Test de gestión veterinaria, ¿estás listo para el próximo paso? - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
HomeColumnistas 2+2Test de gestión veterinaria, ¿estás listo para el próximo paso?

Test de gestión veterinaria, ¿estás listo para el próximo paso?

Completá el cuestionario, sumá las respuestas y conocé la verdad sobre el estado actual de tu empresa para luego concentrarte en planificar acciones para mejorar.

Escribe Javier Sánchez Novoa
MERCADER Consultora en Gestión Veterinaria.
javier.sanchez@consultoramercader.com.ar

Te invito nuevamente a que pensemos juntos en qué estado está la gestión veterinaria de tu empresa.
Esta vez lo vamos a hacer jugando a partir de un auto test que te permitirá tomar una foto sobre la profundidad de la gestión que hoy aplicás en tu veterinaria. A partir de las respuestas, podrás determinar si necesitás profundizar en técnicas para proteger la salud de tu veterinaria.
Para eso, será clave que puedas completar la planilla de autoevaluación que compartimos aquí.

Te invito a que realices el auto test del estado actual de la gestión veterinaria en tu empresa, es el primer paso para poder seguir evolucionando y mejorando la salud de tu veterinaria.
¿Cuál fue tu resultado?
Sea cual fuere, siempre es necesario este trabajo de introspección para poder frenar y preguntarse en qué se puede mejorar para que puedas tener una empresa veterinaria sana, rentable y que crezca en el tiempo.
Lo más importante no se trata de ser perfecto, sino mejor que tus competidores, pero para eso necesitás trabajar con herramientas de gestión veterinaria. Por eso, en el Cuadro N° 2 te organizamos un espacio para que ya con el test realizado, puedas describir los pasos a seguir en tu planificación, según la urgencia e importancia de los puntos críticos encontrados.

Gestión Veterinaria

Cuando hablamos de gestión veterinaria y de trabajar con herramientas de gestión, ¿sabés exactamente a lo que nos referimos? Porque parece un concepto abstracto a partir del cual les recomendamos a los profesionales veterinarios trabajar día a día, pero… ¿podemos definirlo en pocas palabras?
Te propongo una definición bien práctica: la gestión veterinaria es el conjunto de acciones que tiene por objeto la utilización eficiente y eficaz de los recursos humanos, técnicos y operativos para alcanzar los objetivos de la empresa.
Este pequeño párrafo define grandes y fundamentales recursos de tu empresa, sin los cuales sería imposible que toda la maquinaria de tu veterinaria esté activa. Y te aseguro que, si no funcionan correcta y coordinadamente, tu empresa comenzará a enfermar… Pero estamos acá para ayudarte a que eso no pase y que la gestión veterinaria sea el tratamiento preventivo de esta temida enfermedad que es un complejo de pérdida de clientes, rentabilidad, rotación del personal y deterioro de la imagen de tu veterinaria.
Recién te mencionaba en la definición sobre el “conjunto de acciones”, que se refiere exactamente a las tácticas a utilizar con los recursos de tu empresa, entre ellos el factor humano, un recurso primordial de la veterinaria ya que tu personal es quien está en contacto con tus clientes, se relacionan y crean experiencias de compra (servicios y productos). En este punto, preguntate:

  • ¿Están capacitados correctamente mis colaboradores?
  • ¿Están motivados y bien remunerados?
  • ¿Qué puedo hacer para aumentar la calidad de atención?

Las respuestas las dejo en tu poder, pero avancemos.
Pasemos a los recursos técnicos, ¡son los engranajes de tu maquinaria! Claro que son importantes para que tu empresa funcione, estos recursos técnicos son los que también van a lograr diferenciarte en tu propuesta de servicios.
Si tenés un sistema de gestión, ¿lo estás utilizando al 100%?
Es clave valerte de todos los beneficios del sistema de gestión donde te permite acercarte al cliente a través de recordatorios y la disponibilidad de toda la información referida al paciente, y ni hablar de toda la información comercial de tus clientes.
La primera persona que tiene que manejar con fluidez el sistema sos vos como líder de tu equipo, para luego transmitirles los detalles del uso y sus aplicaciones a tus colaboradores.
Incluso pensá estos recursos técnicos también aplicados al equipo de profesionales, los equipamientos para el diagnóstico y tratamiento de los pacientes, las instalaciones para la atención veterinaria y también tenés que considerar la formación técnica de los profesionales y sus auxiliares.
Todas las tácticas deben ser planificadas estableciendo objetivos, intentando buscar la eficacia y eficiencia de estos recursos aplicados a la gestión.
La base de la gestión veterinaria es la planificación, implementación y control de acciones, esto nos asegurará la eficacia y la eficiencia de todo lo que vamos a implementar. Mucho para planificar, ¿no?
Sí, pero vos podés llevar adelante todo esto.
Te recomiendo trabajar con herramientas simples de planificación como la que te presentamos en el Cuadro N° 2.

  1. Frená, prepará tu mate y hoja y lápiz en mano para fijar tus objetivos.
  2. ¿Cuáles serían los objetivos? Pensalos por áreas (Recursos Humanos, Administración, Comunicación y Comercialización) y escribilos.
  3. Recordá que deben ser alcanzables en el tiempo fijado y reales.
  4. Pensá en los recursos que vas a necesitar, tanto económicos, de tiempo y humanos, luego de eso planificalos en un calendario y reunite con tu equipo.

La comunicación asertiva con tu equipo es clave para alcanzar los objetivos fijados, sin un trabajo en equipo es muy probable que esa planificación quede en el camino y se diluya en el tiempo.
Viste que seguimos hablando de recursos y su utilización eficiente y eficaz, como dice la definición de Gestión Veterinaria. Todo va cerrando. ¿No?

Animate. Completá diractamente sobre este cuadro las acciones a realizar, en base a su grado de urgencia e importancia.

Descargá el Cuadro Planificador de acciones aquí.

 

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: