Check list para saber si sos el líder que tu clínica necesita - Revista 2+2
2+2- Descargar Impreso – Main
HomeEdición ImpresaCheck list para saber si sos el líder que tu clínica necesita

Check list para saber si sos el líder que tu clínica necesita

Te ofrecemos aquí las claves para que descubras si realmente tenés las competencias para ser un buen líder en tu negocio veterinario.

Escribe Eliana Mogollón
Clínica Veterinaria Ottovet, Bogotá, Colombia.
elianamogollonvergara@gmail.com

Inicio este artículo diciéndoles que estudiar, aprender y enseñar sobre temas de liderazgo de equipos es de mis contenidos preferidos. Les aseguro que he dedicado gran parte de mi vida profesional a indagar sobre esto.
No solo porque el liderazgo es un arma infalible en el crecimiento de una empresa, sino porque es un eje fundamental en el éxito de cualquier relación humana. Definitivamente creo que la presencia de un verdadero líder puede mejorar el rumbo positivamente de un grupo en cualquier contexto social.
¿Pero realmente sabemos qué competencias debe tener un líder de un negocio veterinario? Vamos a verlo.

¿Un líder nace o se hace?

El liderazgo es un arma infalible en el crecimiento de cualquier tipo de empresa y representa un eje fundamental en el éxito de cualquier relación humana

Esta es una pregunta recurrente que tal vez no tiene una única respuesta.
Sin embargo, para poder darle claridad a este tema, me gustaría que se pregunten cuál de las siguientes es la mejor opción:
Opción 1: Una persona que nace con capacidades inherentes para influir en las demás personas, pero que no se ha formado para gestionar equipos.
Opción 2: Una persona que no tiene habilidades de liderazgo innatas pero que se ha dedicado a entrenarse para organizar equipos de trabajo.
Seguramente no vayan a escoger una opción de manera inmediata. Las dos alternativas parecen incompletas, lo cual nos lleva a una conclusión: no basta con tener habilidades naturales para gestionar equipos, hace falta tener una formación adecuada para lograr este objetivo.
Por supuesto considero que, como en cualquier otro rol, un líder debe nacer con un gusto notorio por querer influir en las personas y también debe tener facilidad para conseguirlo.
Así como el médico veterinario debe querer y tener capacidades para indagar en el funcionamiento del cuerpo del animal, el abogado en el cumplimento de las normativas, el piloto en el manejo de aeronaves, etc.
Pero del querer al hacer hay un largo camino de conocimiento y práctica.

¿Qué es ser líder?

Claves y diferencias entre distintos tipos de manejos.

De esto sí que hay información, así que para ser muy prácticos quiero compartirles la definición de liderazgo que considero que de manera breve y precisa define lo que es y no es un líder: “Los líderes destacados hacen hasta lo imposible por elevar la autoestima de su personal. Si la gente cree en sí misma, es increíble lo que pueden lograr”. Esta frase es de Sam Walton, fundador de las tiendas Walmart.
Esta definición nos enseña dos cosas.
La primera es que un líder siempre está al servicio de los demás, especialmente de su equipo. Entiende que velar por el bienestar de las personas que guía es una herramienta fundamental para garantizar la buena ejecución del objetivo.
La segunda enseñanza de la definición de Walton es que el objetivo de un líder nunca será ser el centro de atención, su prioridad no es que los demás giren en torno a él o ella, su prioridad es girar en torno a un objetivo que los beneficie a todos.

¿Quién puede ser líder de una empresa veterinaria?

Habitualmente en las clínicas veterinarias se preguntan si los médicos veterinarios son personas idóneas para ejercer el cargo de líder o gerente, o si necesariamente requieren de un tercero para dirigir sus compañías. Frente a esto puedo decir que lo primero es saber que no se crea un cargo para una persona determinada, se abre un cargo para el bien de la empresa y con base en necesidades específicas por resolver en la misma.
Por tanto, se debe revisar a detalle qué perfil necesita esa determinada compañía y elegir así a la persona que se adapte.
No solamente podemos determinar qué áreas del conocimiento debe manejar este profesional (finanzas, recursos humanos, mercadeo, sistemas), también debemos dejar en claro cuántas horas al día es necesario que trabaje en las labores gerenciales, qué días de la semana lo va a hacer, qué nivel de presencialidad requiere su función, cuál es el lugar adecuado para realizar estas labores, y qué atribuciones y limites tendrá, entre otros.
Por supuesto, está de más decir que debe ser una persona que tenga inherente lo que mencionamos antes: vocación de liderazgo.

Check list de un líder

Ahora sí llegamos al punto central de nuestro tema.
Vamos a hacer una lista de chequeo de aquellos puntos esenciales o “requisitos” que debería cumplir un líder en una empresa del sector veterinario. Estos puntos no serán los únicos que debe desempeñar un gerente, pero al menos sí son algunos importantes para poder elaborar una gestión efectiva.

Fijar los objetivos de la empresa. Lo más importante para poder llegar a un destino, es conocer cuál es. Por tanto, un líder guiará de manera efectiva siempre y cuando tenga metas claras. Definir los indicadores a los que le harán seguimiento es clave (meta de ventas, utilidad deseada, porcentaje de rotación de personal, entre otros).

Conocer a su equipo de trabajo. Más allá de lo que ya mencionamos antes acerca de propender a elevar la autoestima de su personal, el líder debe conocer de cerca los desafíos a los que se enfrenta su grupo de trabajo en la ejecución de sus funciones y trabajar para solucionarlos entre todos. Asimismo, esta persona debe saber que todos sus miembros tienen personalidades diferentes e intentar cambiarlos es una labor casi imposible.
Por eso al momento de distribuir funciones en el trabajo, debe evaluar si el tipo de personalidad es acorde al cargo y tipo de función delegada. En una versión anterior de la Revista 2+2 les contamos sobre el método DISC para lograr tener personas adecuadas en cargos adecuados (la pueden encontrar en www.dosmasdos.com.ar).

Tener conocimiento amplio del “core business”. Es decir, conocer cuál es la razón del ser del negocio, su eje central, su actividad económica principal y todo lo que gira entorno a esto. Resulta obvio a simple vista, pero, por ejemplo, un gerente que no sea profesional en medicina veterinaria pero que trabaja para una empresa de servicios de salud para mascota, debe tener los conocimientos claros de todos los servicios médicos que brinda la compañía, de sus insumos, medicamentos de venta, especialidades médicas, entre otros.

Definir el público objetivo. Saber a qué tipo de cliente le quieren vender en la empresa, para poder direccionar las estrategias pertinentes.

Organizar la sistemática de reuniones. Sin comunicación no hay control. Es necesario que el líder defina en qué momento debe reunirse con el equipo para revisar cómo van los indicadores.
Tener un mix entre reuniones grupales e individuales es ganador.

Conocer los entes de control que vigilan a la empresa. Esto es fundamental. Según la naturaleza de cada negocio, los gobiernos de cada país disponen a determinados entes de control para vigilar que haya un funcionamiento adecuado. El gerente debe estar preparado para conocer la reglamentación para su empresa.

Vigilar en Burnout. Sin extenderme en este punto, el burnout o síndrome de desgaste profesional es un fenómeno que está presente en la profesión veterinaria, siendo esta una de las más propensas al suicidio. Esta o cualquier otra problemática que afecte el bienestar del equipo debe ser vigilada de cerca en los entornos laborales. El líder hace parte esencial para poder identificar a tiempo su presencia en un equipo de trabajo y brindar entornos confortables y buen clima laboral.

Evitar malos comentarios hacia clientes y empleados. Es más una norma de cortesía y buen comportamiento que una directriz gerencial, pero con el pasar del tiempo y la “confianza” del día a día, la naturaleza del ser humano puede terminar emitiendo malos juicios en público hacia otras personas. Así que, si ustedes son líderes, nunca caigan en esto.

Estas apenas fueron ocho acciones necesarias de un líder veterinario, que estoy segura de que si cumplen aportarán valor notorio a sus compañías.
Muchas de ellas parecen obvias, pero la pregunta es: ¿Ya las están cumpliendo? Los dejo para que reflexionen una a una y logren transformar a sus equipos en grupos de alto desempeño. Por último, recuerden que las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra, así que manos a la obra

Comentarios

COMPARTIR:
Valoración: