

Con foco en compartir comunicación técnica relevante para la actualización profesional, el Podcast de la Revista 2+2 promete más especialistas y tips prácticos de Marketing y Gestión para 2022.

De la redacción
de Revista 2+2

Ya está en Spotify y también en su propia sección dentro de esta web. Mi Negocio Veterinario es el Podcast de la Revista 2+2 y completó sus primeros meses de publicaciones gracias al aporte del médico veterinario y referente en enfermedades parasitarias, Pablo Borrás.

A lo largo de este 2021 y con la participación de la periodista de nuestro medio, Guadalupe Varelli, la propuesta involucró una serie de temas y entrevistas orientadas a compartir contenido técnico relevante para que los y las veterinarias compartan de manera estratégica con sus clientes.

ACCEDÉ AL CANAL DE SPOTIFY DE MI NEGOCIO VETERINARIO
DESDE ESTE LINK

Ya disponible también en www.dosmasdos.com.ar/podcast/, Mi Negocio Veterinario cuenta con los siguientes episodios disponibles y listos para que los repases.

  • ¿Qué aprendimos sobre el COVID19 y las mascotas?
    Encontrá un breve pero importante repaso sobre la información científica disponible hasta octubre de 2021 y los reportes que vinculan a perros y gatos con este virus que afecta al mundo entero.
ESCUCHÁ ESTE CAPÍTULO
HACIENDO CLICK AQUÍ
  • Vacunación y cachorros: un pilar de la medicina preventiva
    El médico veterinario Pablo Borrás aprovechó este episodio para compartir una serie de recomendaciones basadas en la actualización generada por la WSAVA en 2020 específicamente para América Latina.
ESCUCHÁ ESTE CAPÍTULO
HACIENDO CLICK AQUÍ
  • Una Sola Salud: enfermedades transmitidas por vectores
    Junto a las Dras. María Soledad Santini y Ana Laura Carbajal de la Fuente, el MV Pablo Borrás aborda temas como Dengue, Chagas y el rol del cambio climático en la propagación de enfermedades infecciosas que afectan tanto a humanos como a animales.
ESCUCHÁ ESTE CAPÍTULO
HACIENDO CLICK AQUÍ

 

  • Zoonosis y especies no tradicionales, claves para los veterinarios
    Acompañados de los MV Nicolás Cohen y Gonzalo Godoy, compartimos una serie de conceptos básicos pero estratégicos para los profesionales, frente a temas cada vez más frecuentes.
ESCUCHÁ ESTE CAPÍTULO
HACIENDO CLICK AQUÍ

Además, en breve…

  • Verano: el tiempo de los parásitos externos
    Aquí Pablo Borrás destaca los principales puntos críticos a considerar cuando los y las veterinarias establecen una estrategia de prevención contra pulgas, garrapatas y otros artrópodos dañinos para las mascotas.
CONOCÉ LA SECCIÓN DE MI NEGOCIO VETERINARIO
EN ESTE LINK

Mirando a 2022

Para el año que viene, Mi Negocio Veterinario -el Podcast de esta Revista 2+2- promete más entrevistados y nuevas secciones con consejos prácticos, reales y aplicables que te ayudarán a profesionalizar la gestión de tu negocio veterinario.

Junto a un equipo de columnistas compuesto por médicos veterinarios y especialistas en diferentes áreas, compartiremos herramientas prácticas para el marketing, la comunicación, finanzas y consejos técnicos para tu veterinaria.

Paso a paso, a partir de 2022 podrás ir siguiendo una estrategia para poner en marcha aquello que hoy tanto te cuesta.

Seguinos en Spotify como Mi Negocio Veterinario y así vas a poder estar al tanto de todas nuestras novedades.

 

A lo largo de todo 2021, desde esta Revista 2+2 destacamos la importancia de abordar la sustentabilidad de las clínicas y comercios veterinarios desde 3 aspectos bien concretos: el servicio médico profesional que se brinda; la atención a los clientes y el bienestar no solo del negocio como tal, sino también de los veterinarios que los llevan adelante.

Luciano Aba
Editor de la Revista 2+2.
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

A lo largo de todo 2021, desde esta Revista 2+2 destacamos la importancia de abordar la sustentabilidad de las clínicas y comercios veterinarios desde 3 aspectos bien concretos: el servicio médico profesional que se brinda; la atención a los clientes y el bienestar no solo del negocio como tal, sino también de los veterinarios que los llevan adelante. ¿Es sencillo? Claro que no.
Conocemos los pormenores del sector.
Sabemos que no es lo mismo una veterinaria dedicada a la atención de perros y gatos en Rosario, Santa Fe, que una orientada a los bovinos en Curuzú Cuatiá, Corrientes.
Lo sabemos, pero seguimos considerando que su gestión y tendencias a futuro tienen puntos en común. Por eso estamos orgullosos de haber contado durante todo el año con la participación de columnistas que conocen el día a día de la actividad, para acercar contenidos de alta relevancia mirando lo que viene.
Con esta edición de noviembre, son 6 las salidas de la Revista 2+2 en 2021 y ustedes ya tienen la posibilidad de repasar todos sus contenidos ingresando en www.dosmasdos.com.ar o bien ingresando a este link.

Veterinaria = empresa

Para repasar la gestión administrativa en las veterinarias fue clave contar con el soporte de los consultores José Luis Villaluenga (ESP) y Javier Sánchez Novoa (ARG).
Con ellos aprendimos que la gestión eficiente de las empresas veterinarias es posible, aunque para ello es clave planificar acciones y evaluar los impactos sobre las diferentes dimensiones.
Repasamos los principales indicadores de la gestión de una clínica, dejando en claro que conocer al menos los ingresos globales ($) de la empresa, la cantidad de clientes activos y el número de visitas promedio mensual de visitas, es hoy imprescindible.
Se puede planificar, se pueden instalar planes de salud y se puede evaluar correctamente si conviene o no comprar nueva tecnología. Todo esto es tan posible como entender de qué manera toman las decisiones las personas que ingresan en la veterinaria y así prever acciones estratégicas.
También este año sumamos la participación de la consultora Eliana Mogollón (COL), quien no solo puso sobre el tapete el rol de los mentores en la industria veterinaria, sino que logró dejar en claro que: cuantas más estrategias estructuradas tengamos, menos será la frustración por objetivos no cumplidos en el campo laboral.
Propuestas claras y concretas como la realizada en el artículo de tapa de esta edición de noviembre: ¿Vale la pena invertir en la buena experiencia de los clientes dentro de las veterinarias? Si, claro que sí. Y hasta con números nos lo cuenta Eliana.

Veterinarios = personas

Invalorable fue el soporte de Javier Paoloni (ARG), MV referente de Veterinaria Vida en Rio Cuarto Córdoba, quien no solo fue uno de los primeros en abordar este año la problemática del Burn Out a través de este medio, proponiendo herramientas concretas para reconocer sus signos de manera precoz, sino que también planteó la necesidad (y el paso a paso para hacerlo) de trabajar en equipo en las veterinarias.
Además, y en el marco del pensamiento estratégico, de la mano de Paoloni comprendimos la importancia de reconocer oportunidades, diferenciarse y comunicar ventajas competitivas son tres claves que, aplicadas en conjunto, conducen a veterinarias rentables, pacientes satisfechos y veterinarios felices.

También en el campo

De la mano de los MV Antonio Castelletti (ARG) y Carlos López Delfino (ARG), pudimos profundizar en contenidos específicos para profesionales y empresas veterinarias dedicadas a grandes animales.
En este marco, lograron desarrollar conceptos estratégicos en cuanto a la imagen e identidad profesional resaltando la importancia de visualizar qué ven los clientes cuando les hablamos.
¿Querés repasar todos estos materiales? Podés hacerlo escaneando el Código QR que completa este artículo.
¿Qué tipo de marketing tienen que poner en marcha para ser el primer nombre cuando se piense en un veterinario?
¿Cómo organizar y gestionar el manejo del dinero? ¿Podemos trabajar en ciclos de venta en la veterinaria de grandes animales? Estos son algunos de los interrogantes que se fueron resolviendo siempre con el objetivo de destacar el potencial que todavía tienen por delante quienes se dedican a la atención de grandes animales.

Y en el consultorio

Claro que la gestión, administración y el marketing de las veterinarias se deben sustentar en conceptos técnicos de calidad, que sean transmitidos de manera correcta a los clientes. Por eso ha sido tan relevante, una vez más, contar con los aportes del Vet. Esp. MSc. Pablo Borrás en este 2021.
Vacunación y cachorros; zoonosis y enfermedades no convencionales; control de parásitos externos; enfermedades transmitidas por vectores y muchos más fueron los temas que Borrás desarrolló junto a referentes y que, además, ya están disponibles en “Mi Negocio Veterinario”, el Podcast de la Revista 2+2, tanto en Spotify como en www.dosmasdos.com.ar.
Finalmente, destacar el aporte de Natalia Luka, directora de Dra. Luka Medicina Felina y Regenerativa, quien se sumó a este medio para darle visibilidad y propuestas concretas a los veterinarios frente a un tema clave: la incorporación de los gatos en las familias argentinas es una realidad. Sin embargo, son muchos los que no llegan a la consulta veterinaria, ni reciben medicina preventiva.
Para ello, se requiere planificación, educar a los tutores de los animales, programar visitas, adecuar las instalaciones y una apuesta decidida por lograr que cada vez más gatos lleguen a la consulta.
Con foco tanto en la primera visita de los gatos, como en el tratamiento de aquellos de ya avanzada edad, Natalia Luka sumó conceptos estratégicos, con herramientas prácticas para que los lectores de esta revista sigan creciendo.
¿El objetivo? Encontrar un nuevo punto de equilibrio entre el saber profesional, el buen trato con los clientes, la rentabilidad del negocio y la sustentabilidad emocional y personal de los veterinarios que ofrecen sus servicios.

Ingresá a este link y accedé a todas las ediciones de 2021.

De forma verbal, corporal y actitudinal comunicamos quiénes somos y cómo hacemos nuestro trabajo. Una buena o mala comunicación puede determinar sumar o perder clientes.

Escribe Javier Sánchez Novoa
MERCADER Consultora en Gestión Veterinaria.
javier.sanchez@consultoramercader.com.ar

¿Por qué es necesario pensar en la comunicación que ocurre dentro del consultorio veterinario?
¿No comienza y termina en la conversación con el/la cliente/a?
La realidad es que no, tengo que decirte que hay mucho más que eso, y ese “más” es el que va a definir la generación de valor. Pero ordenemos un poco los conceptos relacionados con el proceso de comunicación en el consultorio.
Dentro de los elementos que componen la comunicación entre tu clínica veterinaria y tu cliente se encuentra la que se genera a partir de vos como actor clave en el proceso y también la que transmite el serviespacio, que es el lugar donde se genera la “producción del servicio” (ver recuadro).
Entre vos como profesional y tu cliente, el tutor de la mascota, se producen dos tipos de comunicación, la verbal (palabras) y la no verbal (tu cuerpo), que van a representar el 80% de toda la información que le transmitas.
El 20% restante estará determinado por el serviespacio.

Cuadro N° 1: Elementos que componen la comunicación en el consultorio.

Para que este proceso sea eficiente la comunicación debe ser, por un lado, efectiva, es decir que el mensaje llegue correctamente al receptor.
Por otro lado, debe ser asertiva, lo que implica valerse de la inteligencia emocional para poder llegar al interlocutor de forma armoniosa, buscando un equilibrio entre los dos puntos negativos, la pasividad y la agresividad. Este tipo de comunicación hace que nuestros puntos de vista, deseos y sentimientos puedan llegar de forma honesta, sincera y con respeto al interlocutor.

Agresivo, pasivo o asertivo

Para entender mejor qué es la comunicación asertiva, veamos un ejemplo. Cuando llega un cliente a la clínica y plantea un posible diagnóstico para la patología de su mascota que encontró en Internet, vos podés reaccionar de varias formas:

  • Agresivamente: Te enojás, te sentís ofendido y expresás este enojo a través de señales verbales y no verbales. Sin escuchar su punto de vista, das por terminada la consulta o continuás pero habiendo generado un clima negativo.
  • Pasivamente: Hacés de cuenta que lo escuchás, pero en realidad no lo estás haciendo ya que no le das valor a sus palabras, pasás por alto todo lo que te dice. Aunque no lo digas, esto también será comunicado con tus acciones y el cliente podrá registrarlo. Como no tenés una escucha activa hacia tu cliente y lo que tiene para decirte, lo menospreciás con tu actitud y le hacés sentir que el poder es tuyo.
  • Asertivamente: Escuchás lo que tiene para decirte, buscás la forma de entender su preocupación, empatizás con tu cliente e intercambiás información. Le transmitís que lo felicitás por el interés que tiene por su mascota y lo ayudás a completar la información que necesita. No lo subestimás y valorás su colaboración.

¿Complicado? No, solo debemos comenzar a cambiar el chip al momento de comunicarnos con los clientes. No es algo menor, incluso tenés que saber que el flujo de comunicación es continuo y está formado por cuatro actores, físicos y reales, como se ve en el Cuadro N° 2.

Cuadro N° 2: Flujo de comunicación.

Generar valor

Vamos a introducir un concepto que apenas nombramos al comienzo de la nota y es muy relevante: la comunicación genera valor. Fijate qué importante es gestionarla activamente en el consultorio. Sé lo que me vas a decir: ¡Yo estudié Ciencias Veterinarias, no marketing! y te contesto lo mismo en cada nota, ya no basta con ser el mejor profesional, también hay que saber comunicarlo. De esa manera vas a poder generar las experiencias positivas que serán las que van a determinar el momento de la verdad (cuando el cliente entra en contacto con tu servicio y te evalúa) y en consecuencia la generación de valor.
La generación de valor en los servicios veterinarios y su comunicación no tiene nada que ver con el dinero o los honorarios. Radica en eso que hacés diferente, eso que vos creás que hace que sea muy difícil para tus competidores igualarte, por eso tenés que conocer qué variables intervienen en este concepto clave.
En este caso te invito analizar el concepto de valor asociado a vos como comunicador/a. Víctor Küppers nos ayuda con esta ecuación:

Ecuación de valor
Valor = (conocimientos + habilidades)
x actitud

Lo interesante de esta ecuación de generación de valor es que deja en claro que si bien es fundamental contar con habilidades técnicas, conocimientos y experiencia profesional, eso no es todo. La actitud es un factor multiplicador, si tu actitud es baja o nula al momento de comunicarte con tu cliente, la generación de valor es cero más allá de que cuentes con amplios conocimientos técnicos (como ya sabemos, todo número multiplicado por cero es igual a cero).
Hoy el cliente busca algo más que conocimientos, busca ser escuchado y sentirse valorado, todo evoluciona, ¿Vos evolucionaste?

Está en tus manos

La comunicación es un proceso complejo que abarca muchas aristas y donde la actitud es clave, especialmente en la profesión veterinaria, donde los productos y servicios que se ofrecen están relacionados a la salud de las mascotas del cliente.
Lo positivo de todo esto es que adoptar una correcta actitud en la comunicación depende de vos. Tenés que trabajar en seguir perfeccionando los procesos comunicativos, el asertividad y la escucha activa.
Te invito a seguir abriendo el foco en la observación y seguir optimizando la comunicación hacia tu cliente. Tené en cuenta estas sugerencias y nunca subestimes la visión del cliente, que es quién finalmente pone en marcha el motor de tu empresa.
¡Manos a la obra!

¿Qué comunicás con tu serviespacio?

El serviespacio, ese lugar donde ocurre la venta del servicio o producto, es otra forma de comunicación. Es silenciosa pero continuamente le toca el hombro a tu cliente y le dice: “mirá, somos esto”.
Los espacios de tu veterinaria comunican tu esencia. ¿Da lo mismo comunicar prolijidad, orden y pulcritud? ¿Acaso el cliente no lo ve? Sí, lo ve todo. Para esto te invito hacer un ejercicio que te ayudará a determinar qué estás comunicando a tus clientes con tus instalaciones.
Comencemos un tour por tu clínica desde la puerta. Observá cómo está tu vidriera, revisá la limpieza, el estado general y los vinilos o cualquier cartel que hayas pegado. Hacé lo mismo con la puerta de entrada a la veterinaria.
Luego pasemos al salón. Chequeá con ojos de cliente la intensidad de la luz, el orden, los aromas, el piso y todo lo que el cliente puede observar ya que aquí es donde comienza a evaluarte.
Vayamos hacia el mostrador y hacé el mismo ejercicio. Observá y preguntate si es una barricada para apoyar los productos y papeles que no sabés dónde poner o si es un espacio ordenado y amigable para el cliente.
Chequea constantemente el estado de los baños, importantísimo.
Luego ingresá a tu consultorio y revisá todo: luz, orden, limpieza, camilla, escritorio, aroma, mesada, orden de la medicación, todo esto también habla de vos. Es claro que al cliente le interesa que le soluciones la necesidad de su mascota, pero también valora el entorno y se forma una imagen de vos como profesional a partir de esos datos que recibe aún sin darse cuenta.
Por último, te recomiendo que capacites a tu equipo de atención al cliente, conversen sobre estos puntos de chequeo y elaboren un check list para controlar todas estas áreas a partir de una tabla y se asignen responsables de la ejecución.

Accedé a todas las notas de Javier Sánchez Novoa en esta Revista 2+2

Ingresá a este link accedé al listado y detalle completo de todas y cada una de las notas que Javier Sánchez Novoa, director en MERCADER Consultora en Gestión Veterinaria, compartió durante 2021 en este medio.

Innovación y adaptabilidad son dos capacidades que se pueden entrenar. Para eso se necesita tiempo, perseverancia y procesos. En este artículo te presentamos algunas claves para ejercitarlas e ideas bien concretas para poner en práctica.

Escribe Javier Paoloni
Director Veterinaria Vida, Río Cuarto, Córdoba.
veterinariavida@hotmail.com

Si les digo que podemos entrenar para ser innovadores y creativos, y que también podemos ir al mismo gimnasio para desarrollar una gran capacidad de adaptación a los cambios, ¿me creen? Trataré de explicarles bien alejado de la intelectualidad por qué los veterinarios “tenemos que creer”.
La innovación y la adaptabilidad son competencias socioemocionales del grupo de las intrapersonales que todos podemos aprender, desarrollar y con el paso de los años, eficientizar. Se aprenden y se mejoran como alguna vez aprendimos a manejar…
Ahora nos sale de manera fluida, casi que automáticamente todo lo que es la conducción del vehículo y disfrutamos de hacerlo. ¿Por qué?
Porque nuestro cerebro tiene la capacidad de generar nuevas neuronas diariamente (neurogénesis) y muchas de estas pueden migrar (neuroplasticidad) hacia la zona cerebral entrenada y crear miles de interconexiones dando lugar a verdaderos circuitos neuronales capaces de permitirnos coordinar simultáneamente múltiples procesos físicos y cognitivos. Mientras más entrenamos la acción, más eficientemente la desarrollaremos. Así funciona nuestro cerebro.

Dentro de la veterinaria, podemos innovar en atención al cliente, en tecnología, en las formas de relacionarnos con la gente, en el trabajo en equipo… podemos innovar donde decidamos hacerlo.»

Entonces ¿cómo puedo entrenar mi innovación y adaptabilidad?
Para bajar la panza en el gimnasio o tonificar un grupo muscular o recuperarnos de una lesión necesitamos tiempo y perseverancia en el “gym”, y necesitaremos lo mismo para ser innovadores: tiempo, perseverancia y procesos.
La innovación es un proceso que tiene sus pasos y va evolucionando con el tiempo.
No nos transformaremos en innovadores de la noche a la mañana ni bajaremos “la panza” en el gimnasio de la noche a la mañana.
Innovación es crear algo completamente nuevo, puede ser un producto, un proceso o un servicio. O cambiar algo existente por algo mejor.
La creatividad es hacer reales cosas que no existen y se nutre de la imaginación, la innovación se alimenta de ambas.

En @veterinaria.vida se pueden ver las nuevas instalaciones en Río Cuarto, Córdoba.

¿Cómo hacer terrenal la innovación en la veterinaria?

Dentro de la veterinaria, podemos innovar en atención al cliente, en tecnología, en las formas de relacionarnos con la gente, en el trabajo en equipo… podemos innovar donde decidamos hacerlo. El límite nos lo pondrá nuestra creatividad. Les comparto ejemplos concretos:

  1. Podemos utilizar la innovación para crear experiencias inolvidables en el cliente, hacer que se sienta feliz al concurrir a nuestra veterinaria y ser felices al recibirlo. Hace algunos años pusimos en práctica una idea innovadora que hemos ido mejorando: a los clientes mayores de 65 años les hacemos un breve cuestionario con el que determinamos, entre otras cosas, si les gusta o no el tango. El 100% contesta que le encanta.
    Bueno, nosotros no solo los recibimos con tango cuando vienen a la consulta, sino que lo hacemos con el que más les gusta. Uno de los más nombrados es Naranjo en Flor. Me gustaría que estuvieran en nuestro consultorio cuando lo escuchan; que vean sus expresiones, sus sentimientos.
    El 14,3% de los habitantes de Argentina tiene más de 65 años, son cerca de 7 millones de personas ¿no habrá que hay que contemplar ideas nuevas orientadas a ese segmento?
  2. Podemos innovar en tecnología incorporando equipos de laboratorio, por ejemplo, que den resultados en minutos y cambiar nuestro modelo de negocio, haciéndolo ágil, veloz y preciso. De esta manera, por ejemplo, eliminamos la segunda consulta y evitamos un nuevo viaje del cliente hasta la veterinaria, algo muy valorado por quienes viven lejos, no tienen movilidad propia o no quieren salir de su casa (tremendamente importante en la pandemia).
    La innovación siempre nos acercará a la tan ansiada diferenciación en un mercado hiper poblado de oferta veterinaria.
  3. Podemos utilizar la conectividad para incrementar la innovación, para enfrentar ideas distintas y crear nuevas. Por ejemplo, conectándonos con especialistas de nuestra propia ciudad, de otras provincias del pao incluso de otros países para interconsultar en casos complicados.

El desafío es innovar colectivamente, y aquí podemos entender la importancia de trabajar en equipo y con equipos motivados y con diversidad. En ediciones anteriores de esta Revista 2+2 hemos hablado del trabajo en equipo, les sugiero que relean la edición donde lo hicimos.
Podemos innovar de muchas maneras, hay que dar el primer paso. Tenemos que hacer terrenal la innovación.

Reacción o adaptabilidad

Un cuerpo rígido frente a un golpe se rompe, uno flexible, probablemente no, quizás lo absorba, sienta el golpe, pero no se rompa. A un cerebro con pensamientos rígidos frente a cambios vertiginosos, le será difícil adaptarse. A uno con pensamientos flexibles le será más fácil.

# EL NUMERO #

7 millones

Son los habitantes del país que tienen más de 65 años, el 14,3% de la población. ¿No les parece que hay que contemplar ideas nuevas orientadas a ese segmento de clientes?

Un cerebro sometido al influjo permanente del cortisol, adrenalina y noradrenalina va moldeando pensamientos rígidos, se torna reactivo, reacciona a estímulos positivos o negativos. Reaccionar no es responder. Un cerebro en estrés crónico, reactivo y rígido de pensamientos tendrá poca adaptabilidad. Un cerebro en bienestar será receptivo a nuevas ideas y creará nuevas ideas, decidirá cómo responder a estímulos positivos o negativos, se tomará su tiempo para hacerlo y tendrá una enorme capacidad de reconocer cambios y adaptarse. O algo mejor: creará cambios, porque la innovación los crea.
Nuestra adaptabilidad estará directamente ligada a la flexibilidad de nuestros pensamientos. La flexibilidad de estos pensamientos es inversamente proporcional al nivel de estrés crónico que desarrollemos.
¿Cuándo un cerebro se torna flexible en sus pensamientos? Cuando las hormonas del bienestar y el buen dormir (dopamina, endorfinas, serotonina y melatonina) se producen en concentraciones adecuadas
¿Cuándo se incrementa la producción de estas hormonas beneficiosas? Realizando actividades placenteras. Viajar, practicar un deporte, caminar, correr, vacacionar, tomarse un mate al lado de un lago, al lado del mar o un whisky, no lo sé, ustedes sabrán qué actividades les dan placer, son esas las que hay que hacer para antagonizar la vorágine del día a día.
Tomémonos tiempo para nosotros. ¡Nos lo merecemos! Todo tiene que ver con todo:.
La innovación, la adaptabilidad, la motivación, el trabajo en equipo, el liderazgo, la orientación al logro, la empatía, la comunicación efectiva no son compartimentos estancos.
Al contrario, están interrelacionados y así como el cerebro crea conexiones neuronales en determinadas zonas “entrenadas”, nosotros podemos crear interconexiones entre estas competencias socioemocionales para desarrollar la profesión con felicidad, rentabilidad e impacto social positivo.
Porque un equipo de trabajo motivado, feliz, segregando las hormonas “del bienestar”, alejado del estrés crónico, será un equipo que brinde respuestas superlativas, será un equipo capaz de innovar colectivamente, de alinearse detrás del líder y aportar ideas nuevas. Será un equipo con adaptabilidad y empatía que se anticipará a lo que el cliente quiere, o se lo ofrecerá de una manera distinta, única e inigualable.
En este momento estoy en el gimnasio cerebral porque para mantenerlo “en forma” hay que ejercitarlo todos los días, estudiando, actualizando conceptos… pero también a veces hay que dejarlo descansar, para que se recupere, se oxigene y cree nuevas ideas.
Estoy en el km 1.200 de un viaje de 3.000 en moto, estoy en mi fábrica de serotonina.
¿Cuál es tu fábrica?

Accedé a todas las notas de Javier Paoloni en esta Revista 2+2

Ingresá a este link y accedé al listado y detalle completo de todas y cada una de las notas que el MV Javier Paoloni, referente de Veterinaria Vida, compartió durante 2021 en este medio.