abril 2022 - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main

La posibilidad de interactuar con colegas de distintos países y reforzar conceptos estratégicos para las clínicas veterinarias, es una de las razones para invertir en cursos pensados por y para referentes del sector.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

Práctico, intensivo y tutoriado. Así será el Curso de Posgrado en Gestión y Marketing Veterinario que comienza su tercera edición el próximo 8 de junio de 2022 a través de la plataforma www.vetesweb.com.

“Ha sido un Posgrado excelente. Logré mejorar muchas cosas y establecer un plan de acción para no colapsar con todas las cosas que tengo por hacer”. Agustina González, Buenos Aires, Argentina

Así es, la capacitacióapacitación de temas estratégicos para quienes buscan impulsar un mayor dominio sobre su empresa.
“El curso de Posgrado que ofrecemos es dictado por profesionales con amplia experiencia en las temáticas, buscando generar contenidos prácticos que vayan acompañando a los alumnos a poner en marcha acciones reales en sus lugares de trabajo al tiempo que se van capacitando”, explicaron desde VetesWeb.
Y agregaron: “Otro diferencial tiene que ver con la posibilidad de los alumnos en cuanto a recibir tutorías individuales con los docentes, a fin también de coordinar trabajos prácticos aplicables a la realidad de sus veterinarias”.

Pre Inscribite al Curso de Gestión y Marketing 2022

Vale recordar que el Curso de Posgrado es arancelado y su metodología de dictado es 100% on line, combinando clases teóricas y prácticas semanales, con el objetivo de lograr el mayor impacto posible.

¿Por qué hacerlo?

“Formarte en Gestión Veterinaria a partir del Posgrado de VetesWeb le permitirá al profesional abordar soluciones de gestión prácticas para aplicar en el día a día en su veterinaria, implementando metodologías de trabajo tendientes a un mejor trabajo en equipo y bajar el estrés de la administración de la veterinaria”, aseguró también Javier Sánchez Novoa, consultor privado y subdirector del Posgrado de VetesWeb. Y completó: “Este tipo de formaciones permiten aumentar la rentabilidad, el valor agregado y crear su marca personal, además de adoptar las herramientas para trabajar eficaz y eficientemente con sus equipos de trabajo, evitando los conflictos”.

En primera persona

Sira: Referente en la Clínica Veterinaria Murcia Norte de España, realizó el Curso 2021 de Gestión y Marketing.

Sira: Referente en la Clínica Veterinaria Murcia Norte de España, realizó el Curso 2021 de Gestión y Marketing.

Recientemente culminó el Curso 2021 de Gestión y Marketing Veterinario en www.vetesweb.com y fue gratificante ver como cerca de 25 dueños de veterinarias y profesionales lograron culminar una capacitación que fue mucho más allá de una simple introducción a la administración de sus empresas.
En esta propuesta, se avanzó sobre diversos temas que cautivaron la atención de los participantes, impulsándolos incluso a generar acciones de trabajo compartidas y proyectos de alto impacto para sus impresas.
Algunos de ellos, fueron:

  • Imagen profesional y branding veterinario.
  • Responsabilidad Social Empresaria en Veterinaria.
  • ¿Qué es vender en una veterinaria?
  • El Capital Humano en la veterinaria.
  • Los clientes en el centro de la escena.

“La capacitación de VetesWeb era lo que realmente necesitaba en cuanto a contenidos y flexibilidad de horarios”, decía una de las personas que finalizó recientemente la experiencia, Sira Sánchez, de la Clínica Veterinaria Murcia Norte, de España. Y agregaba: “He aprendido muchísimo, redes sociales, indicadores del negocio, habilidades de comunicación con clientes y empleados. Lo recomiendo a todos los directores de centros veterinarios y a los veterinarios”.

“He aprendido muchísimo, redes sociales, indicadores del negocio, habilidades de comunicación con clientes y empleados. Lo recomiendo a todos los directores de centros veterinarios y a los veterinarios”. Sira Sánchez, Murcia, España.

Asimismo, y desde Uruguay, Shirley Rizzo también se mostró satisfecha con el resultado de su inversión: “Hoy por hoy gracias al conocimiento compartido por todos ustedes cuento con herramientas vitales para emprender mi sueño de la clínica propia. Mis compañeros han sido una gran compañía en este arduo camino de emprender”, expresó. Y reforzó: “Respecto a lo académico ha sido un placer, un lujo, cada uno de los docentes y con el gran plus de la disponibilidad increíble de cada uno de ellos”.
Asimismo, y desde el Gran Buenos Aires, Agustina Álvarez expresó: “Ha sido un Posgrado excelente, aprendí muchísimo. Logré mejorar muchas cosas de mí día a día y establecer un plan de acción para no colapsar con todas las cosas que tengo por hacer”.
Ya lo saben, los y las interesadas en comenzar a vivir la experiencia de la Gestión y el Marketing Veterinario en un formato intensivo, práctico y tutoriado, pueden ya ingresar en www.vetesweb.com.

Colegios y Consejos de la Federación Veterinaria Argentina dijeron presente en Río Negro para realizar el primer plenario del año de la institución.

Con la presencia de representantes de los Colegios y Consejos de Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Chaco, Santa Fe 1° circ., Salta, Catamarca, San Luis, La Pampa, Chubut, Río Negro, Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur y -como invitado- el Colegio Veterinario de Neuquén, se realizó el 1 de abril el primer Plenario de la Federación Veterinaria Argentina en la ciudad de Choele Choel, Río Negro.

Fue el primer encuentro de estas características para el presidente Federico Berger, quien desarrolló los distintos puntos de su informe y de las reuniones realizadas.

  • Se aprobó el presupuesto 2022.
  • El Consejo Veterinario de Corrientes ratificó las Olimpíadas Veterinarias para el mes de octubre.
  • Asociación de Ideas -vía zoom- presentó algunos resultados preliminares de la campaña #HAYunVeterinario.
  • Se propuso realizar ciclos webinar, pero más espaciados en el tiempo.
  • Se abordó la propuesta realizada por el Consejo Médico Veterinario Ley 14072 –se conectó su presidenta MV Analía Tortosa- de incluir al veterinario como profesional de salud, ya vigente en la Ley 6.035 (CABA).
  • Se expusieron casos de intrusismo en medicina veterinaria en distintas provincias.
  • Se fijó la fecha del 2° Plenario a realizarse en la provincia de Misiones los días 12 y 13 de agosto 2022.

Todos los visitantes agradecieron la atención recibida por las autoridades del Colegio Veterinario de Río Negro y se fueron maravillados con las instalaciones de este Colegio.

Por su parte, el MV Alexis Burna, quien fuera presidente del Consejo Profesional de Médicos Veterinario de Corrientes hasta marzo de este año, reiteró el agradecimiento a todos los Colegios y Consejos, como también a las distintas instituciones y a la sociedad en general, por la ayuda recibida tanto en insumos como en participación personal para palear los efectos de los incendios en dicha provincia.

Para cerrar el evento, se realizó una visita al Hospital Veterinario dependiente de la Carrera de Veterinaria que la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) dicta en Choele Choel y algunos de los presentes pudieron hacer una recorrida por la isla de Choele Choel para conocer el sistema de riego que cubre 30.000 has. con su boca toma en Luis Beltrán.

Fuente: Federación Veterinaria Argentina

Rodolfo Perotti (h) destacó los próximos lanzamientos.

Una visita a las instalaciones de Brouwer en Tortuguitas junto a sus directivos, quienes cuentan los principales planes de la compañía tanto en el mercado local, como también en el internacional.

Luciano Aba
@aba_luciano
luciano@motivar.com.ar

La industria veterinaria argentina sigue su expansión de la mano de inversiones en equipamiento, infraestructura y en la consolidación de equipos profesionales que buscan darle impulso a los logros alcanzados.
Y este es también el caso de Brouwer, empresa que participa en el mercado desde hace más de 40 años, con dos unidades de negocio bien diferenciadas: nutrición animal y fármacos veterinarios para pequeños y grandes animales.
¿Por qué? Es que a los más de 10 lanzamientos que tiene en su calendario de desarrollo, la compañía nacional suma la construcción de nuevas oficinas y un ambicioso objetivo en exportaciones.
Sin embargo, el mayor desafío será compatibilizar el crecimiento económico y en infraestructura con una reconfiguración de su matriz energética que respete y cuide el medioambiente.
La compañía ha establecido metas de reducción de huella de carbono y de impacto ambiental y se sumó a la iniciativa mundial para contrarrestar la crisis climática.
Así, Brouwer inicia una nueva etapa: incorporar en su gestión los Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU ha definido para el 2030. Para conocer más sobre estos temas, visitamos las instalaciones de la firma en Tortuguitas (GBA).
Pero vayamos por partes.

Rodolfo Perotti. “Apostamos por la calidad, la mejora continua y la reinversión permanente”

Rodolfo Perotti. “Apostamos por la calidad, la mejora continua y la reinversión permanente”

Fundada por el Prof. Dr. Rodolfo Perotti junto a sus hijos a fines de la década del 70, la primera actividad de Brouwer fue la elaboración de premix vitamínicos minerales para avicultura, rubro que con el tiempo fue avanzando también en el área de cerdos y bovinos (Ver recuadro).
En 1981, la firma sumó la elaboración de fármacos. “Una de las características de este área es la creatividad y calidad de los productos”, explicó el médico veterinario y presidente de la empresa, Rodolfo Perotti. Y ejemplificó: “Ya en 1982, Brouwer pone en el mercado los primeros productos spot on a nivel mundial para controlar ectoparásitos en perros y gatos”.
En esa misma línea, a fines de los años 90 la firma nacional desarrolló la primera combinación conocida de imidacloprid y permetrina, que se tradujo en uno de los productos insignia de la empresa: la pipeta Power.
“Lamentablemente no hicimos una patente de invención farmacéutica y luego la combinación fue patentada fuera del país en el año 2000, mientras que nosotros ya la comercializábamos desde 1999 en Argentina”, reflexionó Perotti, al tiempo que reforzó su concepto en cuanto al aporte científico de la empresa: “Power Ultra es el único producto desarrollado y elaborado en el país que, en su segmento, cuenta con los ensayos de eficacia correspondientes para fundamentar repelencia y control sobre lutzomyia longipalpis, principal vector de la leishmaniosis en la región”.
Bajo esta premisa, la empresa también cuenta en su haber con desarrollos innovadores como la combinación de Ceftiofur con ketoprofeno para el ganado, que no deja residuos en leche, por citar un ejemplo.

Carlos Francia. “Recertificamos por tercera vez las normas GMP del Senasa”.

Carlos Francia. “Recertificamos por tercera vez las normas GMP del Senasa”.

“Desde nuestros inicios estamos ligados a la calidad de los productos que elaboramos y comercializamos. Estamos ahora sumando un nuevo compromiso, buscando ser una empresa cada vez más amigable con el medio ambiente”, nos decía Rodolfo Perotti, quien adelantó la próxima puesta en marcha de un proceso de implementación de las normas ISO 14064 2019, para medir y mejorar continuamente la huella de carbono de sus actividades.
“Queremos liderar el cambio en la industria veterinaria hacia una actividad más amigable con el ambiente”, reforzó el profesional para luego enumerar una serie de acciones que ya se han puesto en marcha en este sentido, entre las que se encuentra, por ejemplo, el uso de cartón reciclado en el envase secundario y terciario de todos sus productos.
Asimismo, y sobre el terreno de una hectárea y media sobre el cual se espera paulatinamente ir trasladando áreas productivas y administrativas de la sede de la calle Bielsa (CABA), se ven ya en marcha otras inversiones en este sentido.

Responsable de obras. Eduardo Bochatey.

Responsable de obras. Eduardo Bochatey.

“En pocos meses estarán listas las nuevas oficinas, con 760 metros cuadrados pensados en base a los formatos laborales actuales y el cuidado de los recursos”, agregó el médico veterinario y director técnico de la empresa, Rodolfo Perotti (h). Y detalló: “Gran parte del consumo de energía eléctrica estará dado por una batería de paneles solares, conectados en un sistema on grid, que permite volcar a la red los excedentes de energía que se generen. En una proyección a 20 años, estaremos evitando liberar unas 220 toneladas de dióxido de carbono al ambiente”.
Asimismo, el profesional amplió la explicación: “El agua caliente de uso en sanitarios y comedor será precalentada mediante un sistema de calefaccionamiento solar, a fin de reducir la cantidad de calorías necesarias para alcanzar la temperatura deseada mediante un termotanque eléctrico”.
La nueva construcción contará con ventanales doble vidrio para aprovechar la luz natural y el aislamiento térmico, así como con el 100% de la iluminación artificial led, situación que ya ocurre en la planta de premix y los depósitos de productos veterinarios, permitiendo un sustancial ahorro energético.
Pero esto no es todo. La empresa ha invertido en el montaje de una planta de tratamiento de efluentes con capacidad de procesamiento de 2.400 litros al día y que genera agua con garantía de calidad emitida no solo por la autoridad competente, sino también por laboratorios externos.
“Estas acciones son una premisa en todas las decisiones que tomemos a futuro y serán evidenciadas en la ornamentación de las nuevas oficinas, alimentando con esta misma agua tratada un estanque donde contaremos con peces y otras especies de la naturaleza”, completó Rodolfo Perotti (h).

 

Trayectoria y crecimiento en nutrición animal

Servicio. El laboratorio de calidad propio incorpora equipamiento de primera línea.

Servicio. El laboratorio de calidad propio incorpora equipamiento de primera línea.

La unidad de Nutrición Animal de Brouwer crece y se consolida en distintos segmentos de mercado. Con una fuerte participación en lo que tiene que ver con premix vitamínicos y minerales dedicados a aves de postura y parrilleros, se suma la expansión en el área de porcinos, donde se añade a la línea los micropellets que se utilizan para el destete precoz de los animales.
Asimismo, la empresa tiene presencia en el segmento de nutrición bovina.
Con el respaldo de un servicio técnico compuesto por veterinarios, Brouwer da asistencia técnica tanto a granjas, como a fábricas de alimentos balanceados.
El despliegue en las instalaciones es digno de ver. Es un circuito continuo, que actualmente mueve más de 800 toneladas mensuales y la posibilidad concreta de duplicar su producción, sumando un segundo turno.
Interesante fue escuchar a Carlos Francia, co director técnico y responsable del área de Calidad de la empresa nacional, quien explicó las distintas actividades que se realizan en el moderno laboratorio de control de calidad con el que cuentan en las instalaciones de Tortuguitas.
“Por un lado, contamos con un laboratorio de desarrollo y validación de metodologías analíticas que dispone de un HPLC con arreglo de diodos, entre otras tecnologías. Y, por el otro, servicio de control de calidad de materias primas tanto para nuestra planta de nutrición, como también para terceros. En este caso, disponemos de un equipo NIRS”, aseguró Francia.
Y completó: También, recientemente sumamos el control de aflatoxinas, aplicando metodología basada en Elisa”.
Vale aquí mencionar que los controles de calidad vinculados a los productos veterinarios se realizan en la sede que Brouwer dispone en la calle Bielsa, en La Paternal, donde recientemente se incorporó una nueva blistera que permite mejorar la productividad en el sector de comprimidos. “Siempre con el objetivo de poder abastecer no solo la demanda del presente, sino también la del futuro”, aseguraron desde la empresa.

El contexto

La actualidad de la unidad farmacéutica veterinaria de Brouwer merece un tratamiento especial en este artículo. “Medido en dólares, el crecimiento en el mercado interno durante 2021 fue del 20%, respecto de 2020. Mientras que, en el caso de las exportaciones, ese incremento fue del 53%, esperando en este 2022 crecer en este rubro un 30% sobre el año pasado”, destacó Rodolfo Perotti en este punto. Y dimensionó el alcance de la empresa que ya cuenta con más de 180 colaboradores, con más datos.
“Entre el mercado local y el de exportación, en 2019 comercializamos 6.000.000 unidades de productos; en 2020, alcanzamos las 6.500.000 y el año pasado superamos las 8.150.000 unidades. Apostamos por la calidad, la mejora continua, el buen servicio al cliente y la reinversión permanente. Todo esto nos permitió crecer”.

Normas GMP

La visita a Brouwer sirvió para repasar con el médico veterinario y co director técnico de la empresa, Carlos Francia, la tercera recertificación de las normas GMP oficiales del Senasa en noviembre pasado por parte del laboratorio. “La vocación por la calidad está desde nuestro nacimiento y podemos dar muestras de ello, siendo una de las primeras empresas en montar un laboratorio de calidad propio en 1991 y certificando ya en 2002 las normas ISO que ya hemos recertificado seis veces”, nos decía Francia.
Y agregó: “En el año 2007 logramos certificar las normas GMP oficiales del Senasa, las cuales hemos recertificado por tercera vez en diciembre de 2021”.

Novedades en Argentina y el exterior

Brouwer se encuentra trabajando en más de 10 nuevos desarrollos para el mercado local, entre los que se esperan novedades para los segmentos de ganadería, y fundamentalmente pequeños animales.
En cuanto a próximos lanzamientos, a manos de Rodolfo Perotti (h) tuvimos un gran adelanto. “Durante el primer semestre de este año, estarán ya disponibles en el mercado los regresos de Methiovertán y Anfotropina, productos que adquirimos de una empresa multinacional”, aseguró.
Destacando que la empresa cuenta con 530 registros en los 20 países del mundo en los que opera, además de Argentina, Perotti (h) aseguró que el comercio exterior es una de las grandes apuestas de Brouwer en los tiempos que vienen. “Estamos generando desarrollos exclusivos para Chile y Brasil, dos de nuestros principales mercados junto con Perú”, reforzó.
Y amplió: “Más registros y nuevas aprobaciones se sumarán a la estrategia de trasladar muchas de las acciones de marketing que realizamos localmente, a otros países”.
Muestra de este avance ha sido también la aprobación en 2021 de 4 nuevos registros en Brasil (tres productos ya se están comercializando y el restante comenzará a hacerlo en junio), mercado sobre el cual se espera un crecimiento significativo en el corto y mediano plazo, impulsando así la consolidación del negocio exportador de Brouwer.

“Tenemos capacidad para almacenar 2.432 toneladas”

Listo. Ampliación concretada.

Listo. Ampliación concretada.

De esta manera graficó Rodolfo Perotti la magnitud del depósito de principios activos, materias primas y productos terminados de fármacos veterinarios con el que Brouwer cuenta en Tortuguitas, pasando de 1.100 posiciones a más de 2.400 de pallets de 1 tonelada cada uno, en 7 posiciones verticales.
El ingeniero Eduardo Bochatey, responsable de obras en Brouwer, explicó: “Hace 2 años se duplicó la capacidad de este depósito, en respuesta al crecimiento manifiesto de la empresa. Es un depósito completamente adaptado a la normativa GMP del Senasa. Además, se actualizó el sistema de renovación de aire y construyeron nuevos vestuarios, un comedor y áreas de mantenimiento”.
Vale decir que esta instalación es independiente del depósito segregado para el almacenaje exclusivo de ectoparasiticidas,
Asimismo, el profesional destacó la ampliación y traslado del depósito de materiales inflamables con el que cuenta el predio.
“Dispone de una cuba de recepción de derrame que va a un tanque independiente y un nuevo sistema de control de incendios, que nos otorga protección ante cualquier suceso a toda hora, todos los días, sin la necesidad de soporte humano”, nos explicó Bochatey. Y agregó: “El tanque de reserva de agua exclusivo para incendios tiene 560.000 litros y ocupa la superficie de media cancha de tenis, por tres metros de profundidad”.

Fuente: MOTIVAR

Las empresas no pueden derrotar a la inflación. Lo mejor es seguir atentamente la evolución de los costos y planificar cuidadosamente los ajustes de precios. A continuación, 3 errores que las empresas suelen cometer en entornos inflacionarios.

¿Puede una empresa vencer a la inflación? Alguien podría decir que para animarse a un desafío tan arriesgado hay que ser una empresa muy grande, tener una marca poderosa e inclusive escala global. Difícilmente esto esté al alcance de una Pyme.

Ahora, si tenemos 600 sucursales y 20.000 empleados en el país, la historia sería diferente. Luchar contra la inflación sería una batalla más pareja. Podríamos animarnos a congelar nuestros precios por 9 meses, en un contexto de alta inflación. ¿O acaso no?

El 7 de julio de 2017, la cadena Carrefour en Argentina congeló los precios de 1.300 productos de marca propia en sus 600 sucursales. No se trató de una mera acción publicitaria de dudosa credibilidad, el compromiso fue oficializado ante un escribano público. La campaña fue bautizada con el rimbombante título de “Precios Corajudos”(“Precios Valientes”) y tuvo una amplia difusión en los medios de comunicación.

Esta arriesgada iniciativa, en principio estaba prevista por 6 meses, aunque luego se extendió a 9 meses, hasta el 30 de abril de 2018. Tal repercusión tuvo la campaña que inclusive algunos sectores del gobierno argentino interpretaron la acción de Carrefour como un cambio de tendencia en el rumbo de la inflación, y una señal que sería rápidamente imitada por otros competidores. Nada de esto finalmente ocurrió.

La realidad comenzó a vislumbrarse cuando a comienzos de abril de 2018, Carrefour solicitó en Argentina un Procedimiento Preventivo de Crisis. Se trata de un recurso legal para empresas en grave crisis financiera. Si bien Carrefour atribuyó este percance a cambios en los hábitos de consumo de los clientes y la informalidad de algunos canales de ventas, como por ejemplo los supermercados chinos, sin dudas parte de la responsabilidad se encontraba en su arriesgada campaña de congelamiento de precios. Con el transcurso del tiempo, Carrefour logró recomponer su situación financiera en Argentina, pero sin dudas esta campaña le dejó valiosos aprendizajes.

Las empresas no pueden derrotar a la inflación, se trata de una lucha desigual, aún para las compañías más grandes y poderosas. En este contexto, la mejor recomendación es seguir atentamente la evolución de los costos y planificar cuidadosamente los ajustes de precios, evitando caer en algunas trampas que pueden afectar negativamente nuestra rentabilidad. A continuación, se detallan 3 errores que las empresas suelen cometer en entornos inflacionarios.

Error Nº1: Pensar en costos históricos

“Si lo pagué a precio viejo, lo venderé a precio viejo”.

Este razonamiento significa que la empresa solo considera sus costos históricos para definir precios, es decir aquellos reflejados en las facturas de las compras oportunamente realizadas. Sin embargo, este costo histórico es irrelevante en momentos inflacionarios.

La inflación es un fenómeno que afecta nuestra rentabilidad futura. La empresa debería siempre analizar cuál será el costo de reposición o costo futuro de aquello que está vendiendo hoy, para actualizar sus precios de manera acorde. De otro modo, al considerar el costo histórico, se corre el riesgo de definir precios que no generen ingresos suficientes para reponer las mercaderías a los costos actuales, lo que produciría una descapitalización de la empresa. Este tipo de razonamiento no tiene nada que ver con la ética comercial, sino con la viabilidad económica de cualquier negocio.

Error Nº2: Demorar ajustes y luego realizar grandes incrementos acumulados

“Voy a esperar para ajustar los precios. No quiero perder ventas, ni adelantarme a los competidores.”

En materia de ajustes de precios, es fundamental el “timing”. Por temor a perder ventas o aumentar antes que los competidores, algunas empresas optan por demorar los necesarios ajustes de precios. El problema ocurre cuando esta situación resulta ya insostenible, y surge la urgencia de recuperar el terreno perdido. Entonces se necesita recurrir a importantes ajustes de precios que son sumamente notorios y generan una resistencia aún mayor en los clientes.

Si bien, por definición, ningún aumento de precios es bien recibido por los compradores, será aún más crítica la situación si se produce en un momento en que ningún competidor está ajustando sus precios. Por lo tanto, se recomienda que los ajustes de precios acompañen, en la medida de lo posible, el ritmo de los aumentos de costos, evitando rezagos que luego resultan difíciles de gestionar.

Error Nº3: Realizar un promedio de los aumentos de costos o utilizar índices inflacionarios generales

“Yo actualizo mis precios en función de una media de todos los aumentos de costos”

Los promedios de incrementos de costos son indicadores sumamente engañosos para medir el impacto de la inflación en la empresa. El problema es que no consideran la ponderación adecuada en la estructura de costos de la empresa. Asimismo, los índices de precios generales, como por ejemplo el IPC (Índice de Precios al Consumidor), tampoco son adecuados.

Si bien este tipo de índices incluye una ponderación de costos, se trata de una medición de basada en el consumo de familias, no considera la situación particular de las empresas, cuyos costos podrían tener un comportamiento diferente.

En un entorno inflacionario los costos son sumamente dinámicos. Sin embargo, no todos los componentes del costo se mueven al mismo ritmo, en los mismos momentos, ni tienen la misma incidencia sobre el costo final de la empresa.

Para poder realizar un seguimiento oportuno y evaluar claramente el impacto de los movimientos de costos, es recomendable construir un Índice de Costos a nivel empresa. Se trata de un indicador, con rigurosidad estadística, que permite conocer la evolución mensual de los costos a nivel general y por cada uno de sus componentes.

Este tipo de índices permite conocer la incidencia exacta de cada uno de los movimientos de costos, y planificar adecuadamente las acciones de precios para sostener la rentabilidad. Para realizar un seguimiento del impacto de los movimientos de costos, es recomendable construir un Índice de Costos a nivel empresa.

Fuente: Ariel Baños, experto en estrategia de precios
Fijaciondeprecios.com

Con una metodología apoyada en el aprendizaje desde la evidencia y la simulación, el curso abarcará todo el espectro de enfermedades transmisibles por vectores que afectan a los caninos. Comienza el 11 de junio en la Universidad Maimónides.

El MV Pablo Borras, columnista de esta Revista 2+2, dictará un curso de enfermedades vectoriales de los caninos en el Centro de Ciencias Veterinarias de la Universidad Maimónides. La formación, que comienza el 11 de junio, estará basada en el aprendizaje desde la evidencia y la simulación.

El curso abarca todo el espectro de enfermedades transmisibles por vectores que afectan a los caninos, así como también los cuadros clínicos que constituyen los diagnósticos diferenciales más frecuentes.

Se encuentra dividido dos etapas. La primera, virtual teórica y asincrónica, será de 30 días de duración. Luego tendrá lugar una segunda fase presencial de dos jornadas en el centro de Simulación y Calidad Asistencial de UMAI, durante la cual los cursantes aplicarán los conocimientos sobre situaciones de atención real con casos simulados.


Informes: inscripciones@maimonides.edu

Carolina Petit es egresada de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA (2006), fundadora CyT Veterinaria, miembro de la AO VET - Fundación en Ortopedia y Traumatología.

Carolina Petit es egresada de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA (2006), fundadora CyT Veterinaria, miembro de la AO VET – Fundación en Ortopedia y Traumatología.

CyT Veterinaria, clínica de Pergamino especializada en cirugías de alta complejidad en ortopedia y traumatología veterinaria, ofrece servicio a colegas de toda la región. Dialogamos con su directora, la MV Carolina Petit, para que nos cuente su experiencia.

Guadalupe Varelli
Lic. Ciencias de la Comunicación
info@dosmasdos.com.ar

Carolina Petit se crió en Pergamino, provincia de Buenos Aires, viendo a su padre fundar y trabajar en el “Instituto Veterinario Petit”, un centro de referencia en el rubro en toda la región. Él le contagió el amor por la profesión y también la pasión por hacer las cosas de la mejor manera posible.
Su padre le dejó un legado, un punto de partida y una gran responsabilidad: sus clientes esperaban que siguiera sus pasos y estuviera a su altura. Por eso la decisión de cambiar el rumbo de la veterinaria fue difícil. Sin embargo, con una fuerte convicción y la ayuda de un asesor profesional, se decidió a materializar un sueño que la acompañaba desde sus años de estudiante: desarrollarse en una especialidad poco frecuente, en el rubro y en su género, la Ortopedia y Traumatología, y brindar ese servicio en el mismo lugar donde dio sus primeros pasos.
Hoy es directora de CyT Veterinaria, una clínica especializada en cirugía que ofrece servicio a colegas de toda la región.
¿Cómo pasó de ser la hija del Dr. Petit a cambiar el nombre y la identidad de la veterinaria y muy especialmente la propuesta de negocios de la clínica? De eso se trata esta conversación con Carolina Petit durante la entrevista con Revista 2+2, donde cuenta su experiencia.

Revista 2+2: ¿Cuáles fueron tus primeros pasos en la veterinaria?

Carolina Petit: Mi papá es veterinario y eso hizo que me interesara por la profesión desde siempre, pero fue en la Facultad cuando me decidí específicamente por la cirugía. Estudié en la Universidad de Buenos Aires, donde fui pasante en el Hospital Escuela. Esos fueron mis primeros pasos, aprendí mirando a los mejores.
Me recibí en el año 2006, fui docente en la Cátedra de Física y también trabajé en el servicio de cirugía. En 2009 decidí venirme a vivir a Pergamino con la idea de dedicarme exclusivamente a la cirugía.
Si bien llegué a la ciudad a trabajar en la clínica de mi papá, no por eso fue fácil. Dejé la Facultad y empecé de cero en un lugar donde no había muchos especialistas ¡y menos de esto!
Una fractura compleja o ciertas cirugías de tejido blando no se podían hacer. Teníamos que hacer que los pacientes se fueran a operar a Buenos Aires o Rosario, muchas veces poniendo dinero de nuestro bolsillo o transportándolos nosotros.
Pero yo no soportaba esa idea de “acá no se puede hacer”. Y con el tiempo fui formando un equipo. Eso lleva mucha dedicación, tiempo, perfeccionamiento.
Podría haberme quedado con lo que hacía mi papá y me hubiera ido bien, pero quería hacer otra cosa y por eso tuve que arriesgarme.

¿La capacitación que recibiste es un diferencial para el servicio?

Aprendí muchísimo como pasante en el Hospital Escuela, mirando, observando a gente que era realmente buena. En 2007 me fui tres meses a Virginia, Estados Unidos, a hacer una residencia en una clínica privada especializada en cirugía. Y después me formé en todo lo que pudiera ayudarme a crecer profesionalmente: radiología, ecografía, clínica, neurología.
En 2021 me postulé a una capacitación organizada por la AOVET y me aceptaron. Fueron tres semanas muy intensas de práctica e intercambio con el Dr. Eloy Curuci y todo su equipo de especialistas enfocado en cirugías de alta complejidad en ortopedia y traumatología.
Todo lo que viví está volcado en mi trabajo. Creo que cada experiencia me confirmó lo que ya pensaba, que se puede trabajar bien acá, donde uno esté.

¿Cómo definiste tu modelo de negocio?

En 2019, cuando mi papá se jubiló, entendí que era el momento para darle el rumbo que yo había soñado para la veterinaria. Contraté la asesoría de Javier Sánchez Novoa quien me ayudó a definir el nuevo modelo de negocio, a crecer, a darle forma a todo. En ese proceso decidí dejar de hacer clínica y ecografías, y -como en toda elección algo se gana y algo se pierde-, a algunos clientes históricos de la clínica no les gustó el cambio y se fueron.
Fue difícil, me daba mucha culpa no atenderlos, sentía que tenía un compromiso. Pero para avanzar hay que arriesgar. Hoy seguimos ofreciendo esos servicios en la clínica pero los realizan otros profesionales.

¿Quiénes componen el staff?

El equipo está formado por Elisabeth Rocca (UNR), que se dedica a la anestesiología, la fisioterapia y la rehabilitación; Manuela Leit (UBA), anestesista, hoy a cargo de la parte de oftalmología, dermatología y de hacer las ecografías.
Ella junto con Ayelén Bonboni (UBA) están a cargo de la parte de electrocardiograma, se dedican a la parte clínica.

El equipo de trabajo. Carolina Petit, Elisabeth Rocca, Manuela Leit, Ayelén Bonboni.

El equipo de trabajo. Carolina Petit, Elisabeth Rocca, Manuela Leit, Ayelén Bonboni.

¿Qué más nos podés contar de tu propuesta a otras veterinarias?

Esto es algo que trabajamos mucho con Javier Sánchez Novoa, mi asesor. Una de las cosas que más cuestan en el interior es la derivación de los pacientes.
A veces el veterinario puede sentir que le estoy “robando” al paciente. Mis grandes clientes son mis colegas, y esta nueva etapa está enfocada en eso. Yo no compito con nadie, simplemente hago los estudios que ellos consideren necesarios para el diagnóstico.
La gente después vuelve con su veterinario de cabecera, no se queda conmigo.
Entonces los veterinarios no pierden pacientes, por el contrario, los suman, porque sienten confianza en que el tratamiento que están recibiendo es el mejor y más completo. Y yo también derivo, por ejemplo, tengo un colega que es oncólogo, y yo no me dedico a eso, así que le he derivado a muchos pacientes. Quiero diversificar sin quitarle el trabajo a nadie, porque si no yo tampoco puedo crecer.

¿Qué servicios ofrecen, además de cirugía y traumatología?

Hoy podemos realizar diagnósticos porque tenemos un servicio de radiografía digital, servicio de ecografía y laboratorios, electrocardiograma, medición de presión. Esto se lo ofrecemos no solo a nuestros pacientes, sino también a nuestros colegas. Y mi intención es poder, en algún momento, armar un quirófano nuevo.

¿Qué tipo de inversiones realizaste?

Una de las primeras grandes inversiones fue una lámpara cialítica. Después invertí en un autoclave para esterilizar, el equipo de anestesia inhalatoria, un monitor multiparamétrico y un capnógrafo, entre otras cosas. Luego, las cajas de ortopedia, el equipamiento para colocar placas de diferentes tamaños, taladros médicos.
Hace 10 años que vengo haciendo esto y en los últimos 3 hicimos las inversiones más pesadas. Pero la mayor inversión es la formación.
Muchos lugares están bien equipados, pero con pocos recursos humanos. Yo siempre lo pensé al revés: pasé años formándome y empujando a mis colegas a que se formen y especialicen, y ahora tengo un equipo de gente capacitada. Por ejemplo, no anestesio porque me hace perder la concentración para operar, y ahora tengo dos personas que lo hacen por mí.
Antes, por una cuestión de falta de personal, el veterinario hacía todo. Hoy no es necesario, no es una vergüenza delegar el trabajo.

¿Cómo organizan el trabajo en comunicación y redes sociales?

El trabajo de comunicación lo iniciamos con Javier. Con él pensamos el nombre, definimos que queríamos transmitir y planificamos cómo hacerlo, revalorizando la propuesta existente. Luego se sumaron quienes ejecutan esas acciones, Flavia Gorosito, diseñadora gráfica, quien hizo la nueva identidad de marca y produce las piezas referentes a la clínica (cartelería, indumentaria, papelería, fotografía, etc), y Giuliana Capriotti, comunicadora social, quien coordinó la producción del sitio web (www.cytveterinaria.com.ar), el video institucional, la gestión de contenidos y publicidad en redes.
Nuestro objetivo es posicionar la imagen de clínica, comunicar lo que hacemos a derivantes y familias que quizás desconocen nuestro trabajo y las posibilidades con las que cuentan para mejorar y enriquecer la calidad de vida de los pacientes. Pero por sobre todo queremos comunicarnos con los colegas, que sepan cómo podemos trabajar y ayudarnos en equipo, nunca compitiendo sino todo lo contrario, fomentando el trabajo interdisciplinar.

¿Cómo definirías al perfil de tus clientes actuales y potenciales?

Mis clientes son familias que buscan para sus animales una calidad de atención médica como la que esperan recibir ellos, porque los consideran parte de la familia. No se trata solo de que estén dispuestos a pagar por el servicio, sino sobre todo de acompañar el tratamiento, movilizarse a otra ciudad si hace falta, depositar la confianza en el médico.

¿Cuáles son las variables a las que más atención le prestás desde el punto de vista del manejo del negocio?

El servicio y la calidad, sin duda. Quiero que la gente se vaya satisfecha, y que vuelva porque se siente cómoda con el trato que recibe.

¿Qué aprendizajes lograste en todo este proceso de reconversión?

Que se puede. Amo lo que hago. Y se tiene que notar. Me frustraba mucho tener que decirle a la gente: “Hice el diagnóstico, tiene esto pero no se lo puedo resolver por tal o cual cosa”.
Eso fue un punto de inflexión. Hoy derivo muy pocas cirugías. Hay que sacrificarse, pero cuando uno hace lo que le gusta no es tan difícil. Lo más importante es poner el esfuerzo, ser honesto con lo uno puede hacer, y manejarse de la forma que uno cree más correcta.
Es gratificante que la persona que viene sepa que hiciste todo el esfuerzo posible. Por ejemplo, coloqué mi primera endoprótesis porque me cansé de amputar perros y quedarme angustiada, ahora quiero ir más allá, hacer algo más, que vuelvan a caminar. Es importante tener una conexión emocional, pensar en el paciente. Cargué mucho tiempo el peso de ser “la hija de”. Tenía la vara muy alta. Que está bueno, es un orgullo, pero también es una gran responsabilidad. Y ahora le dicen a él: “sos el papá de…”, y eso lo emociona mucho.

Es clave ordenar las compras, estimar las ventas y planificar la parte financiera de la veterinaria.

No alcanza con conocer la evolución de la facturación total año tras año. Como veremos a continuación, este dato representa solo el principio de un análisis que debe complementarse con otras variables para ser efectivo.

Escribe Antonio José Castelletti
MV. MBA. Zoetis Argentina
antonio.j.castelletti@zoetis.com

La correcta fijación de objetivos constituye una pieza fundamental e indispensable en cualquier plan empresarial. Es que los objetivos fijan las metas y, por lo tanto, dirigen las actuaciones y actividades de los miembros que forman parte de la empresa, en este caso la veterinaria de grandes animales.
La fijación de objetivos debe ser equilibrada y compatible en cuanto a los objetivos financieros o de crecimiento.
Parte de la planificación una vez que cerramos un año comercial es determinar los objetivos de venta que va a tener la veterinaria el año siguiente.

Al tener la información de compra de nuestros clientes podemos saber: cuáles son los clientes más importantes de la veterinaria, cuáles los que compran ciertos productos y cuáles no tienen relevancia.

Este trabajo permite de alguna manera ordenar las compras, estimar las ventas y a su vez podremos generar una planificación financiera de nuestro negocio.
Pero cuáles son algunas de las variables que se deben poner en juego para determinar estos objetivos, que como sabemos deben ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y en un tiempo determinado.
¿Qué debemos ver o analizar para determinar esos objetivos en la veterinaria de grandes animales?
Más de una vez cuando hablamos con veterinarios descubrimos que el único dato que manejan es el de la facturación de un año a otro.
Pero este es solo el principio del análisis. A continuación veremos algunos datos más que nos puede ayudar a esta planificación y a analizar la gestión del año finalizado.

1° Algunas variables macro

Una de las variables macro que debemos saber es cómo fue la inflación anual y aproximar cuál será la inflación del año siguiente.
El primer punto que debemos saber si crecimos por encima de esa inflación o no.
Otros dos datos que podemos analizar para ver las tendencias del sector y muchas veces entender los cambios de compra de los productores es qué paso con los precios de commodities como son la leche y la carne.

2° Información consolidada de las ventas en unidades de 1 o más años

Esto nos va a permitir saber cómo fluctuó la venta si crecimos o no, y en qué segmento (antiparasitario, antibiótico, etc) o producto.
A su vez podemos determinar en qué meses se venden los productos y poder determinar tendencias de venta de los productos.
En este caso es importante tener la información consolidada en un solo lugar.
Muchas veces se tiene la información cargada en un software, pero no se analiza esa información para tomar decisiones.

La empresa detrás de la manga. Los veterinarios deben cuidar su propio emprendimiento. (Fuente de la foto: Senasa)

3° Información de clientes:

La información de a quién le vendimos los productos es muy importante, esta información nos va a permitir clasificar, segmentar e incluso poder hacer acciones dirigidas a cada segmento.
Al tener la información de compra de nuestros clientes podemos saber: cuáles son los clientes más importantes de la veterinaria, cuáles son los clientes que compran ciertos productos y cuáles no.
En este análisis es importante determinar si hubo algún aumento de la cantidad de clientes, si hubo clientes que el año pasado me compraron y este no.

4° Otras

Otras variables que nos debemos preguntar para poner un crecimiento son las siguientes:

  • Incorporación de un nuevo servicio o producto a vender: la incorporación de un nuevo producto o servicio a vender nos puede generar un incremento en los ingresos el cual nos dará un crecimiento estimado a futuro.
  • Acciones de marketing: promociones de productos puntuales, uso de ayuda en venta en algún segmento de productos (ejemplo: por la compra de x cantidad de productos se lleva de regalo …)
  • Inversión en comunicación: en muchos casos la inversión en comunicación nos permite mejorar los ingresos indirectamente ya que nos acercamos de una manera distinta a los clientes. Es importante que esta comunicación tenga un propósito concreto y una calendarización para saber qué vamos a comunicar y en qué momento del año.

En resumen

Es importante tener en cuenta que los datos que relevemos desde la veterinaria sino los analizamos en algún momento para tomar decisiones no sirve el trabajo de carga de información, es por esto que toma relevancia que en el negocio de la veterinaria vayan tomando cada vez más importancia el análisis y la gestión comercial para la mejora continua de los negocios.

10 años aportando a la gestión veterinaria

Con esta nueva publicación, el médico veterinario Antonio Castelletti cumple 10 años compartiendo contenidos, ideas y debates a través de esta Revista 2+2.
Siempre con el foco puesto en difundir herramientas prácticas y análisis que agregan valor al día a día de la administración de los veterinarios dedicados a la producción ganadera, Castelletti ha avanzado en diversos temas que pueden repasarse desde la web www.dosmasdos.com.ar o bien desde aquí.
Desde su primer análisis sobre “Gestión de información en los tambos”, Antonio Castelletti fue sumando participaciones también por medio de encuestas y la participación incluso del documento Mi Primera Veterinaria, publicado por esta Revista 2+2 allá por el año 2013.
Siempre destacando la importancia de analizar a la empresa veterinaria detrás de la manga y la relevancia de calendarizar los eventos sanitarios como una guía de pasos a seguir, el veterinario de Tandil ha presentado en este tiempo múltiples publicaciones midiendo por ejemplo los resultados de un análisis por medio del cual los veterinarios pueden promover la mayor utilización de la Inseminación a Tiempo Fijo (IATF) entre sus clientes; o bien explicando cómo los ganaderos que cumplen con sus planes sanitarios y el seguimiento profesional logran más de preñeces que aquellos que no lo hacen.
Durante este 2022, Antonio Castelletti seguirá compartiendo sus aportes a través de Revista 2+2, buscando que cada vez más veterinarios se comprometan con la búsqueda y análisis de datos que les permitan mantener un negocio ordenado, rentable y sustentable en el tiempo.

Funcionarios de la provincia de Buenos Aires y el Senasa se sumaron al Colegio de Veterinarios y las cámaras de laboratorios y distribuidores.

Funcionarios de la provincia de Buenos Aires y el Senasa se sumaron al Colegio de Veterinarios y las cámaras de laboratorios y distribuidores.

El Colegio de Veterinarios de Buenos Aires, junto al Senasa y las cámaras del sector, analizaron la forma de avanzar de manera coordinada y complementaria respecto de estos temas.

De la Redacción de Revista 2+2
info@dosmasdos.com.ar

El Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires fue anfitrión de una reunión celebrada el 31 de marzo en la ciudad de La Plata, en donde participaron las instituciones del sistema sanitario nacional y provincial con responsabilidades en este tema.
En dicho encuentro se presentó un plan para abordar, en forma coordinada y complementaria, la Utilización Profesional de los Zooterápicos (UPZ) y el Control y Comercialización de Zooterápicos (CCZ).
El proyecto de trabajo tiene como propósito el cuidado de la salud pública y animal, de acuerdo con lo estipulado por las normas vigentes respecto a la adquisición y comercialización de zooterápicos.
Se pretende así, entre otras cosas, contribuir a minimizar la resistencia antimicrobiana y antiparasitaria por mal uso de estos, generando serios inconvenientes en el sistema de salud por el posible consumo de los productos animales con residuos, que deben evitarse en el comercio de las mercancías dentro y fuera del país.
De esta manera se resalta (tal lo estipula la normativa), la responsabilidad de un asesor técnico (Veterinario, en la prescripción de los productos y su posterior utilización.
Bajo esta premisa se propone trabajar en conjunto con el objetivo de intervenir en la cadena comercial, haciendo cumplir las normas vigentes nacionales y provinciales, para la comercialización de zooterápicos en la provincia de Buenos Aires, siendo el “Ente Sanitario del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires” reconocido como tal por el Senasa de acuerdo a la Ley 27.233, la figura responsable de este trabajo.

¿Quiénes participaron?

Atentos. Se repasaron las normas vigentes en cuanto a la adquisición y comercialiación de zooterápicos.

Atentos. Se repasaron las normas vigentes en cuanto a la adquisición y comercialiación de zooterápicos.

Las instituciones presentes compartieron, en un clima de diálogo muy fructífero, sus apreciaciones, apoyando la propuesta, y señalando la importancia de este tanto para la jerarquización profesional como para el cuidado de la Salud Pública.
En la reunión estuvieron presentes por Senasa: Federico Luna, Director de Productos Veterinarios; y Gisela Papaleo, Supervisora técnica de la DPV; por el Ministerio de Desarrollo Agrario: Viviana Di Marzio, Directora Provincial de Fiscalización Agropecuaria, Alimentaria y de los Recursos Naturales; Héctor Trotta, Director Provincial de Ganadería; por la Cámara Argentina de la Industria de Productos Veterinarios (CAPROVE), Patricio Hayes; por la Cámara de Laboratorio Argentinos Medicinales Veterinarios (CLAMEVET), Horacio Arturo; por la Cámara Argentina de Distribuidores Veterinarios (CADISVET), Alberto Paz Polito. En representación del CVPBA participaron: Osvaldo Rinaldi, presidente; Héctor Fernández, vicepresidente; junto a José María Estévez, secretario; Jorge Nosenzo, protesorero y colaboradores inmediatos.
Cabe señalar que el plan presentado fue aprobado por la Comisión Directiva del CVPBA y realizado desde la Coordinación de Control Comercial y Ejercicio Profesional, área que viene realizando un trabajo minucioso en lo que refiere a controles y fiscalizaciones, valiéndose del reordenamiento normativo provincial, nacional, así como también del análisis de las denuncias recibidas e informes del Ministerio.

Ninguna persona puede decir que no cumple con una ley por el hecho de no conocerla. Podrán evadir la realidad, pero no evitar las consecuencias de hacerlo. ¿Cómo perjudica esto a las mascotas?


Por Guillermo Hermo*
Laboratorio CHEMOVET
gahvet@gmail.com

 

Un mercado negro es aquel en el que se intercambian bienes y servicios cuya producción y/o distribución es ilegal.

Al estar compuestos por transacciones ilegales, los mercados negros tienden a aparecer en países o sectores con legislaciones más intervencionistas.

La prohibición de ciertos productos hace que aquellos que lo demandan solo puedan acudir a mercados ilegales (mercados negros) para adquirirlos.

Los mercados negros varían en tamaño según el país. Al estar constituidos por transacciones ilegales, sus componentes intentan esconder sus acciones del gobierno, por lo que medir su tamaño resulta muy difícil. Algunas estimaciones hablan de que el mercado negro constituye más de un 2% del producto interior bruto (PIB) mundial. Sin embargo, otras indican que la cifra es mucho más alta.

Algunos de los bienes y servicios más característicos del mercado negro son los siguientes: medicamentos, drogas, órganos, armas, prostitución, divisas y productos con copyright. Las transacciones de todos estos productos están, en mayor o menor medida, prohibidos o limitados en la mayoría de los países.

Aun así, sigue existiendo demanda, por lo que siguen apareciendo vendedores dispuestos suministrar el producto asumiendo los riesgos de su ilegalidad.

El mercado veterinario argentino y los productos farmacéuticos oncológicos veterinarios no son la excepción a la regla.

Muchas farmacias de humana y sus equipos de vendedores clandestinos y algunos oncólogos veterinarios asociados, comercializan medicamentos oncológicos de uso humano, no autorizados para el mercado veterinario.

¿Como debería ser el circuito comercial según la ley argentina?

Farmacias de Medicina Humana

Las farmacias de venta de medicamentos para la salud de humanos son consideradas una extensión del sistema sanitario nacional baja la órbita del Ministerio de Salud de la Nación Argentina (Ley N° 16.463, Ley N° 10.606, Ley N° 17.565 y Ley N° 26.567).

 

Resumen general

  • Solo pueden vender medicamentos para la salud humana.
  • No pueden vender medicamentos para uso veterinario (ni a veterinarios, ni al público con recetas de veterinarios).
  • No pueden vender al por mayor a veterinarias.
  • No pueden ofrecer publicidad y lista de precios de medicamentos de venta bajo receta a veterinarios.
  • Las recetas de medicamentos oncológicos deben guardarse por un mínimo 2 años (recetas que deben estar correctamente confeccionadas y con todos los datos del médico de humanos actuante).

Agravantes

  • Estamos hablando de medicamentos oncológicos que califican como venta bajo receta archivada.
  • Hay un circuito ilegal también de venta de medicamentos oncológicos de humana a veterinaria que son de licitaciones públicas. O sea, los veterinarios participantes son parte de una asociación ilícita que comete un fraude contra el estado argentino.
  • Delitos impositivos. Los medicamentos oncológicos son exentos de IVA e ingresos brutos, porque están destinado a uso en salud humana. Competencia desleal contra productos de uso veterinaria que pagan todos esos impuestos.

 

Veterinarias

 

Resumen general

 

La actividad veterinaria es considerada a la sanidad animal órbita del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Argentina (Ley 13.636, Ley 27233, Res. 48/2013, Res. 1642/2019).

  • Solo pueden vender medicamentos para la sanidad animal.
  • No pueden vender medicamentos para uso humano, porque violarían toda la legislación de las farmacias de humana enumeradas anteriormente.
  • No pueden almacenar, administrar ni comercializar productos de medicina humana.

 

Agravantes

  • Estamos hablando de medicamento que califican como venta bajo receta archivada (Categoría II).
  • Delitos impositivos.

 

Es claro entonces que una veterinaria que estoquea, administra y/o comercializa medicamentos oncológicos de medicina humana para animales es una farmacia clandestina y todos sus participantes comenten, como mínimo, varios delitos penales partiendo de usurpación de la profesión de los farmacéuticos. Por supuesto también hay delitos civiles y comerciales asociados.

Para avanzar con estos temas, decidimos realizarnos algunas preguntas que clarifiquen en la práctica, la gravedad de la situación.

 

¿Qué sucede habitualmente y en qué puntos no se cumple con la ley?

La ley es muy clara. Cuando uno habla en el medio, muchos dicen “hay grises o huecos legales” pero la realidad es que eso no es así de ninguna manera.

La situación clásica es la siguiente: una veterinaria prescribe un medicamento oncológico de humana y este es vendido por la misma veterinaria o en una farmacia de humana. Ahí hay un muy claro acto de doble mala praxis, ya que están administrando y comercializando un medicamento de humanos a animales, que no cuenta con autorización del Senasa ni, por supuesto, con los respaldos técnicos de eficacia y seguridad para la enfermedad que se administró al paciente veterinario. Mas todo el respaldo jurídico detallado previamente.

Los medicamentos de humana no son lo mismo que los medicamentos de uso veterinario. Tendrán la misma droga, pero no es la misma formulación y decenas de factores más que hacen a la verdadera eficacia y seguridad de los medicamentos en las especies de destino y a la indicación aprobada por el organismo de sanidad animal.

 

Situaciones más frecuentes

  • El veterinario que prescribió y omitió datos en la receta para medicamentos oncológicos veterinario de venta bajo receta archivada (categoría II), comete una grave falta y entendemos desde CHEMOVET que eso es mala praxis.
  • El veterinario que prescribe un medicamento oncológico veterinario categoría II y los tutores regresan un medicamento de humanos. Es deber ético y responsabilidad del veterinario, no administrar ese medicamento que no cumple con la legislación vigente.
  • El farmacéutico que vende un medicamento de humanos con una receta de una veterinaria también está en falta y cometiendo mala praxis. Si una persona va a una farmacia con una receta de una veterinaria es deber y obligación profesional del farmacéutico frenar la venta y explicar la situación.
  • Las farmacias de humanos no cuentan con un veterinario como director técnico para asesorar sobre el uso de medicamentos en animales. En el rubro veterinaria, en cada eslabón de producción y comercialización de medicamentos destinados a animales hay al menos un médico veterinario matriculado involucrado.
  • Ambos (veterinarios y farmacéuticos) son legalmente responsables si el paciente veterinario tiene algún efecto colateral o no tiene eficacia con el medicamento de humana comercializado y utilizado.

 

Apología del delito

Hay veterinarios que inducen a utilizar medicamentos oncológicos de uso humano para animales, sea mostrando fotos de medicamentos oncológicos de humanos en sus disertaciones, comunicaciones, reuniones, etc.; incluso con docencia en facultades de Veterinaria de universidades públicas y privadas.

Sería bueno que puedan reflexionar por sus acciones incorrectas, en perspectiva de educar correctamente a nuevos estudiantes / profesionales y hacer que el mercado veterinario se desarrolle, progrese sana y profesionalmente.

 

¿Cómo se perjudica la salud de los animales?

Los medicamentos oncológicos de medicina humana no están legalmente aprobados para uso en perros y gatos con cáncer. Estos podrían traer consecuencias graves en la salud de la mascota.

El veterinario/a que prescribe es responsable de cumplir con la legislación vigente y asegurarse que el paciente oncológico reciba el medicamento adecuado. Un medicamento oncológico no autorizado para uso veterinario podría tener efectos colaterales no conocidos o no tener el efecto terapéutico deseado. Estos medicamentos no cuentan con pruebas de eficacia y seguridad en mascotas. Tienen cierto efecto químico/biológico en las neoplasias, pero es totalmente impredecible por todo lo comentado anteriormente.

 

¿Cómo impacta esto en el mercado veterinario en general?

En la salud de los animales, impacta en forma negativa ya que si bien algunos productos contienen drogas conocidas no cuentan con formulaciones específicas y adecuadas para pacientes oncológicos veterinarios.

Tal cual como hay “intrusismo” de adiestradores de animales, peluqueros, personas no matriculadas que medican, comercializan vacunas, pulguicidas/garrapaticidas, antiparasitarios, etc, dentro del mercado veterinario y, también el propio veterinario/a termina haciendo “intrusismo” en una profesional farmacéutica de humana, para la cual no tienen título habilitante, ni permisos sanitarios, que permitan el stockear, administrar y/o vender medicamentos de humana en su veterinaria.

Así como los veterinarios nos quejamos del intrusismo profesional en nuestra profesión, no deberíamos entrometernos en una profesión en la cual no tenemos ni título, ni establecimientos habilitados.

En lo comercial perjudica gravemente a los laboratorios farmacéuticos veterinarios como CHEMOVET, que abonan anualmente y en cada solicitud de registro, los aranceles correspondientes y se presenta debidamente toda la documentación ante la Dirección de Productos Veterinarios de Senasa.

Decimos esto, sin pasar por alto el “detalle” que algunos productos llevaron más de 10 años en que se apruebe un medicamento oncológico de uso exclusivo veterinario con características farmacotecnia adecuadas para dar seguridad y eficacia a los pacientes que necesitan este tipo de medicamentos según lo exigido por Senasa previo a su aprobación.

A lo largo de mínimo estos últimos 20 años se ha podido observar y comprobar las distintas situaciones notoriamente injustas que se dan a diario en el mercado interno en cuanto a la comercialización de productos y equipamientos veterinarios oncológicos que no están registrados y que venden con amplia libertad en nuestro país infligiendo la ley, sin ser advertidos y/o sancionados.

Esto significa una competencia desleal que perjudica a los que estamos debidamente registrados y abonamos los aranceles correspondientes de productos y de inscripción y mantenimiento de la firma inscripta.

También perjudica en forma muy notoria a los clientes de CHEMOVET (distribuidoras y veterinarios). Ellos están verdaderamente comprometidos con la medicina y fundamentalmente con la oncología veterinaria. Todos conocen el circuito de ventas ilegales que operan en Argentina, sin embargo, no compran. Por el contrario, tienen que competir en forma totalmente desleal con ese circuito.

 

¿Qué dicen los veterinarios cuando se les consulta por estos ilícitos?

La respuesta más común es que no conocían la legislación. Sin embargo, es importante aclarar con respecto a cuestiones legales como individuo/profesional, que partimos del principio jurídico universal que señala que “la ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento”. Por eso, ninguna persona puede decir que no cumple con una ley por el hecho de no conocerla. Podrán evadir la realidad, pero no podrán evitar las consecuencias de evadir la realidad.

 

¿Dónde está la diferencia de costos entre productos de humana y los de veterinaria?

Partimos desde lo impositivo. Los medicamentos oncológicos de humana no pagan IVA. Ya ahí hay un costo un 21% menor al que paga un laboratorio habilitado por Senasa. Muchos laboratorios de humana reciben además subsidios o participan de licitaciones públicas en el cual el estado argentino inyecta dinero para producir medicamentos destinado al PAMI. Sin embargo, una proporción de tales medicamentos termina en el mercado veterinario.

Vender medicamentos en esas condiciones por supuesto es más económico.

 

¿Cuál es la razón por la cual los veterinarios son participes de este tipo de delitos?

Las razones son multifactoriales. Vender este tipo de medicamentos les es más rentable a los veterinarios; algunos solo participan de este de delitos por intentar que a los propietarios de mascotas les sea más accesible el tratamiento, otros quizás por algo de desconocimiento.

Sea como sea, ninguna de estas acciones está justificada.

 

¿Qué características tienen los medicamentos de la línea ONCOVET de CHEMOVET?

1- Productos de exclusivo uso veterinario.

2- Pensados exclusivamente para el paciente oncológico veterinario, según límites de tolerancia.

3- Medicamentos con características farmacotecnia especificadas para perros y gatos con cáncer, haciendo que sea productos sumamente seguros para lo que nuestros pacientes oncológicos requieren, en búsqueda de obtener los mejores resultados en los parámetros oncológicos respuesta al tratamiento.

4- Formulados con los excipientes correctos para su disolución y absorción en el sitio del sistema digestivo correcto.

5- Eficacia comprobada en cada una de sus indicaciones.

6- Proteger al tutor que administra la medicación, ya que las presentaciones son en comprimidos recubiertos.

7- Comercialmente defendemos el mercado veterinario en donde en todos sus eslabones hay mínimo un veterinario/a matriculado detrás eso nos distingue fuertemente de la venta ilegal de medicamentos de humana para animales, en que no hay ningún veterinario en la cadena comercial y usurpan nuestra noble profesión.

 

¿Qué características tienen los oncólogos que trabajamos en CHEMOVET?

En la vida sólo hay dos opciones: aceptar las condiciones existentes o aceptar la responsabilidad de cambiarlas. Como comentábamos anteriormente, nuestro equipo de trabajo y clientes están verdaderamente comprometidos con la oncología veterinaria. Entienden perfectamente que el progreso de la oncología veterinaria esta dado por el uso especifico de medicamentos para animales con afecciones oncológicas.  Por ganar algo más de dinero. ninguno de ellos va a ir en contra de la profesión veterinaria. Por el contrario, combatimos al circuito ilegal con toda nuestra fortaleza y con honor.

El éxito exige compromiso. Altos niveles de compromiso van acompañados de altos niveles de excelencia.

Sólo las personas comprometidas alcanzan resultados extraordinarios. Y ese es el perfil de los clientes y aliados de CHEMOVET.

Invitamos a veterinarios interesados en el buen desarrollo y profesionalización de la oncología veterinaria a unirse a nuestro equipo y ser partícipes de este cambio. Sin dudas en muchos años dejaremos una gran impronta para las futuras generaciones de oncólogos veterinarios.

Estamos convencidos que el cambio tarde o temprano se va a dar.

 

* Guillermo Hermo es

  • Médico Veterinario. Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional de La Plata. 1996- 2002.
  • Especialista en Clínica de Caninos y Felinos Domésticos, con orientación a Oncología, otorgado por el Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires. Resolución Nº 35, 26 de marzo de 2008.
  • Doctor en Ciencias Veterinarias. Tema: Estudio de terapias adyuvantes con antiprogestágenos y agentes antimetastásicos en neoplasias mamarias caninas. Expediente N˚ 600001037/05. Inscripción: mayo de 2005. Finalización diciembre de 2009. Directora: Dra. Cristina Gobello   Co-director: Dr. Daniel F. Alonso.

Con disertantes locales e internacionales, las Jornadas Veterinarias organizadas por la Editorial Intermédica se realizarán el 7 y 8 de agosto en Buenos Aires.

Editorial Intermédica anunció que la edición N° 30 de las Jornadas Veterinarias se llevará adelante los días 7 y 8 de agosto en las instalaciones de Golden Center / Parque Norte, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Habrá disertantes locales e internacionales que abordarán temas como cardiología, cirugía, endocrinología, exóticos, gastroenterología, medicina felina, neurología, oncología y mucho más.

También con motivo del 30° aniversario de las Jornadas, sus organizadores adelantan que habrá una fiesta en una fecha clave para los veterinarios de Argentina.

Más información en eventos@intermedica.com.ar.