Cinco conceptos claves del marketing digital - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
HomeInstagramCinco conceptos claves del marketing digital

Cinco conceptos claves del marketing digital

Las transformaciones tecnológicas cambiaron las formas de comunicar y consumir. ¿Qué acciones debemos contemplar hoy en día al momento de pensar una campaña de difusión para la veterinaria?

Guadalupe Varelli
Lic. Ciencias de la Comunicación
info@dosmasdos.com.ar

El marketing existe desde hace siglos. Por recordar solo un ejemplo conocido, los romanos grababan los envases en los que transportaban sus mercancías para que su origen sea rápidamente identificable. Pero entre aquellos rudimentos de construcción de marca y el marketing digital actual sucedieron tantos cambios que abruma.
Para hablar de marketing digital tenemos que esperar hasta la década del 60, la invención de Internet y su expansión por el mundo. Al comienzo, su funcionamiento no era muy diferente al de los medios de comunicación de masas: el emisor dice, el receptor lee, ve o escucha sin posibilidad de hacer nada más que aceptar o rechazar.
Entre ellos, el medio y el mensaje.

Nuevas formas de comunicación y colaboración

La llegada de la Internet 2.0 revolucionó la comunicación de una forma tan radical que aún hoy se debate su impacto en la sociedad. Su principal característica fue permitir no solo una respuesta o feedback, sino una interacción en donde los clásicos emisor/receptor quedaron desdibujados. La web como plataforma dio lugar a la inteligencia colectiva y a la arquitectura de la participación.
El modelo icónico de esta etapa es Wikipedia, una enciclopedia en línea construida por y para sus usuarios.
Luego llegaron las versiones 3.0 y 4.0.

Poner en marcha una campaña de marketing digital empieza por pensar qué medio para qué mensaje. Debe tener en cuenta que los usuarios ya no son solo receptores, sino que participan, están conectados entre sí y generan sus propios contenidos.

De estos desarrollos, uno de los aspectos que nos interesa para pensar el marketing digital es la interrelación semántica de la información… Pensemos en una estructura de tres dimensiones donde los usuarios navegan de un contenido a otro de forma rápida y eficiente, donde un concepto lleva a otro y luego a otro a través de múltiples clics que rompen la forma lineal de lectura clásica, sino yendo también de un dispositivo a otro.
Otro punto clave es la inteligencia artificial y todo su potencial para establecer contactos comunicacionales ya no solo con las masas sino con destinatarios específicos (como si cambiáramos la red por la pesca de precisión).
¿Por qué deberíamos interesarnos en estos temas al momento de pensar el marketing digital? Porque de su comprensión depende el éxito o el fracaso de las campañas que emprendamos.
En síntesis, poner en marcha una campaña de marketing digital empieza por pensar qué medio para qué mensaje.
Debe tener en cuenta que los usuarios ya no son solo receptores, sino que participan, están conectados entre sí y generan sus propios contenidos.
Además, tienen mucha información disponible (como nunca en la historia) a la que acceden desde múltiples dispositivos y a través de lecturas transversales.
Por último, la inteligencia artificial será un aliado indispensable si no se quiere caer en el mar del olvido.
A continuación, te contamos cinco claves para que veas cómo estos conceptos se materializan en prácticas bien concretas al momento de diseñar una estrategia de marketing digital.

1. Prosumidores:

Este término es una combinación entre productor y consumidor. Tus potenciales clientes están en la web produciendo contenido, intercambiando información, generando una conversación de la que tu marca puede (y debe) ser parte.
Por eso, cualquier participación en las redes sociales, por poner un ejemplo, debe tener en cuenta que, si es exitosa, tendrá comentarios positivos y negativos, habrá preguntas inesperadas y se compartirán experiencias con el producto o servicio ofrecido.
También, por supuesto, las marcas que compiten por el mismo segmento podrán intervenir en ese diálogo.
Enojarse ante esta realidad es desconocer la esencia misma de la comunicación digital. Lo primero que debe hacer una marca es aceptarlo para poder interactuar con las propias lógicas del espacio donde se mueve. Nunca hay que dejar de tener en cuenta que la reputación de las empresas está determinada en gran medida por la valoración que hacen los clientes en la web.

2. Contenido Outbound:

Esta forma de marketing busca captar la atención de los potenciales clientes de manera unidireccional. Interrumpe la actividad del usuario mostrando directamente el producto o servicio que se ofrece.
Es una forma tradicional de publicidad que, bien ubicada, puede ser efectiva, pero corre el riesgo de ser rechazada o ignorada muy fácilmente.
Algunos ejemplos de su aplicación en el mundo digital pueden ser banners en páginas webs y redes sociales, anuncios en Google Ads, campañas SEM (en detalle más abajo), videos publicitarios en plataformas como YouTube o insertados en blogs y webs, etc.

3. Contenido Inbound:

En este caso el contenido funciona como un imán al ofrecer la información que el usuario necesita. El marketing que se apoya en esta metodología ofrece soluciones a los problemas y necesidades de los consumidores que, como ya vimos, están buscando esta información en la web.
Los ejemplos más comunes son notas en blogs, newsletter, tips informativos en redes sociales, webinars, e-book gratuitos, entre otros.

4. Posicionamiento en buscadores SEO / SEM:

Una marca crea un sitio web, invierte en diseño, contenido, apuesta… pero nadie la ve. Para graficar la dificultad que implica llegar a los usuarios, Román Cendoya dice que la información disponible es tanta y el universo digital tan inmenso que hay páginas desoladas como planetas.
Hay dos maneras de resolver este problema, y sería imposible entender esta dinámica sin tener en cuenta la inteligencia artificial de la que hablamos anteriormente.
El SEO es el posicionamiento orgánico, se trata de lograr que cuando una persona busque algo relacionado al producto o servicio que ofrece la marca, su sitio web esté entre las primeras opciones que le muestre el buscador.
No lleva inversión publicitaria, se sirve de diversas técnicas como la reescritura del código HTML, la edición de contenidos, la usabilidad del sitio, campañas de enlaces, etc.
El SEM busca el mismo objetivo utilizando la pauta publicitaria como herramienta principal. Esto se hace a través de Google Ads y otras plataformas que ofrecen diferentes alternativas de inversión, en general en pulseada con los competidores que buscan los mismos usuarios, y a través del uso de palabras claves.

5. El cliente arquetipo:

Conocer al cliente es necesario es cualquier instancia de gestión de una empresa y el marketing digital no es la excepción.
Para conectar con los usuarios de forma genuina y ser parte de la conversación es necesario crear un arquetipo que represente a nuestro cliente tipo para poder hablar su lenguaje, apelar a sus emociones y ofrecerle eso que está buscando.
¿Qué necesitamos saber para construir nuestro cliente arquetipo?
Sus datos demográficos (edad, género, ubicación, ingresos, estudios), sus hábitos y sus preferencias de consumo, sus actividades sociales preferidas y algunos factores psicológicos relevantes para el segmento.

Interrelaciones

El cliente arquetipo tiene una relación recíproca muy fuerte con el Inboun marketing ya que para crear contenido relevante es necesario conocer al cliente.
Al mismo tiempo, el intercambio de información y data que se genera a partir del Inboun marketing produce información que enriquece el conocimiento de los clientes.
A su vez, todo esto se relaciona con el SEO/SEM, ya que de esta información se obtienen las palabras claves que hacen funcionar las estrategias de posicionamiento.
Por último, en la base de este funcionamiento está el prosumidor, que es un agente activo en la comunicación de la que las marcas quieren ser parte.
De lo que se trata finalmente es de ser visto, leído, escuchado para generar una emoción, una reacción y ser parte de la conversación.

Fuente: Coder House

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: